Ir al contenido principal

Be a trekkie for a moment: Espacio Profundo 9 T. IV


Puf. Casi no sobrevivo a esta temporada. Yo no soy un trekkie pero cuando a principio del siglo XXI terminé de ver esta serie sentí una pena que pocos finales de serie me han provocado. Pero ahora, revideándola, ya no hay tanto feeling. DS9, como toda las series (y películas) trekkies es muy mediocre. Sólo funcionan, en los casos en los que lo hacen, la primera vez. Cuando una sabe de que va la vaina y cuando conoce las reglas el resultado deja mucho que desear precisamente por esa mediocridad, que es general. Guiones, realización, actores, decorados... El tener que ser un producto familiar y provinciano es una servidumbre que opaca casi todos los intentos de sus trabajadores por hacer algo decente, original, distinto o simplemente de Ciencia Ficción. Yo suelo contar el chiste de que en Star Trek se identifica al alienígena porque lleva túnica ya que por aspecto y comportamiento es imposible. Como toda caricatura es exagerada, pero creo que define bien qué es Star Trek. El rollo de las túnicas no lleva directamente a C. B. De Mille. En el pasado EE.UU. era aún más provinciano y religioso, es decir, la imaginería cristiana (las estampas de la Biblia y tal) mediatizaba su imaginación, así que la túnica para caracterizar lo exótico y al otro estaba al orden del día. EE.UU. tenía la tradicional imagen de Oriente que tenía el occidental hasta que la Revolución Industrial nos hizo los más ricos del planeta. Levante era riqueza (sultanes, jeques, rajás...), exotismo (especias, animales raros...), lujo (seda, piedras preciosas...) y, por supuesto, túnicas (han reparado que generalmente las de Star Trek son plateadas o doradas y suelen acompañarse de motivos árabes como turbantes). Que una serie futurista a estas alturas siga utilizando un código icónico periclitado explica bien lo pobre que es su Ciencia Ficción. Recuerdo un episodio de Voyager en que en la Tierra se produce un incendio en un edificio y tienen que buscar una salida de incendios. De verdad que una civilización que surca el Espacio con familiaridad y que practica la magia del teletransporte no ha inventado otros procedimientos de evacuación? Sigue construyendo edificios que se pueden incendiar?

A parte de esta mediocridad, que surge por la necesidad de ser familiar (qué terribles son los episodios familiares de la serie), de contentar a la tradición y de no descolocar al más provinciano y simple espectador estadounidense, está que DS9 es una serie sin rumbo. Tiene varias líneas argumentales pero apenas las desarrolla por ofrecernos episodios autoconclusivos independientes o convencionales o bobalicones. Por ejemplo, en esta temporada apenas sale Bajor. Quizás sea el sistema de producción. Unos guionistas trabajan haciendo episodios pero sin saber o poder desarrollar los argumentos principales y otros sólo trabajan en eso. El resultado es que las temporadas tienen una gran cantidad de relleno o paja que dificulta tanto la progresión de la serie (que no es que deba tenerla, pero si la pones es para defenderla bien) como el desarrollo de personajes y la dinámica de grupo. En la serie muy pocas veces salen todos los personajes y no hay un núcleo claro de protagonistas, es decir, un delegación que sale en todos y cada uno de los episodios. En las 3 1º temporadas el personaje que en más episodios sale, esa es la sensación que tengo, es Quark. El grupo es débil, por ello, entre otras razones, se incorporó a Worf al elenco, pero no ha servido porque sigue sin haber metraje para desarrollar personajes e interacciones. El resultado son temporadas que picotean aquí y allá con unos personajes que no sirven de guía o alter egos a los espectadores por su aparición irregular. Ni ofrece la credibilidad (el estado de Guerra Fría, la religiosidad bajoriana, los maquis...) ni la familiaridad que toda serie televisiva debe ofrecer. Por ejemplo, que es eso de los maquis? Por qué en la rica Federación hay gente que se empeña en vivir en un vertedero y en pegarse de hostias? Volvemos a C. B. De Mille. No hay explicación porque utiliza un código conocido por la audiencia, el del Oeste. La mentalidad de la audiencia de la serie no casa con la mentalidad que la serie tiene y esa descoordinación es el origen de todo lo mucho malo que tiene Star Trek.


Así pues, esta temporada se me ha hecho larguísima. La he terminado de ver por pura voluntad. El problema ha sido su tremenda regularidad. Casi hasta el final todos los episodios son igual de mediocres. Se mueven entre el 4.5 y el 5. Esta regularidad ha resultado aburrida por la falta de variación. Pero la cosa ha terminado peor. Al final aparece Luxana Troi y todo se va al garete. Incluso reaparecen Keiko y su hija, los peores personajes de la serie si quitamos a la betazoide. A partir de su episodio (me solaza pensar que ya no hay más de la vieja pelleja en la serie; que tiene la menopausia y luego hijos) la cosa se vuelve mala rompiendo la pesada pero estimable racha. Así pues, esta temporada ha resultado un tanto insufrible, ni siquiera los klingon, con todo lo que alegran, han podido ayudar. Así pues, los únicos episodios que merece destacar casi sólo son aquellos que están íntimamente ligados con los argumentos principales. 

El camino del guerrero: doble episodio demasiado ambicioso para las posibilidades de la serie que, aunque, como siempre, pobremente resuelto, es un acontecimiento que revuelve la misma para volverla más emocionante e intensa. Lástima que se acordaran poco de ello.

Juramente hipocrático: un episodio bobalicón que nos permite conocer algo más a los Jem´Hadar que es un disparo en el pie de la serie pues nos revela que ni son tan fuertes ni tan leales como parecen.

Nave estelar derribada: el humor es una de las pocas cosas que redime esta serie. Quark es el mejor personaje (aunque yo prefiero a Garak) porque con poco te levanta el episodio aunque el guión sea una chorrada. Este episodio maneja muy bien el contraste entre la tensión y el humor.

Pequeños hombrecitos verdes: no es el episodio ferengi más gracioso pero no es de los peores (los que se ambientan en su planeta o en los que sale el Nagus). Podría haber estado mejor pero tampoco había presupuesto para decorados y uniformes. 

Nuestro hombre Bashir: una tontá pero está bien llevada porque, a diferencia de lo que pasa en la serie, el elenco sí encaja con los personajes asignados. Una parodia-imitación de James Bond que, como siempre, podía haber dado más.

Frente Nacional y Paraíso Perdido: un díptico que nos recuerda que el cuadrante alfa está en una Guerra Fría. Todo es bastante tonto y el rollo de meter a la familia para hacerlo todo más dramático ni es sutil ni ingenioso. Demasiado ambicioso para lo que puede dar la serie por lo que queda en chorrada sin consecuencias.

A muerte: de nuevo los Jem´Hadar. No para hacerlos temibles o enseñarnos más sobre el Dominio, sino para demostrarnos que este tiene los pies de barro. Un episodio que no tiene mucho sentido en el contexto pero que no está mal. Sin embargo, como siempre, la acción de vergüenza ajena.

Eslabón perdido: este episodio ni lo recordaba. A mi todo el rollo de Odo y los cambiantes no me mola nada. Ni antes ni ahora. Ni el deseo de orden de unos seres caóticos, ni su caracterización como seres miedosos y rencorosos, ni el complejo de humanidad de Odo (increíble que pueda hacer la textura de cualquier objeto y el pelaje o plumaje de cualquier animal pero no pueda hacer mejor un rostro humano; debía haberse buscado un símbolo mejor para representar al personaje), ni, por supuesto, su amor por Kira. En fin, que en medio de una Guerra Fría espacial los enemigos visiten el planeta central de cada uno con frecuencia para merendar me parece un disparate y humanizar más a Odo no me parece una buena idea. El no ser humano es de lo poco interesante que tenía el personaje.

En fin, a ver qué tal la quinta. La recuerdo como la mejor.     

Comentarios

Carlos de la Cruz ha dicho que…
A mí DS9 es la serie de Star Trek que más me gusta, probablemente porque suele haber más rollos políticos y porque se explora con más profundidad (es un decir) las culturas klingon, ferengi, bajorana (aunque es la que menos me gusta) y cardassiana. Es decir, se ven distintos matices de cada pueblo, y eso es algo que no se logra en las otras series, que van un poco saltando de un planeta a otro.

Para mí las mejores temporadas de DS9 son la 5 y la 6, cuando podemos ver los mejores episodios de la Guerra del Dominio. Recuerdo especialmente el episodio en el que Garak consigue que los romulanos entren en la guerra (magistral episodio) y uno en el que unos soldados de la federación están resistiendo en un planeta lleno de minas invisibles.

Lo malo de esta serie es que, como tantas otras, se la iban inventando sobre la marcha. Estaba centrada en una estación, pero como eso no funcionaba, metieron la Defiant. Tenían a un doctor que no hacía gran cosa, así que se inventaron que tenía genes aumentados (¿por qué? no tenía sentido...), lo de que Odo fuera un Fundador se lo inventaron a la mitad de la serie, y así con todo.

Las temporadas 5 y 6 son las mejores porque tienen un hilo conductor poderoso: la Guerra del Dominio. Y eso explica también que la séptima temporada sea un truño, porque se medio termina la guerra y la serie se pierde de nuevo en episodios que no tienen conexión entre sí.

Coincido contigo en que Garak es el mejor personaje de lejos. Los episodios de los klingon suelen ser divertidos, y los de los ferengi varían entre lo patético y lo divertidísimo. Curiosamente, el personaje de Gul Dukat, que se nos pinta como el malo más malo de la serie, a mí en momentos se me hace simpático. Creo que tiene su propio código de honor.

Cambiando de tercio, ¿has visto Babylon 5? La primera temporada no es muy buena, y la última también decae, pero las que hay entre medias son estupendas, y un claro ejemplo de los beneficios de tener pensadas todas las tramas importantes desde un primer momento.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Hola de nuevo.

Yo no he visto mucho de ST. Algunas temporadas de la Nueva Generación, que no me gustan porque odio a todos y cada uno de los personajes, todas las pelis menos la última, la 1º temporada de Voyager (que me gustó porque los personajes no son los típicos de ST) y DS9. Ese es mi bagaje. Ah, y un par de temporadas de la última serie que se hizo.

La serie es simpática y tiene cosas interesantes así como personajes atractivos, pero también tiene muchos fallos. Desde luego algo tiene porque es una serie de la que nunca he oído hablar mal. Hoy no llegaría ni al final de la 1º temporada.
Confieso que el futuro me da miedo porque está el inefable Vic Foantine.

A mi los klingon es lo que más me gusta de ST aunque a la postre son igual de civilizados que los demás (abogados, diplomáticos...). A mi lo que más me gusta de la serie son esos episodios de Quark en el planeta Klingon. A mi también me acabó cayendo bien Dukat. Su chaladura acaba conquistándote, entiendo a la kai Winn.

Claro que vi B5. En su momento me encantó pero esa no la he vuelto a ver y tampoco tengo muchas ganas porque dudo que esté a la altura de mis dorados recuerdos.
Carlos de la Cruz ha dicho que…
Vic Fontaine. Madre mía, menudo personaje :(.

Yo temo encontrarme con B5 y que me decepcione, pero Londo Mollari y G'Kar son personajes para enmarcar, se comen la serie en cada escena en la que aparecen. Lástima que la última temporada fuera un poco pegote, aunque tiene su explicación: les dijeron inicialmente que la penúltima temporada iba a ser la última, y cerraron todas las tramas deprisa y corriendo. Después, les dijeron que continuaban una temporada más... y ya habían cerrado las tramas importantes, así que sólo les quedo improvisar un poco. Una lástima, la verdad :(.

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…