25.3.08

Relecturas LI: La Casta de los Metabarones, A. Jodorowsky y J. Giménez, Mondadori 2007

He terminado la lectura de este regalo de Navidad, lo que supone el fin de mi pila de lectura. Esto y que no han salido novedades aún, me permite tener un poco de tiempo para más relecturas.
La saga de los Metabarones es un cómic de space opera extraño porque a la vez es tópico y original. Cuenta la historia del linaje de los mejores guerreros de un imperio humano galáctico. Una historia trágica, excesiva, violenta y diferente.
Jodorowsky es un tipo que me parece muy interesante. Merece mucho la pena oír lo que dice porque son opiniones personales y suelen versar sobre cosas de las que no se habla mucho. Aunque a mí, quizás porque no soy un experto en su obra, he leído algunos de sus comics y visto algunas de sus pelis, me parece más interesante él que su obra. Jodorowsky dice que la idea generadora de esta saga comiquera fue emular las tragedias griegas, esto es, contar las historias de pjs heroicos gracias, en parte, a que estan locos, a que se salen por todos lados de la "normalidad". Para ello se sirvió de "Dune" (uno de los libros que más han impactado a Jodorowsky), de la filosofía oriental, sobre todo del bushido, y del psicoanálisis. El resultado es una historia mitad diferente, mitad convencional, un tanto desmesurada, rocambolesca y poética, como sus pelis, pero que se diferencia de estas por ser soportable, interesante y entretenida.
Como los guiones son dispersos, repetitivos y superficiales (nunca entra en detalles sobre nada) la saga es irregular. Comienza muy bien, con fuerza y originalidad, pero por desgracia se va desfondando poco a poco hasta rozar el aburrimiento, porque Jodorowsky fue incapaz de superar las piruetas que realizó en las primeras entregas, para cerca del final, remontar el vuelo pero sin obtener resultados tan buenos como sus primeros números. Lo mejor son 2 cosas. El vocabulario que se monta Jodorowsky combinando palabras conocidas para obtener significados nuevos y evocadores de palabras viejas, un buen ejemplo es el título, metabarones, otro troglosocialik, y los continuarás, que son de órdago. Lo peor es la versión de R2D2 y C3P0, porque es un recurso cómico y narrativo que Jodorowsky no maneja bien. Así que quedan como una interrupción molesta y no como el alivio cómico o el coro griego buscado.
Giménez hace un buen trabajo dibujando, aunque en mi opinión su gran década fue la de los 80, no la de los 90. Es un dibujante aceptable y un notable colorista, pero como narrador no tiene nada de especial y esta historia necesitaba más en ese aspecto. Le pasa lo mismo a su dibujo. El guión pedía mucha contundencia y energía y Giménez no consiguió la suficiente porque su dibujo es demasiado sencillo y el color acuareloso no le dota de suficiente volumen y solidez. Así que su trabajo tan sólo resulta profesional y eficiente. Lo más sobresaliente de este es el diseño del universo de los metabarones. Un diseño muy original, lo que tiene mucho mérito en un género tan trillado y bajo la alargada sombra de SW. Las naves, el vestuario, los alienígenas, la tecnología, etc. son a la vez originales y creíbles y además, una visualización perfecta de las ideas de Jodorowsky, lo cual refleja la gran compenetración entre los autores.
La edición de Mondadori es igual que el cómic, ni bueno ni malo, ya que lo que tiene de bueno, lo que tiene de malo lo anula. La edición es buena, completa y robusta, pero el cómic es demasiado pesado para leerse con comodidad, la reducción deprecia un poco el dibujo de Giménez al quitarle visibilidad y espectacularidad y no estan las portadas! Esto si que no lo entiendo. Vamos a ver, al principio de la entrega de cada saga los de Mondadori ponen una página en negro, por qué en vez de ese recurso burdo, no pusieron las excelentes portadas que hizo Giménez? Es que se vende los derechos de reproducción del cómic separados de los de las portadas? El libro-cómic viene con extras. No me han parecido interesantes, porque se centran más en los autores que en la obra y no aportan apenas nada para su descodificación.
El resultado es un interesante cómic de CF y un buen ejemplo de cómic europeo que ha conseguido hasta generar un juego de rol, que sólo resultará placentero para aquellos que conecten con la temática o sean fan de alguno de los autores o de ambos porque la obra, a pesar de su origanalidad y su solvente dibujo, tampoco es que sea gran cosa.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tambien me regalé este tomo por navidades y comparto en general tu critica. Si este comic se hubiera publicado en los 80 hubiera sido la repera. Pero ya en los 90 y no digamos en el siglo XXI (que es cuando lo terminaron los autores) estaba absolutamente superado como space-opera.

Es más, si te fijas, ni siquiera es un tebeo original porque lo que se cuenta en estas 500 paginas, lo contó Keith Giffen en 1991 mucho mejor que Jodorowsky despues: ¡Lobo, raja!

Porque los metabarones son una version aburrida del ultimo czarniano.

jmponcela

Ismael dijo...

Lo del Czarniano y los Metabarones como broma es buena. Aunque todo el mundo sabe que el origen secreto del estilismo definitivo de Lobo se encuentra en una viñeta del Sophie de Muñoz y Sampayo (un tebeo que también está detrás de todo el Daredevil de Ann Nocenti y, por supuesto, de la saga mutie conocida como Un Mutante en Megalopolis, muy probablemente, inspirada en La máquina de pedir).
El homenaje robótico es muy curioso, supongo que funciona con los viejales (Rafa Marín, archivos de Bibliopolis) mejor que con nosotros y que al leerse todos los tomos de corrido su mecanismo pierde eficacia.
Lo de la ausencia de las portadas es como para quemar el recopilatorio. ¡Se trata de la primera página del albumcito! ¡¡¡Retratos, retratos!!! Y es que hay que ser muy bestias para prescindir de los retratos en una narración familiar. Solo este detalle basta patra hablar de una edición incompleta.
Leer cualquier tebeo de Jodorowsky ya es estar leyendo sus libros. Todo se repite afortunadamente de historia en historia, de las novelas a las biografias o los cuentos (por cierto, que nadie se ha asombrado en la blogósfera de la cosa del tebeo al ver a Jodorowsky como mistihumorista gráfico gracias a la recuperación mondadoriana de las Fabulas pánicas, y es mucho más divertido que Nazario y Terenci Moix juntos. A ver ahora si cae el Anibal mexicano). No creo que se necesite de una inmersión en el bushido o la ciencia de la abeja y los rigores de la miel para ahondar su poquito en este tebeo porque todos nos hemos visto o nos veremos en las mismas situaciones que los metabarones. ¿Queda por ahí alguien que no conozca un niño al que le obligaron a abandonar un gatito que acababa de rescatar de un contenedor o que no haya él mismo pegado los morros a una mujer o un hombre que se llamaba igual que su madre o que su padre? Es sencillo, a no ser que nuestra hurna de cristal tenga la temperatura muy bien regulada y los tomates nazcan ya maduros ahorrándonos el esfuerzo de abandonar el vacío interior de nuestra perfecta hornacina de cristal para encontrarnos como desnuditos ante la aspereza del melocotón gigante exterior que, bien sabido es, tiende casi siempre a pudrirse. Y nadie quiere descomponerse en público ni para pedir un beso.
Recuerdo que en un número de la revista U Giménez contaba sus rollos con los guiones de Jodorowsky y le exigió que se los mandase por escrito en vez de en cintas de cassete como había escuchado que decían. A mí el lenguaje jodorowskiano, las plabras inventadas, su ludolingüística, y esas frases de western marciano que sirven de diálogos, me gustan mucho En la novela El loro de siete lenguas se encuentran abundantes ejemplos y la presencia irrespetuosa de figurones literarios americanos es otro puntazo (contiene una nota prohibiendo su comercialización en sudamerica).
¿Los extras de los que hablas no serán ese tomito especial con la historia de los metabarones?
[Por la internete ilegal bajan muchas entrevistas sonoras de Jodorowsky.]

lord_pengallan dijo...

Bueno, los metabarones no son tan simples. Lobo esta solo, el metabarón pertenece a una familia. Las motivaciones no son las mismas.
Tienes razón Ismael, lo has explicado mejor. Para mi, las portadas es lo mejor del trabajo de Giménez y son retratos, son la galería de retratos que todo castillo tiene! Imperdonable omisión!!
Los extras son esos, ya los publicó Norma. Bueno, creo que tienes razón Ismael y los metabarones es una historia sencilla donde no hay mucho que rasgar. Pero seguro que hay interioridades que se podrían haber dicho. Pero los franceses siempre estan más interesados en los autores que en las obras de estos. Y bueno, si lo digo hasta yo, mola más Jodorowsky que su obra.

Hellpop dijo...

Vaya rotulación de M-I-E-R-D-A le han encasquetado los de Mondadori. No es la original de los álbumes sueltos, manual, personal y expresiva. Viva la casta de la comic-sans.

Ya me siento más desahogado :)

lord_pengallan dijo...

Pensaba que era la de Norma, como no la tengo, a mi tampoco me gusta pero al final te acostumbras. Otro fallo para Mondadori, ya me esta entrando pena por la persona que me lo regaló. :(

Hellpop dijo...

Nada, nada, a caballo regalado... :)

De todas formas, si puedes, échale un vistazo en cualquier librería a la rotulación de la versión de Norma y luego me cuentas.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog