20.8.08

Critiquita 251: Justicia nº 1-12, Krueger, Braithwaite y Ross, Planeta DeAgostini 2007-8


Pues aprovechando que ya la maxiserie se ha publicado entera en nuestro país, me he puesto a releerla seguida, como hago siempre que una etapa o serie limitada termina, así que, como siempre, paso a comentaros mi impresión.


Lo primero decir que leída así, la serie no parece tan lenta y anodina. Se aprecia que hay ritmo y agilidad y que hay detalles pequeños que enriquecen la historia, pero que se pierden cuando la lectura es mensual. Entonces, qué ha pasado? Pues lo que suele pasar en los tiempos que corren, que el guión no se ha planificado para editarse en grapa mensualmente, por lo que se resiente la historia. Los finales de cada grapa son un tanto arbitrarios en el sentido de que no cierran un asunto. La historia suele quedar en el aire con lo que la lectura de la grapa resulta un tanto vacía e insatisfactoria. Al margen de esto, la historia de "Justicia" está bien.

El argumento es interesante e incluso novedoso, varios supervillanos tienen repetidamente el mismo sueño: la Tierra se destruye sin que los superhéroes puedan impedirlo, así que se unen y planifican como evitar este sueño, pues se lo toman como una predicción de un futuro muy cercano. Así, la serie intenta convertirse en un pequeño estudio sobre la supervillanía (como confirma Krueger en los extras del último nº), pero sin éxito porque este es inexistente. A pesar de partir de una buena idea, la maxiserie, como digo, sólo está bien al ser una historia demasiado tópica y poco compleja para durar 12 episodios. Además, como esta de moda, convierte a los superhéroes en quejicas, nos los muestra siempre quejándose del esfuerzo que hacen, de los peligros que corren, y a mí eso ya me resulta cansino y creo que es contraprudecente. A los superhéroes los "admiramos" porque hacen lo que hacen sin quejarse, con orgullo y alegría, si acaso son un poco neuróticos o psicóticos, pero no lloricas que se autocompadecen. Esta manera de intentar aumentar el mérito de estos creo que consigue lo contrario, pues logra que nos caigan gordos. Otro punto que hace de esta maxiserie algo del montón (que me podría haber ahorrado) es que el desarrollo sigue La Fórmula: los supervillanos se unen, los supervillanos atacan por sorpresa a los superhéroes, el ataque por sorpresa, a pesar de ser con nocturnidad, alevosía y superioridad numérica, falla, los superhéroes se unen y contraatacan, los superhéroes vencen. Como veis, lo de siempre. Pero ya que este esquema es inevitable lo que se exige a los autores es que la historia que están condenados a contar una y otra vez nos la presenten de forma lo suficientemente diferente o emocionante como para que nos guste, que vayan más allá de La Fórmula, y aquí Krueger y Ross fallan. En mi opinión consiguen un gran crescendo en la historia haciendo que lleguemos al clímax con cierta tensión, pero el último número lo estropea todo al resultar demasiado anodino por su ritmo tranquilo y largo epílogo.

A los lápices y a la narrativa está Braithwaite y al color, Ross, que aplasta el trabajo de su compa, por lo que sólo podemos juzgar su narrativa. A mi entender el trabajo de ambos es el más flojo de "Justicia" porque la fina separación interviñeta perjudica a la lectura al fundirse unas con otras, perdiendo, así, contundencia la narrativa, y el color realista y virtuoso pero frío de Ross congela los dibujos haciéndolos fríos y rígidos. Así que el resultado es un apartado gráfico tan virtuoso como inútil, pues sólo añade pesadez y frialdad a unos guiones demasiado tópicos. Así pues, aunque no se puede decir que ninguno de los autores hace un mal trabajo, sí que se puede decir que esta maxiserie esta por debajo de las capacidades de los mismos y que se podría haber hecho mejor, dado no sólo el talento de los autores, sino también el conocimiento del género y del UDC que estos tienen y demuestran aquí.

Por tanto, la crítica de los autores al UDC actual (en especial a "Crisis de Identidad") ensalzando la Edad de Plata (algo curioso, porque sus superhéroes no son esos ingenuos alegres del ayer sino la gente torturada de hoy) resulta en una historia más de la JLA, que se diferencia tan poco de sus antecesoras, que no engrosará la lista de las mejores aventuras de este supergrupo (que me parece el más interesante de todos). Es una maxiserie que tiene sus cosas interesantes y sus momentos y que explica muy bien el UDC, pero en ningún momento llega a crear tensión e intriga. Entretiene lo cual no esta nada mal y quizás, por eso, no merezca crítica, pero con estos pjs y estos autores se podía haber obtenido algo bastante mejor.

Por último dejar constancia de mi protesta ante la edición del último nº que es un 1 € más caro por ofrecernos unos extras muy poco interesantes que, además, se podían haber repartido entre todos los números que casi siempre les ha sobrado una página. Supongo que habrá gente que sin extras piensen que la edición de una obra es un sinsentido, pero unos artículos firmados por los autores explicando sus intenciones y una sucesión de lápices de algunas de las páginas me parecen irrelevantes y sobre todo, que no valen 1 €. Algún día las editoriales podían recompensar la fidelidad de sus clientes teniendo gestos como no cobrarte la paja o su publicidad (estoy pensando en el último nº de "Ultimate Power" de Panini).

2 comentarios:

fer1980 dijo...

Pues muy deacuerdo contigo, el principal problema de este comic es que no ha sido concebido para ser leido mes a mes, lo cual no me parece un problema menor, no, me parece una verguenza, si vas a sacar algo en 12 meses tienes que hacer que la lectura de cada historia te aporte algo, si no saca el tomo directamente y fuera, si a esto añadimos que como bien dices, pese a su original planteamiento, la serie es tópica a más no poder...pues eso, una de la mayores decepciones del año, si no la mayor por lo mucho que esperaba de ella.

lord_pengallan dijo...

Yo no quería ser tan duro, pero tu lo has dicho, DECEPCIONANTE.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog