27.9.07

Relecturas XLVII: La Espada de Cristal, D. Goupil y Crisse, Norma 2003

Seguro que no lo diriais, pero yo me crié con el cómic francobelga juvenil. A mi jamás me ha entrado el homónimo español, "Zipi Zape" (ese recurso de la espiral para representar que se esta corriendo siempre me ha parecido patético), "Mortadelo y Filemón", etc. En cambio, "Los pitufos", "Johan y Pirluit" (PDA, quien sea, editenlo!), "Astérix y Obélix", "Tintín", "Lucky Luke", "Gastón el gafe", "Iznogud", "Spirou y Fantasio", etc. si que me molaban y me encantan. Dibujos caricaturescos maravillosos y aventuras desenfadas, divertidas y exóticas es con lo que empezé a leer comics y a partir de los cual salté al resto de modos de hacer BD. Lo malo es que a finales de los 80 eso se acabó. No sé que le pasó a Grijabo-Dargaud, pero desapareció y con ella todos los que compraban ese tipo de cómic, porque desde entonces el cómic francobelga de género y sobre todo el juvenil ha desaparecido prácticamente del catálogo de las editoriales españolas. Como os podéis imaginar, para mi es una auténtica pena, hecho mucho de menos ese estilo de hacer comics. Es una de las razones por las que lamento no saber francés. Para el uso que le doy al inglés y teniendo en cuenta que aquí, se edita prácticamente todo lo anglosajón, más me habría valido que mis padres me hubiesen obligado a aprender francés.
En fin, que esta introducción viene a cuento porque este cómic me recuerda a aquellos. "La espada de Cristal" es un cómic que me gusta, maás cuando era joven. Lo publicó Norma en los 90 en su colección Pandora, pero como esos números que leí son de otra persona, me he comprado el integral, por fin, porque vale 33 euros (ahora ya no parece tan caro como en el 2003). No es un cómic juvenil (10-16 años, aunque naturalmente con cualquier edad se disfrutan) exactamente, es un cómic para gente un poco más mayor (también que el contenido "adulto" ha rebajado la edad a partir de los 90). Pero es un cómic de aventuras, hecho para entretener y proporcionar evasión, y una historia desenfadada y exótica. El argumento gira en torno a la típica historia de Fantasía de mundo cíclico. Esto es, el mundo se aproxima a su final, para evitarlo, hay que hacer un viaje muy largo y reunir una serie de cosas, hacer un ritual y asi renovarlo por otro ciclo más. Es pues, una historia poco original, aunque tiene sus cositas, que es por lo que me agrada.
Goupil se monta un argumento clásico que evoca a "Cristal Oscuro" donde lo de menos es el mundo, que solo aboceta. Tampoco insiste mucho en la típica dialéctica entre el Bien y el Mal, pero es más porque es una historia moderna, donde estos dos bandos no estan claros (un poco como la Ley y el Caos de Moorcock). Lo importante es el viaje, iniciático por supuesto, de la (sexy) protagonista de la historia. Un viaje típico, pero entretenido, con un final tan inesperado como lógico. Así pues, no recurre mucho a la imaginación para hacer la historia. Por lo demás dialoga bien y estructura correctamente la historia en albumes (5). Lo mejor es su humor (tampoco esta muy presente). En definitiva, un trabajo con más oficio que alma, que va mejorando a medida que se acerca el final.
Crisse es para mi el factor decisivo de la obra. Ante un argumento y un devenir bastante convencionales, la misión de ofrecer algo diferente recae en el dibujo. Crisse, aunque era un novato para aquella época, ya demostraba que es un buen dibujante (aquí hemos podido verle en "Atalanta", "Tellos", "Ishanti" y atisbarle en "Kookaburra" que es donde se esta centrando ahora). A lo largo del integral se ve como va mejorando su dibujo caricaturesco, sensual, retorcido y barroco con más talento para la Naturaleza y los animales fantásticos que para la Arquitectura y la maquinaria. Un dibujo muy francobelga, con muchas viñetas por página y fondos muy trabajados que es el principal atractivo del cómic, junto con la imaginación, el exotismo y el detallismo de Crisse. Gracias a todo eso, el mundo imaginario y los pjs cobran vida e ideosincrasia y la lectura se hace amena.
Desgraciadamente la edición de Norma deprecia el cómic. No sé si es cuestión solo de mi ejemplar, pero en el mío, como el 10% de las páginas estan mal reproducidas. No he podido comprobar como estaban de bien impresos los números sueltos, pero bueno, me ha jodido. Un integral sin las portadas, sin extras, por 33 euros y encima mal impreso pues joder, esto no se me hace. Esto me pasa por no haberlo estudiado antes de comprarlo. Junto con esto, que bueno, el tema es que los colores estan apagados, no es muy terrible, esta el tema de que hay dos entregas, naturalmente postintegral, que Norma no va a publicar. Lo afirmo porque en la página que dedica esta editorial a Crisse dicen que esta serie se empieza y termina con el integral, asiíque del resto (y relacionados) olvidémonos. Arg, espera, que en la página de Norma pone que vale 32 ... Diso, quiero morirme.
En fin, que un cómic de Fantasía en la estela de "Dentro del laberinto" y "Cristal oscuro", un cómic industrial hecho con oficio por sus autores que destaca por el bonito dibujo de Crisse. Un cómic pues, solo para muy fans de la BD, de los integrales (250 páginas, así que seguro que impresionas con un lomo tan gordo) o de la Fantasía y por supuesto, para aquellos incapaces de ver que Norma es cara y comete errores como las demás.

