16.10.07

Relecturas XLVIII: Los Caballeros de Pendragon, D. Abnett, J. Tomlinson y G. Erskine, forum 1992-3

El cielo se oscurece como una mancha; algo va a caer como lluvia, y no van a ser flores. W. H. Auden, "Los testigos".
Hace unas semanas Ismael, esa rara avis en forma de agente antidepresivo, pues te hace pensar que no estas tan mal de lo tuyo como pensabas, me pidió más información sobre un oscuro cómic al que yo encumbraba. Pues bien, como vuestros deseos, oh comentadores (o es comentaristas?), son órdenes para mí, cosa que intento ocultar para que no abuséis de mí (mi boca no puede formar una o tan perfecta como las muñecas hinchables, os lo digo desde ya), aquí esta un post sobre el cómic en cuestión.
Era la ley del mar, dijeron, la civilización termina en la costa, más allá, entramos en la cadena alimenticia y no siempre en la cima. H. S. Thompson, "Generación de escoria".
Hacía mucho tiempo que no releía "Los Caballeros de Pendragon". Tras esta última lectura, he de decir que ya no me parece tan bueno como antaño. Me parece un cómic muy bien hecho y original, pero ya no me parece tan sofisticado y complejo. Es una lectura agradable e interesante y, a pesar de que tiene más de 15 años, es una cómic fresco y actual. Es más, yo creo que se adelantó un poco a su época y que ahora encajaría mejor, debido a lo consolidado que esta hoy (respecto a entonces) el cómic "adulto" popular.
Esta estructurado en 3 miniseries de 6 grapas. De hecho, originalmente solo era una miniserie de 6 grapas, pero su sorprendente éxito, hizo que continuase en otras 2 e incluso tuviese una nueva encarnación que aquí no se ha publicado. La cual, por las fuentes de aquella época que se han conservado, parece que se noventizó en un intento de hacerlo más comercial y que esa ingenería editorial no tuvo éxito, ni de público ni de crítica. Esta circunstancia editorial se ve claramente en el transcurso de la historia, pues la primera miniserie tiene más entidad que las otras dos y la historia sufre unos pequeños, pero importantes, cambios para poder continuar.
"Los caballeros de Pendragon" es un producto de la Marvel UK, divisón británica que apareció al filo de los 90 propiciada por los éxitos y la calidad de los autores británicos que estaban trabajando para Marvel. Su existencia fue efímera por su pésima calidad, seguramente, estas miniseries sean lo mejor que produjo. En fin, que el caso es que este cómic tiene la intención de promover el ecologismo (en una clara intención por demostrar que el género de superhéroes puede ser más adulto y comprometido de lo que es sin desvirtuarse), pero primando el entretenimiento y sin poner la historia al servicio de la propaganda. Para cumplir ese objetivo, se recurrió a los mitos artúricos y a los superhéroes Marvel.
Vi llegar la noche. La vi llegar agitándose como el color de la cicuta, sentí miedo y me acordé del grito de los pavos reales. W. Steven, "Domination of black ".
La primera miniserie, que contó con 5 portadas de A. Davis y 1 de Bisley para apoyarla comercialmente, utiliza como base el mundillo británico de "Excalibur". Por eso tiene un papel importante Q.U.I.E.N. y el Capitán Britania y el prota es el poli D. Thomas. Lo que desencadena la historia es una serie de terribles y crueles asesinatos a ejecutivos de una multinacional (que tiene el nada sutil nombre de OMNI), que estan relacionados con prácticas corporativas perjudiciales para el Medio Ambiente. Thomas es el encargado de investigarlos apoyado por Q.U.I.E.N., pues estos asesinatos tienen tufillo sobrenatural. Así, por medio de una poco original pero bien contada historia de Terror, se nos va concienciando sobre temas ecológicos (el uso de agentes tóxicos en la industria de la Alimentación, la caza de especies protegidas, el tráfico de animales exóticos) a la vez que todo se va enlazando, sorprendentemente e inteligentemente, con los aspectos más celtas y paganos de la Materia Bretaña que se pueden encontrar entre las líneas de "Gawain y el Caballero Verde" (obra escocesa medieval de inspiración pagana, que no he podido leer porque la única edición en castellano es de hace 30 años).
La segunda miniserie (que cuenta con una portada de A. Davis, pues se comprometió a hacer 6) cambia de prota. Ahora lo es Kate McClellan (secundaria de la anterior), por lo que los otros pasan a ser secundarios (quizás porque Marvel decidió que no se utilizase mucho a los pjs que salían en "Excalibur"), así que el hueco se rellena con una modernizado Unión Jack y el toque comercial lo pone Iron Man, hábilamente escogido e introducido en la historia por su componente corporativo y caballeresco (no sólo esta su condición de héroe de la Tabla Redonda de Marvel (Los Vengadores), sino también su armadura). Además, como el pescado esta ya vendido, se abandona el Terror y el misterio y se pasa a ahondar más en los villanos, se amplia el trasfondo artúrico (es el turno del Grial) a la par que lo diluye al revelar que la historia es en verdad, un conflicto dialéctico y primigenio entre dos entidades, pues se introduce al Cornudo, pero no en su versión celta, sino en su versión primigenia y prehistórica de Trois Freres, y se deja de lado un poco el ecologismo (fiestas populares donde se maltratan animales, por eso el cómic se ambienta en España).
Que un ser humano ame a otro ser humano; quizás esa sea la tarea más difícil que nos ha sido encomendada. La tarea definitiva, el trabajo para el que cualquier otro trabajo no es más que mera preparación. R. M. Rilke, "Cartas a un joven poeta".
La última miniserie deja de lado el ritmo lento de las 2 anteriores para ofrecer una historia más sencilla, pero más emocionante y trepidante (casi atropellada), de final apoteósico, como es obligatorio para una historia artúrica y, sin duda, para proteger la criatura de espúreos intereses editoriales. En esta parte se vuelve a potenciar lo artúrico y lo ecológico (el tráfico ilegal de marfil y la ruptura de ecosistemas por el hombre), así como los superhéroes. Aparecen el matrimonio Fantástico de vacaciones en Wakanda invitados por Pantera Negra, que se implica mucho en la historia, y vuelven a salir, pero de refilón, el Capitán Britania y el Hombre de Hierro. Desembocando todo esto en una historia maniquea que a mi juicio, le quita encanto y simplifica lo logrado.
D. Abnett y J. Tomlinson hacen un gran trabajo. Demuestran mucho oficio, imaginación y algo de humor en los guiones de esta historia. Que es fresca e interesante por su originalidad y muy entretenida por lo bien escrita y contada que esta. Además, saben aprovechar muy bien la naturaleza episódica de la grapa para crear suspense y tensión, son muy hábiles enriqueciendo el argumento con la Materia de Bretaña, hacen una gran síntesis de géneros e intencionalidades y profundizan en los pjs de modo que "Los caballeros de Pendragon" se lee con mucho gusto e interés. Y, aunque la historia es sencilla y a pesar de que lo artúrico al final queda diluido, se aprecia un tono más maduro (2 citas literarias inaugurando cada grapa por ejemplo) en la prosa, los personajes y la historia que se agredece entonces y ahora.
G. Erskine aquí es un dibujante novato, muy novato. Su dibujo tiene el deseo de ser realista, pero se queda sólo en el propósito porque es tosco y hiératico y su anatomía, por su incorrección, llega a ser perturbadora. No obstante, ese estilo torpe y primerizo acaba encajando bien con esta historia por su componente sobrenatural. Además, Erskine no es una nulidad a pesar de que acababa de aprender como se coge un lápiz, sabe narrar (lo que aprovecha para ocultar sus limitaciones), no le asustó el reto y el trabajo, tiene sentido estético, se le da bien las arquitecturas, la perspectiva y lo fantástico (su Caballero Verde mola por ejemplo) y no utiliza posturas ni clichés dibujísticos (aunque si documentación gráfica para ayudarse a poner los brazos en su sitio) con lo que consigue cierto realismo en las actitudes de los pjs de resultas que, y gracias a la inestimable ayuda de sus entinadores, que saben dar fuerza y presencia a los toscos lápices del dibujante, y de los coloristas, que hacen un gran trabajo con el ordenador, sofisticado pero sin el rococó actual de brillos y reflejos que, aunque el papel no le hace un favor, queda muy bonito, sobre todo los verdes y los azules, el aspecto gráfico acaba siendo grato, encajando con la historia y potenciándola.
Soy hermano de los dragones y compañero de los búhos, Libro de Job.
Un elemento importante que contribuye a que el cómic sea mejor en la práctica que en la teoría, es la edición de forum (empeño personal del entonces editor Antonio Martín, gran parte responsable de la Edad de Oro de forum, pues "cultos expertos asesores dicen que los lectores españoles no sabrán apreciarla" según nos cuenta la introducción anónima del 1º número), por lo que no puedo dejar de mencionarlo. Aunque el papel depauperiza el arte del cómic, el esfuerzo e implicación personal del correero Lorenzo Díaz (desde aquí te lo aplaudo con 15 años de retraso), apoyado por una política editorial favorable a artículos independientes y no a panfletos propagandísticos y lacayescos, hicieron que cada grapa fuese más que un cómic. Con el correo (el señor Díaz buscaba un chiste sobre ecología para ilustrarlo por ejemplo) y los artículos artúricos que se marcó, ayudó a redondear la serie y ofrecer un producto con un valor cualitativo superior a la de sus 22 páginas de cómic.
Por todas estas cosas "Los Caballeros de Pendragon" es un gran cómic. Esta lejos de ser una (P)OM, pero esta muy bien hecho, la calidad se mantiene alta a lo largo de todos los numeros, con algunos excelentes, y es original, fresco, sorprendente, muy entretenido, emocionante e interesante y, sobre todo, demuestra que para hacer un buen cómic de superhéroes no es necesario insistir en el mismo esquema de siempre, utilizar las mismas viejas ideas, marear la perdiz o tejer historias como Penélope tejía el sudario de su suegro.

6 comentarios:

Bruce dijo...

No lo conocía...¿si paso por tu casa me dejas leerlo?

tebeonauta dijo...

Qué buenos recuerdos... Los Caballeros de Pendragon, uno de esos cómics injustamente olvidados.

lord_pengallan dijo...

Bueno Bruce, primero tenemos que conocernos, tengo que saber que eres de fiar. :)

Ismael dijo...

A mí también me dejas con ganas de conseguir este tebeo y sé donde hay un retapado naranja. ¿Resistirá oculto entre el resto de retapados hasta Diciembre?

Bruce dijo...

Que suerte los que teneis en vuestra ciudad tiendas de compra-venta de tebeos.
Yo tengo que dejarme los ojos en Ebay y ni siquiera puedo hojearlos antes de comprar

Ismael dijo...

Siempre que aparece una divinidad cornúpeta en algún tebeo el ibérico jaleador de cómics deberia leerlo. Solo la presencia del cristianeo del Grial y sus seguidores armados explica que Los Caballeros del Pendragón hayan escapado hasta hoy a su fidelidad cavernícola por las historias donde la lógica es golpeada en las orejas con una vara por monstruos y otras deformaciones del inconsciente.
Hoy mismo ordenamos la captura de cualquier ejemplar de este tebeo forum repleto de articulillos. Polvo, pelusas, suciedad, ya nos vemos con yemas de los dedos negras revolviendo entre tebeos viejos en la librería coruñesa O Moucho (calle de la Amargura 33).

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog