Ir al contenido principal

Critiquita 381: La Oscuridad llama, M. Mignola y D. Fegredo, Norma 2008


Mignola me encanta pero su trabajo como guionista en Hellboy no. Por ello estaba muy desconectado de esta serie hasta que cayó en mis manos parte del final de su 1º ciclo. Lo dibuja Fegredo pero la historia es notable. Como la edición de Norma, además de cara es pelada, me enteré tarde de que el final comienza en "La Oscuridad llama".


Con este cómic, o miniserie en EE.UU., Mignola convierte sus deseos de acabar con las historias de Hellboy que lleva haciendo estos últimos 20 años en un relato. Así, uniendo detalles dispersos de las mismas comienza aquí la narración donde Hellboy se enfrenta directamente a su Destino. Esto nos revela que la serie es una tragedia griega y demuestra que la invencibilidad de Hellboy no es por su poder sino porque es un sujeto predestinado. Nadie puede acabar con él, ni siquiera los seres más poderosos de la Oscuridad, porque está protegido por algo que es más fuerte que ellos.

El trabajo de Mignola en los guiones de Hellboy me parece malo. Historias simples y tópicas. Esto cambia a partir de "El tercer deseo". A fuerza de escribir la pericia de Mignola crece y a partir de esa historia la serie comienza a ser entretenida de leer. La simplicidad se convierte en sencillez y lo tópico, aunque continúa, comienza a adquirir una entidad que le da interés. Así, el humor de Hellboy no es porque desde los 90 los héroes de acción tienen que ser chistosos sino una forma más que tiene el atribulado personaje de encarar su Destino. Su cinismo no es más que otra forma de luchar contra el Mal sobrenatural del que también forma parte. Al final lo que hace interesante a la serie es que es más que una sucesión de aventuritas con aroma pulp pues está relatando la lucha de un ser contra sí mismo. Hellboy lucha contra la Oscuridad porque no se gusta. Su enfrentamiento contra el Mal no es más que otra forma de tratar de purgar todo aquello de sí mismo que le disgusta, su parte sobrenatural. Cada historia de Hellboy es un intento de exorcizarse a sí mismo. Desde esta perspectiva todo adquiere interés y así sus historias sencillas, lineales, tópicas y lentas resultan satisfactorias. De todas ellas quizás la mejor sea esta. Es demasiado larga para lo que cuenta pero una de las cosas que ha aprendido a hacer muy bien Mignola es a controlar el ritmo y el congelamiento del progreso de la historia evoca perfectamente la eternidad, es decir un lugar donde no existe el Tiempo, del Otro Mundo. Así pues, "La Oscuridad llama" es una historia, a pesar de que su argumento es una frase: Hellboy rechaza ser el rey de las brujas así que estas lo entregan a Baba yaga que, a pesar de sus ímprobos esfuerzos, no puede con él, trepidante y llena hasta rebosar de acción de la que tiran el enorme conocimiento que tiene el autor del folklore Occidental y la historia paralela que va colocando el escenario final creando mucha expectación.

Fegredo es un tipo del "taller" de Mignola. No es un clon (y mira que es "fácil" imitarle) pero está tremendamente influenciado por él. Así, su dibujo es sucedáneo del de su maestro. Se diferencia por su mayor realismo, esfuerzo y atención a los fondos. El resultado es un trabajo mignolano que carece del minimalismo que lo hace tan bello pero con la capacidad de plasmar escenas con escenarios barrocos y/o con muchas figuras. Así, Fegredo, aunque a la sombra de Mignola, se nota la mano de este en los diseños y en la narrativa, ofrece cosas que su maestro no por lo que, aunque es un seguidor y no tiene demasiado talento, hace un buen trabajo.

Así pues, "La Oscuridad llama" es donde comienza el final del 1º ciclo de Hellboy, el terrestre, y probablemente la mejor historia de este. Eficientemente dibujada y donde Mignola evoca mejor ese aire trágico, maravilloso y ominoso que siempre ha tratado de lograr en sus historias más ambiciosas para Hellboy demostrando, por fin, que lo tradicional deja de ser tópico cuando se le da profundidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…