7 comentarios:

Ismael dijo...

Me has obligado a revolver en las cajas que tanto me habia costado ordenar para llevarme los tebeos a la Coruña:
Yo compré El Incal por 35,50 euros en el 2002. Sin portadas ni extras... ¡No, hay una introdución a dos columnas escritas taquigrafiada por la mona chita!
Y las portadas tenian su aquel cuando se juntaban. Pero al tener la historia en revista deje pasar los álbums hasta que finalmente la codicio me venció. ¡Por lo menos a tú has pagado 33 euros, la edad del Cristo.

lord_pengallan dijo...

algo es algo, pero no me consuela mucho.

Hellpop dijo...

Ismael, y lo peor es que al poco tiempo Norma vendía esa misma edición de El Incal con sobrecubiertas y una camiseta de regalo al mismo precio.

Al menos piensa que has podido pillar esa, y no la que sacan ahora con los horribles colores infográficos.

Ismael dijo...

Pues me parece que mondadori ha miniaturizado los Metabarones de Jodorowsky. ¡Los horrores se suceden!

A partir de ahora cada vez que reediten algún tebeo tendremos que marchar en procesión a las librerías. En la entrada un emisario editorial nos recibirá con una hostia para que comulguemos y ya en el interior asistiremos al espectáculo religioso desplegado justo detras del abochornado librero, quuien lucirá vestimentas de monaguillo sponsorizado por las editoriales cual vulgar piloto de rally, un coro de niños barbados recitando fragmentos de El libro del consuelo divino:
-"Máás te vale ENtraar... en la vida-eternAAA... con un solo ojo que perderte... teniendo los dooos."
Por supuesto, a la salida de la librería y después de haber adquirido la edición mierdosa el emisario editorial haciendose pasar por ciego, sordo y hasta por apestado, nos solicitará una lismonita agitando una taza de latón. ¡Y pobre de aquel que le arroje una moneda con demasiada fuerza!
-"¡Violentos, violentos!"

lord_pengallan dijo...

Pues mira que me estoy pensando en comprar la de Mondadori (la de Norma no lo tengo, pero la he leído 2 veces gracias a un amiga y la biblioteca). Tampoco me parece mal, teniendo en cuenta que no es una primera edición. Pero bueno, primero habrá que ver como es.

Hellpop dijo...

Tampoco está mal, dado el precio.

lord_pengallan dijo...

Ahi le has dado hell.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog