Ir al contenido principal

Critiquita 307: Los Seis Secretos nº 2, G. Simone et al., Planeta DeAgostini 2010

"Los Seis Secretos" es la respuesta de DC al grim&gritty que ha estado desplegando Marvel últimamente. Sólo que esta, en vez de adoptar el punto de vista cínico y conspiparanoico del pop yanki posNixon como hace Bendis, se atiene al género, de modo que "Los Seis Secretos" resulta una serie regular superheroica donde se mezclan con armonía lo clásico y lo posmoderno.
Los Seis Secretos, para mi el mejor supergrupo que ha surgido en el siglo XXI junto con Runaways,  son un grupo de villanos que afirmaron su individualidad en los eventos que preludiaron Crisis Infinita. Uno de los acontecimientos detonantes de Crisis Infinita fue la alianza de todos los villanos bajo una sola autoridad, aunque esta era conciliar. Sólo seis villanos (algunos de ellos no son parte de la formación actual) se opusieron. No querían servir a nadie. Este acto de independencia les costó caro pues Crisis Infinita fue una situación con tintes apocalípticos por lo que la gente se agrupó bajo el lema de: estas con nosotros o contra nosotros. Así, los Seis Secretos originales se quedaron en tierra de nadie y solos. Enemigos tanto de los superhéroes como de los villanos. Sobrevivieron con cambios y eso les llevó a una zona gris o indefinida. No podían ser villanos pero tampoco podían ser superhéroes. Una crisis existencial que llevó a algunos, los menos cínicos y posmodernos, a replantearse sus actos e intentar ir hacia la luz. Así de intensa fue para ellos Crisis Infinita. El resultado fue que mientras hacían de mercenarios profesionales (es decir amorales), el grupo empezó a estresarse, de ahí nuevos cambios, porque para ellos, amenazados por todos, es fundamental permanecer juntos (algo que por otro lado no saben cómo llevar ya que todos son exvillanos solitarios) pero disputan sobre hacía donde orientar el grupo. La serie del grupo empezó con este conflicto y con un nuevo enfrentamiento con todos los villanos del UDC por la propiedad de una tarjeta que permite librarse del infierno. Una idea genial de Simone muy bien llevada porque la presenta como una lucha a muerte entre gente que no esta segura de que haya infierno pero sí lo esta de que, si existe, va ahí de cabeza. Este conflicto, lógicamente, agudizó las tensiones del grupo entre los que quieren ir hacia la luz y entre los que piensan que ni hay luz ni oscuridad. Este tomo sigue con esas tensiones. Así, en él, los seis secretos se enfrentan entre sí a causa de que su nuevo trabajo mercenario consiste en proteger las obras de una cárcel internacional que pretende recrear en la Tierra el infierno que Dante describió en "La Divina Comedia". De nuevo a los seis secretos el estar expuestos al Mal cristiano (no podría ser de otra forma en un cómic yanki) les supone el reverdecimiento de la tensión interna, pues no pueden seguir siendo mercenarios amorales al no ser ya los mismos de antaño. Como veis, el mainstream aún no esta preparado para relatar historias protagonizadas por villanos.
Todo el mérito de la calidad de esta serie es de G. Simone. Esta guionista de estilo clásico, con cierta singularidad por su talento literario y cómico y por su visión crítica del género nacida de su cualidad femenina, hace aquí un gran trabajo porque se mueve con soltura y habilidad en una cole fresca y novedosa al no estar rígidamente sometida al maniqueísmo del género ni tener detrás una dilatada continuidad. Se nota que estas características le gustan y que los pjs que escribe le atraen a pesar de que los retrata como joputas. También el trabajo de Simone es bueno porque concilia perfectamente el género con el grim&gritty que el fiasco Bush jr. a vuelto a poner de moda en EE.UU. Por eso, sus pjs son tan joputas como los Thunderbolts de Ellis o los vengatas de Osborn y sus comics son igual de macabros y violentos que los de aquellos pero, los de "Los Seis Secretos" son mejores porque esta mejor integrados en el género, son más originales e ingeniosos y en ellos existe tanto la dinámica de grupo como la caracterización de pjs. Además, Simone aprovecha para hacer en ellos  una ligera reflexión sobre el Mal y el supervillano de modo que eleva a esta serie por encima del nivel de mero vehículo de entretenimiento de usar y tirar. Así pues, los seis secretos, aunque son seres de ficción, son creíbles y viven emocionantes y originales aventuras amorales, macabras y violentas que tienen una profundidad que los redimen de la comercialidad. Por eso es la mejor serie de superhéroes que se esta publicando actualmente.
El dibujante regular es N. Scott que aquí, a diferencia del anterior tomo, es ayudado por C. Rodríguez. Un dibujante influenciado por Pacheco, mediocre por pericia y anodino porque, al practicar el estilo del género, no se distingue de todos los demás dibujantes mediocres del mainstream, aunque es competente en la expresividad y en la narración. N. Scott es un dibujante que concilia toscamente el academicismo con el estilo Image al ser torpe. Su mediocridad deprecia los guiones de Simone pero al menos plantea su trabajo de forma más seria y profesional que la mayoría de los dibujantes mainstream al siempre intentar hacer las cosas bien: hacer a los pjs expresivos, dar dinamismo a los dibujos, narrar con emoción, trabajar los fondos y ser espectacular cuando toca. Pero tiene un gran enemigo, que no es su falta de garra (un estilo demasiado industrial) y un talento insuficiente para llegar a donde quiere ir, sino el color. El color es el típico de ordenador. Uno que, al buscar el realismo, acartona las figuras y resta dramatismo a la historia de modo que pega continuamente patadas en la espinilla al tosco trabajo de N. Scott al acentuar su sosería e hieratismo.
El formato tomo caro (1€ más de lo que costarían si fuesen grapas mensuales Panini) con que se publica esta estupenda serie es un signo más de que vivimos en un mundo injusto. Pues, aunque "Los Seis Secretos" no es la leche sí es una serie superheorica diferente, divertida, sorprendente, interesante, emocionante (una pena lo del tomo, pues el continuará lo maneja muy bien Simone) y que requiere tiempo para ser leída, de modo que da mil vueltas a cualquier serie superheroica que se este publicando hoy a pesar de que esta lejos de ser la mejor dibujada. Por ello, en un mundo justo o ideal en nuestro país esta serie saldría en grapa.
Así pues, este 2º tomo de la serie regular de "Los Seis Secretos" es una interesante y original lectura que confirma que esta es la mejor serie de superhéroes que se esta publicando en este país a pesar de que este nuevo tomo no es tan bueno como el anterior. Algo previsible ya que aquel es buenísimo. Aunque esta cole de las reglas del género sólo cumple la del maniqueísmo, es una buena lectura superheroica al complementar un género tradicionalmente blanco y ejemplarizante con su ácido y descreído pero constructivo, inteligente y respetuoso posmodernismo. Además, molan los pjs, molan las relaciones disfuncionales que tienen entre ellos y en este tomo sale WW.

Comentarios

fer1980 ha dicho que…
Mira esta si la estoy siguiendo, en gran parte gracias a tus recomendaciones y que en DC la grapa ya casi no existe (la tres- cuatro ahora con La Noche Más Oscura- que hay las sigo), y la verdad es que me esta gustando mucho, de lo mejor que sigo de supertipos.
Lord_Pengallan ha dicho que…
Me alegro de que te esté gustando porque si no me sentiría mal al habértela recomendado. Estamos de acuerdo. De lo mejor en supers hoy.
PAblo ha dicho que…
Me he hecho con los dos primeros volúmenes por tu recomendación. Ya te contaré que me parece cuando los lea.

Impacientes Saludos.

Entradas populares de este blog

El polémico nº 200 de Los Vengadores

A ver quién es el guapo que escribe y dibuja una historia tan entretenida como esta en sólo 35 páginas! , A. García en el nº 31 de la BM Los Vengadores . Lo cierto es que leído hoy en día es normal que este nº despierte la indignación del lector .  Con poesía, con ternura, con inteligencia y, por qué no, con un pelín de coña ... la versión Marvel del incesto , R. Marín misma BM que la 1ª frase citada. La historia es tan mala y atroz a propósito? Leer reacciones tan virulentas contra el nº 200 de Los Vengadores me llevó a releerlo porque cuando lo leí no me dejó huella. Quería saber si era para tanto, y entonces yo era un capullo insensible (cuando lo leí), o no. Porque aquí el tema es si los autores desa grapa se pasaron con un personaje femenino varios pueblos o no. Creo que lo 1º que hay que hacer es fijarnos en 2 cosas. La 1ª es que estamos en 1980, o sea, el machismo reinaba. En el caso particular de EE.UU. lo demuestra el que en aquel momento Reagan

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de una forma tan banal. "Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en el que la Primera lo emitió. Lo sigo de esa forma porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y, como casi siempre no pasa nada, no duele perderse algún episodio. El asunto es que yo, como típico español, apenas sé algo de DC y de Superman , por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman . Las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sun

A vueltas con Conan el bárbaro (la película de Milius)

Hablando con Isma vi mejor el fondo arquetípico que tiene el Conan de Milius por lo que me he animado a escribir otro post  sobre una peli que no es que me parezca mala, es que objetivamente es mala. El asunto es que ese subtexto es interesante, sin duda por él la peli ha llegado a ser apreciada en ciertos sectores que, ha juzgar por su opinión, no han reflexionado sobre ella, ya que da a su superficie una claridad brutal. Por ello sorprende que el director fuese incapaz de hacer algo decente con ello. Orfandad : que el Conan de Millius sea huérfano no es un capricho del director para diferenciarlo del howardiano y así dejar claro su independencia, ni es una burda maniobra para convertir la peli en el típico film de venganza personal, paradigma de todo film de Acción estadounidense. Es la premisa necesaria para que el relato de Milius, uno sobre el poder, funcione. De la biografía del Conan howardiano antes de sus 15 se sabe muy poco. Ni R. E. Howard ni sus continuadores ju

Tetas mainstream: DC 36 Marvel; 0!!!

El otro día se cumplió un sueño adolescente mío, aunque no del modo que deseé entonces:  le he visto una teta a Wonder Woman . Este hecho sorprendente, desnudo femenino en una historia de Acción yanki, me llevó a mirar si había precedentes y no encontré casi nada. O soy tonto o la gran mayoría de los pijameros son homosexuales y asexuales. En fin, que he hecho mi propia investigación sobre el tema, por supuesto nada exhaustiva y seria así que no se corten en corregir o colaborar... Los Superhéroes comenzaron en 1938 con Superman , y a pesar de que no era infantil pronto se convirtió en tal gracias a Hitler. La Segunda Guerra Mundial hizo que la mayoría de sus lectores fuesen niños. Así, infantiles, se  los encontraron  Lee&Kirby  en los 60. A pesar de las ínfulas de autor del 1º, lo cierto es que sus cómics iban enfocados a niños. Su éxito fue porque no lo parecían ya que los protagonistas no eran gente ideal y victoriosa como el Superman clásico. Lógicamente en este ambiente

Tintín en la "América" de Hoover o de Trump?

El problema de Tintín en el Congo es que se ríe con el imperialismo en vez de reírse de él o criticarlo, pero al meterse con ese cómic no hay que olvidar que es surrealista y brutal, la sutileza, el realismo y la bondad no están presentes en él. Como todo producto de su tiempo no es consciente de lo que hace. Hergé no era-fue imperialista, tampoco racista (véase Las joyas de la Castafiore si bien está claro que ni África ni los negros le interesaban, nunca dejó de dibujarles de forma más caricaturesca que a los otros, mas denunció en  Stock  de coque   el tráfico de esclavos que aún practicaban los árabes con los africanos negros con la permisividad de los occidentales pues aquellos eran súbditos de franceses e ingleses y el Mar Rojo lo controlaba EE.UU.). Por eso estas escenas del siguiente cómic a aquel, Tintín en América . Y eso no es todo, también las hay en los siguientes a este, El Loto Azul  y  La oreja rota . En estos de nuevo denuncia al imperialismo inspirá