3.2.16

Camino a las Secret Wars: Vengadores II


Tras un comienzo larguísimo Hickman&Marvel por fin pasan al nudo. Si aquel se caracterizó por la ausencia de uno de los bandos, Iron Man, este comienza cuando los 2 bandos vuelven a estar presentes. Pero la chispa que llevará al desenlace no se produce por roce sino por una maniobra editorial. Por desgracia no es raro. Iron Man le hizo algo al Capi pero este no lo sabía y tanto Hickman como su supervisor, Breevort, sabían que el militar lo iba a acabar sabiendo, pero esto no ocurrió siguiendo, como han reconocido el 2º, la historia, sino porque tocaba el nuevo megacrossover editorial: Pecado Original (terrible porque al final resulta que Furia, el viejo, el clásico, el original, era más listo y poderoso que todos los supers juntos). Menos mal que pegaba con cola con lo que estaba escribiendo Hickman al dictado de Marvel. Así es como se hizo la revelación, y entonces el conflicto entre Iron Man y el Capi volvió a estallar. Desde la nefasta Civil War la rivalidad entrambos ha sido el motor de Marvel.

El Capi a Iron Man: ahora te voy a dar una dolorosa paliza. Para mi aquí es donde esta historia se va a la mierda porque esta ni es forma de comportarse ni de solucionar el problema que hay entrellos.

Pero como estamos en el siglo XXI y escribe Hickman todo este tema no es cuestión de un par de grapas, sino de un largo arco argumental entretenido, pero si te pones a pensar en él malo. Se tocará esto último más adelante, ahora vamos a hablar de lo que cuenta porque es muy importante para entender la trama.

El Multiverso Marvel está muriéndose irremediablamente por sus Tierras. A pesar deso los superhéroes más listos de la Tierra Marvel principal intentan evitarlo en vez de resignarse, reconciliarse con el mundo y esperar alegremente una muerte que iba a venir de todas formas, que es lo que haría un oriental. Pero no luchan en vano solos. El Tiempo en Marvel ahora no es lineal sino simultáneo y por lo tanto todo ocurre o está ocurriendo a la vez. No hay paradoja. Todo el Tiempo existe en un solo instante (V nº 34 EE.UU. 11.2). Por eso aunque el mundo se acabe en el presente hay futuro. Así, desde allí también están intentando arreglar el tema. No personalmente sino ayudando a los Vengadores de ntro. presente. Para ello han creado un bucle en el Tiempo que permite probar todos las formas que  se les ocurren a los Illuminati para volver a poner el Fin en su lugar original. El tema es que ninguna da resultado y por ello deciden traerse al Capi allí. De ahí que la gema del Tiempo fuese la única del Infinito que no se rompiese. El amo del Tiempo, Inmortus, se ocupó dello (supongo). Pero para rellenar o para que Hickman se diese un capricho el viaje temporal tiene escalas que en general no aportan nada a la trama principal (cómo la Ultrón-Viuda justifica ante Ultrón-Odín su entrevista con la Viuda ya que sólo necesitaban al Capi?), y encima asegura que el Thor del futuro será indigno, aunque recuperará su brazo perdido. En el último futuro está el último Vengador: Iron Lad junto con sus otros yos: Inmortus y Kang. Por qué? Pues porque gracias al heroísmo de los Vengadores en Infinito el supergrupo se expandió universalmente de tal modo que se convirtió en una constante temporal. Esa era la razón de esos mundos de Vengadores que acabaron en nada editorialmente (vale; por el momento). La trinidad le dice al Capi que no hay manera de salvar el Multiverso de una forma heroica, es decir, idealista, es decir, como él quiere, es decir, según los valores superheroicos clásicos: sin matar a nadie, así que hay que dejar a los Illuminati hacer. Por eso le han traído al futuro. Para retenerlo para que estos puedan seguir con sus movidas. El Capi escapa-vuelve. No va a dejar que Iron Man se salga con la suya. Back to the pastEstás preparado para matar al Capitán América? [...] Creo que es lo único que le detendría (NV vol. I nº 24 EE.UU. 18.6) es lo que escribió Bendis a El Vigía para que se lo dijese a Iron Man en plena Civil War (cada día que pasa peor es). Al final uno no sabe si el Capi es cabezón o rencoroso. Seguramente las 2 cosas, es estadounidense. Por el camino hacía el último futuro una de las luminarias del Universo Marvel, el Ojo de Halcón viejo, que debido al bucle y su buen rollo con el abanderado sabía del percal, sugirió al Capi una solución al marrón que a este le parece aceptable: acabar con Iron Man. El tema es que lo que Stark hará-hizo es monstruoso. Lo veremos en otro post. O sea, si la salvación heroica no sirve y no se puede contemplar la destrucción de otras Tierras, entonces la solución es: ... petarse al latas. Olé Hickman. Lo curioso es que parece que no existen los Illuminati sino sólo Iron Man. Desta manera se rompe el bucle.

Dibujantes. Como en la entrada anterior paso de comentar nada de este elemento de la historia al ser absolutamente mediocre. Aunque parte de la culpa la tienen Marvel por no dar tiempo suficiente para dibujar y no buscar a gente buena y Hickman por no inventarse cosas chulas y espectaculares.

Lo malo de esta historia de viaje al futuro es que no es una aventura, es un dictado. No es narrativa, es expositiva. Su propósito es explicarnos lo que está pasando a través del Capi. Esto nos retrotrae al especial Illuminati preCivil War. En él (28.1) Bendis hace a Stark autodenominarse visionario (futurist pero el traductor de Panini le pareció tan raro que decidió traducirlo por un estúpido: pienso en el futuro). Futurist en inglés quiere decir, además de artista del futurismo, futurólogo y visionario.  El 1º es alguien que basa sus predicciones en tendencias y el 2º es un vidente, que no es un adivino o profeta sino alguien que ve el futuro, literal, así pues su conocimiento de lo porvenir no es racional-indirecto sino sensorial-directo. Por eso tampoco es en castellano un futurista ya que este es el que especula sobre el futuro sin base científica. La forma en la que mi mente trabaja, la forma en la que mente de Reed trabaja... Podemos intuir el futuro. Eso es por lo que ambos hemos tenido tanto éxito como inventores. Sabemos lo que la gente necesitará antes de que la gente ni siquiera sepa que lo va a necesitar. Continúa Stark en la misma viñeta de la grapa mencionada. Curioso que un inventor de armas y un inventor que jamás ha dado uno de sus inventos a la sociedad inventen cosas para la gente, Stark sabía qué arma necesitaba el EE.UU. marvelita antes que su ejército? Qué ha inventado Reed que use la humanidad marvelita? No nos distraigamos. Bendis dice intuir (intuit) así que estamos ante un visionario y no un futurólogo aunque él piensa que son los mismo, pero es que es idiota: cree que antisistema y contrasistema (misma grapa 5.3) significan distinto cuando no es así, es que anti viene del griego y contra del latín. Él quiso decir parasistema. Lo retomo. Pese a que ser un visionario no tiene qué ver con la ciencia, ninguna predicción científica es más que una hipótesis porque algo científico es algo en entredicho o provisional, Marvel se lo adjudicó a Iron Man y este se lo creyó. Las burlas de Slott en su Hulka sobre el tema no importaron. Veo lo que se avecina (V nº 24 EE.UU. 14.5), a pesar de todo Hickman aborda la ciencia como algo numinoso o mágico. Por eso todos los científicos que escribe son visionarios. Oigamos a Banner: Mi punto de vista era erróneo [...] No podía ver la totalidad... -A veces este don nuestro ... es una carga  es la respuesta lógica de Iron Man a eso (V nº 28 EE.UU. 10.5 y 11.1). La ciencia no es un don porque sino no habría que estudiar, investigar y experimentar. Sí lo es la videncia. Pero estamos ante lo que dijo A. C. Clarke: la ciencia avanzada es magia para el ignorante, sólo que aquí también se lo creen los propios científicos (guionistas). En fin, que si Iron Man es un visionario entonces el Capi es un ciego. Lo curioso es que los visionarios míticos eran ciegos: Tiresias y Homero. Tal como ha planteado Hickman la historia los que saben qué está pasando son los Illuminati, los listos de la Tierra más algunos reyes, mientras que el Capi y lo suyos no saben nada. Hickman relaciona la visión con el conocimiento y este con la angustia por un lado, y por el otro la ceguera con la ignorancia y esta con la esperanza. Así pues, el nudo sirve para equilibrar las cosas. El Capi necesita iluminación porque aquí estamos hablando de visiones, no de llegar racionalmente a conclusiones ciertas dentro de la normalidad. Por eso descubre lo que le ha hecho Iron Man soñando, la principal forma por la que los visionarios reciben sus visiones. Al igual que iluminaron a Iron Man, recordemos que este no se enteró del Fin por sí mismo sino que le cayó encima, alguien tenía que iluminar al Capi. Todo esto de las visiones desgarra a los Illuminati listos porque como hombres de ciencia no pueden aceptarlas. Así que en esto se vuelve a ver el tema religioso de la obra de Hickman: la incapacidad occidental actual para lo religioso debido a la potencia de lo científico. De todos modos seguramente esto de los visionarios se deba en parte a que hoy el mainstream funciona por el futuro, o sea, por el hype. Por descreimiento/cinismo, por impaciencia y por incapacidad asumida para ofrecer calidad los guionistas de Marvel se ven obligados a revelar lo que pasará para que el personal se quede a verlo. Es el mismo principio de los trailers estadounidenses. Por ejemplo en la mencionada grapa Illuminati Namor (pre)dice: Banner volverá de donde le mandéis! (NV: I EE.UU. 22.3). Antes de que empezase Planeta Hulk ya nos habían contado el final (que por otro lado sabíamos). Por eso Iron Man recibe una revelación también. Como a pesar de que todo está predeterminado nada se puede predecir, del futuro vienen a advertirle de lo que (le) va a pasar: le van a descubrir y van a ir a por él, lo cual quizás encaja con la misteriosa 6ª viñeta de la que se habló en el anterior post.


