Ir al contenido principal

Critiquita 217: Extramuros, S. Valenzuela, Edicions de Ponent 2004

4º entrega de la inclasificable saga del capitán Torrezno. En esta continua el asedio a Deeneim, que se hace tan desesperante al lector como para los sitiadores, y también, como siempre, el universo torrezniano se amplia de formas inesperadas y geografías y pjs peculiares.
Digo inclasificable, porque esta saga es un pastiche originalísimo de múltiples géneros. De las aventuras del Capitán Torrezno se puede decir que es un cómic de CF, de Fantasía, Bélico, Histórico, realista mágico (vaya nombre más tonto, no?), realista épico y seguro que le caben más etiquetas o descripciones. El tema es que ninguna se impone a las demás, con lo que la historia de Torrezno, un héroe que realiza hazañas sólo con su ingenio e inteligencia, es un popourri extraño, casi surrealista, muy interesante y estupendo. Aunque para mi, este 4º tomo supone un ligero bajón respecto a lo anterior, porque el asedio de Deeneim, dura, con este, 3 gordos tomos, con lo que el tema empieza a saturar, y no porque sea peor que los anteriores. En estos momentos, es cuando tengo la soberbia de aconsejar a Valenzuela que se esfuerce más en sintetizar y que incluya la elipsis en sus recursos narrativos, pues es tal la exhausitividad y el detallismo argumental de este 4º tomo, que muchos tramos se leen con desgana y esfuerzo por insistir en acontecimientos que ya quedaron claros cuando se relataron por primera vez. Obviando esto, el guión de este tomo tiene las constantes de Valenzuela que hacen interesante y entretenido este cómic, humor que remite al de JAN, sorpresas, ingenio, creatividad, originalidad, ambición, referencias pop y talento narrativo. De este modo, Valenzuela ha construido uno de los comics más originales y diferentes que he leído en mi vida. Curioso es que en el último post decía que es un cómic masculino pues que no salen pjs femeninos, pues en este tomo salen 2. Es cierto que muy secundarios, pero que apuntan a que irán ganando en importancia (o quizás no).
A media que Valenzuela ha ido evolucionando, su estilo gris levemente caricaturesco de figuras delgadas y cabezonas se ha ido clarificando y perdiendo tosquedad. Es un estilo feo y muy personal que funciona y vehiculiza perfectamente el guión gracias a su expresividad, lo bien que narra con imágenes (de escuela europea), su detallismo (pero sin horror vacui) y con muchas horas de trabajo de modo que es capaz de sumergir al lector en la historia y presentarse como la mejor forma posible de dibujar la historia de Torrezno, pues subraya lo diferente y lo extraño de esta saga.
Así pues, un es una cole de calidad, entretenida, interesante y muy peculiar, pero a la vez muy familiar, que, aunque densa, se lee satisfactoriamente por su ágil narración y la incapacidad del lector por anticiparse a la obra. Todo esto hace que sea un cómic al que merece la pena acercarse, lo mismo que a este autor español.

Comentarios

Josema ha dicho que…
Hombre, extramuros.
Éste fue el primero que me leí del capitán y me sigue pareciendo el mejor de todos. Claro que ser el primero influye.
En la primera parte en los tuneles no puedes dejar de pasar páginas, quieres dejarlo un rato pero no te deja. Luego te deja tomarte un respiro con los contrabandistas, pero enseguida te agarra otra vez.
Pues eso, que me encantó.

El dibujo me devolvió a los ochenta, a una serie de dibujantes de los que no se supo más que andaban entre cimoc y zona 84. Pero puede ser simplemente una apreciación mía, la memoria es una mala base de datos.
lord_pengallan ha dicho que…
Tienes razón josema con lo dibujo, Torrezno es 100% hispánico, el dibujo, el humor, los pjs, el enfoque de la historia, etc.
A mi me gustó más el 1º, pero también fue el primero que leí :). De todas formas, lo que a la altura del 4 esta claro por lo tocho de los tomos y la cantidad de viñetas y letras que tienen, que Valenzuela no sintetiza nada.

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…