Ir al contenido principal

Critiquita 255: Agentes de Atlas y Solitarios, Panini 2008

Hace casi un mes y medio del último post dedicado a un cómic de superhéroes. El blog estará tomando una deriva parecida a la de Ternin? En fin, la verdad es que estamos hablando del verano, y si a eso le sumamos que he dejado de reseñar las grapas, es comprensible que no haya encontrado nada para criticar, pues este año esta siendo también malo en comics.
"Agentes de Atlas" de J. Paker y L. Kirk era un cómic que quería ver por aquí. Yo pensaba que esta delicatessen no iba a ser publicada por Panini. Pero es que esta editorial ha cambiado desde que Clemente se ha incorporado a las labores editoras y ahora abre un poco la mano, así que fue para mí una grata sorpresa ver que se iba a publicar. Pero como suele pasar, desear las cosas mucho acaba siendo contraproducente en cuanto experimentas la consecución del deseo. A estos pjs sólo los conozco de "Siempre Vengadores" pero fue suficiente para que me "enamorara" de ellos. El Hombre Gorila, el Robot Humano y Venus me parecieron pjs muy originales, carismáticos y con mucho potencial y los 50 me parecieron un buen lugar, fresco y novedoso, para albergar aventuras del género. Eso es lo que yo quería leer. No ha podido ser, ya que el cómic transcurre en el presente, por lo visto puede haber Marvel (Noir) en los 30, pero no un Marvel en los 50. En fin, no pasa nada, eso no convierte automáticamente "Agentes de Atlas" en un cómic malo. Pero lamentablemente esta cerca de serlo. Los autores hacen en este cómic un trabajo profesional, es decir eficiente y cumplidor, pero eso no ha bastado para hacer que supere la mediocridad. Parker se ha currado el guión, pues ha conseguido, a la par que los modernizaba, encajar bien y sin emplear asteriscos (en la Marvel de hoy (y en Panini) no hay referencias al pasado) a los pjs en el presente marvelita. En fin, que Parker se curró muy bien el trasfondo del guión y desarrolló bien la historia, pero el tema es que falló con el argumento, ya que no es una historia superheroica sino una historia de misterio sobre el legado de Jimmy Woo. Una historia curiosa e, incluso, sorprendente, pero contada sin gracia y chispa y abusando de los lugares comunes. Por su parte, Kirk (por cierto, en su biografía Panini se salta su participación en la JSA de Johns) es un dibujante tan competente como gris. Lo hace todo razonablemente bien e incluso su estilo clásico moderno tiene algo de gracia, pero es un dibujante que acaba aburriendo por culpa de la indefinición de su estilo, por lo que no es capaz de arreglar un guión mediocre. El resultado, por tanto, es decepcionante, ya que es un cómic aburrido que empieza mal, continua bien y termina mal porque lo que cuenta no es de gran interés por un argumento desafortunado al estar fuera de lugar y un dibujo sosote. Con el material que se tenía, se podía haber hecho algo novedoso, divertido e interesante, pero Parker no lo consiguió al querer hacer algo diferente y Kirk es un dibujante que no aporta nada a los guiones. Aún así picaré con su serie regular si la vemos por aquí. Quiero mencionar el episodio de los Vengadores de la Marvel Aventures. Esta cole me había picado la curiosidad por las características de la línea y la rara formación, pero si sus números son tan tontorrones y mediocres como el que incluye el tomo de Panini, paso del tema. Desde los "Vengadores de los Grandes Lagos" no leía algo tan malo.
"Solitarios" C. B. Cebulski y K. Moline. A este cómic le tenía ganas, ya que para mi Excelsior/Solitarios es la mejor idea de "Runaways". A diferencia del anterior cómic, no tenía mucha confianza en su resultado, así que me ha sorprendido gratamente. Cebulski, por lo que se lee un cinéfilo, se curra un buen guión, fresco, divertido, movido, sólido e interesante. En mi opinión trata muy bien el tema, pues captura perfectamente la inestabilidad y la hipersensibilidad de la gente con algún tipo de adicción a superar. Hubiera estado mejor, al menos para los que ya somos viejos, que hubiera incidido más en explorar la psique del superhéroe, pues nada mejor que hacerlo a través de los primerizos para descubrir las motivaciones y los cambios vitales que tiene iniciarse en esa vida. Además, el hecho de que muchos superhéroes no puedan abandonar el objeto de su adicción (puedes dejar la droga o el alcohol, pero cómo dejas de lado algo de tu cuerpo) hace todo aún más interesante, pero lo que cuenta Cebulski es bastante. En fin, este combina muy bien el drama psicológico con el cómic clásico de superhéroes (es decir, peleas, villanos ...) y se las ingenia bien para ahondar en los protas, de forma que se marca un buen guión que sólo tiene un pero, que es la excesiva ambición de Cebulski ya que esta miniserie no es como la anterior, una historia cerrada y autosuficiente, sino que es como los primeros números de una cole regular. Se nota que Cebulski ha ido a por todas y ha metido varias tramas que no cierra con la esperanza de que el asunto se extienda, lo cual perjudica al cómic, pues la historia no se cierra ni cuaja, lo que deja un sabor agridulce, y deja algo colgado que puede que no se resuelva nunca y creo que eso se le debe evitar a los lectores. K. Moline es un dibujante competente. Su fuerte es la narración, donde se muestra ágil, fluido y con recursos, y su rémora es su insuficiente dominio de la figura humana que hace que sus peleas a veces sean incomprensibles y sus figuras no sean muy expresivas. No obstante, su autoentintamiento vigoroso y su atención a los detalles maquillan estas limitaciones, lo malo es que el color de Strain no le va bien a su dibujo. En fin, que ambos autores han hecho una miniserie estimable, lo suficiente para que sea lo mejor del septiembre 2008 de Panini. Mención especial a las portadas de J. Pearson (las de "Agentes de Atlas" de T. Coker también son chulas, por desgracia lo mejor de la miniserie), un dibujante que sorprendió en los 90 con su estilo caricaturesco, sensual, elegante y talentoso que lamentablemente ahora apenas hace algo. Mención especial por su calidad y por homenajear a las pelis para los adolescentes de los 80, que por el tiempo Marvel son más un guiño a los lectores que a los pjs.

Comentarios

- YOGUR - ha dicho que…
Según ha dejado caer Cebulski en declaraciones recientes está preparando una segunda serie de los Solitarios. Lo leí en Newsarama o Comic Book Resources, no recuerdo bien...
lord_pengallan ha dicho que…
Me alegra lo que me dices.

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…