1.11.16

Guía de lectura eternos IV: Los Vengadores del 246 al 248


Supongo que para rellenar la cole el guionista dentonces, Stern, construyó este tríptico. Se documentó para ello, pero dio igual porque no se enteró, así que hace lo que puede para disimular que hay contradicciones entre lo hecho por Kirby y lo hecho por Thomas. Siguen existiendo porque son irresolubles pero, igual que ahora, en aquel momento la mayoría de la gente no sabía que las hay porque no había seguido a los eternos, de modo que más habría valido que Stern se hubiese concentrado en hacer una buena historia.


La cosa comienza en una fiesta de Sersi donde se cuelan Avispa y Starfox porque la irrupción en ella por parte de los delfianos para llevarse a la fuerza a la anfitriona despierta el superheroísmo de los Vengadores mencionados. Todo acaba en Olimpia. Allí Stern hace que Ikaris ponga al día al lector. Así, este eterno resume la cole de Kirby, los What if? y la historia de Alars que Starlin creó antes de quel 1º pariese a los eternos pues a eso apuntaban los susodichos. El hermano ahora de Zuras, llegó a Titán y se unió con la última descendiente de Urano, el tío de Alars, originándose así los titanes. Es totalmente absurdo el conectarlos porque no hay manera de encajar lo incajable, para Starlin Alars es hermano de Zeus Olímpico, no de Zuras el eterno, pero los editores Marvel de aquellos tiempos gozaban cuadrando el círculo y supongo que aquí pensaron que simplificaban algo la superpoblada Galaxia solar de Marvel. Lo peor de todo es que fastidia la creación de Kirby ya que, para encajar con las ideas de Starlin, la inmortalidad de los eternos y su Uni-Mente dejaron de ser poderes mentales desarrollados mediante disciplina para ser producto de un avance científico transformador. En fin, el tema es que los eternos desde los recientes sucesos ocurridos en Iron Man, que Stern da por conocidos por los lectores de Los Vengadores, debaten sin cesar entre abandonar la Tierra o quedarse en ella por lo que han acabado decidiendo que todos deben unirse en la Uni-Mente para zanjar el tema. Aquí es donde hace su aparición el supervillano de la historia. Stern rescata al por nosotros conocido Maelstrom conectándolo con el tema haciéndole descendiente de los desviantes, los archienemigos de los eternos. Así es un híbrido único en el Universo Marvel pues por parte de padre es inhumano y por parte de madre es desviante. Esta singularidad de nada le ha servido pues es uno de los numerosos personajes Marvel olvidados porque fueron inventados sólo para rellenar un nº. De su madre dice que fue asesinada por los suyos, a lo que él fue esclavizado por estos pese a que Kirby no mencionó que los desviantes tuviesen esclavos ahora. Una historia forzada que hace supone que el padre de Maelstrom dejó a su pareja y vástago al que luego, quizás, rescató. En fin, el caso es quel supervillano quiere matar a los eternos para hacerse con su poder. Menos mal que allí estaban algunos Vengadores. Maelstrom es derrotado por lo que el ritual de la Uni-Mente se lleva acabo. La solución que se dan los eternos a sí mismos es que deben marcharse de la Tierra a explorar el Espacio, tal y como un moribundo Zuras dijo, excepto los que no quieran. Sí, así de estúpido es todo. No queda claro quienes son estos pero entre ellos están Sersi, Makkari, Ikaris y Thena. Curiosamente la que más defendía la idea de su padre, así que aquí Stern estuvo aún más incompetente. En fin, los eternos como Uni-Mente abandonan el planeta y se llevan consigo a los desviantes, tras los sucesos de Iron Man los habían transformado en un cubo gigante y colocado en el subsuelo de Olimpia, para dejarlos flotando en el Espacio. Lo cual es una crueldad porque lo que los eternos han hecho los eternos pueden deshacerlo. Es decir, los desviantes no están muertos, por eso se les expulsa, pero dado que están inertes y ellos no pueden revertir su condición, el castigo es peor que la Zona Fantasma. Bueno, la verdad es que es típico de las divinidades, ale, toda la eternidad en los infiernos...


En fin, deste modo Stern redefine agresivamente el subuniverso eterno y refuerza la conexión de los eternos terrestres con los de Titán, cosa que ha dado totalmente igual pues nadie ha sacado historias dello (y ahora menos pues parece que los titanes están casi todos muertos) por lo que el tiempo ha hecho que la decisión de emparentarlos sea aún más innecesaria y por ello arbitraria.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues mira, en esto coincidimos. Con lo magnífica que es la etapa Stern-Buscema en Vengadores, qué flojilla y aburrida es la previa Stern-Milgrom, para mi lo peor de Stern. Prácticamente todo lo demás que hizo en marvel me gusta.

Antonio Alvarez dijo...

Yo nunca he podido pasar de la etapa Stern-Milgrom así que no sé como es la otra. Algún día la leeré.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog