Ir al contenido principal

Cine zombi preRomero IIIa: Adoptado por la CiFi: la década de los 50

El díptico dedicado a los 50 iba a empezar con otro post pero hay una peli que aún no he podido videar. Así que me he dado una semana más. No servirá de nada pero es que soy optimista. Pero bueno, ya hablaremos de ello cuando toque.
Los 50 es una década de cambios para el cine estadounidense porque se produjo un gran cambio social al aparecer lo que se conoce como la sociedad de consumo. La bonanza económica y un sistema de trabajo moderno aliaron el ocio con el dinero además de dotar de estos atributos a la mayoría de la población. Este cambio produjo que los adolescentes se convirtieran en una clase social como los burgueses en la Edad Media, a golpe de poder adquisitivo, porque la bonanza económica se transmitió tanto a padres como a hijos de modo que estos, al llegar a los 16-18 años, no tenían que convertirse en adultos. Podían mamonear, así que apareció un ocio a su gusto. El último cambio que se produjo fue la aparición de la tv. Si bien es un invento de los 30 (la BBC comenzó en esa década) que empezó a popularizarse en la segunda mitad de los 40 (gracias a la bonanza y la sociedad de consumo que esta produjo), es en los 50 cuando se convierte en el electrodoméstico que es hoy.
Por tanto, el cine tuvo que cambiar porque la cultura pop se vio reforzada por el acceso masivo al dinero y al ocio y porque el surgimiento de los adolescentes y de la tv convirtieron a aquellos en el público mayoritario de los cines (ya se sabe, te vas a vivir con tu pareja y acabas todas las noches del finde bajo una manta viendo mierda). Así, las historias y la forma de contarlas tuvieron que cambiar. El cine clásico siguió su curso porque, en Hollywood, había dinero y directores de cine europeos cultos y con inquietudes artísticas que aspiraban a que sus pelis fuesen un artefacto cultural digno de ser videado por las elites culturetas y sofisticadas, pero el cine pop se radicalizó. Esto produjo la división del cine en A y en B. Este último distinguido no sólo por tener menos presupuesto que el otro (lo que influye en la capacidad de sus artífices así como en el tiempo del que se dispone para filmar), sino por ser sencillo (llano podríamos decir), directo, rudo, estereotípico, maniqueo, sensacionalista y ombliguista. Un cine muy apegado a las preocupaciones del man of the Main street y, por tanto, muy flexible para seguir la moda pero también explotador de tendencias hasta la extenuación, y cortoplacista al estar destinado únicamente a ganar dinero rápidamente, ya que la vida comercial de esas pelis se acababa en los cines de barrio y en los drive-in, los cuales renovaban con frecuencia sus carteleras para satisfacer a la clientela ávida de entretenimiento para llenar un ocio en el que se ahogaban. De ahí el surgimiento de productoras de medio pelo y que sujetos como el célebre E. Wood pudiesen dirigir. Por tanto, estas pelis hoy son mediocres, austeras y tontas, aunque las excepciones se codean con el cine A sin problemas. Donde hay cantidad hay calidad.
El género hegemónico en el cine B o pop de los 50 fue la CiFi. El Terror se había apagado en los 40 y no volvería resurgir hasta finales de los 50 con la Hammer abriendo camino con un Terror en color y más macabro y grotesco que nunca. El predominio de la CiFi, aunque muchas veces daba miedín, se debe a que Occidente quería saber si sobreviviría a la GF. Esta no fue simplemente un conflicto entre dos sistemas socioeconómicos sino también una estresante situación internacional que puso a la Ciencia y la Tecnología en la cotidianidad. La energía nuclear con todos sus peligros (la radioactividad y las bombas) terminó con la visión benéfica de la Ciencia anterior a la 2ºGM. Ahora se empezó a pedir a los científicos que tuviesen cuidado de que sus trabajos alimentasen la carrera armamentística. Por otro lado, al ser la GF un conflicto mundial, se desarrolló una conciencia planetaria y pacifista que empezó abogar por la concordia. La gente se dio cuenta de que todos estaban en peligro pero que las decisiones dependían de unos pocos. De este modo, el conflicto empezó a ser superado por el deseo de la sociedad civil de ignorar las diferencias "irreconciliables" para poder vivir en paz. Finalmente, la carrera entre ambas potencias llevó al hombre al Espacio, de modo que  finales de la década el tema por excelencia de la CiFi  acabó sustituyendo a las alegorías de la paranoia comunista de principios de la década.
En este nuevo contexto el zombi casi se ahoga. Esta década sólo produjo 6 pelis de zombis (sólo la década de los 30 ha producido menos). Pero el cine B de CiFi le ayudó a aclimatarse al independizarle de la magia-vudú-hipnosis y del origen antrópico, descubrirle sus posibilidades como cadáver animado que va en masa, fijándole en el entorno cotidiano y convirtiéndole en un peligro apocalíptico. Así, Romero sólo tuvo que afinar los cambios que la CiFi cinematográfica de los 50 había hecho en el zombi.


Creature with the atom brain, E. L. Cahn 1955.
Con esta peli ligera y directa entramos de lleno en la CiFi. Si bien en la década anterior ya la Ciencia había logrado zombificar, aquí ya no se habla de vudú o de zombis. La peli sobre el papel es interesante pero ahora es un poco rollo porque el interés de la trama es ver como los protas descubren lo que los espectadores sabemos desde el principio. Así, la peli rechaza toda apuesta por la intriga y el misterio para presentar lo bien que los EE.UU. estan protegidos por sus abnegados defensores. El objetivo de la peli es presentar a los buenos como gente inteligente, tenaz, buena, sacrificada y heroica. Por eso Creature no busca inquietar, sino demostrar que el bien siempre gana. De este modo, se dispara a sí misma en el pie. El naufragio lo maquilla E. L. Cahn, uno de los más grandes profesionales del cine B pues, no en vano, dedicó toda su vída al Cine (desde 1917 hasta 1963, año de su muerte). Este es un director solvente, profesional y con personalidad de modo que siempre logra resultados superiores a los medios. Aunque nunca consiguió (él ni nadie) superar guiones escritos en 2 tardes, presupuestos magros y actores mediocres (aunque aquí algunos son notables). De este modo, lo mejor de esta peli es la audacia de Cahn pues gracias a esta Creature se muestra bastante moderna, al estar trufada de planos subjetivos, y apañada, resultados superiores a los medios. Quizás lo más destacable es como muestra que sus pjs son seres sexuales, algo transgresor para el cine familiar de la década del conservadurismo rancio de raíz cristiana por excelencia, y también su machismo (hay que reconocer que, aunque injusto y explotador, hacía las cosas mucho más fáciles).
El argumento es la venganza de un expresidiario sobre los que le encarcelaron. Una venganza ejecutada a través de lo que yo llamo zombis-cíborg, es decir, cadáveres animados a través de máquinas injertadas en ellos. En esta peli alimentadas con energía atómica, no en vano estamos en los 50. El responsable de animar cadáveres es un científico alemán. Aunque todas las fuentes le tildan de exnazi en la peli no se dice nada sobre ello, además no es el villano si no el lacayo y el objetivo de su trabajo no es crear un ejército invencible para el 3º Reich, sino poder sustituir a los humanos en los trabajos peligrosos ya que las máquinas, además de animar, permiten controlar los cadáveres a distancia. Así, el villano los teledirige y habla a través de ellos como si fuese el brujo vudú-amo de las décadas pasadas.
De nuevo el maquillaje cadavérico brilla por su ausencia pero los zombis-cíborg exhiben en la frente las cicatrices de la operación y en las luchas se maquillan los efectos de la violencia. En cuanto a comportamiento, son los mismos pasmarotes inmunes al dolor de costumbre.
Por último, Creature presenta novedades que se convertirán en tópicos del género: enfrentamiento ejército contra zombis, presentación del zombi como una amenaza para el orden y el público, de ahí que a veces la cámara se convierta en los ojos de los espectadores, y el avance inexorable del zombi hacía la cámara hasta pegar la nariz al cristal de la lente (no literalmente). Esto nos lleva al plano más interesante de lo que llevabamos reseñado. El nuevo estilo de los 50, el pop, permitió a Cahn legarnos un primer plano de la cara destrozada de los zombis que da al espectador la impresión de que esta siendo estrangulado por estos.  El advenimiento del Terror moderno esta aquí.


Plan 9 from outer space,  E. Wood 1957.
Esta peli, reestrenada en 1959, es un despropósito delirante aunque no es tan mala como dicen. La falta de presupuesto y de talento de la gran mayoría de los actores es una lacra desoladora pero las hay mucho peores, como, por ejemplo, "Titanic", del desgraciadamente vivo Cameron. La peli no esta mal planteada y E. Wood tiene un talento literario que rivaliza con el de S. Lee. En fin, una peli mala y de nulo interés, con un argumento inspirado en el de "Últimatum a la Tierra" (R. Wise 1951), que es posiblemente (es decir, hasta donde yo sé) el primer film donde los cadáveres son agentes alienígenas. Una idea que, como veremos, influirá en Romero, pues por primera vez la zombificación no la aplica un humano. En la peli salen sólo 3 zombis tradicionales. Uno de ellos tiene un maquillaje especial, que impresiona porque T. Johnson tiene un físico brutal, pero los otros 2 no, porque, como van vestidos de vampiro, se debió de considerar que ya asustaban lo suyo. Son animados con electricidad y controlados a distancia. La historia transcurre en EE.UU. y el objetivo de la zombificación es asustar con el poder alienígena a unos humanos cuya carrera armamentística amenaza la continuidad del Universo. Antes de terminar hay que señalar que esta es la primera peli donde se ve a un zombi salir de su tumba, si bien la escena es muy deudora de la de un vampiro levantándose sobrenaturalmente de su ataúd. No de un ataúd o del sarcófago sito en un mausoleo como los vampiros, sino de la tierra. El zombi se está forjando. DOOM!
--------------------------------------------------------------------------
"Quatermass 2" (V. Guest 1957) no es una peli de zombis. Repito "Quatermass 2" NO es una peli de zombis. Lo digo porque es una peli que se puede encontrar en bastantes listas de pelis de zombis (como suele pasar con la informática, la gente se limita a cortar y pegar provocando que los errores se perpetúen sin fin). Pero NO es una peli de zombis. Es una peli de poseídos. Pero por extraterrestres. Es cierto que en la peli los llaman zombis pero no con la intención de hacerlos pasar por ellos, simplemente es un apodo que explica en una sola palabra como es el comportamiento de los poseídos (por otro lado más habilidosos). Así, esta es la primera peli que une la idea del zombi con el control alienígena. Un emparejamiento decisivo en la evolución del zombi. En cuanto a la peli, si la primera de Quatermass, "El experimento del dr. Quatermass" (V. Guest 1956), dentro de sus limitaciones, es una peli notable, por eso influyó en Morrison a la hora de escribir "Los Invisibles", esta es floja porque la historia, muy deudora de "La invasión de los ultracuerpos" (D. Siegel 1956; peli muy similar a la de Romero), no tiene fuerza. Así, aunque sale el dr. Quatermass, una explosiva mezcla de científico loco y Sherlock Homes (por lo de personaje brillante tan antipático que raya la inhumanidad), un tipo delirante magníficamente interpretado por B. Donlevy (aunque hay quien dice que la acercatada interpetación no sale del talento del actor, sino de su ausencia de talento), "Quatermass 2" carece de interés salvo para el fanático.
------------------------------------------------------------------------


Teenage zombies J. Warren 1957.
Esta peli, no estrenada hasta 1959, es de tan ínfimo presupuesto que es realmente de aficionados. Así, preludia la oleada de films amateurs sobre zombis que venimos sufriendo desde los 90 porque hay demasiada gente con tiempo libre. La diferencia de esta peli con sus sucesoras es que Teenage esta bien hecha. Si buscáis un poco sobre ella os daréis cuenta de que todo el mundo la pone a parir pero es que son unos cabrones. La peli es para adolescentes de los 50, por tanto, la peli es un antecedente de los "Los Goonies". Una historia ligera, sencilla y tontorrona donde los adolescentes enmendan la plana a los adultos que o son villanos o tontos. Así pues, la peli no tiene hoy más interés que el antropólogico, pero no se puede negar que esta bien realizada. La fotografía es decente (y fotografiar en b&n en los 50 era mucho más complejo que coger una cámara de video, ya analógica ya digital) y la realización es competente. Había leído que este Warren era un Wood desconocido, pero eso es una absoluta injusticia. J. Warren demuestra en esta peli que sabe narrar cinematográficamente como cualquier otro profesional, algo que jamás consiguió hacer Wood.
En fin, ya entrando en materia, la peli mezcla los zombis científicos con los tradicionales. Así, la peli se sitúa en una isla cercana a EE.UU., pero el método de zombificación es un compuesto diseñado en un laboratorio que o hace supersugestionables a los que lo inhalan o los vuelve rabiosos. Es que el experimento aún no ha terminado. El amo en esta ocasión es una femme fatale-científica loca, lo que le da un puntillo se singularidad a esta peli, que siempre va vestida como si estuviese en una elegante fiesta nocturna. El asunto es que ella trabaja para los comunistas que prefieren zombificar a EE.UU. antes que arrasarlo con bombas atómicas (peaje obligado para una peli de los 50), aunque jamás se nos dice el porqué la científica colabora con los soviéticos. Es comunista? Lo hace por la Ciencia? Por odio? Por despecho? Los zombis, pues, son vivos y apenas salen en la peli excepto uno que tiene cierto aire frankenstiniano, vamos que esta para acojonar a los adolescentes más sensibles y nenazas. No puedo terminar sin mencionar que sale un tipo disfrazado de gorila fingiendo que es un gorila porque sí. Qué tiempos aquellos en los que se pensaba, con razón, que todo era mejor si salía un gorila. En fin, una peli floja que va escopetada hacia el olvido, aunque tiene el interés de ser la última peli en la que los zombis son personas vivas, con un guión bien escrito pero tontorrón e ingenuo (que podría haber estado mejor de haberse trabajado más pero pa qué? Sin presupuesto y con actores aficionados no habría servido de nada), unos actores aficionados que suelen olvidar que tienen cuerpo y una realización competente. Descarga directa.


The Trollenberg terror, Q. Lawrence 1958.
Es mi aportación personal a la lista definitiva de pelis de zombis ya que es un título que no aparece en ninguna otra. Es, por tanto, un descubrimiento que lego al mundo. De todos modos no es una peli a la que le quede bien la etiqueta de peli de zombis, pues en ella, aunque los muertos vivientes tienen movimientos torpes y descoordinados y carecen de maquillaje cadavérico como era usual, sólo aparecen 2, además, por separado, que hablan y son inteligentes. Estos zombis son agentes alienígenas pero parece que es una idea genuina, es decir, independiente de Plan 9, porque, además de que el primer estreno de esta no tuvo repercusión, por lo visto, esta idea parte de una historia de la serie de tv en la que se basa Trollenberg (que pudo a su vez influir en E. Wood, pero dilucidarlo se lo dejo a las generaciones futuras). La peli nunca aclara como los alienígenas zombifican (lo mismo hará Romero 10 años después) así que todo es un misterio. Estoy seguro de que los autores no idearon una explicación porque no les importaba mucho el tema al no ser imprescindible para el relato, así que es absurdo que yo dé una. No obstante, parece que tiene que ver con poderes mentales. Una especie de telequinesis mediante la cual los alienígenas, al no disponer de cuerpos humanoides (son parecidos a los beholders danlloneros) y sólo ser capaces de vivir en un clima polar, utilizan cadáveres como quintacolumnistas  Otro detalle que ha influido en mi decisión de incluir este título en la lista es que Trollenberg avanza el gore que consagrará "La noche de los muertos vivientes". Son unos breves detalles macabros poco impactantes hoy, pero cualquier aficionado al cine clásico que los vea los encontrará, para ese contexto, muy fuertes. En aquella época pocas pelis llegaban tan lejos. Esto es algo que el cine europeo pop (italiano e inglés principalmente) prestaron al cine yanki pop en la siguiente década, pues por entonces este seguía siendo paternalista (había que proteger al público) y familiar (la peli la va a ver toda la familia). El último detalle es que la peli contiene el tópico asedio. Un tema típico de las pelis del Oeste que también se puede ver en pelis de otros géneros como "El enigma del otro mundo" (C. Nyby 1954; no por casualidad fue tutelada por un especialista en Western) o "Los pájaros" (A. Hitchcock 1963; otra peli que tiene muchas similitudes con la de Romero). Así pues, Trollenberg es una peli colateral pero imprescindible para ilustrar la evolución del zombi cinematográfico.
Para acabar decir que es una peli sólida y bien hecha de modo que ha resistido bien el paso del tiempo, aunque hoy peca de lenta e ingenua y cantan demasiado las maquetas y las transparencias. El guión es sencillo y deja cosas en el aire pero se centra con éxito en crear atmósfera y mantener el misterio lo máximo posible, por eso la peli se atasca en la parte central pero funciona bien en un espectador que desconozca la trama, así que es sólido y eficiente como la dirección y los actores protagonistas (lástima que los secundarios sean tan malos, pero en parte es por culpa de la dirección de actores). De este modo, Trollenberg es una de las mejores pelis de CiFi de los 50. Por tanto, es injusto el olvido en el que ha caído. Sirva esto para revindicarla. Descarga directa.
-----------------------------------------------------------------------


Invisible invaders,  E. L. Cahn 1959. Esta no es una peli de zombis pero es la primera peli que tiene una influencia significativa en la de Romero, aunque, parece ser, indirecta. Es decir, que no influyó en Romero pero sí en pelis que influyeron en Romero. Los muertos vivientes de la peli no son zombis porque son cadáveres poseídos por alienígenas, pero Romero empleó  en "La noche de los muertos vivientes" tanto la forma de presentarlos, como muchos de los temas argumentales de esta peli.
Invisible invaders, al presentar cadáveres poseídos de accidentados, es decir cubiertos de sangre, tiene detalles gore (es la primera peli estadounidense de este tipo tratada aquí). El resto de muertos vivientes que presenta estan maquillados de forma cadavérica. La mayoría van trajeados, lo que plantea la duda de si es un chiste o una crítica social o simplemente representa un ejercicio de lógica, es decir, los cadáveres van tal y como los amortajaron. A pesar de ser cadáveres poseídos, sus habilidades motoras son las tradicionales, más que lentos, son rígidos y torpes. Además, resisten cualquier daño, no importa que esten animados por alienígenas, las balas no los detienen y tampoco sienten dolor. En eso, más que zombis, son auténticos cadáveres animados. Dejando a los muertos vivientes a un lado, Invisible invaders plantea un apocalipsis que prefigura al de Romero: los alienígenas invaden la Tierra apoderándose de los muertos recientes y en 3 días consiguen colapsar a todas las naciones de ese planeta. Este apocalipsis es televisado. En su lucha por una superviviencia puntual los humanos se enfrentan entre sí hasta la muerte. Los protagonistas se encierran en un búnker del ejército estadounidense, donde son asediados por los cadáveres, para buscar una manera de vencer la invasión. Los protagonistas, por la presión, se enfrentan entre sí. Los protagonistas capturan un cadáver con su correspondiente alienígena para experimentar con él... En todo el planeta los muertos salen de los cementerios para atacar a los vivos... Muertos andantes que matan a los vivos pero que no pueden ser matados...  El horror, el miedo y el pánico han transformado a la gente civilizada de la Tierra en hordas descontroladas... Los muertos andantes estaban en cualquier lugar. Un ejército de destrucción que no podía ser matado.
Centrándonos en lo estrictamente cinematográfico, Invisible invaders, con el típico guión lleno de incongruencias y cabos sueltos y muy poco presupuesto (8 actores y un puñao de extras para representar una invasión planetaria!), tenía todas las papeletas para haber sido mala. No fue así porque estaba el profesional Cahn para hacer magia. Con austeridad y sobriedad y ritmo y pulso este gran director consiguió hacer una peli sencilla y directa que aguanta el tipo. La pobreza y la mediocridad de Invisible invaders no debe hacer que pase desapercibido que, con tal carestía, muy pocos conseguirían hacer un film digno e influyente.
Invisible invaders, a pesar de los cadáveres, es genuina CiFi de los 50 pues sus claves son la radiación, armas atómicas y los viajes espaciales (1957 es el año en el que  el Sputnik transforma la CiFi cinematográfica al obligarla a abandonar la paranoia comunista y el pánico nuclear para abordar el Espacio). Una peli, además, crítica, pues aboga por la concordia de las naciones terrestres (aunque el enemigo son unos alienígenas conquistadores y dictatoriales) y apela a que se utilice la Ciencia sólo para objetivos pacíficos. Un discurso posmoderno que no era el oficial de la época. Un pacifismo que engendró la revolución hippie. Así pues, Invisible invaders es una peli de transición. Surge de las ideas de los 50 pero contiene ideas de los 60 y, de forma inconsciente, los tópicos del cine de zombis postRomero. Así pues, Invisible invaders es la última gran peli de serie B de CiFi de los 50 a pesar de que el olvido que sufre se empeñe en lo contrario. Descarga directa.

Comentarios

Int ha dicho que…
Me alegro que haya retomado este repaso al zombi pre-Romero pero una vez más, casi inevitablemente a estas alturas, chocamos. "Quatermass 2" me parece una película muy interesante aunque quizás algo inferior a sus compañeras. No sé si va a reseñar "¿Qué sucedió entonces"? porque también salían zombis/poseídos, porque ahí ya estaríamos hablando de palabras (muy) mayores. Me ha picado la cosa, a lo mejor hago un repaso a la trilogía.

Un saludo.
lord_pengallan ha dicho que…
Llegaré hasta el final. Con un post finiquitamos los 50 y con 3 los 60. Calculo que en enero acabará todo.

Interesante no digo que no, pero aburrida un rato es. Bastante inferior a la primera. La tercera creo que no la he visto y no tiene zombis, pero ya que estamos me la veré y así abre visto la trilogía este año.

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…