Ir al contenido principal

Iron Man, el Cristo de Marvel


Leyendo el 1º nº de la etapa de Gillen en Iron Man me surgió esta idea. No os lo comenté porque era una intuición. Poco podía decir salvo que me daba esa impresión. Ahora, tras leer la grapa 32 del vol. IV (nº 11 vol. V EE.UU.), o sea tras el estreno de IM3, la cosa está bien clara. Iron Man es el Cristo de Marvel, falta por ver hasta donde llegará su mesianismo.



La elección de Iron Man para este papel naturalmente no es orgánica. Tener la misión de sacar a los comics Marvel de su travesía en el desierto y devolverles a la Tierra Prometida, cuando el mainstream interesaba a más de 4, no se ha debido a la calidad de sus comics más recientes o a una historia pergeñada en las oficinas de los comics Marvel, sino a su popularidad cinematográfica. Porque ha triunfado en el Cine a Iron Man le ha tocado ser el Cristo de Marvel. Naturalmente esta fama no es fortuita, si este personaje ha triunfado donde los demás han fracasado se debe a que es el que mejor conecta con la chavalería actual. Como es el personaje tecnológico de Marvel está mucho más en las onda que los viejos héroes de acción como el Capitán América, los antiguos guerreros como Thor, los atribulados jóvenes como Spiderman, los monstruos modernos como Hulk, los rancios justicieros como Punisher y las singulares rarezas como Daredevil. Iron Man lo ha petado porque ahora la tecnología es más popular que nunca. De ahí la promoción del latas en el Universo Marvel empujada por la eclosión de la nueva temática de Marvel, la Ciencia Ficción, que sustituye, menos mal, a la de espionaje-noir traído por Bendis y defendido por Brubaker. 

Es por esta elección que, en contra de la opinión de J. M. Clemente, se le ha dotado de un nuevo origen. El que había era demasiado vulgar y mediocre para pasar por el nacimiento de un mesías. Así, Gillen se ha montado una arquetípica historia que redimensiona al personaje SIN alterar todo lo anterior, al menos de momento, a la par que lo relaciona con la nueva ristra de eventos que nos vamos a comer en el futuro inmediato. Los imperios del Cosmos están empezando a estudiar la Tierra. ¿Qué ven? Lo grande que está a punto de ser. Y eso les da miedo y por eso la aplastarán. Todo esto parece relacionado con lo que Hikcman está contando en los Vengatas y Bendis en los Guardianes y lo que Marvel nos permite vislumbrar del futuro. Iron Man va a salvar la Tierra Marvel porque es el superhéroe del momento y por eso el crecimiento tecnológico es la vía. Como miembros de una cultura cristiana que adora al campeón las cabezas pensantes de Marvel sólo han podido concebir el que sea un personaje providencial el responsable de elevar la civilización terrestre, que merece salvarse porque la Tierra Marvel es al Universo Marvel lo que EE.UU. es a la Tierra, la mejor esperanza. Así, como la Ciencia es la nueva religión, el Espíritu Santo es la tecnología, el ángel anunciador es un extraterrestre y la madre, aunque humana, ya no es virgen. De este modo tras este cómic la fantaciencia marvelita tiene su origen en Iron Man. Podría haber estado en Reed Richards, que hubiera sido lo lógico (por eso Gillen explica el por qué no ha sido así), pero sus pelis no triunfaron así que le ha tocado a Stark ser el hombre que hizo del mundo lo que es. Resulta que la pulsión inconsciente de Stark por construir armas no es porque en EE.UU. da mucho dinero y es patriótico, sino porque eso permitirá a la Tierra vencer a sus enemigos espaciales del futuro. 

Por qué el Espacio? Además de porque ahora el paradigma en los comics Marvel es la Ciencia Ficción, es porque la percepción estadounidense del mundo ha cambiado en el siglo XXI debido a sus numerosos tropezones. En los sectores contestatarios se ha desarrollado la idea de que los superhéroes expresan la ideología conservadora estadounidense. En general es así, en concreto depende porque hay millones de cómics y cientos de autores. El caso es que el intervencionismo ha sido el leitmotiv de la política estadounidense desde su victoria en la Segunda Guerra Mundial. El Conflicto de Vietnam enfrió ese complejo pero el derrumbe del comunismo lo volvió a calentar hasta que el fanatismo musulmán y la oposición europea hicieron añicos el optimismo y la soberbia que lo generaba. Así, ahora los superhéroes han pasado a la defensiva. La antipatía internacional hacia EE.UU (que en Marvel es la de los imperios espaciales pues la Tierra Marvel es un trasunto de ese estado) han hecho que ahora los superhéroes no intervengan o ignoren su entorno transfronterizo sino que se defiendan. Es tal su sentimiento de acoso y de torpeza que claman por un Cristo que les devuelva su popularidad. No creo estar equivocado pues en el 2010, tras IM2, Marvel sacó una mediocrísima miniserie titulada: Iron Man/Thor, y subtitulada: "Complejo de dios". El título empareja a Iron Man con un dios para darle aire divino (cf. esto con el enfrentamiento entrambos guionizado por Straczynski donde el latas está muy por detrás del dios marvelita), y el subtítulo alude al argumento: el Alto Evolucionador quiere a IM como materia prima para crear un dios adecuado para la actual Tierra Marvel. Los panteones de dioses están pasados de moda y son completamente irrelevantes. Surgieron antes de que la humanidad se convirtiese en una especie tecnológicamente sofisticada. Si [...] va a desarrollarse [...] necesitará un nuevo dios que le enseñe cómo. [...] Tú [IM] eres vital para el proceso. [...] síntesis perfecta entre hombre y tecnología. Seguramente esto fue un argumento tonto que se les ocurrió a DnA para cumplir un encarguito alimenticio, pero demuestra la idea que tenía Marvel entonces respecto a este personaje, que lo había petado en los cines contra todo pronóstico (IM2 acababa de conseguir el difícil logro de recaudar más que la 1ª entrega).

Por qué mesianismo cuando el universo Marvel siempre se ha caracterizado por la salvación por el grupo? Siempre han salvado el día agrupaciones ya formales ya informales. Creo que es por las paupérrimas ventas de comics superheroicos, ridiculizadas por el éxito cinematográfico de sus protagonistas. En un momento de severo retroceso de popularidad del mainstream y de falta de ideas para revertirlo, los de cómics Marvel esperan que alguien les salve del desastre. Han visto en Iron Man ese alguien por su éxito cinematográfico. Él es ahora el personaje que funciona y por eso se le ha impulsado a una posición que ni Spiderman, el personaje Marvel más popular en el siglo XX, llegó a tener.

Lo interesante de esto es ver hasta dónde llegará el mesianismo de Iron Man. Será Stark el mesías que fueron los 4 Fantásticos de Lee&Kirby para el género superheroico en los 60? Será el nuevo Superman? Lo cierto es que su cole no es superventas, está pasando desapercibida incluso en el núcleo duro del fandom. Pero para mi el principal escollo para que Iron Man sea un efectivo mesías no es el dinero sino que si Marvel lleva la narrativa cristológica a sus últimas consecuencias la Tierra Marvel dejará de ser parecida a la nuestra. Si la fantaciencia marvelita se extiende por esta, es decir los supercachivaches dejan de ser una exclusiva de supertipos, multinacionales y organizaciones criminales, el realismo, las Tablas de la Ley, que establecieron Lee&Kirby se acabaría y Marvel se metería en un cenagal. Por una parte predecir la tecnología del futuro siempre se la ha dado mal al Hombre, y por la otra la identificación del lector provinciano, el mayoritario, se perdería. Las editoriales siempre han evitado este cenagal porque son conscientes de que si se evaden de la realidad esta las deja de lado. Por eso nunca han dejado que los superhéroes cambien sustancialmente las cosas. El mejor ejemplo es la cole Wildcats de Casey. Cuando este comenzó a hacer que los superhéroes cambiasen el mundo con su tecnología avanzada, la serie se canceló por las ventas. A pocos lectores estadounidenses de superhéroes les interesó entrar en la Ciencia Ficción pura y dura. Así pues, creo interesante ver hasta dónde llega Gillen. Cuál es el margen de maniobra que le dejarán tanto la editorial como los fans? Creo que se le dejará ir lo más lejos que quiera para luego si te he visto no me acuerdo. Precedentes tales como los New X-Men de Morrison y Dinastía de M, cambio las cosas radicalmente para luego tener años para contar historias que lo deshagan, me hacen pensarlo, si bien Marvel está huyendo hacia delante con Spiderman en vez de hacia atrás.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Maravilloso e inquietante este planteamiento sobre el personaje. Hay que tener en cuenta que el mal ha sido casi siempre una consecuencia material del mundo mítico. Tony Stark se ha sentido despreciable por depender de la tecnología, por ejemplo, frente al Capitán América. La armadura se ha mostrado muchas veces como algo muerto y, otras, como algo vivo. Según esto, mal tecnológico no implicaba la total neutralización del bien, se trataba, creo, de un bien aprisionado. Si ahora Stark quiere liberar la tecnología me parece adecuado tratarlo de mesías; al ser un héroe tecnológico, como portador de la gnosis científica, y dar su tecnología se convierte en un hijo de dios. -Además que desde el principio tuvo el bonito detalle de estando él dentro de la armadura y a oscuras emitir luz desde el pecho de la armadura y a través de sus manos-.
Creo que es cierto que los supers mavelianos no eran objetos de salvación individualmente. Esto se mostraba por ejemplo con Rick Jones durante la guerra kree-skrull; Rick Jones como el chico que mostraba el estado naciente de la humanidad a partir de la unificación de una multitud de superhéroes en un solo individuo.
Lo de la armadura también ha arrastrado un bonito sentido de reestructuración corporal, con todos esos fragmentos que la componen superponiéndose al cuerpo de Stark. He visto la primera peli y me pareció que se la jugaron con vistas más a la espectacularidad que a la mutación de esa prefiguración mítica. Otro posible ejemplo menos aventurado es la capacidad de Tony Stark para cosechar ingenios científicos ajenos y mejorarlos, con el que podemos establecer paralelismos religiosos en el modo en el que muchas religiones recogen motivos particulares de otras precedentes como modelo parcial y anticipado pero restringido de su doctrina. Había un futuro incluso en el que la tecnología de Stark había creado una comunidad humana mutada hasta la que llegaba como Iron Man para rescatarla de un último desastre.Y Tony Stark se demoniza cada vez que se mete dentro de la armadura. No es ya el héroe divino, como el Thor de Marvel, superador del desorden, sino el conformador de esa nueva valencia positiva que es la tecnología. De la que siempre muestra su dualidad entre el peligro y la salvación. La tecnología como elemento milagroso, de misión salvífica, que desde luego Marvel no va a dejar que se extienda hasta los niveles más cotidianos de su universo.
Si es verdad que se trata de una cole minoritaria mucho me temo que no caerá en la segunda mano. Una pena; aunque quizás llegue a saber de ese nuevo origen en alguna paginita de otra serie.

Ismamelón Sobrino.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Iron Man tiene una lectura muy interesante si se le lee como un termómetro de la valoración sentimental que ha tenido la tecnología en los últimos 50 años. Por ejemplo dicen que Lee lo creo porque en pleno auge del pacifismo y del anticapitalismo quiso crear un tipo odioso, un rico fabricante de armas, para que fuese adorado por las masas. Ese era su reto. Lo malo es que Marvel nunca va a dejar que nadie profundice en eso ni en el hecho de que un tipo tan cuestionable, por otro lado muy estadounidense, sea un "Cristo". Todo lo que apuntas, en mucho de lo que acertadamente dices ni había reparado, da para mucho.

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…