Ir al contenido principal

Critiquita 437: Astro City: Vidas pasadas, K. Busiek y B. Anderson, DC-ECC 2015


Nuevo tomo de Astro City que demuestra que pasar al sello Vertigo ha refrescado a sus autores porque desde sus inicios la serie no había salido con tanta regularidad. Me siento presionado.


En este tomo la cosa sigue su curso. La megahistoria presentada en el anterior tomo se desarrolla a lo ancho. Es decir no pasa nada nuevo, la trama no avanza, pero se nos presentan personajes que presumiblemente van a ser importantes para su resolución. Para esto Busiek sigue haciendo lo de siempre, escribir historias clasicotas de superhérores pero centradas en detalles secundarios por lo que nunca han sido tratados, es decir, el estilo es clásico pero no los argumentos, y además, como novedad, adelantando al mainstream por la dcha. Este, a principios de la 2ª década del siglo XXI, se dio de bruces con una realidad triste para él: se está diluyendo como un azucarillo. Lentamente pero sin pausa los superhéroes van perdiendo lectores. Así, los ejecutivos de Disney y Warner, no de Marvel y de DC, decidieron que hay que actualizarlos. Así, desde entonces han tratado de acercarse más a la sociedad estadounidense actual y dejar de lado la de los 60. Esto significa que tienen más presencia los miembros de razas distintas a la blanca, de personas homosexuales y de culturas distintas a la anglosajona y el tratamiento de la mujer es menos sexista. De este revolución, que no está dando, de momento, réditos pues las ventas están estancadas, Busiek está participando desde que está en Vertigo a pesar de que su target es blanco, anglosajón  y protestante, es decir, el aficionado de toda la vida a los superhéroes. Así, si en el anterior tomo reformuló el feminismo superheroico, heredero del feminismo de los 70, para que dejase de ser excluyente, en este el guionista estadounidense presenta al que seguramente es el 1º superhéroe transexual de la Historia, si bien ni es blanco ni anglosajón y tal vez ni protestante. Las revoluciones con prudencia. Y lo hace en una historia audaz por revisionista. Se ambienta en el típico instituto de pueblo que todos conocemos por el Cine. Con ese rollo de castas donde los deportistas blancos, anglosajones y protestantes son los líderes de un status quo que se mantiene denigrando las alternativas o las desviaciones. En este microcosmos racista, clasista y xenófobo se desarrolla esta historia que no puedo desvelar por lo que no puedo explicarme mejor. Es una historia integradora que refleja la influencia de Obama en el modo de pensar estadounidense de modo que, si en el anterior tomo ya no se trata de mujeres o de hombres sino de débiles y necesitados, aquí se trata de que el testigo heroico perfectamente puede recaer en alguien que no sea un varón blanco, anglosajón (o germano como mucho) y protestante ya que los valores ni tienen sexo ni raza. Recordemos que todos los Robin son así de igual forma que todos los sidekick jovencitos lo son. El Robin femenino es algo alternativo. La trinidad Robin sigue siendo masculina y blanca como la de los cristianos. También las otras historias tiene algo de esto. Una de las 2 parejas protagonistas de la 1º es homosexual, y no típica además, de Chueca no son desde luego, y la 2ª presenta a las que seguramente sean las 2 1ª mujeres inventoras del género (con el aliciente de ser versiones de R. Richards y doc Muerte). Con todo, esta apertura no hace que "Vidas pasadas" sea diferente a la mayoría de los otros tomos de Astro City. Sus 3 historias son vulgares y anodinas con ese tono moralista tradicional que el cómic de superhéroes ha ido dejando de lado desde finales de los 80, de tal forma que hoy sólo esta serie lo sigue usando, como la mayoría de sus compañeras. Si bien la 1ª tiene un tono fantástico que demuestra que Busiek es capaz de emular bien a otros guionistas ya que es capaz de darle un aire a lo Sandman que, aunque impostado, hace al episodio especial y singular y así uno de los mejores de toda la serie.

El dibujante de nuevo es Anderson. Tenía entendido que por edad ya no podía seguir el ritmo. En fin. Este es un dibujante tosco que practica un realismo que jamás ha podido dominar por lo que su clasicismo siempre está detrás de un aspecto torpe y nada atractivo. Astro City lleva como 20 años porque es el único cómic de superhéroes como los de antes, por el acercamiento sencillo y tierno de Busiek y porque no ha sido sobreexplotada. Vamos, que Anderson no es una de las bondades de esta cole. Yo diría que es un obstáculo. No obstante su trabajo en el mentado nº sandmaniano muestra una variedad de registros sorprendente que hace pensar que eligió el estilo que peor se le da además de que el mainstream le limita mucho, Si quisiese ser más libre y no encorsetarse en las rígidas reglas industriales sería algo más que una copia muy barata de N. Adams.

El tomo también incluye un nº especial. El equivalente a ese episodio que tenían antes las series de tv en cada temporada que se hacía con trozos de los anteriores para dar vacaciones al equipo. Es una grapa especial cuya 1ª parte es una historia corta muy buena, lo mejor del tomo con diferencia y que daba para más, la 2ª fragmentos de una ficticia guía de Astro City, en donde Busiek captura bien ese lenguaje panfletario pero serio e impersonal de las guías de viaje, y la 3ª y última, la más larga, ilustraciones de personajes de la serie hechas cada una por un dibujante distinto. Muy convencionales todas salvo la de J. P. Leon, un gran dibujante totalmente desaprovechado por el mainstream, y la del genio M. Golden, una pena que se prodigue muy poco. Es una pena que la publicación en tomos no de opción a saltárselo, si bien tiene cierto interés porque ayuda a ordenar lo que sabíamos de la ciudad además de proporcionar algún detalle más.

Por tanto, este nuevo tomo de Astro City es más de lo mismo. No se esperaba otra cosa. Busiek y Anderson se mueven dentro de los límites de su acostumbrada mediocridad para que la modernidad siga andando y que los rincones más sencillos del género superheroico tengan iluminación. Esta serie sería el equivalente a un periódico deportivo que sólo informarse de la 2ª división de fútbol (seguramente la 1ª vez que escribo esta palabra en el blog). Por tanto, no es una buena serie, no por su enfoque vulgar sino por la mediocridad de sus artífices, pero es un magnífico complemento al género pues ayuda a ver la cocina del mismo. Es por eso que continúo siguiéndola.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…