Ir al contenido principal

Como me gustaría que fuese El Ministerio del Tiempo


Varias personas diferentes y sin coordinarse ni hacerlo a la vez, entrellas el ínclito Brainstormer, me han contado las "bondades" de esta serie, que parece que ha pegado fuerte (a lo mejor se ha desfondado ya). Todos me dicen que es una serie cutre y que el gustito que da es porque es una serie sin pretensiones. Es decir, que sus artífices se sienten libres de cualquier exigencia y así nos regalan una parida sin amor propio y sin profesionalidad. Como ni el jefe exige ni el público exige, los autores de esta serie hacen episodios sin currar nada. Sin ningún ánimo de hacer algo bueno, decente, inteligente o profesional. Esto es naturalmente lo que yo deduzco de sus palabras.

Esta pose hater, por si no es evidente aclaro que no he visto la serie y sólo se de ella por lo que me cuentan, quizás sea hipócrita pues me encanta Hércules: sus viajes legendarios. No lo veo así pero entiendo que es inútil argumentar porque no puedo probar de alguna manera que la serie estadounidense de los 90 es, si no mejor, sí distinta a la española. Así que retendré mis prejuicios. Pero por qué no la veo? La serie española claro. 

Pues porque su premisa es una barrera que no puedo sortear. No me refiero a que haya puertas temporales, que están sean judías o que resulta que estén, teniendo todo el mundo donde elegir, en la España de los Reyes Católicos. Lo que no puedo creerme es que un gobierno no aproveche esa ventaja en su propio beneficio (o ya puestos los judíos expulsados de su país en el siglo II d. C y perseguidos desde entonces). Podría asumir que EE.UU. no lo hiciese porque su historia es ascendente, aunque hace tiempo que tocó techo. Pero no puedo creer lo mismo sobre España porque su historia ha sido descendente desde Felipe II. Es decir, desde hace 4 siglos el reino de los Borbones no hace más que comer mierda así que no veo que un gobierno español no trate de cambiar eso, sobre todo cuando esa mierda antes era perder territorios (súbditos, dinero, poder) y guerras (prestigio, súbditos, dinero, poder). Cómo no evitar el hundimiento de los galeones cargados de oro que llevaron a la monarquía española (que en la Edad Moderna era lo mismo que el Estado español) a la bancarrota varias veces? Cómo no evitar el fiasco de la Armada Invencible? Cómo no evitar la humillación que fue la independencia de Portugal? Cómo no evitar que el heredero de Felipe IV fuese un crío imbécil y baboso (posiblemente con un solo cojón)? Cómo no evitar la humillación de la Guerra de la Independencia? Cómo no evitar la pérdida del Imperio? Cómo no evitar el Desastre de Cuba? Qué gobierno que está perdiendo una guerra civil no prevendría la victoria de unos criptofascistas ultracatólicos? Y eso en plan nacionalista, porque uno se pregunta cómo los reyes españoles y sus sucesores plebeyos (gobernantes ricos y dictadores) no mataron a Lutero, a Isabel I de Inglaterra, a Enrique IV de Francia, a Guillermo de Orange, a Volteaire, a Rosseau, a Marx, a Lenin, a Stalin y a los líderes socialistas, anarquistas y comunistas españoles por citar unos cuantos, que más que joder a España jodieron a los gobernantes de la susodicha, ya que antes, como en el Cine de Acción estadounidense de finales del siglo XX, todo era personal. Cómo no corregir el error de no dejar preñada a María Tudor? Cómo no aconsejar mejor al Conde-Duque Olivares (el último gran político español)? Cómo no salvar a nuestro primo Luis XVI? Cómo no favorecer la victoria de Hitler? Todo esto desde el siglo XVI en adelante, porque también creo que para los Reyes Católicos evitar la caída definitiva de Jerusalén en manos musulmanas o ir a tomar pescaíto con Jesucristo hubiera sido tremendamente tentador. No me cabe en la cabeza que los gobernantes, que siempre tratan de tener más poder y de perpetuarse y de enriquecerse, no usen las puertas para su propio beneficio convenientemente disfrazado de bien común. Qué somos españoles por el amor de diso! Si bien hablando de esto llegamos a la conclusión de que la ciencia de cambiar el Tiempo con éxito es ignota y por tanto intentar modificar algo es muy peligroso. Lo que queremos modificar es realmente crucial? Cómo ha de ser la modificación? El cambio que efectuemos durará lo suficiente? Será finalmente contraproducente? Puede ser, pero se me ocurren 3 razones para no aceptar esa idea. 1ª: la gente antes era más temeraria porque creía que sabía la Verdad (existe un dios y el Universo sólo es el Sistema Solar, que es geocéntrico), si bien la idea de cambiar el pasado sólo pudo darse cuando la creencia en la Providencia se debilitó a finales del siglo XIX seguramente algún príncipe maquiavélico como Fernando I de Aragón hubiera podido justificar que el que él tuviese una máquina temporal (porque en el Antiguo Régimen el reino era posesión del rey no de los españoles)  era parte del plan divino para el triunfo mundial del cristianismo. 2ª: si admitimos el viaje temporal como premisa de la serie ya no hay razón para que esta sea creíble. 3ª la gente siempre se ciega ante la perspectiva de tener más de lo que tiene. Felipe II era rey de todos los reinos ibéricos, rey de todos los reinos italianos, emperador de un imperio siempre soleado y ostentador de numerosos títulos nobiliarios menores (condados, marquesados y ducados) y el tipo intentó ser rey de Inglaterra y de Francia sin ningún rubor y, con poco interés, de Jerusalén (título que por otra parte ostentaba como muchos otros soberanos cristianos). Todo porque pensaba que, desde una perspectiva española y católica, él era el mejor para esos tronos. Ya es secundario para mi que la serie, según mis interlocutores, carezca de humor inteligente, rigor y el mínimo de calidad, además de no estar interesada en ser algo más que pienso o  en reflexionar de forma televisiva sobre algún tema importante. Es cierto que mi venerada serie de Hércules carece de todo rigor, seguramente la española le gane en ello, pero su comicidad es notable y tiene el mínimo de calidad y, aunque sus productores lo único que querían era producir pienso, sus artífices reflexionaron televisivamente (es decir, superficialmente, simplificadoramente y prejuiciosamente) sobre los típicos temas estadounidenses: la libertad, la violencia, el poder, la relación intersexual, la familia y la religión. Además, la serie de Hércules es puro peplum, pero a la vez algo singular ya que transgrede las reglas del género. No es un producto adocenado como me da la impresión que es la serie española. En suma, me da la impresión de que en ella no hay ninguna inteligencia ni ningún curro porque si hay un estado al que le beneficiaría cambiar la Historia ese es España. Por tanto, no tengo interés en dedicarle tiempo a algo cuyos artífices no han empleado tiempo.

Además, hablando desto con el último espectador satisfecho que me ha comentado la serie, el sarcástico Goblin Voyeur, se me ocurrió la idea que justifica el título de este post. Una genialidad, por supuesto, que al ser mejor que la premisa de El Ministerio del Tiempo me confirma que los autores de la serie no se lo curraron y por ello paso de verla. Si ellos no se esfuerzan porque he de hacerlo yo? Él reconoció que era muy difícil aceptar que Franco no lo usase a su favor (o incluso los que veían que en cuanto muriese iban a perder el poder). Esto me llevó a pensar que el villano recurrente de la serie debería ser Franco. Para empezar es un dictador y eso da mucho empaque a todo villano, para continuar es una persona despreciada por la sociedad española actual y eso es una condición que debe cumplir cualquier villano, ser despreciable para el público, y, lo más importante, permite meter nazis que aún son el súmmun de la villanía además de que dan a la serie una patina pulp muy de moda ahora entre los que fuimos infantes en los 80. Además también podemos meter ninjas habida cuenta de la alianza entre alemanes y japoneses en los 40 del siglo XX. Cosa muy de moda ahora gracias a otra serie española y que darían a la serie el aire exótico y misterioso que toda producción Pop debe tener si quiere tener éxito además de meter artes marciales. Naturalmente Franco no sería tal y como fue, sino un tipo patético y ridículo, o sea, tal y como se le ve ahora. Yo quería que fuese encarnado por Pepe Viyuela pero mi novia ha dado en el clavo: Santiago Segura. Un Franco torrentiniano sería como un canto de sirena para la audiencia española. Los buenos, como en toda serie televisiva Pop, han de ser masturbatorios, es decir, deben chupar la polla al espectador haciéndole pensar que sus ideas y valores son geniales, y conservadores. Han de defender siempre el status quo porque se considera perfecto o como se dice ahora: defectuoso pero el mejor posible. Vamos que Rajoy es un buen guardián de las puertas y jamás tendría la tentación de cambiar las elecciones del 14M. La tele no quiere alentar ninguna rebelión sino adormecer. Teniendo en cuenta esto los agentes antifranquistas, además de defender el curso de la Historia tal y como suponemos que ha sido aún a pesar de que no ha sido favorable para España, salvo para los que piensen que ser gobernados por Zapatero y por Rajoy es lo que mejor le podía haber pasado a este reino, ya saben eso de la mayor época de paz y prosperidad, cómo si hubiese sido mérito ntro., o deben ser actuales, versiones idealizadas del espectador medio (tal y como son por lo que sospecho los personajes de Cuéntame ya que sólo he llegado a ver 5 minutos de esa delirante y disparatada serie), o, siendo un pelín audaces, algo impropio de la tele, del futuro. De un futuro en el que España está en el 7G, todo español tiene casa propia y trabajo estable, la selección de fútbol española es heptacampeona mundial, el Real Barcelona es el equipo de fútbol rey de la Liga Europea, sigue reinando en ella un Borbón tan estupendo y guapo como sus ancestros, quizás homosexual, y es el primer destino turístico mundial recibiendo millones de turistas que se arruinan dejando todo su dinero en cosas únicas que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo porque está hechas aquí, en España, no en China, Alemania o EE.UU. Yo apostaría por esto último ya que ahora el personal necesita un futuro dorado en el que creer, así como el futuro permite cierta comicidad autoindulgente, rollo 8 apellidos (que tampoco he visto como otros 38 millones de personas más en este reino), que siempre es bienvenida por el espectador medio de la tele porque le hace sentir aceptado y aceptable.

En suma, si El Ministerio del Miedo fuese una serie fórmula en la que en cada episodio unos españolitos típicos frustrasen los planes perversos de la semana para cambiar el pasado  de un Franco torrentiniano auxiliado por malvados nazis y sigilosos ninjas surgidos del más delirante Pop, yo me vería la serie con deleite. Como no es así, chorradas no faltan y cosas de calidad por ver también hay. Así que por favor avísenme si esta genialidad mía, a diferencia de las otras, no es despreciada por un mundo ignorante y supersticioso y es adoptada por los artífices de la serie como la única forma de hacer bien las cosas.

Comentarios

jose masaga ha dicho que…
*Plas plas plas*

Si hubiera de verdad puertas temporales, las usaría para advertir a mi yo del pasado para que no viera la serie. Estupendo artículo, que además se desmarca de la fácil postura hater.

Tu serie sí que sería un bombazo...
Carlos de la Cruz ha dicho que…
No, no es así. Estás dando por supuesto que los que han pensado esta serie se la han planteado de este modo: "¿qué pasaría si desde hace 500 años el Reino de España tuviera la posibilidad de viajar en el Tiempo? ¿cómo cambiaría la historia? ¿cómo aprovecharía este omnímodo poder?". Pero no, ese no es el objetivo de la serie. El objetivo es: "Tenemos una historia de España rica en acontecimientos en los últimos cientos de años, ¿qué tal si lo aprovechamos para hacer una serie de aventuras en la que en cada capítulo se visite una época concreta?".

Los gobernantes de España, en la serie, no cambian el pasado para que nos vaya mejor, porque entonces no podríamos enseñar (deleitando) Historia de España.

La serie a mí me gusta. Los chistes no son de vergüenza ajena. Los actores y sus personajes están bien, y los hay incluso con carisma. Es entretenida, te ríes, hasta te emocionas en algún punto. Un poco como Hércules y sus Viajes Legendarios ;).

Por cierto, yo tampoco he visto "8 Apellidos Vascos", pero cualquier día caeré.
Antonio Alvarez ha dicho que…
No me has entendido ben Carlos. Sé que la serie no va de cambiar la Historia. Por eso mi incredulidad. Lo que no puedo asumir es que un gobernante que sólo come mierda no se le ocurra hacerlo y por eso he pasado de la serie pese a las efusivas recomendaciones. La serie no tiene una premisa sólida y creíble así que lo viene después no puede estar bien por pura lógica.

En cuanto a lo de enseñar, creo que una serie de tv no es el lugar porque no es un formato bueno para enseñar algo más que una anécdota. Por otro lado, si el rigor es el mismo que en Isabel, que no he visto, pero sólo viendo que a la Católica la ponen con el típico aspecto de princesita, como si las feas o normales no pudiese ser reinas, y no han puesto que ella y su marido eran de la misma edad sino que este le lleva 11 años (como si fuese un matrimonio de los de antes) creo que lo que va a hacer es deformar.

Por otro lado creo que estás siendo ingenuo. Explotemos a Isabel es lo que han dicho los productores, nada de enseñar. Ni a ellos, ni a los espectadores les interesa la Historia de España porque sino estarían leyendo un buen libro sobre el tema o llenando los museos y las salas de conferencia en vea de hacer el idiota. La serie es puro soma.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Gracias José.
Bester brainstormer ha dicho que…
alguien ha usurpado mi identidad o hubo algún malentendido ;) ,
nunca he dicho que me parezca serie cutre ni que no tenga pretensiones ni que hagan cualquier cosa sin exigencia alguna ni que no le pidamos nada.

Obviamente la premisa de la serie es cuestionable como explicas, pero muchos otros productos de fantasía tienen boquetes similares o mayores, incluso en sus premisas, que no impiden que se disfrute lo que sea disfrutable como en este caso hay numerosos momentos.

el hecho de que la premisa de partida no sea creíble y que ello te impida acercarte al producto es comprensible. Pero eso no quiere decir que esté mal hecha o no sea entretenida, que es para lo que vale. no pasará a la historia y tiene cosas mejorables que no están especialmente en el tema de la alteración del pasado de España. Pero ese tipo de ucronía tampoco es de lo que va la serie que tira por otros derroteros.

creo que en un producto de ficción sobre de viajes en el tiempo plantearse asuntos de credibilidad o lógica es pedirle peras al olmo.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Bester no has dicho eso, simplemente lo que has dicho lo he traducido a mi lenguaje. Me imagino que la serie es cutre porque es una serie española, presupuesto no tiene, y nadie me ha dicho que sea gran cosa. Para pasar el rato. Por eso deduzco que no hay pretensiones, y cuando no las hay es que no hay exigencia. En todo caso yo no he dicho que no sea entretenida. Las 3 personas, cada uno con vuestro gusto diferente, me habéis dicho lo mismo: la serie es mediocre. Ninguno ha dicho que la serie es divertida, estupenda, de gran calidad, ni nada.

Seguramente mi crítica está desenfocada porque al no haber visto la serie me centro en los viajes, que es lo que se me ha destacado.
En todo caso esto es una mera cuestión de gustos. Si yo aprecio fallos ya no me gusta la cosa porque entiendo que alguien al que se le ha pagado no puede cometer errores que otro alguien descubre sin esforzarse. Por eso hace años que no veo blockbusters y productos de entretenimiento afines. Esos boquetes me indignan porque en general se podían haber resuelto con un poco de amor propio. Y aquí está la diferencia entre ntros., yo no creo que sea pedir peras al olmo. Todo relato puede tener una base sólida, si no la tiene es porque no se la ha buscado y por eso paso de él. Mi idea creo que demuestra que es posible hacerlo mejor. Ahora, que si los viajes es algo marginal en la serie pues entonces he exagerado, pero todos habéis incidido en los viajes y no en otro aspecto. Igual resulta que es una buddy movie la mar de graciosa en la que los viajes es algo totalmente marginal que sólo ocupa 5 minutos, pero eso no es lo que me habéis transmitido.

Pero vamos, que cada uno haga lo que quiera. Yo me he limitado a fantasear con una serie con nacionalcatólicos, nazis, ninjas y viajes temporales. No pretendo que la serie se deje de ver porque a mi, de oídas, no me parece buena.
Jan Cantor ha dicho que…
Yo aplaudo una crítica tan buena y tan inteligente de un producto que no has visto, ni vas a ver.

Carlos Boyero estaría orgulloso :)
Carlos de la Cruz ha dicho que…
Antonio: Hay muchas series que no tienen una premisa sólida y creíble, y luego están bien. Por ejemplo, la mayoría de las cosas que suceden en Hércules es una patada en las pelotas de la mitología griega, pero aún así, tiene su gracia.

Lo de "enseñar (deleitando)" tampoco lo decía completamente en serio. De hecho, no lo decía ni siquiera un poco en serio XD, supongo que debería haber puesto más emoticonos.

"La serie es puro soma": no tengo ni idea de a lo que te refieres; me falta base, me temo.

La serie que tú comentas mola, no te digo que no. Pero no creo que se pudiera vender a TVE. Muchas veces, nos movemos en el terreno de lo posible.

Finalmente, coincido con Jan Cantor, la reseña es divertida, pero tanto las críticas a "El Ministerio..." como a "Isabel" son curiosas, teniendo en cuenta que no has visto ninguna de las dos series :D.
Bester brainstormer ha dicho que…
Vuelves a inventarte lo que digo;). A mi SI me ha divertido por momentos la serie. No se a los demás.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Jan, no sé como tomarme tu comentario. No sé si estás denunciado mi soberbia o me estás riendo la gracia. No considero que haya criticado la serie sino su premisa. Y en todo caso siempre he dicho que no la he visto, por tanto ya le estoy quitando toda validez como tal a lo que digo. Yo he intentado decir que la premisa de que las puertas las tiene el gobierno español desde hace 500 años es estúpida y que se debería haber buscado otra. En cuanto a lo demás, cutre, mediocre... etc. creo que es de cajón. No estamos hablando de una de las mejores series de la tele de la Historia. O sí?

Carlos la serie de Hércules no pretende recrear los mitos griegos. La premisa es una serie de aventuras familiar sin ninguna pretensión. Un poco como Star Trek. La Fantasía que tiene es coherente. No pretende que asumamos algo que es muy descabellado, que no es que haya puertas, es que un gobierno no las use.

Lo de soma seguro que te lo sabes. Es el soma de Huxley: droga gubernamental para tener a la gente contenta.

En cuanto lo de la crítica a Isabel. Me basó en lo que sé así que creo que está fundamentada, sobre todo porque no voy más lejos de ahí. El hecho de que Isabel sea la típica princesa de cuento, joven, guapa, rubia y ojos azules, y que su marido sea bastante mayor que ella (aunque igual en la serie se dice que son de la misma edad), pues el otro actor le lleva como 10 años, además de deformar la realidad pone un velo conservador que quita todo rigor al historicismo de la serie aunque sólo sea porque ya no está presente la neutralidad necesaria. Necesito ver la serie de Isabel para "denunciar" el aspecto de Jenner? Necesito ver la otra serie para "denunciar" que no hay quien no se crea que un gobierno no use las puertas? Con la de serie del Ministerio del tiempo he desbarrado más pero no he criticado a la serie sino aspectos de la misma que conozco.

Bester de nuevo nos separa el lenguaje, creo. Para mi divertido es más que entretenido. Precisamente porque cuando me hablas de ella con cosas como "me ha divertido por momentos" yo pienso que te parece que es mediocre. Eso no se dice de una serie "divertida". En todo caso perdona si piensas que estoy manipulando lo que has dicho. No es mi intención.

Y gracias Carlos por el piropo por mi "serie", aunque me parece que ha sido por ser educado :P De eso precisamente iba el post, eso es lo que me interesa de él. Lo que pasa es que se me ha ido la mano con la explicación de por qué no veo la serie y yo mismo me he boicoteado. :(
Bester brainstormer ha dicho que…
Como muchas otras series me parece que tiene momentos divertidos, algunos otros mediocres y algunas otras cosas malas que no me ha costado obviar. Lo dicho, como muchas otras grandes series que he visto comparte esos bajones.

Ya depende de donde ponga uno el nivel de exigencia. Si solo puedes ver una serie muy divertida y que esta lo sea el 100 % del tiempo, no te la recomiendo.

sigo pensando que la premisa débil no impide el disfrute de sus buenos puntos. a mi al menos, no me lo ha impedido ;)
Bester brainstormer ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos de la Cruz ha dicho que…
No he leído "Brave New World", así que no tenía la referencia del soma. Ahora sí he visto de qué va el tema.

En la serie de Isabel creo que daban a entender que eran más o menos de la misma edad... aunque no lo puedo decir con certeza. Pero bueno, tampoco quiero rebatir punto por punto todo lo que has comentado.

No digo por educación lo de que me gustaría ver tu serie. Me parece que sería algo muy loquísimo y divertido de ver, aunque yo pondría a Carlos Areces a hacer de Franco, creo que lo clavaría. Pero sigo pensando que es una serie que no se le puede vender a TVE.

Ah, y como no lo he dicho antes, lo digo ahora: "El Ministerio del Tiempo" no me parece cutre ni casposa. Me enganchó desde el primer día y vi todos los episodios con entusiasmo, frente al televisor, lunes tras lunes. Aunque le veo los fallos, sobre todo por el tema de paradojas temporales, y hay algún capítulo que no me pareció tan bueno como los otros (me decepcionó el de los 80), me parece que tiene un buen nivel de producción, humor que no provoca vergüenza ajena, y buenos personajes, tanto principales como secundarios, a los que se les termina cogiendo cariño.

Para gustos, los colores.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Bueno, no se trataba de que todos tuviésemos que justificar porque vemos una serie o no. Ninguno de nosotros juzga a otro por eso. En todo caso, yo no necesito para ver una serie que sea sobresaliente. Me importa más que su premisa me parezca a mi aceptable. Dicho esto, tampoco me estáis diciendo que es como Breaking Bad. Vamos, que me la puedo perder sin problemas.

Carlos, tío, no se puede ser friki y no haber leído Un Mundo Feliz... Areces también sería bueno pero sería otro tipo de villano... Sí exactamente es eso. Cada uno tiene sus gustos. En todo caso seguro que mis deducciones sobre la serie son exageradas. Igual es mejor que Águila Roja y estoy siendo injusto y prejuicioso con ella metiéndola en el mismo saco.
alonso ha dicho que…
Creo que si estás siendo prejuicioso e injusto con la serie. La estas prejuzgando porque no la has visto, si la hubieras visto estarías juzgándola, al no haberla visto la prejuzgas. Y estas siendo injusto precisamente por lo mismo, por no haberla visto y basarte en tu interpretación de lo que otros te han dicho, a pesar que al menos alguno ha dicho que tu interpretación de su opinión era errónea.
Dicho esto creo que llevas razón al decir que hay un fallo en que el gobierno no se hubiera aprovechado de las puertas para cambiar la historia a su favor pero esto no impide ver la serie, que mas da si aceptamos las puertas del tiempo podemos aceptar esa bondad de nuestros dirigentes.
Y si, no pasa nada si no la ves pero creo que es una serie que esta bien y que tampoco te haría daño en caso de verla y encima podrías hacer una segunda entrada con tu opinión de la serie una vez vista

Un saludo
Antonio Alvarez ha dicho que…
Hey alonso! Claro que estoy siendo injusto y prejuicioso. No lo digo claramente porque creo que se deduce de cuando digo que critico la serie sin haberla visto. Lo que único que digo es que hay cosas que digo que son ciertas aunque no haya visto la serie. Por ejemplo está claro que es una serie de poco presupuesto y también mediocre formalmente. Por eso como digo, aunque se me ha ido la mano, lo que yo quería era contar mi idea sobre la serie, no ponerla a parir simplemente porque ha tenido éxito.

Lo del gobierno me quema bastante porque es tan fácil como haber hecho que no las tuviese el gobierno. No era muy difícil no caer en la tontería a la primera.

La serie no la veré porque hay muchas más cosas por ahí que me interesan mucho más. Es decir, no veré la serie más porque hay otras cosas que porque no me guste la premisa.

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…