15.4.08

Videados 44: Amadeus, M. Forman 2001

Digo 2001 y no 1984 porque parto de la versión "definitiva" hecha unos cuantos lustros después, que entre otras cosas, cuenta con unos 25 minutos de metraje añadido.
"Amadeus" es una mis pelis favoritas. Me encanta porque me parece aposionante y el pj de Salieri, uno de los mejores pjs de ficción de todos los tiempos. Me parece excepcional, así que más o menos 5 años después (no me preguntéis como lo sé) de verla por última vez, la he visto de nuevo, esta vez en v.o.s.
Para empezar hay que decir que esta peli es puro Cine en el sentido de que es un ejemplo perfecto de lo que es una producción cinematográfica. Mucho dinero y cientos de personas (en este caso) trabajando juntas para elaborar una obra de ficción. En "Amadeus" vemos esto en grado sumo, pues es una de las mejores superproducciones de todos los tiempos. Es increíble lo creíble que resulta la recreación del último cuarto del siglo XVIII con todo lujo de detalles y sin renunciar a escenas de multitudes. Eso es Cine.
"Amadeus" es una gran peli (hasta el cartel es muy bueno). Esta muy bien dirigida, a la manera clásica y sacando partido de la producción, de modo que el relato atrapa e induce una especie de viaje astral a la Viena del siglo XVIII. El montaje es excepcional, dando ritmo a la narración y modificándolo cuando es menester, de modo que aumenta la emoción, la tensión o la tranquilidad de los acontecimientos que estamos viendo. Del mismo modo acopla la música a las escenas logrando un todo de gran potencia. En suma, la dirección y el montaje, convirtieron el guión en una película sobresaliente.
El guión es magnífico, de lo mejor de la peli. Basado en una obra de teatro (igual lo estáis notando, parece que las versiones fílmicas de obras de teatro me suelen gustar), aunque aquí, no como en "Titus", se ha modificado la obra todo lo necesario hasta hacer una película. El guión, como decía, es maravilloso, pues de modo sintético te explica maravillosamente la época, quien era Mozart, quien era Salieri, que supuso Mozart para la Música, como es la música de Mozart y como aquella época recibió a ese genio (aunque hay que decir que es una versión idealizada de los hechos) sin olvidar el construir un relato apasionante y emocionante, que es lo principal.
La gran joya del guión es el pj de Salieri, magnífico a mi modo de ver. A mi no me suele gustar que se nos narre los hechos a través de un narrador, porque en general este narrador es un pj construido para servir de guía al espectador, con lo que la historia pierde cercanía y se difumina. Pero en este caso, es diferente, porque en verdad el protagonista de la peli es Salieri y este me encanta. Esta tan perfectamente construido que resulta muy atrayente. Es villano y víctima a la vez, el mayor admirador de Mozart y el único que se da cuenta de realmente quien es y de lo que representa y su más feroz y encarnizado enemigo, y sobre todo, un pj con el que todos nos podemos identificar porque es profundamente humano, en el sentido de que es frágil, que es lo que le hace realmente grande. Nos podemos identificar con un compositor del siglo XVIII (sólo esto ya prueba la excepcionalidad del guión) porque en esencia es alguien al que le pisotean y destruyen los sueños por los que ha luchado toda su vida. De este modo, no es un antipático envidioso, sino un tipo totalmente roto, inerme ante lo que le toca vivir, como todos, por eso, además de identificarnos con él, nos compadecemos de él (y, por tanto, de nosotros mismos en una genial pirueta, en cierto modo muy teatral). Pero la excepcionalidad de este pj, todos los pjs de ficción han de ser así, es que, como los héroes, no acepta agachar la cabeza aunque aquí, como es un villano, sus objetivos son mezquinos y su tácticas arteras y traicioneras. Es un pj totalmente trágico, aunque no pertenezca a una tragedia, porque no es capaz, como Job, de resignarse ante las bofetadas del "dios de los cristianos" porque es profundamente humano, por lo que no puede soportar los designios divinos. Esto es otra de las cosas buenas de este guión, como esta reflejada un tipo de mentalidad cristiana que debía estar bastante presente en una época mucho más religiosa y menos relativista que la nuestra. En suma, Salieri es un pj absolutamente conmovedor, por eso a pesar de su maldad no le podemos odiar, ese es su triunfo y el de Shaffer (el guionista).
Mozart, quien curiosamente esta a la sombra de Salieri en la peli y en el guión (de ahí el éxito de la peli, pues no nos podemos identificar con un genio, pero si con un mediocre), es un pj interesante y muy bien construido. Es un pj que anuncia ya la posmodernidad, pues es un "héroe" cargado de vicios. Es una persona débil, infantil, concupiscente, caprichosa, irresponsable e ingenua, pero es el bueno. No tiene características de "héroe", ni es admirable ni ejemplar, al contrario que el Salieri preMozart, que era sacrificado, esforzado, trabajador, triunfador, inteligente ... Es posmoderno, porque su "heroicidad" no esta unida a una personalidad y vida ejemplar. Un pj poco atractivo en ese sentido (sin duda, por eso, no es el protagonista de su propia biografía), pero que funciona perfectamente porque es el opositor perfecto de Salieri, ya que las flaquezas de uno son los puntos fuertes del otro y viceversa. Y ahí esta otra joya del guión, la pareja antagonista. Fabulosa por su originalidad, el prota de la peli es el típico antagonista y el antagonista es el típico protagonista, su cualidad proteica, a veces el malo es el bueno y el bueno es el malo, y su complementaridad, sus integrantes son absolutamente antitéticos, por eso hay drama. En fin, es un guión magnífico del que podría hablar más, mencionar la inteligencia con el que esta relatado el enfrentamiento, los detalles sutiles y maravillosos como el de un Salieri casto y trabajador (casi el ideal de cristiano) y por eso glotón, la frescura que ayuda a hacer soportables las casi 3 horas, su sabia estructura, etc.
Tampoco es que hagan un flaco favor el diseño de producción, magnífico por su perfección, destacando en él, la imaginería operística por su vistosidad, creatividad y atractivo, y las actuaciones. Todas ellas competentes, apuntalando muy bien las interpretaciones de la pareja antagonista. Aquí, T. Hulce, Mozart, tuvo la mala suerte de tener en frente a F. M. Abraham (es gracioso como la situación histórica se invierte en la actual) inspiradísimo, haciendo una intepretación sublime, una de las mejores del Cine, al menos del sonoro. No entiendo como este tipo no se ha comido el mundo, aunque es cierto que tiene físico de secundario, después de esta peli, porque esta excelente, maravilloso, comunicativo, conmovedor, creíble, en suma, transmite de forma pocas veces vista, de modo que salva la peli, pues no convierte en agua de borrajas el trabajo de todos sus artífices, en lo que es un triunfo del casting, pues supo ver en un desconocido el mejor actor para Salieri.
Otro punto fuerte de "Amadeus" es su b.s., su música. Algo lógico, porque pocas pelis cuentan con una banda sonora compuesta por un genio musical. Su gran virtud es que es un actor más. De este modo, la música siempre esta presente como el típico pj al que los espectadores no ven pero del que todos los pjs hablan. No lo vemos, pero podemos oírlo y conmovernos escuchando, entre otros, "Don Giovanni", "La flauta mágica" y, sobre todo, el Réquiem, que gracias a su inmensa potencialidad convierte en sublime el final de la película. La composición de esta b.s. y utilizarla de este modo es otro detalle que muestra la inteligencia con que se ha hecho la película. Lo importante no es rodar, sino planificarla para tenerlo todo atado y claro y así, que el rodaje vaya como la seda. Ahí, Forman y los demás miembros importantes de su equipo, estuvieron sobresalientes y por eso nos pudieron legar este peliculón.
La nueva versión no me ha convencido más que la primera. En mi opinión se ha añadido excesivo metraje, hay bastantes escenas nuevas que no aportan nada o son reiterativas. Por eso, aunque hay algunas que ayudan a perfilar el conflicto (la del camerino de la amada de Salieri "profanada" por Mozart, por ejemplo), en conjunto creo que el resultado no le sienta bien a la peli porque la lleva a durar 3 horas, que no se hacen pesadas nunca, pero con esa duración es inevitable que el espectador pierda frescura e interés y que se diluya la tensión de la peli al tener que distribuirse entre más minutos. En suma, en mi opinión la peli estaba muy bien como estaba (no suelen ser acertadas las revisiones). Otro pequeño detalle que no me ha gustado es el doblaje. Aunque la he visto en v.o.s., he visto que el doblaje es nuevo (como había 20 minutos más) y que este es muy inferior al de 1984. Lo cual ha sido una gran pérdida, porque el primigenio doblaje estaba a la altura del original.
En fin, "Amadeus" es una gran película en todos los sentidos porque muestra perfectamente las grandes posibilidades del Cine para convertir lo increíble en creíble, para emocionar, para conmover, para deleitar y para transmitir. Y menudo final! Uno de mis favoritos (ahora que caigo, me recuerda un poco al de "La naranja mecánica", la verdad es que es un plano bastante kubrickiano). Una de las escenas más hermosas y conmovedoras del Cine, Salieri absolutamente acabado, recorriendo un manicomio bendiciéndonos a todos los mediocres.

3 comentarios:

fer1980 dijo...

La primera vez que la vi fue de pequeño en clase de música, y me parecio un coñazo de cuidado, cuando la volvi a ver años más tarde ya me gusto batante más, coincido contigo en que Salieri es un personaje magnifico y esta interpetdo de forma genial.

lord_pengallan dijo...

La verdad es que no es una peli ver siendo pequeño. A mi me encanta la peli por Salieri.

Hellpop dijo...

Una de mis películas favoritas de siempre. Gran reseña, coincido en tus apreciaciones. Salieri es un personaje muy humano, multifacetado, y el final (el suyo y el de la película) no podía ser de otra manera.
Brillante.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog