1.6.06

Relecturas XVII: Fábulas y Reflejos, N. Gaiman y varios, Zinco 1994

Aquí estamos ante los números que más me han gustado de Sandman. A mi lo que más gusta del trabajo de Gaiman en esta serie, son sus historias cortas, sus cuentos modernos en que se mezcla sabiamente erudicción e imaginación y para mi, estos cuentos que componen "Fábulas y reflejos" son los mejores.
El primer número es mi favorito, pues contiene las dos historias que más me gustan de toda la serie, (la de veces que las he leído). Estas historias son el mejor ejemplo del porqué me gusta la serie. Son dos historias magníficas y brillantes. Históricas, pero no a lo jolibudiense, sino a lo británico, es decir, con mucho respeto y erudicción. La primera ocurre en la Revolución Francesa, en ella con tanta cabeza decapitada se ha perdido la de Orfeo y claro, hay que buscarla. En la segunda es un día especial en la vejez del emperador Augusto. En fin lo dicho, maravillosas, fascinantes y geniales historias que a pesar de la imaginación vertida en ellas la Historia no se ve alterada, y eso es para mi lo mejor, la capacidad de hacer grandes historias sin tener que cambiar continuidades o inventarse pjs. La siguiente historia, también bastante estimable, es la biografía del emperador Norton, le sigue otra buena historia, un cuento como los de antes, como los de Grimm o Andersen con moraleja y todo, que versa sobre un hombre lobo. 3 historias más completan "Fábulas y reflejos", una sobre Marco Polo, otra que ocurre en la Casa de los Secretos y la última, que recoge un pacto entre Sandman y Harun al Raschid, que ya no son tan buenas.
Para mi este es el momento culminante de la colección. Hasta el momento los guiones de Gaiman iban mejorando en calidad, a partir de estas historias, para mi gusto, el buen hacer de Gaiman va declinando, al principio de forma imperceptible, hasta llegar a los últimos números que me parecieron malos (aunque como hace años que los leí, igual cambio de opinión). De todos modos, aún no estamos en ese momento. En "Fábulas y reflejos" tenemos al mejor Gaiman de todos los tiempos y el mejor ejemplo de porqué Sandman es ya un clásico del cómic. Grandes y originales historias, magníficos diálogos que te atrapan, una desbordante creatividad basada en una británica erudicción y un buen conocimiento de la condición humana, en fin, no sé explicároslo en palabras o describirlo. Gaiman aquí hace un brillante y cautivador trabajo de autor que merece ser leído.
Cada historia es dibujada por un profesional diferente. La primera es de S. Woch, un buen dibujante realista y sencillo, excesivamente frontalista pero que hace un buen trabajo, la siguiente es de B. Talbot, un dibujante realista y frontalista pero más limitado que el anterior, que hace un trabajo honesto que desluce un poco él magnífico guión de Gaiman, le sigue S. McManus con una historia que se ajusta a su peculiar estilo redondo y limpio, después tenemos a D. Eagleson con un dibujo realista un poco limitado pero que defiende muy bien el guión de Gaiman, le sigue un particular J. Watkiss con un estilo fantasioso, sencillo pero complejo de figuras espigadas y buen narrador, quizás el mejor hasta ahora, le sigue una J. Thompson con su estilo sencillo, delicado y femenino pero demasiado limitado para un número de Sandman y termina P. C. Rusell, fantasioso, sencillo y sensual, bastante evocador lo cual hace que complemente muy bien a Gaiman.
Recomiendo "Fábulas y reflejos" como lo imprescindible de Sandman, sino queréis toda la cole, al menos esta parte si hay que tenerla. Son grandes historias que harán disfrutar a cualquiera que le guste leer y que nunca se agotan por mucho que las leas, lo cual demuestra su magistralidad. En fin, cuentos como los clásicos, que nunca aburren pues son inmortales, a cada generación le sigue gustando no importa el tiempo que pase, ni lo que cambie el mundo. Como se dice hoy en día un must have.

6 comentarios:

morglum dijo...

pues si que es bueno el tomo o arco argumental en cuestion o como se llame.

personalmente, los que mas me gustaron fueron los del emperador y, a diferencia que a ti, la de al raschid, quiza por la evocacion del lejano oriente, propia de las mil y una noches. que quieres que te diga, me entusiasmo. igual que el resto de la coleccion. es ponerte a leer y no preocuparte de nada. fuera continuidades y demas zarandajas. historias buenas y con trasfondo. maravilloso.

lego el guapo va y hace el 1602, que no es que este mal, pero no da la talla

Yorkshire dijo...

Morglum, ¿1602 decente? Creo que es una pifia (o truño) que no sabe cómo acabarlo.
Este fin de semana comienzo a leerme todo el Sandman en versión Norma. Lo voy a leer a conciencia y sin ningún prejuicio. El problema de Gaiman, en mi caso, es que me lo aconsejaron con estas palabras: "Tío, leete esto del tal Gaiman, el Sandman, escribe incluso mejor que Alan Moore". Así que mis expectativas se fueron demasiado altas. Ya sé que es injusto... Lo dicho, a leerlo.

rinklin dijo...

Si señor,esto es de lo mejorcito de sandman,uff,es que sandman es todo bueno y algunos arcos MUY buenos.
Lo demas de este hombre creo que esta muy sobrevalorado,si escribo yo Lobos en la pared,no me lo publican ni en un fanzine.
Y de 1602 lo mejor es que solo son doce numeros,medicre,siendo generoso.

lord_pengallan dijo...

Yo creo que los principales problemas de 1602 (sólo me he leído la 1º parte, la 2º no la encuentro gratis) es el Kubert, que hace un trabajo pobre y malo que desluce el guión de Sandman y que el intento de pasar el universo muti a la Inglaterra isabelina sin cambiarlo y que quede bien es imposible.
Ánimo Yorkshire que Sandman ni es tan malo, ni tan bueno.
Sigue así rinklin.

rinklin dijo...

Gracias lord,pero gracias a tí,amenizas mis mañanas de trabajo.
Y me chiflan los comics.

lord_pengallan dijo...

Qué suerte tienes que puedes trabajar y navegar internet para tus cositas a la vez! Echo de menos esos tiempos.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog