12.5.09

Critiquita 272: Tirante el Blanco, M. Porto, SM 2008

A mi me gustan las novelas de caballerías. Su rudeza y simplicidad junto con su violencia, erotismo, imaginación y honradez las hacen entretenidas y curiosas. No he leído muchas y además, casi todas sobre la Materia de Bretaña. Por eso alguien, creo que mi madre, me regaló "Tirant lo Blanch" (de J. Martorell), una de las novelas de caballería españolas más famosas e hito de la literatura valenciana (el original esta en valenciá). Pero nunca me he atrevido con ella. Son más de 1000 páginas. La edición que tengo son 2 volúmenes, tan voluminosos, que asustan. Son 2 auténticos tochales. Creo que son los libros más gordos que tengo (y yo tengo libros gordos y la edición de los "Metabarones" de Mondadori). En fin, que cuando vi que salía este cómic pensé en pillarlo (es barato y no pintaba mal) para así poder hacer un, por fin, acercamiento informal a esa obra ciclópea que es "Tirant lo Blanch", porque leerla de cabo a rabo no va ocurrir mañana.
Como sólo conozco el original de vista no puedo hablar mucho de la adaptación que hace Porto. Evidentemente es un fragmento, no sé si será el más apropiado, ni como de fiel y pertinente es la adaptación. De todas formas, si el cómic esta bien tampoco es que importe mucho y este no esta mal. Por la lectura se ve que Porto ha conservado el saborcillo medieval (casi renacentista) y tampoco es que la estructura lineal y simple de una novela de caballerías presente muchos problemas para la adaptación. Así que sospecho que la adaptación esta bien. Por lo demás, el guión es muy simple e impersonal (no hay mucha psicología de pjs), pero como siempre va hacía delante y ocurren muchas cosas y hay elementos de sitcom y ocurrencias medievales la mar de llamativas y hay muchos cambios de escenario y sorpresas (y el cómic es breve), pues la lectura es amena. Por este lado Porto sale bastante airoso del tema.
Tampoco el autor lo hace mal dibujando. Con un estilo de dibujo europeo que recuerda al de D. Torres y una narrativa propia de la bd Porto hace un trabajo correcto. Su estilo sencillo y claro es efectivo y, aunque no es atractivo, la claridad de la composición y un color sencillo y plano pero muy bien dado convierten a esta versión de "Tirante el Blanco" en algo grato visualmente. La narrativa no esta mal pero es donde residen los fallos de la obra. Probablemente esta narrativa confusa se deba, sobre todo, al original, que me supongo que debe de ser bastante denso. El problema que no consigue resolver Porto es estructurar bien la historia a lo largo del cómic. Como no lo consigue la lectura no es del todo satisfactoria porque las elipsis no suelen ser exitosas al no pillarse al vuelo, las transiciones entre escenas son atropelladas, no ayuda al ojo ha discurrir por la página, muy densa en viñetas, y, como mantiene siempre el mismo ritmo, no enfatiza los momentos más importantes y llamativos de la historia. Esto también perjudica a los pjs, pues no los presenta adecuadamente, por lo que el lector tarda en hacerse con ellos dificultando la fluidez de la historia. En cuanto a la recreación de la época no esta mal. Con sencillez y libertad, cualidades muy apropiadas para adoptar una novela de caballerías pues estan son ficción, recrea bien la época, aunque se hecha de menos más magnificencia y barroquismo en la corte bizantina y se deplora la excesiva simplicidad de los fondos.
En fin, no es un mal cómic. Es grato y ameno y supone un acercamiento fácil y desenfadado a una gran obra literaria absolutamente olvidada por todos, lo cual no es despreciable. Le ayuda una buena edición de SM, aunque demasiado sobria, podría haber incluido un artículo sobre la obra para culturizar a la juventud y algo sobre el autor para promocionarle, y poco arriesgada, seguro que la editorial se podía haber permitido sacarla un poco más barata. Así pues, una lectura interesante, un cómic dinámico y la constatación de que la violencia y el sexo son un gancho atávico. No esta mal, eso no justifica su compra, pero sí una lectura si se tiene la oportunidad.

2 comentarios:

Ismael de Tierra X. dijo...

He visto la colección, ¿la dan como literatura infantil? Si es para niños dicen que conviene la tapa dura, por aquello de que compran los padres.
¿Sabes que se puede conseguir el título de filologia cabrahispánica cum ramalaude sin haber leído novelas de caballería? Ocurre todos los días, pero es asquerosamente normal ya que son los mismos que aprisionan a Raimon Llul en el cofrecillo literario.
Yo sí he leído esa novela (y no sé si es una novela), tira para rollete y el humor y el sexo son para gentes de otros tiempos. Para leer una buena me quedo con Amadís y Galaor que son dos de los mayores personajes de la literatura española y, si esto fuesen los USA o los Estado Unidos de la Reina de Inglaterra, ya tendrían colección propia en tebeos.
La novela de caballería españotuguesa (antecedente del tortillo-spagetui western) es muy diferente a la materia de bretaña y prima el pensamiento primitivo y la analogía, son jodorowskianas o hipotipósicas, puro relato. Algún día sustituirán al PRoBLema del Cid ese.

lord_pengallan dijo...

Bueno, lo de novela esta más para que nos entendamos. No seamos quisquillosos. :)
Yo también me he leído Amadís! No esta mal. A mi es que esa ingenuidad adulta (porque hay mucha violencia y sexo) de estas novelas me hace mucha gracia. La verdad es que si es un tipo de novelas que se podría mandar en el cole. Pero bueno, es muy español el no mirar al pasado (lo de la Guerra Civil es un sarampión que se va a curar ya pronto).

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog