Ir al contenido principal

Epílogo de Los eternos: La saga de los celestiales (Guía de lectura de los eternos II)



Ya dijimos que Kirby quería a Los eternos fuera del Universo Marvel. Pese a ello su deseo no fue respetado. Tras un minidebate Marvel decidió incorporarla a su universo. En un principio no había mucho problema en ello pues todo dependía de cómo si hiciese. Como siempre. A la postre, dado lo mal que se hizo, la tarea era complicada dado la similaridad del cosmos eterno con el marvelita, pero eso ya lo sabían los autores de la integración, y lo perjudicial que ha acabado siendo para las creaciones de Kirby, nunca han encontrado su lugar en el Universo Marvel, lo mejor habría sido ponerlos en una Tierra paralela. Cierto es que en aquella época no era habitual, pero por ahí estaba el mundo del Escuadrón Supremo, así que se podría haber escogido esa opción, que además era fácil.



El que integró Los eternos en el Universo Marvel fue Thomas por ambición, frikismo y porque era el guionista de Thor en aquel momento. Esa cole se estaba acercando al nº 300 y qué mejor adorno para la ambiciosa historia que estaba planeando para que finalizase en esa entrega, que usar las creaciones de Kirby, que no desentonan en una cole de aire mitológico? Teniendo en cuenta el injustificado ego de Thomas probablemente fue una cosa de soberbia: ser el continuador de El Rey y el que introdujo a los eternos y sus primos en el Universo Marvel. Es este el precedente que motivó que Angela se introdujese en el Universo Marvel a través de la cole de la versión marvelita del dios del trueno vikingo? En fin. Así nació la llamada "Saga de los celestiales", aunque en realidad se subordina a la historia de quién es la madre de Thor. A pesar dello tiene más importancia la migración que quién parió al hijo de Odín ya que eso ha tenido escasa incidencia. Todo comenzó en el anual nº 7 de Thor (curiosamente forum, cuando editó la saga, lo puso después del final de la misma), más o menos 6 meses después del cierre de Los eternos, que se ambienta en el pasado, en el año mil d. C., cuando según Kirby los celestiales volvieron por 3ª vez a la Tierra y residieron un tiempo en los Andes. Tras eso hay que esperar al nº 283, casi un año media entre este y el anual mencionado, para la continuación de la migración, que tiene lugar en el presente (o sea 1979) pues en él El Rey había ambientado Los eternos. Esa entrega continúa el relato de Kirby, volviendo a los Andes, una localización y trama abandonada por El Rey en el tramo final de la serie, de forma bastante estúpida (por ejemplo un espía de SHIELD invita a una perfecta desconocida a espiar con él todo porque en realidad ella es un desviante y Thomas no sabe como meterla en la acción o que haya eternos que no sepan cuando son las Olimpíadas eternas) y sin respetar lo hecho por Kirby: Ajak y el dr. Damian, al contrario que en Los eternos, no se llevan bien, la desviante es tan hermosa como cualquier humana o ... eterna, un eterno maneja tecnología desviante... Sin duda Thomas sólo hizo una lectura superficial de la serie de tal modo que no se enteró de nada, ni de los detalles ni del fondo. Ya hablé destos nº pero sin la lectura de Los eternos fresca. La "Saga de los celestiales" quedó relegada en el 292 hasta el especial nº 300, y termina con un epílogo en el nº 301 (vol. I EE.UU. por supuesto), malo porque está destinado a hilar y explicar y no a contar un relato de interés. El final no es de Thomas, por desavenencias dejó su historia colgada y se marchó de Marvel, sino de Gruenwald y Macchio, editores que habían colaborado con el guionista en la manera de meter Los eternos en el Universo Marvel. Por eso la saga termina un poco abruptamente.

Creo que lo que más llama la atención de esta historia es el protagonismo de Thor. En el siglo XXI el dios marvelita-vikingo es un secundario en su propia serie además de débil, pero en 1979 y 1980 domina su propia cole y es el más poderoso de todos. En aquellos momentos sí que era el Superman de Marvel. Así, a veces el tipo es incapaz de ceder pues sabe que tiene poder suficiente para imponer su criterio. El descubrimiento de una cara oscura en un personaje hasta entonces unidimensional, y desarrollar el conflicto paternofilial, que es el trauma superheroico de Thor, es lo único bueno de la etapa de Thomas en Thor. Así, la motivación heroica del trueno vikingo-marvelita no es su altruismo, consecuencia de descubrir la humildad, sino la frustración que lleva el ser eternamente príncipe heredero y el ser eternamente hijo de. La imposibilidad de madurar, es decir, de crecer, ser libre, autónomo y reproducirse, es la fuente de su odio a la autoridad, que es el auténtico origen de su lucha contra todo tipo de sádicos. A la luz de esta frustración quedan justificados todas las idas y venidas de Odín a lo largo de los diferentes volúmenes de la serie y el hecho de que Thor no haya sido líder de los Vengatas, así como el fallo de sus 2 relaciones sentimentales y su celibato desde la último, a la vez que eleva el interés de toda la cole al dar fondo incluso a las aventuras más tontas. Otra aportación importante a Thor que Thomas hizo en esta saga, es la de establecer el carácter cíclico del panteón vikingo-marvelita. Su Ragnarok no es único y final sino periódico.


Viñetas 1 y 2 de la página 7 del anual 7 y 1ª viñeta de la página 6 del nº 289.

A pesar de esas interesantes ideas, esta historia es mala, ya en su día no era mucho mejor. Thomas siempre ha sido un tostón salvo cuando le tocaban dibujantes capaces de contar ellos la historia, tales como BWS o J. Buscema, o adaptaba buenos textos literarios. Esto explica que goce de mucho prestigio pese a no haber escrito nada sobresaliente en Marvel salvo Clavos rojos (creo que lo hizo mejor en DC pero no conozco mucho su trabajo allí). El gran problema de la historia es que es muy larga de modo que hay mucha paja que Thomas no sabe como hacer entretenida y los dibujantes no saben como hacer atractiva. Luego hay otro problema importante: el querer tratar a la vez 2 temas sin mucha relación. Ya se mencionó que la idea de Thomas era por fin revelar la identidad de la madre de Thor pues, aunque parezca extraño, a esas alturas todavía se desconocía. Se sabía que no era hijo de la esposa de Odín, su padre, pero no se había dicho más. Supongo que por falta de interés de los guionistas y, también, por no tener que hablar de múltiples matrimonios, adulterios o sexo prematrimonial. En ese relato no encaja bien la migración de Los eternos, ya compleja por su difícil encaje en el cosmos marvelita, y por eso no debió subordinarse al descubrimiento de la madre. El tema es que investigando a los celestiales, Thor descubre quién es su madre que, como en la tradición, ahí está Edipo, es en realidad un autodescubrimiento. La migración es algo muy delicado y por ello no se puede mezclar o diluir. Los eternos y cía no pueden intervenir en un relato del Universo Marvel sin ser antes parte del mismo. La intención de Thomas era dar respuestas, así que meter a los eternos y cía era un sin sentido porque eso generaba preguntas. Por eso, al final, el hilazón de celestiales y demás con los panteones marvelitas es problemático en vez de resolutorio. Establece que los panteones llegan a la Tierra (nadie sabe cómo por cierto, ni antes ni ahora) entre la 2ª hueste, es decir, tras el Diluvio, y antes del nacimiento de la Historia, y eso plantea el problema, aún pendiente de resolver, de cómo se coordinaron eternos y dioses hasta que por la 3ª hueste los dioses abandonaron la Tierra (cosa que no tiene mucho sentido pues los griegos y egipcios lo hicieron antes del Edicto de Tesalónica y los hindúes nunca lo han hecho). Pero no sólo es eso, es que introduce una nueva deidad procedente de un misterioso panteón, la Diosa Tierra, que es la que resuelve el problema (trayendo a colación una vieja y olvidada historia de la cole procedente de la deleznable etapa de Conway), negociando por supuesto, por lo que se puede decir que el nº 300 es uno de los pocos cómics feministas de Marvel, y eso plantea el problema de cómo se coordina ella, que tanto amor por los humanos tiene, con los celestiales a lo largo de la historia de la humanidad, que fue creada por estos últimos. Sin embargo esto no es lo terrible de la migración, lo es el que se hizo degradando lo creado por Kirby. Debería haber zanjado el debate mencionado al principio el que los eternos deberían ser opacados para no opacar a los principales panteones marvelitas, el vikingo y el griego, y que los desviantes serían otra especie habitante de la Tierra hostil a la humanidad más. Si el destino de las creaciones de El Rey era acabar como comparsas, entonces es que la idea de la integración no era buena. Finalmente la "Saga de los celestiales" tiene otro problema importante: la mala resolución del tema del juicio a la Tierra de los celestiales. Este era el tema de Los eternos y por ello había que resolverlo para que sus protas pudiesen fluir por el Universo Marvel, pero no se hizo bien. El tema era tan complicado que lo mejor hubiera sido dejarlo estar. El juicio iba a durar 50 años, luego iba a terminar en el 2026 (cuando Thomas y muchos aficionados van a estar criando malvas), y en tiempo Marvel esos 50 años pueden no pasar nunca, por lo que bien se podía haber dejado la cosa como un elemento que sirviese de tabla de salvación a un guionista sin ideas de cuando en cuando. Pero no, Thomas y cía, por soberbia, quisieron zanjarlo aplicándole el motivo del conflicto sólo resoluble mediante la violencia de todo argumento superheroico. Así, convirtieron el juicio en algo negativo en vez de la motivación para mejorar que tenía con Kirby, de modo que metieron la trama en una lucha tan difícil de resolver bien que al final no se hizo bien: una pelea épica pero gratuita y un final feliz propiciado por deus ex machina. Todo el misterio y misticismo de Los eternos y la épica de Thor al garete. Así, extensión, mezcla y violencia hacen que la "Saga de los celestiales" sea mala y un destronamiento de El Rey (qué pensó de la parida en la que habían convertido su trabajo? Le consoló el respeto y el afecto con que se hizo?). Manifestación dello es la muerte de Zuras el líder de los eternos, una evidente forma metafórica de matar al padre en toda regla, en el nº 300. Con la migración algo se perdió y nada volvió a ser igual. De lo más elocuente es el título del tomo de Panini que contiene la 2ª parte de la "Saga de los celestiales". Aunque seguro que ha sido inconscientemente.



Como sabemos, entre medias de esta historia hay un interludio. En el nº 292 Thomas abandona la trama de los celestiales para poner en 1º plano lo de la madre de Thor. La incapacidad para contar las 2 cosas a la vez revela claramente lo erróneo del planteamiento de unir las 2 cosas. En fin, para el tema de la madre se lió la manta a la cabeza e hizo lo que a mi me encanta de los superhéroes, que hoy prácticamente se ha perdido, que es ser audaz y transgresor. Los 1º cómics que leí de superhéroes fueron los nº en que Thor se enfrenta al Cruzado! y luego a Drácula!! Eso, impresionó tanto a mi tierna mente, 8 años tenía entonces, que aún sigo aquí. Aquellos enfrentamientos no pueden ser más estrambóticos, originales y alucinantes (cosa que compensa la mediocridad de esos nº). Poco después vino Simonson metiendo mitología vikinga a porrillo... Esa audacia transgresora, esa absoluta falta de límites por no tener vergüenza de mezclar lo que sea mientras sea popular, es lo que tenemos aquí, mas, lamentablemente, mal ejecutado. Thomas se inventó un ojo flotante, enorme y con nervio óptico!!!, que es el de Odín, para revelar a Thor el pasado que su padre le niega conocer, de modo que esos nº están llenos de viñetas delirantes casi absurdas. La tal revelación Thomas la construye adaptando la trilogía de Los nibelungos de Wagner. Pero el Ojo de Odín es un personaje aburrido y la adaptación es lamentable porque es un resumen apresurado y sin alma.


1ª aparición del Ojo de Odín. 1ª viñeta de la página 11 del nº 292.

Así, la lectura de estos nº, los anteriormente reseñados más la adaptación de la obra de Wagner, es dura por pesada y aburrida y triste por como se enloda el trabajo de Kirby. La cosa mejora un poco con la marcha de Thomas, pero porque la historia se concreta y el final es dinámico pues lo mal que lo habían hecho Thomas y sus asesores Gruenwald y Macchio no tenía ya solución. Por otro lado todos estos seguramente ignoraban que les había salido un churro. El problema del mal guión se agrava porque el dibujo no alegra o aligera los pesados guiones de Thomas. Cuando está J. Buscema la cosa no duele, pero con Simonson, convertido gracias a Chan en Chan imitando a J. Buscema en el mentado anual nº 7, y sobre todo con el bienintencionado y esforzado por mediocre K. Pollard, que se encarga de casi todos los nº a pesar de que adaptar óperas wagnerianas le venía muy grande, el guión está más desnudo así que la "Saga de los celestiales" se vuelve una cuesta muy empinada por lo que su final es un alivio.

Mas la historia "continúa" como complemento del What if..?, nº 23 al 30 publicados aquí en la BM: Los eternos nº 3, donde Gruenwald sigue atornillando el cosmos de los eternos al Universo Marvel vulgarizándolo aún más pues lo utiliza en su megalomaníaco proyecto de hacer que este fuese un todo coherente y por ello pesado y petrificado (otro ejemplo de ellos son los nº 281 y 282 de Thor; creados para quitar el poder de viaje temporal a Mjolnir para que los guionistas no pudiesen enrevesar la continuidad y para aclarar el lío que eran Inmortus y el Fantasma del Espacio, cosa que no sirvió de mucho). Así, los titanes creados por Starlin para su Thanos resulta que son eternos, de modo que estos acaban mezclados con los Kree, y por eso pasan a ser los que ayudan a Rayo Negro a trasladar la isla de Attilán al Himalaya, la localización donde los 4F encontraron a los inhumanos, para poder terminar una historia de otra cole que había quedado inconclusa. Deste modo todo acaba tan bien atado que nadie puede respirar, y los eternos como parte del decorado. 

Por tanto la "Saga de los celestiales", aunque tiene su importancia por formar parte de la Historia del Universo Marvel, es bastante coñazo. El tratamiento de las creaciones de Kirby es pésimo, la trama es vulgar, la adaptación de la obra de Wagner es mala y, sobre todo, la integración del cosmos eterno en el Universo Marvel es poco afortunada.

Comentarios

Ismael ha dicho que…
Sabía que no debía leer esta entrada... o acabaría recordando a los 4 Fantásticos y la saga El ascenso de Atlantis.

Ismamelón Sobrino
Antonio Alvarez ha dicho que…
Esa no la he leído pero tiene pinta de mala...
Tom Frenz ha dicho que…
Aquí Pollard resuelve la papeleta del guión, apelando a Conan, superexito de finales de los 70. Thor parece un Conan rubio y todo parece "espada y brujería" Thomas no me ha disgustado aunque sea pedante su mezcla loca de religiones reales y ópera

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005