6.11.07

Critiquita 209: Legión de Superhéroes nº 1, M. Waid y B. Kitson, Planeta DeAgostini 2007

No pensaba criticar este cómic-tomo, si no los 4 a la vez, pero es que esta muy bien, así que se ha abierto fácilmente camino hasta aquí.
Ya dije la primera vez que hablé de la Legión en este blog, que yo soy un absoluto neófito en este grupo y por extensión (aunque menos) del UDC, por tanto, todo lo que voy a verter aquí viene de esa perpectiva. Así pues:
En este tomo comienza la nueva encarnación (3º) del grupo. Esta vez, son unos jóvenes con superpoderes que se rebelan (de forma políticamernte correcta) contra una sociedad futura interplanetaria, hipersegura, aburrida e impersonal inspirándose en la figura del superhéroe y la cultura terráquea del siglo XX, la cual no entienden muy bien en parte, por lo poco que conocen de ella. Premisa fresca y original, que sirve para hacer un cómic clásico de supergrupo. En este tomo, a la vez que se nos va presentando a los pjs, al grupo y el mundo del siglo XXXI (menos mal que no se les ocurrió en pleno siglo XX poner este futuro en el XXI), se nos cuenta una trama general, que va desvelándose poco a poco, de proporciones galácticas.
Waid hace un gran trabajo en esta cole. Es sabido ya que es un gran profesional y aquí no hace más que confirmarlo. Destaca sobre todo por lo bien que narra, esto es como cuenta sus argumentos. Los desarrolla bien, manteniendo siempre el interés, con un ritmo lento pero firme, moviendo bien a los pjs, contando algo además de presentarnos las cosas y combinando una trama general con otras secundarias, que en general no van más allá de un número. Un primor que, los tiempos de hoy convierten en una delicatessen. Algo que es favorecido porque estos números son de 30 páginas, ya que a la forma de contar de Waid, le va mejor cuando cuenta con más espacio. Cosa que se puede ver si comparamos las grapas de este número con las actuales. Estas últimas son un poco vacuas.
Me encanta la premisa de la juventud rebelde (sin causa) y el choque generacional, aunque en este tomo apenas son explotados. También su ambientación futura (mejor atendida que las ideas anteriores), por potenciar la CF inherente al género. Además, hay episodios muy buenos, como en el que enfrenta el análisis científico de Dox con la precognición (2 caminos diferentes para llegar al mismo sitio). En fin, Waid lo hace muy bien, pero no lo borda porque es incapaz de conseguir ciertos aspectos necesarios para llegar a trascender con esta cole. Aunque se preocupa de dar profundidad a los pjs, no consigue darles un carácter adolescente, aunque pone toques de humor inteligente, no es capaz de superar la frialdad en sus guiones, aunque es una cole grupal no la trata como tal y además, se enfrenta a problemas difíciles de solucionar (dudo que alguien pueda), como que en el misterio de que en una sociedad prácticamente utópica haya crimen o conflicto o que un planeta de precognitivos tenga polis (pero si eres precognitivo, no predecerías que te van a robar, asesinar, etc?). En fin, los problemas de ambientar un cómic en un futuro perfecto por su asepsis. Asi pues, firma un tomo muy bien hecho, muy disfrutable, fresco, original, pero un tanto maquinal.
Kitson es un dibujante bastante limitado, pero su trabajo aquí es meritorio al defender bien el guión. Practica un estilo realista idealizado muy limpio o resumido prácticamente a la silueta, pero limitado (como dijimos), cosa que trata de ocultar con su narrativa sin conseguirlo, porque tampoco es que sea un fenómeno narrando, siendo en general un poco aburrido y poco espectacular por su abuso del frontalismo y del primer plano. En fin, un dibujo mediocre, por lo que es incapaz de corregir la frialdad maquinal de Waid, pero cumplidor, sobre todo dibujando el futuro y con un buen sentido estético, por lo que, a pesar de todo, en general y si uno no se fija mucho, resulta un dibujo atractivo. Le ayudan un poco Kirk, un dibujante mejor, pero con las mismas carencias, y Gibbons, cuyo estilo tosco y simplón no encaja bien con el de sus compañeros y con Waid.
En fin, es un buen tomo que, aunque tiene esa frialdad de las cosas hipercorrectas, no deja de ser un tomo de comics muy interesante, super entretenido, diferente, absorbente y con pjs muy interesantes (y muy bien diseñados) como Dox (me encantan este tipo de psicópatas), Triplicada, Colosal o Ultra Boy. Es pues notable, para dejar de andarnos por las ramas, por lo que destaca bastante en el panorama tan anodino de hoy en día. Realmente se comprende que un grupo tan poco conocido en España disfrute de grapa, si nos lo explicamos aduciendo el buen trabajo de sus autores. Así que, aunque Hernando arriesga en verdad lo hace con un buen producto, pocos comics de la competencia pueden mirar a los ojos a esta cole. Echadle un vistazo.

3 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

Quisiera felicitarte por el post y por el blog en general. Me parece un blog de cómics muy interesante por lo que he podido leer. De hecho he empezado a comprar la grapa de Supergirl y la Legión de superhéroes por tu post de hace unas semanas. Yo sí había leído cosas de la Legión clásica, sobre todo la serie de grapa que publicó Zinco hace unos cuantos años y de pequeño había leído algún álbum de Bruguera de la Legión; y por ese motivo me daba un poco de mala espina el relanzamiento, pero la verdad es que me ha sorprendido muy gratamente. Mark Waid hace un buen trabajo y demuestra su oficio, y bueno, Barry Kitson cumple. No es la polla narrando, pero tiene un dibujo muy efectivo para una serie de superhéroes.Bueno, en fin, un saludo y sigue así.

lord_pengallan dijo...

Ostias Jaime! Muchas gracias. Me has alegrado el mes!

Jaime Sirvent dijo...

De nada hombre.Un abrazo.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog