Ir al contenido principal

DV8

DV8 fue lo primero que compré de Image. Ya no recuerdo por qué lo hice, a mi por entonces W. Ellis no me decía nada (y ahora que sé quien es tampoco) y el dibujante de los 1º nº es H. Ramos que siempre me ha parecido malo y con un estilo horrible, pero el caso es que me gustaba bastante. Recuerdo que por entonces conocí a un tipo que había dejado los cómics al cumplir los 18 (es increíble que haya gente que lo haga por ese motivo, yo ya he conocido a 2) y quería volver así que me pidió recomendaciones. Ya no recuerdo qué títulos le dije salvo este. Me acuerdo de DV8 porque luego me echo la bronca por habérselo recomendado diciéndome que no sabía cómo me podía gustar un cómic tan malo. Sobre gustos... pero, además, no es lo mismo entrar en el nº 1 que en el 10 (no recuerdo exactamente cuál fue el nº que se leyó pero sí aproximadamente). En fin, que este supergrupo me cae muy simpático así que el tener noticias de ellos tras 12 años me ha hecho releer lo que se ha publicado aquí de DV8 además de pasar por caja.


Aquí se publicó en grapa, corrían los estertores del siglo XX (1997-9) y por entonces nadie tenía la osadía de cuestionar el formato divino. Tuvo 23 nº y cerró por falta de ventas. Quedaron fuera 9 nº más, 2 anuales y algún que otro nº especial.
Los 1º 8 nº los firman W. Ellis, H. Ramos, M. Lopez y J. J. Kirby. El 2º es el dibujante regular y los 2 últimos le cubren las espaldas. Esta etapa no tiene rumbo (puede ser que el ritmo del guionista sea muy lento). Ellis se limita a hacer historias autoconclusivas sin pretensiones salvo la de impactar. Era la época. Había que ser sórdido, gore e inmoral a toda costa. Hoy en día parece todo bastante pueril pero en su época tampoco es que fuese fuerte (para mi sensibilidad). Estos nº se dejan leer pero no darían tan penosa impresión si no estuviesen dibujadas por un Ramos malo y primerizo ya que sus páginas son tan alienas que es imposible conectar con la historia y su dibujo es tan burdo y caricaturesco que ya podía escribir lo que quisiese Ellis que no iba a funcionar. Lo que tienen estos nº es el valor de la singularidad. DV8 es un supergrupo villano de adolescentes. No de opereta sino los que trabajan para el gobierno (un villano para casi cualquier estadounidense ya desde antes de constituirse EE.UU.). Así, son una especie de niños-soldado mal criados, lo cual es una vuelta de tuerca que aún hoy sigue siendo novedosa.  Pese a lo dicho hay 3 grapas interesantes. La nº 2, donde Ellis presenta un supergrupo inspirado en La Familia de Manson que sirve para poner de manifiesto que por muy malos que son los DV8 aún los hay peores, la nº 3, con dibujos de M. Lopez es una historia de Fantasía convencional pero bien narrada y que cuenta con un dibujo realista primerizo pero atractivo e interesante con un entintamiento que le da elegancia y personalidad, y la nº 8, una historia lejanamente inspirada en "Akira", donde Ellis vuelve a enfrentar a DV8 con otro reflejo suyo, esta vez de origen  soviético, convencional pero bien escrita que es la mejor grapa de toda la cole, al menos de lo publicado aquí, gracias al estupendo trabajo de J. J. Kirby.
Desde el nº 9 hasta el 23 el guionista es M. Heisler primero haciendo pareja con J. J. Kirby y luego con A. Rio. Ignoro porque se fue Ellis pero Heisler continua con lo establecido por él, que no eran una hipoteca pues aquel apenas había hecho algo. La cole sigue igual de mediocre pero ahora sí tiene rumbo y es más dinámica. Ellis había hecho que DV8 se replantease su papel y su camadería. Esto es lo que utiliza Heisler para que durante su etapa el supergrupo deje de ser uno de villanos para trabajar para un gobierno más amable y con una incipiente ética. Es una etapa bastante clásica que es entretenida pero rutinaria. Lo interesante es que Heisler consiguió hacer a los DV8 bastante sólidos con lo que se hacen simpáticos y así dio un motivo para seguir una cole que sólo destaca cuando la dibuja J. J. Kirby. Este dibujante se encarga del intervalo (9, 13). Su trabajo tiene fuerza y atractivo porque, aunque lento (o vago?), es elegante, atractivo y personal y cuida bastante la composición de página. Le sustituyó brevemente T. Raney, que se encarga de la saga más transcendental para DV8 del material publicado aquí, y luego J. Johnson, que se encarga de la aparición de Grifter como estrella invitada. A. Rio (19, 23), el nuevo dibujante regular, es un clon barato de Campbell (un intento de imagizar la cole para salvarla de la quema?), con lo que vulgariza la cole de modo que pone en evidencia el mediocre trabajo de Heisler a parte de que lo perjudica ya que, por su torpeza y limitaciones, es incapaz de defender los guiones de este.
DV8, a parte de en crossovers, apareció como villano en España también en una miniserie de Black Ops totalmente olvidable por innane aunque dibujada con decencia.


Ahora saltamos 12 años hacia el presente. Norma publica en un tomo la saga Dioses y monstruos a cargo de B. Wood y R. Isaacs. Como lo hace de forma espartana, no tengo ni idea de qué ha pasado entre lo publicado en España y este tomo y tampoco si este tomo continua pues es una saga que trata de iniciar algo. D&M es entendible por sí mismo pero ya no no sé si es disfrutable o interesante si se desconoce al DV8, ya que da por hecho muchas cosas y B. Wood no hace mucho esfuerzo en presentar a sus miembros. La historia obedece a la interesante premisa de qué son los superhéroes, dioses o monstruos? DV8 son trasladados a un planeta habitado por humanoides con una cultura ágrafa y una tecnología que apenas controla la fundición del hierro. Lo que es un argumento más cercano a la CF (recuerda a "El poder de un dios") que al mainstream. Allí, las diferentes tribus los acogen como dioses y los exigen que se comporten como tales. Así, los DV8 transforman a las tribus según la personalidad de cada cual lo que desencadena una guerra mundial pues los miembros del supergrupo más ambiciosos y crueles empujan a los demás a defenderse.
La historia no esta mal aunque esta muy estirada, se podría haber reducido a la mitad perfectamente y habría quedado más redonda y sólida, y las enormes posibilidades que tiene el análisis de la influencia del superhéroe en las sociedad de las que forma parte y de esta en él  apenas es desarrollado. Pero al menos Wood trata de ir más allá de lo habitual y proporciona una propuesta intelectual alejada de las simplicidades e infantilismos que ofrece hoy el mainstream en general que apuesta por la ética y el sacrificio como el único modo de llegar a ser un superhéroe.
El tomo esta dibujado con solvencia pero demasiado ligeramente. Apenas hay fondos y a duras penas la dibujante es capaz de hacer más de 3 viñetas por página. No sé si es su culpa o es el story que le impone el guionista pero esta es la principal causa que estas grapas sean ligeras como la espuma. El tiempo de lectura de cada grapa es de 6 mintuos más o menos. Demasiado poco para una historia con potencial. Lo cual la perjudica pues esta claro que con la misma extensión pero con más viñetas por página la cosa habría ido a más y hubiera podido transcender. Con el espacio tan poco aprovechado esta genial idea de Dioses y monstruos sólo se queda en eso al no poder cuajar. A destacar las portadas de F. Staples. Una pena que en tomo no luzcan como merecen.
Pues eso es lo que hay de DV8 publicado en español. Trabajos mediocres pero interesantes porque la cole tiene un enfoque singular que permite abordar el género superheroico desde otro ángulo. Así, se pueden contar las mismas historias pero con sabor diferente. Una pena que esto se pierda como lágrimas en la lluvia ya que no parece que DC se vaya a acordar de DV8 a pesar de que este supergrupo encaja bien en un intento de cambiar y rejuvenecer el género pues sus miembros son jóvenes (15-20 años) que se enfrentan con dilemas éticos y a un mundo que los empuja a ser crueles y egoístas. Cualquier joven puede encontrarse reconocido en Copycat, Frosbite, Sublime, Bliss, Treshold, Jocelyn, Evo y Powerhouse. Unos jovenzuelos obligados a ser adultos antes de tiempo y arrojados sin ser consultados a un nido de víboras. 

Comentarios

Felipe ha dicho que…
La verdad es que Dv8 me llamó la atención hace años cuando leí Gen 13 donde eran presentados estos personajes. Reflejaban el reverso tenebroso y tenían una actitud diferente. Los personajes me gustaban pero eran oscuros a más no poder (el loco de Thresold, Ivana, el guardián del grupo y su muñeca...) La premisa de Ellis era interesante pero al realizar números autconclusivos dejaba poco margen a la caracterización.

La etapa de Heisler afortunadamente desarrolló a los personajes aunque los alejó de la premisa Elliseana y los dibujantes acentuaban el elemento que eran jóvenes incomprendidos.
Por decirlo de una manera mostraban la juventud de aquella época con sus problemas, con poderes, y las relaciones interpersonales.

Los números que no se publicaron en España inician el declive de la serie. Casualmente en 1999 Wildstorm ya es propiedad de Dc y van cancelando series poco a poco. La trama no está mal, ahora en teoría son los buenos, pero van cambiando todo (giros de guión inesperado)y algunos personajes mueren. Se cierran todas las tramas abiertas y consiguen dar un final pero con la sensación que podría haber sido más (Mismo caso que Wetworks).

Posteriormente tuvieron historias cortas en Gen Active: colección dedicada al universo Gen13 que tuvo una corta durada.

La versión de Wood me gustó bastante sobretodo por la temática y porque recupera elementos de la etapa de Ellis y de Heisler pero podrían haberse desarrollado más las tramas.

Por cierto ABROSPOILER Jackson King es malvado. Mira que hacerle eso al grupo CIERRO SPOILER.

Es una pena que estos personajes no hayan tenido más recorrido. Fueron el último cómic de Wildstorm en 2010 antes de el fin del sello y su absorción por el Universo DC.
lord_pengallan ha dicho que…
Gracias Felipe por las puntualizaciones. Una pena que esto se acabe así porque el punto de partida de BW era interesante. Yo creo que es malvado porque el experimento es real. Es sucio no para con DV8 sino para los del planeta.

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…