25.12.05

Relecturas IV: The Bozz Chronicles, D. Micheline y B. Blevins, Planeta DeAgostini, 1992.

Esta es una miniserie que también hacía bastante que no leía. Pertenece al sello Epic de Marvel, una especie de Vertigo que Marvel (Archie Goodwin) se inventó en los 80. Es decir, se decidió dar una oportunidad al cómic de autor (experimental, no comercial), al cómic adulto (no estaba sometido al Comics Code) y a otros géneros, a la par que los derechos de los personajes eran de su creador, no de la editorial y la edición era de calidad. Esta sello cerró no sé cuando y creo que ha vuelto a salir. En fin, no sé, pero es en este contexto donde esta miniserie de 6 tiene su sitio.
Es un cómic rarito, esta ambientado en la época victoriana, sus protagonistas son una exprostituta, un extraterrestre y un paleto americano que se convierten en detectives privados con la suerte de que les tocan siempre casos esotéricos o de fantaciencia. En fin, que tiene un toque steampunk. Cada número es autoconclusivo, hay escaso desarrollo de los personajes y los casos no son muy imaginativos. La verdad es que no es algo muy estimable, aunque da la sensación de que la idea daba para más.
A los guiones esta Micheline un tipo del que apenas sé algo, me suena que guionizaba por aquella época supers, pero no sé decir ni donde trabajó, ni si sigue haciéndolo ahora. Esta miniserie (creación suya) no dice mucho de su capacidad literaria. Esta bien documentado, pero sólo hay pinceladas (no es "From Hell"), es incapaz de crear "atmósfera", sus historias no pasan de entretenidas (al nivel de un caso de la Fletcher) y se apoya mucho en los tópicos, pero es un competente dialoguista.
Blevins se ocupa de la parte gráfica, de él no me suena más que esto y es comprensible pues no pasa de ser un dibujante competente con un estilo raro, de trazo fino y suave, sensual (al menos en este, que se nota que es para adultos (masculinos), pues hay desnudos femeninos y escotes que dejan entrever generosos pechos) y estilizado que no se esfuerza mucho en los fondos, lo cual para un cómic victoriano es un error. El entintamiento (no sé si es de Blevins, desde luego no consta en los créditos) es un mero calco del lápiz y el color es sencillo, con pocos colores, plano y pasteloso lo que le da un aspecto feo y no hace ningún favor a la ambientación. En suma, el nivel del dibujante y del guionista son parejos.
Encima hay cosas que chirrían bastante, por lo menos a mi. La protagonista es una exprostituta, no de lujo, y encima con una infancia difícil, pero no hay secuelas. La prostitución esta tratada "románticamente" (algo muy del XIX por otro lado), vamos que parece que ese "oficio" es una fiesta sin peligros ni originado por la pobreza. Además, el personaje es un poco guarra (parece entonces que lo uno lleva a lo otro) y le atrae los penes grandes, no habíamos quedado que el tamaño no importa!. En fin, lo que quiero decir es que la prota esta tratada de una forma un tanto machista o por lo menos se nota que ha sido concebido por un hombre, por lo menos es una mujer amable, audaz e ingeniosa. Otra cosa que me chirría, porque además ocurre bastante, es que el extraterrestre es muy inteligente y además se lee todo lo que pilla y a pesar de eso, entre los humanos se conduce como un ingenuo primo. Es un poco incoherente creo yo que no perciba la maldad de la gente o que no sepa a veces de lo que le estan hablando, coño, pero si eres un genio y además llevas viviendo meses entre humanos! Por último, el personaje americano, más que un chirrío es un desacierto. Esta incluido para hacer contraste entre el Londres victoriano (educado, flemático, sofisticado, urbanita) y el Oeste americano (agreste, sencillo, estentóreo, paleto), pero esta llevado muy tópicamente y encima la traducción patina un poco con el slang americano, el vaquero tiene frases ridículas en español que ni es jerga española del XIX ni de los 90, resultando su parloteo a veces ridículo.
En fin, un cómic entretenido para aquellos que les guste este tipo de cosas. Desde luego en un mercado pequeño como el nuestro, su calidad no lo convertía (ni convierte) en algo publicable y menos en una edición de calidad (papel mejor y portadas plastificadas). De hecho, las crónicas de Bozz se editaba en una cole abierta que se iba a nutrir de miniseries y al terminar esta se acabó, sólo había durado 1 año y creo que en el cierre, esta cole tuvo bastante que ver. Vivió un cierre tan fulminante que ni siquiera hay nota o explicación en el correo. No me he documentado mucho, pero creo que todo Epic (una apuesta de Planeta para abrir mercado publicando otras cosas, algunas muy recomendables como "Elektra Assasin" de F. Miller y B. Sienkiewicz) no duró en España más de 2 años (en EE.UU. más de 12).
Por cierto, la edición muy forum, con artículos de opinión bastante intelectuales, vamos me parece demasiado complicados e intelectualoides para los adolescentes, y con mucha autocrítica, o de crítica a la editorial, se dice por ejemplo que Micheline es un guionista malo o se mete con la política editorial. En fin, algo que yo echo de menos y sobre todo en los últimos tiempos con Raimon Fonseca y su actitud de chupapollas.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog