Ir al contenido principal

Relecturas CV: Thunderbolts-Vengadores Oscuros


Hace un tiempo repasé Thunderbolts pero se me olvidó esto... La cole andaba mal así que sestaba pensando en remodelarla. Meter al Hulk rojo, del que nadie hoy se acuerda, quizás hubiera estado bueno, y remover un poco las cosas, pero al final Marvel decidió que quería ese título para una cole diferente y nueva. Ni idea de porque quería usar una cabecera con solera para una cole que pretendía ser nueva y original, que, por supuesto, no llegó a ningún sitio, destino que todo aficionado preveyó porque la premisa no tiene ningún sentido salvo en la cabeza de alguien que no sabe de superhéroes. En fin, cosas del efímero Marvel Now. En compensación Marvel dio algo de cancha a J. Parker, desde que los editores son antiguos autores se trata mejor a los creadores, para que terminase lo questaba contando, pero le encasquetó a la cole un título nuevo muy posmoderno, es decir, de éxito efímero: Vengadores Oscuros. El caso es que eso solo subió las ventas. En EE.UU. hace tiempo que los cómics funcionan por especulación: las editoriales anuncian como medio año antes un nº con su portada y sinopsis, y si hay suficientes pedidos se lleva adelante, o sea, la gente compra según expectativas porque sólo tiene la portada y la sinopsis como elementos de juicio, así que la cancha que Marvel puso a Parker al final fue más larga.


Mientras se publicaba la etapa deste guionista yo demandaba su cabeza. Está escrito. Parker hacía un trabajo soso y se notaba que no estaba a gusto. Desde luego yo interpreto su etapa como una metáfora de su estancia en la cole: por un lado unos thunderbolts que se piran del presente (él) y por el otro unas autoridades cada vez más tiránicas (la editorial). En fin, el tío fue mejorando poco a poco, sin nunca superar la mediocridad, así que el cierre llegó en el mejor momento de la etapa, que se prolonga en estos nº aunque en realidad lo que Parker hace es recontar su última historia con el título apropiado. En esos nº sus thunderbolts huidos escapan con éxito, y en estos pasa lo mismo. Los thunderbolts-vengadores oscuros pasan a una Tierra Marvel alternativa donde se liberan del control del gobierno. Esta Tierra Marvel alternativa no es nada del otro mundo, aunque es algo originalilla, pero la historia es dinámica, irónica y, aunque pelín alargada, permite que todos los personajes se luzcan de tal modo que hubiera estado bien que la cosa hubiera seguido porque deja con ganas de leerlos más, aunque con otro guionista porque, evidentemente, una cole clásica de superhéroes no es el sitio para Parker.

Le acompañan aquí una ensalada de dibujantes mediocres del que sólo destaca K. Walker, pero por el coloreado que le dan a su dibujo, porque por su estilo grotesco, radicalizado por su torpeza, no es apropiado para el mainstream. La mayor parte de la historia la realiza N. Edwards, que es un dibujante de montón que, al empeñarse en utilizar el estilo seudorealista típico de los superhéroes, lo único que hace es ser más anodino y vulgar. No le hace ningún favor un color de trámite, de serie sentenciada.


Cuando leí estos cómics por 1ª vez pensaba que este supergrupo iba a seguir el camino de Alpha Flight, mi supergrupo favorito. Así que me ha sorprendido su relanzamiento. La coincidencia deste y esta relectura ha sido total casualidad. Se ve que Marvel está intentado volverse un pelín clasicota ya que sus cantos de sirena no han atraído a muchos/suficientes desos jóvenes lectores de cómics que no son hombres blancos protestantes. En fin, aunque Thunderbolts para estos últimos momentos que les comento está bastante desnaturalizada, como muy bien indica su nuevo título, no porque apenas quedan thunderbolts originales (3 pero en roles secundarios), sino porque la premisa original: unos exsupervillanos intentando que sus superheroicidades les permitiesen librarse del castigo por sus superdelitos de antaño, había pasado a: unos supervillanos controlados por la típica rama del gobierno estadounidense que se encarga de las operaciones sucias, con lo que el tema de la redención había dejado paso al de la libertad, si al principio los thunderbolts hacían heroicidades de motu proprio, al final lo que intentaban era liberarse de la tiranía gubernamental de motu proprio, y así unos supervillanos atrajeron nuestras simpatías, este final no desluce la cole moderna de Marvel que más éxito ha tenido. Parker se fue por peteneras, estuvo mediocre y no desarrolló a los personajes, pero su etapa no está muy lejos de la media y desde luego, a su modo, es más fiel al espíritu de la cole que el engendro de Ellis y lo que vino después hasta que él llegó, por desgracia no supo encontrarse con la serie y con la editorial y por ello huyó hacia delante hasta que le atraparon.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…