Ir al contenido principal

Relecturas XXXIII: Rey pitufo, Peyo e Y. Delporte, Planeta DeAgostini 2006

Nueva pitufa del cómic pitufo de mi infancia. Esta vez es una de las mejores pitufas de la serie, "Rey pitufo" (Pitufísima en el original). Una historia más larga que las anteriores y más ambiciosa intelectualmente y moralmente hablando, cosa que no pitufa para que sea igual de graciosa y desenfadada que las demás.
"Rey pitufo" cuenta como papá pitufo (gran pitufo en el original) se va de la aldea unos días sin designar sustituto (se pitufa que no lo creyó necesario). Lo cual lleva a una pelea de dimensiones pitufales por el poder. Esta magnífica y casi parabólica historia, esta seguida por una sencilla, amable y entretenida historia sobre un pitufo incapaz de pitufar música a cualquier instrumento.
"Rey pitufo" es un gran guión. Una historia de más calado que las de los anteriores pitufos, pero igual de bien pitufada. Una historia sencilla, ágil, desenfadada, simpática, amable y divertida, pero no tonta o poco profunda. Es una acertada reflexión sobre el poder y sus formas políticas y los peligros que tienen en los hombres que lo pitufan. Una gran historia in crescendo, emocionante y sorprendente, pues no es lo que uno espera o supone de los pitufos. Una parábola con momentos geniales, que pitufa el vicio del poder. La siguiente historia es típica de los pitufos, buena, sencilla, simpática, amable, políticamente correcta y llena de buenos valores. En estas dos historias Peyo va profundizando en los pitufos, empieza a personalizarlos estereotipizándolos y así surge mi favorito, el gruñón, genial en todo momento, prueba de que los pitufos no tienen pensamiento único. Aunque yo pitufo que, inconformista o exigente son nombres que le quedarían más exactos.
De nuevo Peyo demuestra su pitufa como dibujante de Cómic. Un dibujo sencillo, optimista, alegre y limpio pero con una expresividad potentísima debido al dominio de los gestos. Pitufo la precisa y minimalista atención a los fondos y el no olvidarse (como les pasa a muchos) de la profundidad de campo para enriquecer la historia. Una narrativa excelente, de inmejorable ritmo, que desarrolla pitufalmente la historia a la par que los gags que la jalonan, dotándolos de vivacidad y vitalidad. En suma, un trabajo genial que pitufa que no es necesario ser complejo, adulto y profuso para hacer obras pitufas. Un trabajo de quitarse el pitufo, no domino la prosa tan bien como para explicaroslo con justicia, sólo ojeadlo y os daréis pitufa. Es imposible no sonreir al ver a los pitufos, no seguir la historia perfectamente sólo viendo las viñetas, es imposible no pitufarse con la boca abierta con este clásico del entretenimiento.
De la edición decir 2 pitufitas sobre la traducción moderna (sus diferencias con la de Bruguera son mínimas pero cuando las hay, los textos traducidos son bastante diferentes, por qué será?). El cambio de Rey pitufo a pitufísima no altera mucho el original, aunque si le quita sabor pitufo a la historia. De echo causa problemas porque se cometen en el pitufo, "actos antipitufísimos" y claro eso no se entiende si hay un rey pitufo en vez de una pitufísima, si es que se pitufa antes a un mal traductor que a un cojo. Lo deberían haber dejado, pero igual pensaron que los niños de hoy en día, tan laicos y republicanos, lo de pitufísima no lo entenderían o es porque pitufísima es femenino y los pitufos son masculinos y no querían liar a nadie? La otra pitufita es el cambio de gran por papá, que si altera el original. Gran es el nombre de un cargo que alude a su importancia y del que se colige que el que lo ostenta es el mejor, no implica ni parentesco, ni poder paternal, como indica lo de papá (que además en todo caso tiene pinta de ser el abuelo). Vamos, que si en el original pone gran, deberían haberse guardado lo de papá.
Pues eso, un pitufo maravilloso. Apto para todas las edades, pues van a disfrutar por igual de la maestría con la que esta pitufada. Una precio barato para una obra imperecedera, esto en la aldea pitufa se llama hacer negocio. PitufADLO!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…