Así, la historia es totalmente lineal. Al estar predeterminada no hay incertidumbre y por eso se pueden tener visiones. Tenerlas y que no sean ciertas es de locos, no de visionarios. El problema desto es que aunque el viaje es entretenido, está todo encarrilado: Hickman ha dejado fuera el suspense y la emoción así que la cosa es tan emocionante como escuchar una conferencia. Uno expone, el otro escucha. Hay un episodio de la estupenda serie de tv Hércules, no recuerdo cuál, en el que una adivina intenta sacarle algo de dinero al hijo de Alcmene y este le dice para quitársela de encima: prefiero llevarme la sorpresa. Se me ha quedado grabado porque ejemplifica una actitud vital heroica, no de avaricioso. Sorpresa es lo que le falta a la historia de Hickman. Se sabe el final desde el principio. Es cierto que Marvel tardó en reconocer que iba a colapsar su universo, pero ya en el principio del nudo quedó claro que todo iba a terminar y antes de hacerlo ya sabíamos todos lo que iba haber a continuación. Como el capitalismo vive de futuros, un negocio no puede dejar al futuro en la incógnita porque entonces pierde dinero. El motor dese sistema no es el riesgo sino la avaricia, y el avaricioso es cobarde por definición. Esto es una de las razones que ha hecho a la posmodernidad rescatar el fatalismo (una idea premoderna y por eso la tiene el nazismo y el comunismo por ejemplo) a pesar de ser antidemocrática: si hay libertad todo puede pasar. La versión cristina es la Providencia. Así Iron Man responde ante un reproche: volvería a hacerlo (V nº 29 EE.UU. 22.3) y Franklin Richards le dice al Capi: Deberías ignorarlo. Pero no lo harás. [...] Eres quién eres (V nº 32 EE.UU. 16.4). Los personajes no pueden cambiar porque están en un Universo predeterminado. Esto es lo que diferencia esta historia de la tragedia griega, el mejor tratamiento que ha dado Occidente al fatalismo. Para los antiguos griegos la caída no se podía evitar cuando era una decisión divina ya que uno era humano, en Hickman no hay dioses y por ello el fatalismo no es una decisión divina, es algo cósmico. En fin, que entonces como ese guionista se ha cargado 1º las reglas del género al no dejar a los superhéroes salida y luego el suspense al hacer del tema un asunto de determinismo, esta historia queda muy gris porque hay que añadir que Hickman nunca se ocupa de los personajes y que la cosa es más larga que un día sin pan. Es cierto que consigue ser interesante y mantener el misterio, pero lo 1º también se puede decir de un documental o una peli gafapasta y pronto queda claro que los misterios no son más que detalles, mero entretenimiento pues no pertenecen a la médula de la historia. Así, este relato de Los Vengadores no es superheroico y sólo se puede leer una vez.

2 comentarios:

Juan Miguel García C. dijo...

Excelentes reseñas, en lo personal me hw guiado x resumenea y aolo lei loa 4f y el arco principal de las guerras secretas y me decepcionó bastante.

Antonio Alvarez dijo...

Gracias. No has hecho mal porque la historia es demasiado larga para soportar tanta mediocridad. El problema, como siempre, es el hype. Hickman es un guionista normalito.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog