22.3.06

Relecturas XIII: Sandman nº3-9, N. Gaiman, M. Drigenberg y C. Bachalo, Zinco 1991-2

Estos números agrupan la saga, o arco argumental como se dice ahora, titulada "La casa de las muñecas". Una saga donde Gaiman ya incluye todas las constantes que van a estar presentes en la serie, por ejemplo aparecen por primera vez la mayoría de sus pjs recurrentes, y que le confierieron el estilo particular y el sello autoral que hizo de este cómic uno de los mejores de los años 90, tal vez el mejor.
"La casa de las muñecas" trata de la amenaza del Vórtice, un humano que es capaz de destruir el mundo de los sueños aunque él no lo sabe. A la vez que Sandman lo persigue para matarlo, va resolviendo los cabos sueltos que aun quedan por resolver de su etapa de prisionero.
La primera saga larga de la colección, es la más floja en cuanto a su originalidad, pero aún así tiene grandes momentos. Gaiman demuestra en estos números, ser ya un autor hecho al desplegar una gran habilidad literaria a la hora de escribir y una gran imaginación a partir de una notable erudicción ecléctica. En esta saga hay un intento de hacer terror y Sandman es más una presencia que un pj, elementos que poco a poco la serie irá perdiendo a medida que Gaiman se va dando cuenta de que lo mejor que sabe hacer es escribir cuentos modernos en los que se reflexiona y analiza la condición humana, de la cual los eternos no son más que características de la misma y de los que sabemos que su existencia depende de la nuestra.
Drigenberg sigue con su dibujo feo y tosco, aunque tal vez sea por la mala calidad de reproducción de sus dibujos. Su dibujo realista y limpio es afeado por un color rudimentario y limitado y su línea fina a veces es invisible y a veces ininteligible en los rostros. En fin, un dibujo feo, simplón y totalmente despreocupado por los fondos. Al menos tiene una buena narrativa y sabe dotar de expresividad a sus figuras. Un número de la saga es el primer trabajo profesional de Bachalo. En este número muestra un estilo con influencias sesenteras y de S. Keith, precioso y suave aunque sencillo, muy alejado del estilo que le consagrará años después.
Hay que destacar que en esta saga se incluye uno de los mejores números de la cole, al incluir una de las ideas más geniales con que me he topado en mi vida, una convención de psicópatas!!!! Si amigos, el número transcurre en un hotel donde los psicópatas se han dado cita para una convención con sus proyecciones, sus mesas redondas, sus sesiones de firmas, etc. En fin una idea genial, que Gaiman defiende muy bien gracias a los diálogos y a los psicópatas, que son creaciones aún hoy en día originales. No son el tópico psicópata del cine o la tv americana. En fin, un gran momento del Cómic.
Pues eso, Sandman un cómic que le gustará seguro a cualquiera que le guste leer, una buena forma de conseguir que le pique el gusanillo de leer cómics a todos aquellos que queráis. Si no os gusta ser incomprendidos o despreciados por infantiloides por leer cómics, con Sandman callaréis esas bocazas.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog