Ir al contenido principal

Critiquita 287: All Star Superman, G. Morrison y F. Quitely, Planeta DeAgostini 2009

Gracias a la biblioteca del barrio donde vivo por fin he podido leer el cómic del año. Lo 1º decir que no soy un conocedor del pj. Soy de los que le tenía prejuicios por ser demasiado poderoso y demasiado bueno. Pero en cuanto he podido asomarme al pj (y a su microverso), me he encontrado con que es muy interesante. Con que tiene muchísimas posibilidades al tener la simplicidad de los mitos y un componente muy importante de CF pues, al ser tan poderoso, muchas amenzas tienen que ser futuristas para suponer un reto. Es un poco como el Thor marvelita. La mayoría de sus aventuras o son mitológicas o cósmicas ya que en la Tierra hay pocos retos que le hagan sudar. Aún así, afronto la lectura del "cómic definitivo de Superman" con pocas lecturas, de modo que mi acercamiento esta poco mediatizado.
Lo 1º que voy a decir sobre este cómic es que no me parece tan bueno como muchos dicen. Dentro de las obras de Morrison me parece que es de 2º fila (aunque esa 2º fila es mejor que las mejores obras de la mayoría de los guionistas del género) y dentro del género tampoco me parece que sea la leche, no es profunda, ni innovadora, ni tampoco brillante, ni siquiera la veo revolucionaria o revulsiva. Me parece un gran cómic del género porque es entretenido y maravilla, pero me parece demasiado ligero y facilón como para estar entre los mejores. Por eso no creo que sea el "cómic definitivo de Superman", quizás lo sea ahora mismo, pero creo que ASS aunque es un gran cómic de Superman deja espacio para que pueda ser superado.
El trabajo de Morrison parte de ideas suyas esbozadas en su etapa en la JLA, especialmente en su saga DC 1.000.000. En ese aspecto Morrison no se descuelga con nada novedoso, aunque tampoco se trataba de eso, por lo que da igual. Lo que intenta Morrison, y consigue con creces, es escribir un cómic sobre un superhéroe de verdad para recordarnos como son, porque muchos no lo saben, principalmente la muchachada que moja las bragas con Bendis-Quesada que es una recién llegada y, por lo tanto, no ha tenido la oportunidad de leer comics protagonizados por superhéroes de verdad. Lo mejor de ello es que lo consigue sin moralinas, sin sensiblerías, sin cursilerías. Superman es un superhéroe clásico, pero eso no pasa por hacerlo ingenuo, simple o santurrón. Superman es un superhéroe, es decir, un tipo duro (emplea la violencia) e implacable (castiga el mal allí donde ocurre), pero no es un justiciero o un ególatra porque es un tipo bondadoso y altruista. Nunca juzga con severidad (eso es muy humano) y no da a nadie por perdido (ni siquiera a Luthor), de esta forma, lo que le hace admirable no es su poder (lo que hizo a los 90 tan malos y lo que esta haciendo esta década tan mediocre), sino su bondad y su optimismo. Eso le hace admirable y esperanzador y es lo que ha hecho que el género sea sinónimo de mainstream y sea preponderante en EE.UU. durante más de 40 años a pesar de lo mucho que ha cambiado el mundo. Eso es lo mejor de este cómic, pero por lo demás, no me parece sobresaliente. Superman esta admirablemente retratado, igual que Luthor, pero menos, e incluso es creíble y verosímil un tipo tan surrealista como J. Olsen, pero no aporta nada más. La interacción entre Superman y la humanidad apenas esta esbozada. Morrison prácticamente se queda en la influencia que la humanidad (de los Kent) en Superman, pero apenas desarrolla su influencia en la gente. De hecho, casi pinta a los humanos como niños temerarios que se irían al garete si no contaran con una presencia superheroica. Esa me parece la gran carencia del cómic, se centra demasiado en Superman y su microverso, prácticamente nadie que no es del círculo de Superman tiene frase, y yo creo que este cómic debería haber incidido en como Superman, como paradigma del superhéroe por eso de ser el 1º, el que inspiró a todos los demás, el que creó el único género de ficción nacido en el siglo XX y el único creado por el Cómic, influye en la gente. Es por eso que, aunque ha retratado muy bien a Superman y el superheroísmo que representa, no deja de ser una historia del género más. Me ha parecido una lectura agradable pero no he encontrado en ella nada especial o memorable. Hay esta la increíble bondad de los Kent, Luthor siendo Luthor como los demás secundarios son ellos mismos, las aventuras son las de siempre, Superman siempre gana, etc. No hay nada nuevo en ASS, sólo retrata al pj de forma finísima y total, pocas veces un superhéroe ha sido escrito (y dibujado) de forma tan sólida y verosímil, tan creíble y exhaustiva, pero eso, aunque no es poco, sí me parece que lo es para ser uno de los comics más importantes del género.
Quitely esta en la misma honda que Morrison, excelente pero ligero. El tipo es un maestro dibujando comics a pesar de sólo ser un dibujante notable, porque es la leche en todo lo demás, en lo importante, en lo que distingue a un dibujante de comics de un ilustrador. Compone magníficamente, con sencillez pero con elegancia, pertinencia y armonía, es un maestro con la gestualidad y aquí voy a extenderme un poco, porque es, para mi, lo más alucinante de ASS y su único punto brillante. Es asombroso el grado en que Quitely conoce la gestualidad humana y es capaz de dibujarla. Nunca he visto nada igual en un cómic. Es el único que ha conseguido hacer creíble el binomio C. Kent/Superman, es decir, ha conseguido algo que nadie (bueno, con reservas, que no he leído todos los comics donde sale Superman) había conseguido hasta ahora. El C. Kent de Quitely no es Superman con americana porque él es capaz de plasmar en papel la torpeza, la timidez y la mediocridad. Esto es abracadabrante y la clave de todo el cómic, sin eso, el trabajo de Morrison no habría podido despegar. El único pero que se le puede poner es que debía haber dibujado las gafas de Kent deformantes, de culo de vaso, y con eso ya sí que hubiera sido imposible ver a Superman en C. Kent. Además de todo lo anterior, Quitely narra excelentemente, pues controla el ritmo, la secuencialidad y siempre sus viñetas son una excelente elección, y tiene otra cualidad sobresaliente, que muy pocos tienen, que es un punto de clasicismo. Es decir, que dibuja como esculpían los griegos clásicos. Todos recordamos como nos decían en el cole que las esculturas griegas clásicas son la congelación de un movimiento. Viendo el ejemplo más paradigmático de esto, el Discóbolo, uno puede imaginarse los movimientos que le han llevado a esa posición así como los movimientos que la seguirán de modo que, aunque sea una escultura, se mueve. Esta cualidad la tienen las figuras de Quitely, esto es lo que hace que su estilo sea tan fluido, majestuoso y plástico, sus figuras no son estáticas, no son hieráticas. Aunque es cierto que en esto también influye el entintamiento y el color, pues cuanto más tinta y color tiene una figura más congelada esta y así llegamos a los grandes dibujos pero pésimas viñetas de Ross o a las mediocridades de Lee, Deodato, etc. En fin, aunque en mi opinión a Quitely le falta muchos fondos para poder decir que es un trabajo brillante, me parece que es el que mejor esta en el cómic. Sin él, Morrison habría transmitido la mitad o menos. Es decir, el cómic habría impactado menos.
Un nota breve sobre el color -No ha sido entintado- Los lápices de Quitely han ido directamente al colorista que, como tal, no ha sabido qué hacer con estos, como se ve que algunos los colorea y otros los respeta. Creo que eso ha sido un error, pues, en mi opinión claro, muchos trazos de Quitely estan hay de más. Quitely los hizo porque al dibujar en b&n los necesitaba para ayudarse a imaginar el resultado final y para guiar al colorista con el volumen y la luz. Un entintador habría sabido distinguir cuales valen y cuales no, además de que hubiera aportado más nitidez al dibujo, por tanto más contundencia, algo que en muchas viñetas habría venido bien, sobre todo en las que el rayado de Quitely enturbia. De esta forma, saltarse un paso, creo que ha restado calidad al dibujo. Por otro lado, el color es demasiado soso. Creo que en este caso, que se buscaba hacer algo icónico, un color sobrio pero con degradados esta fuera de lugar. Se tenía que haber apostado por el color clásico plano. Eso habría dado contundencia (perdida por pasar de las tintas) e iconocidad (lo que buscaba Morrison). Así, el color aplicado de esta forma, aunque cumple el objetivo de dejar que el dibujo de Quitely luzca por sí mismo, resta potencia y atractivo a ASS.
Así pues, me alegro de no comprármelo (aunque si estuviese en grapa caería) porque, aunque es barato (20€ es una ganga por esa calidad de edición, con sus errores porque PDA tiene que hacerse notar en sus productos, ese tamaño respetado y 12 buenas grapas), no me ha llenado lo suficiente. No voy a echar de menos no tenerlo en mi librería. Empieza bien, siendo prometedor, el nº 2 realmente hace salivar, pero en seguida Morrison ya nos informa de que esto va ser un vuelo a poca altura y ligero. El hecho de que el nº 5 sea el mejor de todos ya ejemplifica muy bien lo que trato de decirles. Si el 5 es el mejor, quedan 7 que no estan a la altura y eso no es bueno. El nº 5, el de la cárcel, sí me ha parecido una obra maestra, sobre todo por Quitely, porque sin él las ideas de Morrison habrían sido invisibles (imaginénse el ASS dibujado por Deodato o Lee; el horror como se suele decir). Qué bien funciona el trío Kent, Superman y Luthor, qué bien Superman borda su papel de Kent, qué bien queda retratado Luthor como un idiota megalómano. En fin, magnífico. Otra cosa que me ha gustado de ASS es la sutilidad con la que Morrison y Superman dejan en evidencia a Luthor, al dejar claro que nadie le ha impedido hacer el Bien y superar a Superman como benefactor de la humanidad. Si se piensa, es cierto, porque en la sociedad de hoy, un gran empresario es mucho más influyente que un superhéroe ya que este se niega a romper al status quo, mientras que es precisamente gente como Luthor quien crea el status quo.
Antes de terminar quisiera hablar de la edición de PDA. Yo no la he comprado y creo que nadie que sea pijotero con la edición debería pillarla. Su error gordo no deja de ser banal, pero es un error mayúsculo cuando se comete en una edición de lujo. Si planeas una edición cojonuda tiene que ser perfecta. De qué vale su tapa dura y su papel de calidad si luego la cagas de esa manera? Además, que las portadas aquí son algo más que fan service o reclamos marquetineros, son consustanciales a la historia, de forma que el error es casi como si se hubiese omitido la página de un libro. Yo lo hubiera asumido en una grapa, en un BM/CDC o en un tomo barato, pero editada así creo que comprar ASS no es constructivo si reclamas ediciones deluxe, BoME, absolute o simplemente sin errores, máxime cuando hay 2º ediciones o cosas así, es decir, ningún fetichista u objetofilo se iba a quedar sin él. No hay que ser siempre en estos casos un histérico o comportarse como un niño en plena etapa anal.
En fin, ASS es un cómic muy interesante e incluso lectura imprescindible pero tampoco supone nada novedoso o genial. Aunque quizás es que yo me despisté y me tomé este cómic como si fuese algo más que un buen cómic de Superman y, por tanto, al leerlo, me ha fallado. De este modo, no es la POM de Superman o Morrison pero quizás lo sea de Quitely, quien aquí, con carencias más que fallos, esta inmenso dejando pequeñitos a la gran mayoría de los dibujantes que han pasado por el género. Si recuerdo ASS no será por Morrison o por una maravillosa caracterización de Superman, sino por Quitely y ese espléndido nº 5.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Sin acritud, deberías revisar tus textos antes de publicarlos. Hay faltas de ortografía que duelen, tío. De acuerdo con tu valoración del cómic.
fer1980 ha dicho que…
A mi me parece un comic bastante valiente en el contexto actual, una demostración clara de que se pueden hacer comics de otra manera, solo por eso ya creo que merece muy mucho la pena, luego además me gustan mucho las bizarradas de Morrison y su capacidad para revivir la grandeza más iconica del personaje y el dibujo de Quitely, que es sin duda magnifico, en fin de lo mejorcito que he leido este año.
fer1980 ha dicho que…
Por cierto te deje un comentario en el post sobre la peli de Brazil, no se que te parece mi punto de vista sobre el como detinenen a J. Pryce.
lord_pengallan ha dicho que…
Anónimo no me parece nada mal que me digas lo de las faltas. Sí me gustaría que fueses, además de crítico, constructivo y me las señales, igual las he cometido por ignorancia.
Fer voy a leer tu comentario de Brazil gracias por avisarme.
En cuanto ASS estoy de acuerdo contigo, por eso digo que en grapa sí tendría la obra, así pues no. Los tomos han acabado con mi paciencia. He decidido comprar los menos posibles, me refiero a los que recopilan grapas. Así no se puede leer las grapas y los superhéroes como diso manda!
Andrew Zimmerman ha dicho que…
Pues yo disfruté mucho con el AAS. Tuvo algo esa revisión del universo de Superman que me hipnotizaba página tras página, sorprendido por lo ingenioso del relato y la frescura de sus páginas.
Y discrepando de los gustos tuyos y de fer, prefiero un tomo bonito para leerlo todo de un tirón. Además queda de puta madre en mi estantería mientras que vds tenéis hojas grapadas :-P
Lástima lo de la portada repetida (¡vaya error de bulto!)
lord_pengallan ha dicho que…
Hay tomos y tomos.
Hay tomos que favorecen a las grapas al proporcionar una lectura seguida y otros que la estropean porque acaban con el continuará, le restan frescura, etc.
ASS en concreto bien el tomo, pero las coles abiertas en tomo suelen ser un horror, no se disfruta lo mismo y encima hay que esperar 6 o más meses para leer la continuación.
Mythos ha dicho que…
Estoy casi al 100% de acuerdo con tu critica. Ni de lejos me parece una obra maestra ni un gran cómic simplemente es un producto entretenida con algún momento espectacular, eso sí, pero más mérito de Quitely que de Morrison. Yo tampoco he leído mucho sobre el personaje pero para mí, lo leí hace poco, Superman: Identidad Secreta de Kurt Busiek es el lo mejor que he leído del personaje. Y me parece una visión más completa que la de Grant Morrison acerca del mito de este superhéroe aunque no trate exactamente sobre el Superman habitual. De Quitely he de decir que pierde muchos enteros por su ausencia de fondos que confieren en ocasiones al conjunto a sensación de feismo y vacio que no beneficia a la obra.

saludos
PAblo ha dicho que…
Pues mira,

Me reservo la lectura de esta entrada a que me lea el cómic que todavía lo tengo pendiente.

Impacientes Saludos.

Entradas populares de este blog

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…