Ir al contenido principal

Adelantando por la derecha: The Squadron Supreme: Death of a Universe, M. Gruenwald y P. Ryan, Marvel 1989


Viendo que Panini no está por la labor de editar por aquí este cómic, de lo poco que hay inédito en España del Escuadrón Supremo, al final me he decidido a comprarlo. Sorprendentemente baratísimo a pesar de estar a punto de cumplir los 25, pero lamentablemente caro de importar. Curiosamente hice algo así hace unos pocos años y Panini se ha decidido a editarlo a finales de este año. Por tanto, vayan con cuidado porque igual estamos ante el aleteo de una mariposa...


Death of a Universe continua la maxiserie del Escuadrón Supremo, de lo mejor que Marvel ha publicado jamás, casi donde está acabó. Una semana después de los sobrecogedores acontecimientos que se contaron allí, Gruenwald retomó las riendas de los destinos de la versión Marvel de los principales superhéroes de DC, su competencia. Lo hizo en forma de Novela Gráfica en un momento en que esa línea de publicación estaba en total decadencia. Marvel pronto olvidó que se trataba de ofrecer grandes historias, que no tenían porque ser de superhéroes, con un gran dibujo así que pasó a publicar historias especiales pero rutinarias de sus personajes de toda la vida. Así pues, no sorprende que esta "novela gráfica" sea una gran mediocridad.

Gruenwald no fue un gran guionista. Sabía armar bien la narración, conocía muy bien el Multiverso Marvel, era ambicioso y era editor (o sea, podía ir más lejos en sus historias que un guionista asalariado) pero era acartonado y rancio. Esto le convirtió en un guionista one hit wonder. Creó una de las mejores obras de Marvel pero el resto de su producción es absolutamente mediocre. Así pues, Death of a Universe no tenía escapatoria. El argumento es típico del género superheroico: una amenaza ominosa cósmica amenaza con cargarse todo. Quizás por eso Gruenwald decidió que todo se resolviese en 12 horas. La particularidad de este cómic es que de nuevo el guionista-editor forzó al Escuadrón Supremo. Le volvió a poner ante una situación límite en la que vuelven a fracasar porque están condenados de antemano. Con Gruenwald el Escuadrón Supremo no puede jamás superarse a sí mismo. Así pues, estamos ante otra derrota trágica que hace tan especial a este supergrupo. Lo malo es que la historia tarda mucho en arrancar, la mitad del cómic es un tedioso prólogo porque Gruenwald en vez de meterse en harina cuenta como están las cosas tras la tragedia ocurrida en la maxiserie, la resolución es un Deus ex machina y carece de la hondura psicológica que precisaba.

Una entidad que proviene de un oscuro Marvel Two-in-One de 1979 se va a cargar el Universo del Escuadrón Supremo en 12 horas. Sus miembros, para impedirlo tras ser advertidos por el profesor Imam, el Hechicero Supremo de su Tierra (en esta historia Hiperión remite más al Capitán Marvel que a Superman), recurren a Amenaza Suprema, el único supervillano que tienen, pues son todo músculo y nada cerebro tras los sucesos de la maxiserie. Este, con el tiempo que le brinda el Centurión Escarlata que pinta poco pero ayuda a rellenar, idea un método para resolver el problema y parte del Escuadrón Supremo sale al Espacio a conjurar la amenaza. Tras de sí dejan una Tierra que acaba de enterarse de que la tiranía superheroica ha dimitido. El viaje es un fracaso mortal pero la situación se salva porque Arcana, que había viajado disfrazada de Resplandor Lunar porque no le dejaban ir por ser madre pero la otra no quería ir, en vez de dejar su bebé en el planeta se lo ha traído y este, al resultar ser el nuevo Hechicero Supremo tras la muerte del profesor Imam momentos antes intentando hacer algo para salvar al Universo, terminando así sus 2 milenos de vida, le ofrece a la entidad, surgida de un intento fallido de un fugaz superhéroe  de la Tierra Marvel principal (creado por Mantlo) por recuperar sus poderes, un intercambio de lugares. Este naturalmente acepta y la entidad, ahora un bebé humano cósmico, se retira al lugar de donde vino a devolver todo lo que ha destruido, así pues no se entiende bien porque deja las cosas como están, y el otro se convierte en Hechidero Supremo de la Tierra del Escuadrón Supremo. Rechazada la amenaza, regresan. Descubrirán en Quasar 13 EE.UU. que han pasado al Universo Marvel principal (aunque no se sabe como el Hechicero Supremo no está entre ellos). No supimos de la Tierra del Escuadrón Supremo hasta mucho después y no sé si se sabe algo más desde entonces.


Por tanto, una historia bastante chorra que oscurece la furia asesina de Gruenwald, el tono adulto del cómic (hay gore y los personajes son sexuales, incluso tiene la seguramente única viñeta a color editada por Marvel de un desnudo femenino) y ciertos momentos introspectivos que transmiten la desolación ante el fracaso y la propia inutilidad. El dibujo de P. Ryan no ayuda en nada y perjudica en mucho. Su dibujo realista tosco y pobre y su narrativa sosa y convencional le dan a esta historia un aire de torpe funcionalidad bastante repelente. Así pues, decepción total.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…