14.7.06

Critiquita 78: Persépolis, M. Satrapi, Norma Editorial 2003-4

Mi vena gafapasta vuelve aflorar alimentada por la biblioteca de mi barrio. La cual, curiosamente(?), parece que lee los blogs gafapastas porque tiene prácticamente todas las obras más reverenciadas por estos. Conspiración? Casualidad?
Este cómic es la autobiografía de una mujer que ahora tiene 41 años hecha más o menos cuando tenía 28. Con esto quiero decir que es una autobiografia atípica ya que no está condicionada por la vejez. Además, es una especie de historia del Irán del siglo XX, sobre de todo del último cuarto, hecha por una mujer emigrante que pertenece a la parte social mas occidentalizada del país.
Me recuerda un poco a “Maus“, aunque aquella no es una autobiografía y es una historia mas trágica. Las historias tienen sus puntos comunes (ideología única e infalible, fanatismo, guerra, etc.), pero a lo que me refiero es que son obras personales, muy personales, y con esto quiero decir que son íntimas. Ambas historias son como leer un diario porque han sido escritas para purgar miedos e interiorizar acontecimientos traumáticos. En fin, que los autores exhiben casi sin pudor su interior. Pero la obra de Satrapi, como no cuenta cosas tan demenciales y terroríficas, tiene humor, reflexión, optimismo y cercanía, ya que la autora es más o menos de nuestra edad, por lo que, a diferencia de “Maus”, cuando ella cuenta algo nosotros sabemos que estábamos haciendo en ese momento. Lo cual le da una lectura especial que seguro que ha tenido que ver con su éxito.
A mi me ha gustado bastante porque Satrapi es una persona especial, pariente de una dinastía de shas destronada, hija de una familia rica, occidentalizada y modélica, culta, inteligente y con una rica experiencia vital. Lo cual hace que tenga una biografía que merece conocerse y que sepa contarla de una forma amena e interesante. La combinación de estos dos hechos es lo que explica la merecida repercusión de esta obra. Usa en ella un estilo naïf agradable, expresivo y simpático en su esquematismo, pero que llega a hacerse monótono de forma que lastra un poco el guión. Sabemos que podría haber hecho algo más elaborado, pero para explicar una historia así (representar a los seres queridos, algunos muertos los demás lejanos, tener que contar momentos duros y dolorosos…) es comprensible que haya optado por un estilo que le permite alejarse de lo que cuenta. En fin, que a la historia no le habría venido mal algo más de rigor en el dibujo, después de todo es un cómic.
En fin, a mi me ha parecido muy interesante y entretenido, aunque os confieso que este tipo de  Concluyendo, “Persépolis” me ha parecido muy interesante y entretenido, aunque os confieso que este tipo de historias me gustan mucho. Me encantan las que ocurren en otros sitios, en otras épocas, en otras culturas porque me ensanchan el horizonte, porque me hacen consciente de que vivo en un planeta y que hay un longevo pasado tras de mí. Además, la importancia de lo que se cuenta (se pueden reflexionar mucho sobre ello) hace de “Persépolis” una obra que se debería leer en el colegio y más ahora con el mundo globalizado y la situación internacional que tenemos (VIVA PALESTINA!). Creo que es necesario que conozcamos historias así en Occidente para darnos cuenta de lo privilegiados que somos, de que no todos viven tan bien como nosotros, para que nos de un poco de vergüenza que nuestra sociedad avance a pasos agigantados hacia lo banal y lo estúpido, para que nos sintamos incómodos un rato en nuestro sillón, para que conozcamos mejor el mundo en el que vivimos y para que no juzguemos a la ligera o sin fundamento a otros países o culturas. Desde luego “Persépolis” enseña mas de Irán que lo que se pueda leer en la prensa seria (aunque no debemos olvidar que es una visión personal, es decir, subjetiva y sesgada)  y bastante sobre la vida (hay cosas que nosotros nunca viviremos). De esta forma, “Persépolis”, aunque no es memorable, hace a sus lectores occidentales más consciente del mundo en el que viven y de los privilegios de los que disfrutan. Una gran e importante lección que muy pocas cosas en esta vida pueden dar. Por tanto, es un cómic que hay que leer.

6 comentarios:

ong dijo...

"Persépolis" no me ha parecido algo memorable, pero si me ha hecho mas consciente del mundo en el que vivo y de los privilegios de los que disfruto y eso es una gran lección, una lección importante que muy pocas cosas en esta vida te la pueden dar, asi que aconsejo que lo leais
...

Exacto, tiene valor "ONGsiatico", pero como tebeo en si es de lo mas olvidable.

lord_pengallan dijo...

Muy bueno lo de ONGsiatico.

morglum dijo...

he vuelto... una vez mas. lamento mi ausencia pero el trabajo a dstajo y continuo es lo que tiene.

por lo que cuentas, el comic puede estar muy bien para abrir algunos ojos y de ahi creo que tu comentario de que deberia estar en los colegios es muy acertado. de hecho no entiendo porque en una era audiovisual como la que vivimos, la enseNanza sigue encorsetada en libros de texto, que, para mas inri, imparten unas lecciones de risa.

supongo que habra que echarle un ojo con la mula antes de decidir si pillarlo o no, aunque el maus me gusto como que mucho....

lord_pengallan dijo...

Hey! Hola! Bueno, ya me conozco tus ausencias así que no me preocupo. Prueba primero la mula, que va a ser mejor.

Ternin dijo...

Bueno, mi vena comercial aún no me ha permitido catar este tipo de tebeo. Cualquier día es bueno. De todas formas, gracias por ensalzar mi nuevo estilo en las reseñas, maestro. :P

lord_pengallan dijo...

Ternin me has hecho ruborizarme.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog