4.1.12

El caladero de Millar y Bendis: Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino, J. Shooter et al., Marvel-Panini 2011,

La mejor etapa de los Vengadores, tanto pre como posDesunidos, es la de J. Shooter, considerando sus dos estancias como una etapa. Por eso no extraña que sus cómics de los Vengatas sean la fuente de los Vengatas del siglo XXI. Esto no  sólo es así porque fueron las lecturas juveniles de los actuales guionistas sino también porque sus historias son buenas y audaces y fueron un momento decisivo en la evolución de ese grupo superheroico marvelita. Estos factores son los que hacen que a pesar de que el estilo de esta etapa es muy de su época (finales de los 70) sea una lectura que prácticamente solo ha envejecido en su aspecto gráfico. Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino es un gran ejemplo de esto.

J. Shooter (que en este tomo recurre a J. M. DeMatteis para que le haga de negro) es un tipo muy especial, no podía ser de otra forma para quien es uno de los guionistas más precoces que ha tenido el mainstream (si bien era una época en que se daba oportunidades a la chavalería). Es un hombre temperamental, recio, ambicioso, ferviente creyente en los valores estadounidenses, lo cual quiere decir que es individualista, competitivo y trabajador, y con bastante talento (más como argumentista que como narrador) pero antipático, soberbio y demasiado obseso del control. Por eso no se llevó bien con aquellos que no se plegaron a unas ideas que él consideraba buenas por ser suyas como el gran Mantlo, quien tenía un carácter diferente, amable y social, y creía tanto en su propio trabajo como Shooter en el suyo. Esto es ególatra pero hay que concederle que tenía una base razonable para ser así, su pasado exitoso. En fin, que los Vengatas de Shooter son buenos y singulares porque son producto de un tipo especial con querencia por la CF y la moralidad. De ahí que Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino sea notable aunque es bastante irregular.


La 1º historia, Hombres de letal orgullo, es una aberrante cuento de hadas totalmente fuera del scope si bien en aquella época ese tipo de historias no resultaba tan chocante. El argumento es bastante delirante pero es uno de los cómics Marvel más importantes ya que es el principio de la denostación de Hank Pym. Posiblemente el 1º superhéroe en caer por méritos propios. El asunto está un poco forzado (si bien Pym es un superhéroe muy ambigüo, demasiadas identidades y su capacidad para crear amenazas le acerca a la supervillanía), pero hay que apreciar que Shooter nos ofrezca algo diferente, un superhéroe de toda la vida y popular se convierte en un tipo mezquino y ruin, así como que acelerase la vindicación de la mujer moderna en un universo de ficción conservador y masculino como es el marvelita. La 2º historia, Consejo de guerra, desarrolla las consecuencias de la anterior adoleciendo de infantilismo (el plan de Pym para salvarse es digno de un niño) que, sin embargo, no resulta molesto debido a la originalidad de la histórica historia. Después de este cómic los Vengatas se convirtieron en algo diferente (por eso tenía muchas ganas de leerla tras décadas leyendo referencias a este momentazo). Esta historia fue casi más copiada que homenajeada por Millar en sus Ultimates incluso en su aspecto gráfico ya que la viñeta en que Pym "aplasta" a la Avispa de este tomo fue casi calcada por Hitch. La siguiente historia es la peor del tomo, si las anteriores son flojas esta es mala. Los Vengatas se enfrentan al Motorista Fantasma en una historia infantil, en aquella época el público mayoritario, por su simpleza donde Shooter hace un canto al individualismo según el ideal yanki, si uno no consigue lo que quiere no puede culpar al empedrado ni deprimirse ni reclamar ayuda al Estado (denominado gran hermano en este tomo) sino seguir intentándolo (típica moral del ganador que no se da cuenta de que a veces se pierde porque el mundo es injusto y típica moral calvinista pues esta concibe el mundo como un lugar justo por obra divina de modo que siempre los "buenos" van a triunfar). Hay que ser duro, tenaz y esforzado como los superhéroes que siempre están luchando y nunca se acobardan o se rinden. La siguiente historia es un díptico en donde Shooter trae de vuelta al Hombre Molécula para darle su forma definitiva. Todas las formas de poder y Vengar a los Vengadores son 2 de los mejores cómics tanto de Marvel como de los Vengatas. Normal que Bendis calcase este díptico en sus Vengadores Oscuros. No lo sabía hasta que leí este tomo. Debí sospechar que lo mejor que he leído de Bendis en Marvel es una historia que no es suya. Igual que en los VO la ayudante de Osborn resuelve la papeleta, aquí es Tigra quien la resuelve. El "feminismo" de Bendis nace del de Shooter. Por otro lado aquí se ve el antagonismo subyacente entre el Capi y Iron Man. El 2º aboga por ajusticiar al HM y el 1º defiende su derecho a un juicio (a pesar que nada puede detener al HM), Tormenta Galáctica y Civil War están aquí. Es una brillante historia donde el conflicto en vez de resolverse a hostias se resuelve con la palabra y se revindica a los superhéroes pues nos muestra que su heorísmo no es por sus superpoderes sino por su carácter ya que a pesar de haber perdido sus poderes no abandonan su lucha contra un supervillano divino (mucho antes de que se le ocurriese a Ellis). Todo ello revindicando el toque femenino en la resolución de conflictos (el diálogo en vez de la pelea) y dando una visión positiva del poder (El poder rara vez corrompe. Sólo amplifica lo que ya está ahí sea bueno y noble o malo y mezquino) pero es que Shooter fue jefe. En fin, una historia original, sobresaliente, adulta y con mensaje. El carrusel sigue con Traición, donde se da una vuelta de tuerca más a la caída de Pym paralela a la afirmación de la Avispa. Seguimos con Renacido (una y otra y otra vez). Una historia alucinante, un auténtico blow of mind, que ejemplifica porque los superhéroes de aquella época vendían tanto, en ellos te podían encontrar todo tipo de cosas y además impactantes. Comienza con una portada acojonante, un crío se apunta la cabeza con un revólver en presencia de los Vengatas, cómo no comprar eso? Una historia fantástica en todos los sentidos donde el antagonista es un niño que no puede morir. De nuevo un conflicto moral con aire tristón y existencialista (no en vano la escribe DeMatteis) donde Bendis sacó su querencia por las cosas que caen del cielo y las energías que vienen del Espacio. El único pero es que se resuelve de forma bastante convencional. El tomo finaliza con un díptico normalito. Por derecho divino y Guerra contra los dioses se basa en el carácter ambivalente de Dragón Lunar, una especie de Sinestro. Un superhéroe con tendencias tiránicas. Una aventura especial con, de nuevo, conflicto moral, una tiranía que produzca paz y bienestar es aceptable? Una historia entretenida, aunque previsible, e importante pues se produce en él un hecho importante para el UM cósmico.


Tras este repaso es inevitable hablar un poco del aspecto gráfico de Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino. Este es, inevitablemente, clásico. Es decir, tosco y funcional, así es el dibujo de A. Kuperberg, B. Hall (el dibujante de casi todo el cómic) y D. Perlin y el coloreado, de modo que las historias tienen un aspecto rudo y hosco. Así, sólo ofrece solaz a los ojos A. Weiss. Un dibujante que al ser decente en anatomía (mejor en la femenina que en la masculina) y muy bueno con los rostros da un resultado más elaborado, atractivo y singular de modo que también contribuye a que la historia del HM sea especial.

La edición de Panini es un Marvel Gold. Un formato decente pero discutible por su opción por las solapas y la elección de papel grueso y brillo. A destacar que se toma la molestia de intercalar las portadas originales, nada de ilustraciones, en el sitio adecuado. Algo que debe ser titánico habida cuenta de lo raro que es.

Concluyendo... Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino es un gran y gordo tomo marcado a fuego por Shooter. Un tomo tanto histórico como especial. Histórico por el hito que es tanto para Pym y Van Dyne como para los Vengatas así como porque pone velocidad de crucero al "feminismo" introducido en Marvel en los 70. Un femenismo no exento de machismo, las mujeres siguen siendo bellas y tradicionalmente femeninas. Quien se retira de los Vengatas es Tigra porque no siente que está a la altura del Capi, Thor y Iron Man y la Avispa, a pesar de emanciparse de Pym y afirmarse hasta lograr ser la líder de los Vengatas (la minimujer guiando a hombres fuertes y poderosos), sigue siendo una mujer obsesionada por las compras, el aspecto y la moda. Especial por su protoposmodernismo. Con Shooter no hay Blanco y Negro, por ejemplo los enemigos de la primera historia no son supervillanos y las decisiones heroicas son discutibles (Estamos haciendo lo correcto ¿verdad?), porque las historias son adultas, hay muertes y los buenos no son de una pieza pues pueden ser maltratadores y mezquinos. Por tanto Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino es una opción de compra muy interesante tanto por su calidad como su carácter histórico.

Vengadores 29

2 comentarios:

Fer1980 dijo...

Acabe este tomo hace poco, me parece un Shooter bastante menor comparado con su anterior etapa, lo de Korvac, Nefaria y tal, además lo de Chaqueta Amarilla me parece tan pillado por los pelos y simplista que no me termina de convencer. Eso si hay ideas geniales por aqui y coincido contigo en que la etapa Shooter (la anterior a esta) es lo mejor que he leído nunca de Los Vengadores.

lord_pengallan dijo...

Sí, lo de Chaqueta Amarilla es muy forzado. Pero al menos el perssonaje era inestable. A mi esto y lo de la locura que le hizo generar una nueva personalidad siempre me han parecido algo extraño. No sé que tendrá el pj.

De acuerdo en todo pues.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog