Ir al contenido principal

De cementerio de formatos a sorpresón en la FNAC

La actividad del blog ha bajado pero es algo temporal. La explicación es que ahora mismo tengo una serie de cosas encima que me quita tiempo, tanto para leer, como para escribir. Así que de momento vamos a ir a este ritmo.
La idea del post es repasar informalmente toda esa cantidad de formatos que las editoriales se han ido inventando en este último lustro de popularización del Cómic, más que de normalización, y constatar como casi todos han desaparecido rápidamente. Lo cual no sólo es llamativo sino muy elocuente de como funciona este sector.
El primero que me viene a la mente es el absolute. Por qué será? Este no es un invento genuinamente español, a diferencia de la gran mayoría de los formatos que por aquí van a pasar, aunque sí los españoles, como siempre, quisimos inventar la rueda y nos sacamos algunos de la manga. Es un intento estadounidense de sajar a los frikis que con el tiempo se han convertido en una especie de nuevos ricos, de modo que se sienten obligados a revestir sus orígenes con cierta sofisticación y seriedad que les sede el complejo de inferioridad. El formato tuvo muchísima aceptación, qué les voy a contar, pero no por él sino porque se eligieron contenidos de gran calidad, algunos de ellos incontrables y por ello legendarios. Esto hizo morir el formato de éxito y ahora la genialidad y bondad de aquel formato pregonada por PDA queda como una sonrojante boutade. Se pasó en muy pocos meses de publicar uno al mes a quedar en el olvido más absoluto. Cuándo salió el último? Hace 2 años? Cuándo saldrá el siguiente? En fin, al final la mesura y la comodidad siempre se imponen. Un formato tan mayúsculamente idiota no podía sobrevivir porque no hay forma de leerlo y de guardarlo, que es lo único que importa cuando se compra un cómic.
El siguiente que me viene a la mente es el BoME. Este por odio. Fue casi el 1º nuevo formato que puso el cómic por las nubes. Hasta ese momento los formatos tenían una razonable relación calidad-precio. Con el BoME se juntaba por 1º vez, creo, un formato malo con un material, en general, mediocre con un preció altísimo que, para más inri, era más caro que su equivalente en grapas, lo cual sólo puede responder a necesidades de rentabilización, de codicia y avaricia. El formato era horrible, unas tapas con una textura aberrante, un papel absurdamente grueso, un precio demencial... No extraña que el tema no haya sobrevivido. Espero que nadie se haya quedado colgado por este tema más allá de aquellos que iniciaron Excalibur.
Me viene a la mente ahora las BM. En cierto modo sobreviven en PDA, pero es más una excepción que cumple la regla que el formato siga vigente. A diferencia de los formatos anteriores, no fueron formatos inventados para sajarnos a través de nuestro estúpido lado oscuro. Fue un formato popular y de batalla que tuvo una aceptación tremenda. Que, a pesar de eso, no haya durado creo que es más porque fue un formato cuyo éxito vino por la nostalgia, en cuanto los de Vértice se cansaron de recuperar su infancia el tema petó, que por un tema de contenido o de un cambio repentino del gusto de los compradores. También quizás tuvo que ver un cambio generacional que prefería leer bendisadas que viejas glorias que desconocían porque las editoriales (tanto Marvel y DC como sus sucursales españolas) decidieron privilegiar el presente y lo inmediato, que el fondo venerable que puede sacar los colores a mucho de lo que se hace ahora. De todas formas yo no lamentó su pérdida. El b&n lo puedo asumir en los comics de los 60, pero la reducción no. Además esta el tema Hech, no todos los dibujantes aguantan el b&n.
De BM pasamos naturalmente a sus relevos en color y a tamaño original. Los archivos de DC y los Masterworks marvelitas. Ambos apenas han sobrevivido un año. Yo no tengo ninguno así que apenas puedo hablar de ellos. No tengo ninguno porque mi experiencia con las BM fue negativa. Para mi la mayor parte del material anterior a los 70 no se puede leer porque los guiones son malos y los dibujos no tienen ni puta gracia. Por otro lado, esos precios destinaban esos formatos a los muy frikis o los nostálgicos, es decir, aquellos que sólo compran lo antiguo. Para mi, que compro novedades y tengo gustos eclécticos, adquirir algo caro que, además, ya he leído y no me hizo gracia ni me lo planteé. Si estos en su momento los hubieran cruzado con las BM para lograr un híbrido de batalla viable, es decir, precio barato y edición cercana al original, después de todo los autores los hicieron pensando en ediciones de batalla no de ridículo lujo, hubiera tragado aún más a gusto que con las BM.
Hablando de BM es inevitable que venga a la mente los CDC. Que aún estan pero claramente con los 2 pies en la tumba. Era la evolución natural de las BM y durante un momento pareció que iban a ocupar su sitio y acompañarnos durante mucho tiempo. Craso error. La verdad es que es el único formato de los que hablo que no me disgusta. El color me parece más importante que el tamaño, ya que este no importa tanto cuando el dibujante es una caca como son la mayoría de los que dibujaron la JLA*JLE. De todos modos, por qué no tomitos más delgados a tamaño original?
La respuesta quizás nos la dan los coleccionables. Además de que una cole CDC con menos páginas y mensual duraría tanto que ningún tecnócrata de una editorial daría luz verde a una edición que sería ruinosa en su último tercio al haberse ido quedando paulatinamente sin seguidores, creo que los coleccionables quitaron la idea de tomitos comic book baratitos. Borrad lo que acabo de escribir sobre que el CDC es el único formato de estos que me gusta. Los coleccionables son la mejor idea que ha habido después de la grapa. Yo me entusiasmé y me alegré con que llegasen al mundo del cómic, aunque su presión semanal me parecía un poco insoportable, porque hacían pensar que se estaba frenando la evolución hacía formatos caros que escupían a la esencia del mainstream, su popularidad, que quiere decir que cualquier bolsillo se lo puede permitir y se puede encontrar en cualquier sitio. No duró mucho, como todo lo bueno menos la grapa. Seguramente también le pilló la conversión del mercado, es decir, la sustitución de los kioskos por las tiendas especializadas. El coleccionable, desgraciadamente, es un formato para kioskos, es decir, para todos, no para los iniciados que habiten una ciudad lo suficientemente grande como para mantener una tienda especializada en Cómic.
Los coleccionables me hacen pensar en el formato barato del cómic europeo. Hoy una rareza en vías de extinción. Por qué? No lo sé. Seguramente sea cierto que los afrancesados son gente elitista que la moneda más pequeña que maneja es el billete de 20€. También puede ser que hayamos ido a menos. Este formato de batalla ha dejado paso a los integrales, que son baratos pero un pastón que hay que planificar porque no se puede desembolsar tanta pasta así como así, y a los formatos chiquititos, con los que pasa lo mismo con el agravante de que se cagan en el trabajo del dibujante. Lo que han hecho con "Ranx Xerox" es de juzgado. Y encima a ese precio! Una locura que seguro que, desgraciadamente, encuentra un número suficiente de incontinentes e idiotas que paguen al menos los costes.
Por último voy a hablar de las grapas desnaturalizadas. Soy consciente de que hay más formatos efímeros pero no quiero ser exhaustivo, ya que al no comprar formatos raros o caros, eso me obligaría a tener que documentarme y no tenemos tiempo! Las grapas desnaturalizadas son las bigrapas, trigrapas y tetragrapas (aún no ha habido cojones para sacar una pentagrapa) y las bigrapas con ínfulas, en efecto, las de lomo. Son intermitentes. Aparecen pero no resisten. Parece que no desaparecen definitivamente porque a las edioriales les encanta, pero no resisten, no por falta de apoyo público, sino porque son inviables mientras los estadounidenses insistan en la grapa single o de toda la vida. Por eso este formato siempre desaparece al poco tiempo de aparecer, ya que sólo es viable la bigrapa del famoso, es decir, la de Batman, Superman y Spiderman.
Quizás deberíamos incluir las grapas aquí. Lo voy a hacer porque es un formato muy cuestionado, parace que por motivos especulativos más que por ser un anacronismo andante. A la grapa le afectan los nuevos hábitos consumistas que han impedido que una nueva generación de compradores haya podido pasar de la etapa anal. La gente quiere las cosas completas aquí y ahora. Nada de esperar. Nada de comer poco a poco. De saborear. A empacharse! Si no tengo una sobredosis es que no disfruto. No es ajeno al cuestionamiento actual de la grapa una nueva generación de guionistas incapaces de manejar el formato por puro egoísmo. Lo importante no es la historia y que esta ha de acoplarse a la forma en que se sirve al público, sino como la cuento. Así que jodánse. Otra cosa que la pone en cuestión es la subida de calidad gráfica. Un coloreado y un dibujo más detallado hacen inviable una edición de batalla ya que el mal papel los deprecia. Lo vemos en las grapas de Panini, suelen venir con los colores sucios (como el fondo de la viñeta sea blanco cágate y como hoy la definición de dibujante hot es aquel que pasa de los fondos...), corridos o rayados. Eso dificulta el que sean baratas como antaño. Por último lo digital, ahora tan de moda porque hay una serie de compañías muy interesadas en imponer esta forma de consumo para ganar más dinero. Lo digital atenta directamente contra la grapa, ya que los tomos resistirán gracias a los fetichistas. La desapareción de la grapa de papel no estaría mal si fuese sustituida por una grapa digital barata, mensual y generalizada. Es decir, nos hiciese volver en cierto modo a los maravillosos 80, cuando todo era grapa y podíamos disfrutar con la evolución de una historia y con una lectura variada que nos permitía seguir, tanto un universo de ficción, como satisfacer nuestros distintos gustos. No obstante espero que la grapa recupere el espacio perdido porque el formato digital en su forma actual deja mucho que desear porque no esta preparada para asumir el Cómic (hoy en día exige leerlo de otro modo) y parece que su único objetivo es someter al cliente. Es más fácil que se me joda el cacharro que toda mi colección de grapas luego, qué pasa con todo el dinero que he invertido cuando se me joda el cacharro? Porque lo que esta claro es que el cacharro se joderá porque aún el humano es incapaz de producir máquinas que no se estropeen con el tiempo y el uso. Eso obviando el hecho de que se renuevan cada año, lo que obliga a actualizar la maquinaría regularmente. Cuántas veces tendré que comprar un nº a lo largo de mi vida? En fin, el formato digital aún le queda mucho por recorrer para sustituir el papel. Sólo le gana cuando se trata de algo de usar y tirar. Así que: LARGA VIDA A LA GRAPA!
Llegados a este punto esta claro que en los últimos años han desfilado una serie de formatos inventados para la ocasión que se han quemado en seguida. Por qué? Difícil que yo lo sepa pero el tema debe ir por la moda y el desconocimiento. Las editoriales han dejado de ser tradicionales, es decir publicar los mismos formatos década a década, al haberse convertido el Cómic en una moda. Hay que atraer a los compradores con formatos que entiendan, y por compradores me refiero más a los sitios donde la masa va a comprar que a la masa misma. Las editoriales se han movido a ciegas intentando encontrar el formato adecuado, es decir, la combinación de páginas, calidad, aspecto y precio mágica. Esta claro que no lo han encontrado y de ahí la preocupante volatilidad de los formatos. Ninguna editorial sabe lo que quiere de un cómic la masa pero esta dipuesta averiguarlo matando por el camino a todos los coleccionistas que sean necesarios. Lo cual me lleva a mencionar la declaración que ha hecho el gran Clemente en Marvelmanía, "hemos dado con un formato BRUTAL para lanzar grandes obras clásicas", refiriéndose al tochal de Estela Plateada (como mola el dibujo de J. Buscema con sus colores toscos, pero paso por ser un tochal). Cómo que habéis dado con él? Pero si lo ha inventado PDA por vosotros. Lo que deberías hacer es pedir disculpas por haberos reído de ese formato y haber dicho que de ese agua no beberé. En fin, que esto demuestra que nuestros editores siguen sin saber como llegar a donde quieren llegar. Lo cual es preocupante porque demuestra que el mercado es inestable, es decir, no viable porque es incapaz de aunar oferta con demanda y eso siempre significa la muerte. Así que estos tochales, estos Marvel Deluxe y todo lo demás, por antecedentes, no tienen la pinta de que vayan a estar con nosotros mucho tiempo.
Finalizo el post comentadoos la sorpresa que me llevé la semana pasada al hacer mi visita semanal, para leer, a la FNAC de Madrid sita en Callao. De una semana para otra han doblado el espacio para los comics! Absolutamente sorprendente, aunque el espacio sigue siendo inferior a la media de una tienda especializada. Ha aumentado de tamaño a costa de la novela de género en formato caro. Creo que esto indica que el cómic esta capeando la crisis satisfactoriamente y confirma el rumor del estancamiento del manga, ya que su espacio apenas ha aumentado. El que más ha aumentado es precisamente el no juvenil, es decir lo que no es manga y pijamero. Aunque tampoco se puede extraer una lectura clara porque, al menos, esa FNAC no tiene mucha idea que de lo que vende. Aunque sabe distingir el manga, se hace un lío con el europeo ("Omega el desconocido" es estadounidense) y con la novela gráfica ("Omega el desconocido" no es una novela gráfica) y no pilla que hay cómic adulto, infantil y para todos. En fin que lo intenta meter todo en 4 etiquetas, como buen almacén al por mayor que es, con lo que despista al iniciado y no ayuda a la formación del novato. Así que bien porque el Cómic parece que se mantiene, pero mal porque la FNAC es uno de esos factores que esta haciendo que el mercado este evolucionando hacía formatos caros y poco respetuosos con el contenido porque privilegia al indocumentado, aquel que no le importa pagar 30€ por un cómic porque sólo compra uno al año, y castiga a aquellos que hacemos una aportación modesta pero general, sostenida y mensual gracias a la cual la oferta no se circunscribe a las 4 cosas que la masa conoce y acepta. Por otro lado, la FNAC acaba de sacar una revista de comics con la irritante y ofensiva propaganda de toda multinacional: La FNAC es cómic. Qué repelús!

Comentarios

PAblo ha dicho que…
FNAC es cómic a granel, mal colocado y en mal estado. Pueden ampliar el espacio pero como no mejoren la atención del cliente y la formación del personal (salvo que dés con el único que controla el tema) es simplemente venta a granel (que, por otro lado, es lo que venían haciendo ya con libros y CDs).

Eso sí, reconozco que para leer gratis, seguramente sea el mejor sitio.

Los formatos son una batalla perdida. Todos tienen sus pros y sus contras. Lo que parece claro es que ya no hay un formato barato y el tebeo se ha convertido incluso en sus formatos más populares en un bien de lujo.

Impacientes Saludos.
fer1980 ha dicho que…
¡Vivan las BM y vivan los coleccionables!, el resto (salva la grapa y quizá los CDC) pura purrela.
guevillos ha dicho que…
Que gran post.
nuff said.
Anónimo ha dicho que…
Esta mañana estuve meando en el FNAC de la Coruña y tenían por ahí más tapa dura que blanda. Ya no quedan tebeos, solo libro-tebeos o novelones con gráficos dibujos. Esto de la revista me ha dejado grillao; creo que aún la llevo en la mochililla, aquí mismo, si no me he equivocado cogiendo otra cosa, a mí no parece más que un catálogo con dos historietas (Paco Roca comprando tebeos en una larga tira con regalo hacia el hospital y el dibujante ganador a página final llena).
Yo compró cositas del CDC y las bibliotecas esas a colores en la segunda mano por cuatro euros para leer en el tren y el bus de regreso hacia Ferrol. La semana pasada le tocó a 'La ira del Espectro'. El caso es que como luego ya las voy vendiendo por otros locales del arrope tebeoso donde no pueden negarme nada le voy sacando casi un euro a cada ejemplar, por lo que ya he conseguido dinero suficiente para el Versus de Beroy (calculo un mes más para lo nuevo de los Metabarones, que espero vaya en tapa blanda).
Creo que nunca tendré un lector digitoso de tebeos, conmigo siempre estaría enfermo y no se salvaría de algún golpe o desgracia mayor. Pero si sería capaz de comprar colecciones completas para leer en el ordenador gordo.
A ver si sirve para poder comprar tebeos españoles como los de aquellas grapas independientes de los noventa. Aunque creo que puede servir para que crezcan nuevos editores gordos que ya no den cifra de lo que venden ni a los propios creadores, tengo una amiga que vendía sus cacharros tricolores para el pelo en no sé qué portal o web y apenas si vendía dos rulos o cosa así al mes. Solo cuando solicitó el regreso de cierta cantidad de aquella mercancia para llevársela a una feria de artesanía tuvo dinero, además las tipas de la web salían de vez en cuando por la Telegaita autonómica y algún otros canales locales como marca y careta de emprendedoras y empresarias mujeres gallegas. A mí me da miedo pagar por leer tebeos a lo digital todavía.

Ismamelón
Anónimo ha dicho que…
¡Ejem! Yo me he leído casi entero el libro-entrevista a Paco Roca. Aunque no descarto que sea también una novela gráfica, ya que incluye varias historietas que ya conocía y una de la que no sé nada.
Creo que podríamos ir un día al FNAC vestidos de monjes cargados con nuestros rosarios y cubiertos de pegatinas publicitarias del tipo Mantequilla Playmobil, Juguetes Cropan, Relojes Casiopea, Tónico capilar único del Mono ibérico, Carnicas Cubanas hermanos Castro... Sería una bonita imagen, horas y horas de meditación deambulatoria dándole al rosario y pasando paginillas. Arrugando, corrompiendo... ¡Aaaaaah!

Ismamelón
lord_pengallan ha dicho que…
Ah Isma se te echaba mucho de menos.

De la revista sobre comics de la FNAC no sé nada, sólo vi el anuncio y pensé: qué contendrá si en este sitio nadie tiene ni puta idea de comics? Si la veo la ojearé. Aquí, en Madrid, por lo que dices, hay más variedad, hay bastante tapa blanda. La capital, ya sabes.

Bueno, pues hemos quedado. Un día de estos tu y yo en la FNAC.

Entradas populares de este blog

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…