Ir al contenido principal

La Cosa del Pantano Promethea La balada de Halo Jones

No estaba convencido de hacerles un post a estas 3 obras de MOORE, ya que no me han llenado demasiado, por lo que no me inspiraban ni me motivaban. Pero, como al final se me han juntado, he decido comentaros mis opiniones.

La Cosa del Pantano: no la he releído, así que mi impresión es la de una 1º lectura espaciada en el tiempo. Es un cómic donde MOORE aún no intentaba complicar las cosas o hacer lo de siempre de la forma más complicada y genial posible. La Cosa es entretenido e interesante y sigue siendo fresco y original porque, si algo intentó MOORE con la Cosa, fue hacer algo diferente e incluso más consecuente con el pj. Es una etapa que va de más a menos, aunque al final, con toda la movida del espacio sube un poco, gracias a esa innovación y ambición de la que siempre ha hecho gala, que hace que no sea conformista y por tanto nunca autolimite su creatividad. Aunque hay que reconocer que lo del espacio se sale del scope de la serie, tampoco pasa nada. Es una novela río, es decir hay decenas de números que le preceden y decenas de números que le seguirán, así que por qué no contar una ida de olla? En fin, no es una serie imprescindible, pero si es una serie muy entretenida e interesante porque MOORE sabe escribir un cómic muy bien, es histórica, no sólo por preludiar y abrir el camino a Vertigo, sino también por ser una gran influencia de "Sandman", y tiene momentos brillantes. Para mi lo mejor es la etapa con Bissette y Totleben. Estos tienen un dibujo que remite, hoy con más fuerza, a los 50. Un dibujo delicado que, aunque burdo, muy adecuado para la Cosa por su barroquismo y su habilidad para dibujar una exhuberante vegetación. Pero lo mejor es la narración y la composición de página que, personalmente, me parece que nace más de Bissette que de MOORE, ya que en los demás trabajos de MOORE la narración es más clásica, más racional, más cartesiana. Las viñetas estan siempre bien delimitadas y la narratividad se basa en sutiles cambios de viñeta a viñeta, mientras que en la Cosa las páginas son muy revolucionarias, rupturistas, expresionistas y con un orden de lectura poco natural que muchas veces se acerca a la ilustración (un poco como el "Sahrazad" de Toppi). Esto es lo que más me ha impresionado y lo que más me ha gustado de la cole. Observar las miles de posibilidades que tiene la página. Ha sido todo un descubrimiento y sobre todo aire fresco. Su sustitución por Veitch fue una pena, pues su estilo vulgar despojó de esa cualidad especial que le daba el dibujo singular y maravilloso de Bissette y Totleben, que ha de tener una cole rarita como la de la Cosa.

Promethea: como la anterior, no me la he releído de seguido. Ha sido una decepción. Me esperaba algo gravesiano, es decir, algo imaginativo y fantasioso, algo en la antítesis de lo racional, que es justo lo que hemos tenido. Con perspectiva me he dado cuenta de que lo me imaginaba estaba fuera de lugar, porque si hay algo cierto es que MOORE lo racionaliza todo, así que era obvio que Promethea nos iba a ofrecer la filosofía vital de MOORE. El cómic tiene cosas muy interesantes, pero es un poco árido y demasiado críptico para resultar una lectura agradable. Hay ideas muy interesantes, por otro lado ya viejas, sobre la realidad de la imaginación y sobre la interacción de ambas, pero creo que es una obra floja, aunque si tiene el valor de ofrecer algo que no suele ser habitual en los comics. Es un ensayo y este tipo de cosas le viene bien al Cómic para su desarrollo. Por otro lado, Williams III aunque esta enorme, si lo comparamos con el Bissette de la Cosa, su composición de página y narrativa es más convencional (y más en la línea de MOORE). En ese aspecto, aunque sale con sobresaliente de un trabajo muy difícil que muy pocos hoy podría resolver con tanta solvencia, elegancia y claridad, tampoco es algo genial.

La balada de Halo Jones: si la he leído seguida, pero es que su extensión no es mucha y la compré completa. Se aprecia la voluntad de MOORE de hacer un cómic diferente, de innovar o revolucionar. De ahí nace el hecho de que su 1º historia sea algo tan vulgar y cotidiano como ir a la compra. Aunque supo enmascararla muy bien con un mundo de CF complejo e interesante y un buen trabajo de equipo, la historia no tiene gracia y apenas interés. El viaje ya tiene algo más de gracia, aunque sigue adoleciendo de atonía. La parte de la guerra es la más conseguida, aunque para ser MOORE es bastante convencional y pesa bastante el recuerdo de la Guerra de Vietnam. De todas formas, la unión de toda la historia de Halo Jones (que aseguraría que influyó a Chaykin para su "Ironwolf" y su "Twilight") y la inclusión del conflicto bélico en el terreno de la CF (la lucha en una zona de gravedad tan intensa, que el tiempo va lentísimo) le da una cualidad poética y trágica que hace salir al cómic de Halo Jones de su atonía pues, por fin, encuentra su razón de ser. Así, lo mejor de la balada es el mundo de CF, magnífico, complejo y original, que se crearon MOORE y Gibson y es que los mejores futuros distópicos fueron los imaginados en los 80. Una lectura entretenida pero perjudicada por el plano y sencillo dibujo de Gibson, pues engrisece el guión de MOORE ya de por si bastante gris.

Comentarios

Lucas Costa ha dicho que…
a mí la cosa del pantano me encantó, me parece que es una obra seminal ya que como vos decís influyo muchísimo a todos los escritores británicos que le siguieron a moore. en mi opinión lo mejor de la etapa es el climax de american gothic (a partir de que meten al imbunche) y la invasión impresionante que ejecuta la cosa en gotham. aunque tb hay que reconocer que moore leyo mucho a borges pero bueno..
www.malditocerrado.blogspot.com
fer1980 ha dicho que…
No se a mi La Cosa del Pantano y Promethea me parecen dos maravillas como la copa de un pino, dos comics cojonudos de principio a fin, y que esta entre lo mejor del autor, Halo Jones no lo he leido aún, espero hacerlo pronto.
lord_pengallan ha dicho que…
Digamos que a mi las series no me han llegado como a vosotros, pero reconozco que son buenas y creo que junto con W, son las obras con las que Moore más ha contribuido al desarrolo del Cómic. Pero a mi como lecturas, no me han encantado exceptuando algunos números de La Cosa.

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…