29.11.05

5º critiquita: La guerra de Alan (nº1, 2), E. Guibert, Ponent Mon, 2004

Estos son otros tebeos de la biblioteca. El número 1 en 8 meses lo han cogido 9 veces y el 2, en el mismo tiempo, tan solo 8.
Los cómics en cuestión narran los recuerdos de guerra de Alan Ingram Cope, quien fue reclutado por Estados Unidos para ir a la II Guerra Mundial. Hasta aquí bien, pero es que el sujeto en cuestión, fue reclutado a finales 1944, llegó a Francia en 1945 y debido a un error burocrático su unidad no recibió su material de guerra (armas) a su llegada, así que estuvo 2 meses esperándolas en retaguardia. Por lo que como estáis suponiendo este tipo mucha guerra no tuvo. Su "acción de guerra" fue recorrer Alemania hasta Chequia sin combatir jamás y eso que estaba en el ejército de Patton. Por tanto, como habéis deducido, no es muy bélico el contenido del libro.
Este tipo, buen amigo del autor de la obra (que no termina en el nº2 sino que sigue pero no se ha publicado más en nuestro país, ignoro si lo ha hecho en otro país) y mucho mayor que él, le contó a este una sucesión de anécdotas de su pasado que empezaba con su reclutamiento. Estas, al autor, le parecieron (extráñamente) interesantes y decidió hacer un cómic con ellas. Y esto es lo que podemos leer.
Yo no lo llamaría biografía porque me parece una sucesión de anécdotas, no hay un hilo conductor claro y además podemos decir que la anterior no afecta a la posterior. Tampoco hay algún tipo de reflexión, crítica o conclusión sobre el mundo que le tocó vivir. Es un relato bastante narcisista, no hay nada más allá de lo que le ocurre al protagonista. Así resulta una historia fría, distante, aburridilla, vacua, educada, cuadriculada y reprimida, como debía ser Alan (por lo visto ya murió).
El autor no lo conozco, al igual que su técnica (no sé como esta hecho). Es un dibujo realista aunque de un trazo muy escueto y despejado, en donde predomina el blanco sobre el marrón (el cómic es en blanco y marrón). Hay escasos fondos y estos, me parece a mi, son fotos tratadas. Podemos decir que es un estilo minimalista y escueto, lo que añade más frialdad a la historia. Esta está narrada, es decir, hay poco diálogo y además, se lee en un plis plas.
Como habéis podido deducir, no me ha gustado. Pero sobre todo porque es muy insulsa, en los dos números no he encontrado nada digno de contar. Es una historia que se la lleva el viento, porque es tan vana que no deja huella. Vamos, que no me explico porque el autor vio una historia digna de difundirse entre las masas.
De todas formas, alguna cosa hay, como la descripción de la liberación de París: "Allí sí que follé, oh, la, la! Follé, follé, follé, no te puedes imaginar lo que llegué a follar! Dios mío, lo que follé, fue maravilloso ...". Naturalmente es algo que le contaron a Alan porque él no estuvo allí además, yo creo que es homosexual, aunque hasta que no salga la continuación no lo sabremos.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog