6.1.10

Powers, Runaways y Guardianes de la Galaxia

Aunque estamos ya en un nuevo año, el anterior aún da coletazos, por eso aquí llegan unas "breves" critiquitas de algunos tomos que Panini editó el mes pasado.
Powers, Leyendas, B. M. Bendis y M. A. Oeming, Panini 2009: estaba bastante decidido a no comprarlo, tanto por culpa de Bendis-Oeming, como de la edición, cara y empechada de extras sin interés, de Panini. Pero ambos, Panini y Bendis, han tenido la suerte de que me equivoqué. Creí que el vol. 1 de esta serie terminaba en este tomo y no en el anterior y por eso lo he comprado. Mala pata, aunque tampoco ha sido muy malo. Esta mejor que el anterior y me ha recordado que esta serie tiene cosas que la hacen interesante y entretenida. Es cierto que Bendis se pasa con su narración descomprimida, que es un guionista demasiado burdo y que sus buenas ideas las resuelve torpemente siempre. -En el último tomo de PDA nos quedamos con que un Superman se volvía loco y destruía países como el Vaticano o Israel. En el 1º tomo de Panini, Bendis nos hacía rabiar haciendo un flashback tan largo como innecesario porque, se ve, que es un tipo con mucho sentido del humor. Así que es en este donde nos encontramos con todas las consecuencias de esa destrucción masiva, y resulta que estas son que el presidente de EE.UU. ha prohibido a los supers! Lo que es una gilipollez de esas que sólo tienen sentido en la mente de Bendis 1º porque, evidentemente, los supervillanos ya aplican sus poderes ilegalmente y 2º por el etnocentrismo yanqui: sólo hay superhéroes en EE.UU? El resto del mundo se queda tranquilo con la aprobación de una ley que es evidentemente papel mojado? Una decisión nacional sirve para arreglar un problema internacional? (menuda imagen que estamos dando en ese país). Sí, Bendis desarrolla las mismas ideas en Powers que en el UM.- Pero la serie es fresca y diferente porque esta protagonizada por humanos y, supongo que para satisfacer el ego y ofrecer algo diferente en un mercado saturado, la violencia es explícita y gore y hay sexo y desnudos (aunque dibujados por Oeming, con lo cual tampoco es gran cosa, ya que estan más cerca del Cubismo que del erotismo de Manara). En fin, que la lectura de esta cole "independiente" no es mala, aunque sí irregular. Siendo este tomo uno de los mejores exponentes de los puntos fuertes de esta cole, que son originalidad, ligereza y, respecto al cómic mainstream, menos mojigato y más sórdido y sorprendente. La lástima es que Bendis y Oeming son más chapuceros que de costumbre. Supongo que sus habichuelas les vienen de otras cosas, por lo que en esta cole no se emplean a fondo, con lo que el resultado se resiente. Ambos utilizan muchos atajos para currar poco, lo que se traduce en una narración patatera (Miller mal digerido), un dibujo flojo, mediocre y, encima, pretencioso (quiere tener aspecto noir, con todo el expresionismo que eso significa, pero Oeming no tienen ni idea de iluminación) y ninguna grapa con el mismo nº de páginas (algo indetectable en tomo salvo para los tiquismiquis). De todas formas, para mi, lo peor es la edición de Panini. Tiene la calidad de una edición de batalla, lo cual es más que suficiente para este cómic, pero le añaden unos extras, más de una grapa, de bocetos de Oeming (sí, yo también pensé lo mismo, cómo es que haciendo un dibujo tan simple e incorrecto necesita abocetar?). Así que estos encarecen (4€!) y engordan un tomo que debería ser lo más modesto posible. Espero que los bocetos (o cualquier otro extra chorra) se acaben en este tomo, porque si no voy a tener que ir a EE.UU. (con lo chungo que esta eso ahora) para quemar todos los bocetos de Oeming que encuentre porque, me cago en la puta, quién es Oeming para merecer que sus chapuzas sean un extra deseable que cueste dinero? Pero bueno, con todo, la cosa no debe haber sido tan mala, porque voy a continuar con la cole, aunque bueno, a ver como es el siguiente tomo (hay un fuerte olor a extra ridículo en el aire). Como me pille en un día que me sienta muy digno ...
Runaways nº 2 (vol. 2), T. Moore et al., Panini 2009: esta cole era genial. Lo malo es que era muy de autor, es decir, aunque tiene pjs molones y un concepto divertido, lo que la hace muy válida por sí misma, es difícil de abordar con éxito porque Vaughan la dotó de un tono muy definido y afinado. Eso es lo que ha hecho que los guionistas que le sustituyeron hayan sido incapaces de mantener el concepto a flote. Falló Wheddon con una saga mediocre a pesar del interesante punto de partida y falló Moore. Este último no se defendió mal, supo adaptarse a Marvel y al género, pero el precio fue convertirse en un robot. Sus guiones son correctos y eficientes, de manual, pero les pierde su frialdad e impersonalidad, ni siquiera le salva la crítica social que Moore incluye un tanto burdamente. Tampoco es que le hayan ayudado los dibujantes. En el anterior tomo Ramos hizo un mal trabajo, sobre todo porque estaba fuera de onda, en este, T. Miyazawa esta tan soso y pobre como siempre. Lo que ahonda en la falta de chispa de la etapa Moore. Lo malo de este tomo es Panini, ya que es un 6x5 con material de relleno (parece que las editoriales ya no tienen flexibilidad, producen en serie y si no llegan las páginas, a buscar morralla). Lo bueno es que demuestra, otra vez, que los Runa son un supergrupo con mucho potencial, por lo que dulcifican cualquier mediocridad, y S. Pichelli, una dibujante muy prometedora (la mejor sucesora de Alphona). A ver que pasa en su cuarta encarnación. Aunque, como Panini la edite de esta forma (o peor), yo no pasaré por caja.
Guardianes de la Galaxia nº 2, D. Abnett y A. Lanning y un puñado de dibujantes, Panini 2009: Esta serie prometía mucho, por lo que me decepcionó bastante su 1º tomo, por aburrido y convencional, así que temía este 2º tomo. Pero el tema ha sido bastante satisfactorio porque este tomo es entretenido e interesante. Los guiones son ágiles, dinámicos y con su puntillo de humor y los guionistas manejan muy bien los convencionalismos del género, así como la variedad de juguetes que el UM pone a su disposición, y los dibujos son apañados. Como mucho eficientes, pero apuntalan bien los guiones y encajan con la historia. Pelletier se va personalizando pero no tiene mucho talento, así que no va a romper en otro Hitch, B. Walker, al que mejor le sale Mapache Cohete, apunta alto con su estilo realista de figuras esbeltas, lo malo es que sus tramas son horteras, y W. Craig es flojo, flojo, pero aún así cumple porque los guiones no le exigen demasiado, sólo ser expresivo y eso, resulta, que es lo único que hace solventemente, de forma que consigue plasmar lo pertubardor de la historia que le tocó narrar con dibujos. Así pues, es un cómic muy grato, tanto que da pena que no se merezca la grapa, que deja las cosas muy interesantes para el crossover cósmico anual, Guerra de Reyes. El que más me interesa, a priori, de todos los recientes. Por su parte, Panini, para variar, lo edita en un tomo muy majo. Un 5x6 con mejor papel que una grapa, portada semirígida y las portadas intercaladas, lo único malo es la lamentable intro de Fonseca. Este debería ser el único tomo que debería manejar Panini para editar material Marvel actual sin tirón.

2 comentarios:

tommy dijo...

¡pufff! ¿Vaya repaso que le haces al Bendis, no? Por otro lado, esa crítika es un poco contradictoria, ¿no te parece? Tan pronto te cagas en todo lo cagable, como dices que te seguirás comprando la serie. ¿En qué quedamos?

lord_pengallan dijo...

Tienes toda la razón. Es que por una parte la continuaría porque es entretenida y diferente, pero la edición de Panini me hace cuesta arriba pagar por algo que es, en el fondo, chapucero. Estoy dividido. Hasta que no vea el siguente tomo no sé que haré.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog