30.6.06

Critiquita 75: Redhand, K. Busiek y M. Alberti, Norma 2005

Este cómic lo he leído en mi segunda biblioteca, la FNAC. Un cómic que no me atreví a comprar porque, aunque la trama me atrae, Busiek fuera de Astro City (e incluso dentro), no me acaba de enganchar. Pero como era gratis y he leído buenas críticas, pues os lo imagináis, habriáis hecho lo mismo.
"Redhand" esta ambientado en un futuro postholocausto. Los supervivientes han reconstruido la civilización humana hasta una especie de Edad de Hierro y han aprendido a convivir con los restos de la avanzada tecnología que salpican la superficie. Un grupo de estos, activa sin querer a una persona que estaba criogenizada(?). Esta persona se descubre como un ser sin memoria, desarraigado, pero con una enorme cantidad de conocimientos bélicos y de artes marciales. Esta singularidad le supone un reto, pues le dificulta sus deseos de integrarse, ya que su programación y como le ven los demás le impide ser uno más.
El guión de Busiek me ha parecido estupendo, se ha sabido adaptar casi perfectamente (hay demasiadas páginas mudas) al formato europeo. La historia y como la ha desarrollado me ha parecido muy interesante y de alto nivel, es una lástima que en Conan no lo haga tan bien. Una historia aunque no original en su planteamiento, si esta muy bien contada. Esta narrado perfectamente el shock cultural entre los supervivientes y el "ratón de laboratorio" que es el protagonista, asi como estan muy bien analizados los pjs, de forma que entendemos muy bien sus motivaciones y acciones. También, esta muy bien reflejada la cultura de los supervivientes (se nota que Busiek ha leido libros de Historia, al menos divulgativos). En fin, que es una historia muy verosímil pero sobre todo, es una historia dura y sin concesiones, apartada del maniqueísmo y de lo políticamente correcto que es la tónica habitual en estas historias. En fin todo esto hace que la historia de Busiek sea potente y expeditiva. Ademas, crea un final abierto de lo mas interesante e intrigante. En fin, para mi uno de los mejores trabajos de Busiek que, aunque busca principalmente el entrenimiento, no deja de ser una interesante reflexión sobre como las diferencias dividen y/o aislan y sobre si somos capaces de cambiar o no.
El arte de Alberti no me ha gustado. Aunque tiene un estilo sencillo, limpio y estilizado me ha parecido tosco, no domina todavía totalmente la anatomía, ni la expresividad. No obstante, narra bastante bien (no utiliza tantas viñetas como es habitual en el sistema europeo) y hace un buen trabajo de ambientación, que es completado por su trabajo al color (mejor que al dibujo), de modo que su trabajo hace ganar en verismo al guión de Busiek y a los lectores nos sumerge muy bien en ese ambiente y en la historia.
Pues eso, un buen cómic de ese género tan especial que resulta de mezclar la Ci-Fi con la Fantasía. Un buen trabajo de Busiek que demuestra que es un buen guionista de Fantasía y un aceptable trabajo de Alberti. Muy recomendable para los aficionados a este género. Yo no me hecho con él, pero seguramente de continuar, me haría con esta serie.

29.6.06

Quieto parao!! Qué pasa con Elektra Assasssin? (Relecturas XVIII)

Afortunadamente vivimos una era de reediciones gracias a la cual, todos podemos hacernos con cómics que se editaron por primera vez hace tiempo. Pero hay uno que falta y nadie habla de ello. Se ha editado yo creo que ininterrupidamente "Sandman", se ha editado varias veces "V de Vendetta", se ha reeditado "Watchmen", "Ronin", "Akira" de varios modos, en fin, un largo etc. que todos conocéis más o menos, pero hay una laguna hiriente. Por qué nadie, en este caso Panini, aún no se ha planteado resucitar/reeditar "Elektra Assassin"? Si esta obra es la única que tiene Marvel que esta al mismo nivel que la trinidad de DC ("Watchmen", "La broma asesina" y "Batman: Caballero de la noche")!! No entiendo porque ni PDA cuando podía, ni ahora Panini pierde el culo por recuperar esta magna opus. Unos essential que recuperan por enésima vez el Thor de Simonson o cómics publicados recientemente y no contemplan como objetivo principal "Elektra assassin" no tienen sentido! Sirva este post pues, para revindicar esta obra y enardecer a la masas para que pidan su reedición, máxime cuando la edición que hizo PDA en 1990 (hace casi 16 años!!) tiene un código de autodestrucción.
"Elektra assassin" pertenece al sello epic, lo cual significa que los autores tenian más control sobre la obra y más libertad creativa. Aprovechando esta circunstancia, a mediados de los 80, F. Miller! y B. Sienkiewicz! (no son cualquiera, eh? Os estáis enardeciendo por momentos, a qué si?), decidieron hacer una historia que recogía todo lo que había creado el guionista para DD, la Mano, la Casta, Elektra, etc. para juntarlo con S.H.I.E.L.D. para crear una sorprendente y vibrante y genial historia de politíca ochentera (nucleares, soviéticos), acción y espías que no creo que este dentro de la continuidad Marvel.
Esta es una de las obras que más me gusta de Miller (de quien creo me he leído toda su producción publicada en nuestro país), junto con "Hard Boiled" (otra reedición necesaria) y "Born Again". En esta obra tenemos al mejor Miller posible. Estamos en sus años dorados, cuando se forjó el nombre que ahora tiene y la fama que le permite escribir guiones con el culo (eso dicen) sin que nadie le tosa. En esta obra tenemos a la creatividad y la energía de Miller desatadas. Lo cual, cualquiera que lo haya leído lo sabe, significa acción a raudales, un ritmo endiablado, escenas delirantes, combates agónicos, pjs duros, mala leche, ironía, sufrimiento, violencia, dolor, dialéctica entre el Bien y el Mal (como católico que es) y, sobre todo, unos dialógos magnificamente construidos y colocados en las páginas. Unos diálogos tremendos que relatan una historia poco original, pero trepidante, con unos giros sorprendentes, con un inmejorable final y momentos excepcionales que hace que la obra se lea con la boca abierta. Lo que más me gusta de su trabajo en esta obra es el S.H.I.E.L.D de Ci-Fi delirante que crea con un Nick Furia enorme y la casi ausencia de diálogos. No es un cómic mudo sino que la mayoría del tiempo lo que leemos, lo que Miller escribe, son los pensamientos de los pjs, de hecho creo que Elektra apenas habla. Esta forma de comunicar me parece genial. La ventaja que tiene el Cómic sobre el Cine es que puede reflejar fácilmente y sin crear confusiones los pensamientos de los pjs. Esto es algo que no se aprovecha mucho hoy en día a pesar de que puede dar mucho juego porque nos da acceso a una información vedada incluso en el mundo real. Por eso me parece una gran apuesta de Miller y un original enfoque, que además le sale muy bien porque es un gran escritor. Maneja muy bien las palabras, por eso puede hacer guiones potentes llenos de emoción, brío, agilidad y potencia transmisora. Es una obra menos filosófica, ambiciosa e intimista que las de DC, pero soberbia y magnífica por los recursos empleados y el arte plasmado en ella. Magníficos el presidente estadounidense y su frase/eslogan: "yo tengo el botón y yo tengo los cojones", carismático el pj de Garret y potente su final emocionante, agónico y muy violento. Esto SÍ que es un AUTÉNTICO MUST HAVE!!
Sienkiewicz eleva el magnífico guión de Miller "hasta el infinito y más allá". Este artista (no tiene otro nombre, llamarle dibujante es menospreciarle), el único genio gráfico que ha tenido el mainstream, hace un brillante y genial trabajo. Es apabullante y asombroso lo que consigue gracias a la variedad de técnicas que conoce y domina y su altísima calidad en el dibujo. Su arte se despliega para dejar asombrado al afortunado lector ante la gran cantidad de viñetas y páginas hermosas que atesora. Un auténtico placer visual! Su arte lleva más allá los delirios de Miller, donde se encuentra muy cómodo, al potenciar el guión, al hacerlo carne (perdonad el delirio), de forma que eleva esta obra hasta la perfección. Es increíble, yo no puedo describirlo, hay que verlo, una imagen vale por mil palabras. Destacaría sobre todo como elige representar el pj de Ken Wind que es, para mi, su mayor genialidad, que nos habla de su enorme talento y de las enormes posibilidades que tiene lo gráfico en los cómics pero que raramente las vemos utilizadas. También destacaría su gran habilidad para el dibujo que está detrás y ocultada un poco por esa tendencia que tiene a lo caricaturesco y lo expresionista. En fin, que hace un trabajo tal vez mejor que el guión y desde luego es la mejor obra "dibujada" del mainstream.
En fin, espero que estéis enardecidos, que la gente que teneis alrededor os este tomando por rabiosos. Aprovechad ahora la espuma en la boca y el monumental cabreo que debéis tener para avasallar a Panini. Es totalmente injusto que uno de los mejores comics mainstream de los 80 y de todos los tiempos sea imposible de conseguir en este país. Esto si que es una POM como se dice ahora, despues de leerla no volverás a ver igual los cómics de supers. Esto es algo que una comicoteca debe tener si quiere ser tal. Bueno, no sé que más deciros para dejaros claro lo que es "Elektra assassin", desgraciadamente no soy bueno con las palabras, así que aquí tenéis las de otros: "extraordinario trabajo de Bill" (Miller), "mas que un libro New Wave, es punk, es contracultura" (Sienkiewicz), "debemos proteger a nustros hijos de cosas como esta" (Forth Worth Evening Star - Telegram), "diferente, absorbente, memorable, un clásico" (Stan Lee), "lleva los limites del género de superhéroes hasta sus más altos logros" (Gruenwald), "viaje interminable de locura y obsesión" (Claremont), "han ido más lejos de lo que podemos ver y entender" (Romita Sr.). Vamos todos juntos: "ELEKTRA ASSASSIN" YA, MELONES!!!!

28.6.06

Critiquita 74: El Capitán Escarlata, Guibert y David B., Glénat 2006

Pues otro cómic que cojo de la biblioteca pública de mi barrio. La verdad es que no me puedo quejar de su sección de cómics, aunque es pequeña y no completa muchas de sus series, es muy ecléctica y no le falta lo mejor de lo mejor. "El Capitán Escarlata" lleva 2 meses y lo hemos cogido prestado 2 veces, todo un éxito.
Este cómic es un homenaje a un escritor de cuentos y destacado filólogo francés de finales del siglo XIX, Marcel Schwob. Para ello Guibert pergeña un argumento en el que cuenta como aparecen unos piratas del siglo XVII en París, la cual someten al saqueo y como estos sucesos se entromenten en la pacífica y recluida vida del escritor. Una historia homenaje, que naturalmente, no responde a hechos reales, sino a la soñadora fantasía con la que escribía este autor.
Guibert, hace una historia poética y fantástica (de Fantasía) llena de elementos maravillosos y muy imaginativos y unos momentos y frases muy hermosas y emocionantes, pero no consigue armar una historia sólida que sustente y haga más potente todos esos grandes elementos. Los diálogos estan escritos como latigazos, lo que hace que la historia avanze a golpes, y muchas veces lo que hacen es describir lo que vemos en el dibujo. De esta forma se lee rápido pero arrítimicamente, pues pasamos de momentos bellos a momentos banales sin avisar y frases bellísimas se codean con frases muy prosaicas. Como ejemplo de una frase de estas (del primer tipo), voy a poner una de Schwob que corresponde al comienzo de uno de sus cuentos, que me parece una de las mejores primeras frases de todos los tiempos de un relato: "El rey enmascarado de oro se levantó del trono negro donde estaba sentado desde hacía horas ..." A que uno no puede evitar desear saber que viene a continuación? Cuanta musicalidad, poesía, imaginación y sugerencia contenidas en una sola frase!!
Para mi "El Capitán Escarlata", en una opinión contraria a la de los blogs gafapasta, no es un seudo Peter Pan (aunque hay coincidencias seguramente no casuales), sino una crítica, velada pero feroz, al aburguesamiento imperante en la sociedad. Es una crítica al orden, a las leyes, a la mediocridad y a la racionalidad (que son representadas por el comisario cuya misión es "protejer a los ricos de los pobres" y que prefiere los testigos que no le cuenten fantasías, aunque estas sean la Verdad), que desde el fin del Romanticismo campa en Occidente, y un canto a la libertad, a la imaginación y a la aventura (como antítesis de la seguridad y lo previsible, principales valores de lo burgués), de lo cual son metáfora los piratas más famosos de la Historia, los que operaron en el Caribe en el siglo XVII. Ellos fueron una utopía hecha realidad, el intento de crear una sociedad de iguales, donde la libertad de cada uno estuviese por encima de las leyes y donde la solidaridad sustituyese el orden. Lo que se vivió en la Isla de la Tortuga (frente a la República Dominicana) y su leyes piráticas fue un intento de unas personas (ninguno filósofo) de crear una sociedad que recogía todas las aspiraciones e ideas medievales y renacentistas para lograr una sociedad de iguales donde no hubiese nadie por encima de nadie (nobleza) y donde no solo gobernase uno (monarquía). Un intento, que como todas las utopías no llegó a nada, en parte por su propia inviabilidad. Eso es la vida que anhelan el pj Shwob (y tal vez su contrapartida real) y los comerciantes (profesión paradigmática de los burgueses) y de Guibert por supuesto y no, el vivir una segunda juventud o ser un eterno adolescente. Como persona que le gustaría haber sido pirata (no os riáis u os cuelgo por los pulgares del palo mayor!), esta historia me toca muy de cerca, pero poco a poco se acaba alejando en una conclusión que destroza todo lo creado anteriormente. Las 44 páginas primeras son geniales e inolvidables, incluyen esa idea rocambolesca, patética, surrealista y sobre todo poderosa de las cabezas cortadas, la ola robada al mar que vuela por encima de París, el ataque pirata a la ciudad, las frases de Monelle (que es una abstracción más que una mujer, como la Pacohontas de Malick) y del comisario..., pero las últimas 22 no estan a la altura y hacen que, de querer tener este cómic a toda costa, ya no lo necesite y sea un bonito recuerdo de algo que pudo ser y no fue.
Ese final creo que es una decisión deliberada de Guibert, pues así la historia queda como un sueño o un cuento, y se consigue homenajear a la obra u el arte de Schwob. Al igual que pasa con estas cosas, al cómic llegamos desde la realidad, nos sumergimos en él y cuando termina volvemos a la realidad. A los que somos escapistas, por la razón que sea, esto siempre es triste y es lo que me pasa con esta obra. No me gusta que ese final se introduzca en el cómic antes de que lo termine, lo cierre y vuelva a la realidad, el guión me ha obligado con ese final a irme antes de tiempo. En el cómic ese sueño-aventura-fantasía que le pasa a Schwob y Monelle (que son "críos" y por eso morirán pronto, ya que la infantilidad es la única manera de conservar esa libertad e imaginación que la sociedad burguesa elimina con la madurez), termina para ellos en el cómic y a mi me hubiera gustado pues un final "hermoso" o "aventurero", un final más acorde con los deseos de los protas, que te cautivase al igual que el inicio y el desarrollo de la historia.
Hubiera preferido que Guibert hubiera enfocado su obra de otra forma. Que al pj del Capitán Escarlata, un pj misteriosísimo y carismático, el jefe de los piratas, le hubiera dado más tratamiento, ya que es encarnación y motor del cómic. El hecho de que no intente profundizar en él (en parte porque es el lector el que debe construir a ese pj, cuyo rostro nos oculta a todos, pjs y lectores, y del que sospecho que tiene un rostro diferente para cada persona) y se lo ventile de una forma tan mala y rápida (desde luego no tiene una "hermosa muerte") es un ejemplo de porque el cómic acaba por disgustarme. El hecho de que tanta poesía, surrealismo e imaginación tenga un final tan mezquino y ninguno de los pjs tenga una "muerte de aventurero", que al final se imponga la realidad tan árida que se crítica es lo que no me gusta, porque en un corto espacio de tiempo he ido de una emoción a su contraria y esos viajes siempre han de ser paulatinos o son terribles. Hubiera preferido que el guionista se hubiese concentrado en hacer un relato escapista puro, pues no necesitaba ese final para transmitirnos todas esas ideas y emociones que buscaba, sobre todo con la excelente fantasía que había construido.
David B. utiliza una técnica que no sé en que consiste, pero que le da un aspecto particular. Es un estilo que recuerda a Hergé (de hecho algunas escenas piráticas me han traído a la memoria a Rakham el Rojo), pues solo dibuja las silueta y los pliegues de la ropa, es un dibujo puro y sencillo que rellena de colores planos. De todos modos, es un dibujante muy capaz que dota a sus dibujos de expresividad lo cual sumado a su buena capacidad narradora representa muy bien los guiones y potencia su capacidad de transmisión. Un estilo sencillo y realista que no va mal del todo con la historia.
La edición de Glénat es muy buena (no quiero ni pensar en el precio), de lujo y que incluye el relato de "El rey enmascarado de oro" que es referenciado en el cómic. Una edición bien pensada y cuidada, pero que se exilia volitivamente de la mayor parte de los potenciales compradores, pero ese es otro tema muy complicado y polémico.
El caso es que lo recomiendo, pero creo que su precio es un peaje elevado para lo que ofrece, aunque Guibert y David son dos autores muy bien considerados por los gafapastas. De todas formas, historias así merecen leerse porque no son habituales. Creo que tiene muchos puntos en común con "Isaac el pirata" (http://elcritiquitas.blogspot.com/2006/), puesto que también tiene un tono poético y los piratas representan lo mismo (hay que entender que los franceses eran piratas, no los sufrían como nosotros). En fin, un cómic que merece un post de Yorkshire (sé que lo has leído, venga escríbelo, si lo haces te pongo un enlace a tu blog), para que podamos valorarlo como se merece.

27.6.06

Critiquita 73: Conan la leyenda nº 13, K. Busiek y C. Nord, Planeta DeAgostini 2006

Quien me iba a decir la semana pasada cuando estaba escribiendo la anterior critiquita de Conan, que una semana despues estaria escribiendo otra. Ahora me tengo que tragar eso de 12 números en 13 meses, pero es que la publicación del 13 es una sorpresa incluso para PDA, que no lo anunciaba en ningún listado.
En este número Busiek sigue con la historia del enfrentamiento milenario entre Thoth Amon y Kalanthes en el que Conan, mediante manipulaciones, se ha visto metido sin saber nada de lo que esta pasando.
Menos mal que vuelven las aventuras y la acción, tras unos meses de vacaciones la Espada y Brujería vuelve. Busiek se ha inventado una historia atractiva, imaginativa en los detalles y que cumple con las reglas del género. Lo cual evidencia que Busiek ha encontrado lo que Marvel perdió en los 90 y ya no volvió a encontrar, que es un compromiso entre el género y la posmodernidad para volver a dotar a Conan de una serie mensual. En fin, estos numeros son los que esperamos de la cole de Conan y esperemos que todo siga así y no volvamos a los "experimentos" de los meses anteriores. El único pero, es que no parece que Conan sea el protagonista de la cole, ni que esta lleve su nombre como título, es más bien una cole de Espada y Brujería. Estamos muy alejados de las coles de Marvel sobre el pj, aquí no le vemos como el protagonista absoluto de las historias y su motor. Busiek en esta cole, no sé porque, trata a Conan como un pj más, ni le hace a parecer más que a los demás, ni le muestra como un titán de la Era Hiperbórea como hacia Thomas, no sé si me explico, pero lo leo y no siento que sea una historia de Conan. Creo que en ese aspecto debe mejorarlo Busiek, porque el reclamo de esta cole no es que sea de Espada y Brujería o que la gente vaya semidesnuda, es Conan, el todopoderoso barbaro, uno de los iconos culturales con los que el siglo XX ha engordado la Cultura Occidental.
Los dibujos de Nord en este número estan más acabados de lo habitual. En los títulos de crédito aparece otro dibujante que no puedo adivinar que hace, pues Nord esta en todas las páginas, creo que es un entintador, pero no lo tengo muy claro, el caso es que no se si será por este tipo esto sea así, pero me sigo apenando, porque para mi no es suficiente. Nord tiene mucho talento, tiene un estilo muy atractivo y que transmite, pero no lo explota porque se empeña en solo abocetar. El porque no lo sé, pero me gustaría saberlo. De todos modos, Nord hace el Conan más verosímil de todos los tiempos y consigue que este dibujado por un gran talento, cosa que no ocurria desde al menos una década. Es increíble lo sugerente y elaborada que es la ambientaciín que hace Nord y lo posmoderna que es, gracias también a las ideas de Busiek, con una magia y unos monstruos mas modernos y sofisticados que nunca. Soberbio el diseno de Kalanthes, muy de agradecer que cree moda y escenarios únicos para Conan, cosa que desde B. W. Smith nadie había hecho, fresco el monstruo de Thoth Amon que nos remite al cine y sus efectos especiales ("La Momia" por ejemplo), en fin que con su arte ha revitalizado a Conan, pero puede llegar más lejos. Por otro lado Stewart, el colorista, sigue incommensurable tapando los fallos y los vicios de Nord, en suma haciendo que este comic sea uno de los mas atractivos gráficamente que hay en el mercado.
Pues eso, de nuevo tenemos a Conan entre nosotros gracias a que Busiek crea una historia lo suficientemente nueva (es que yo hablo de esta colección teniendo en cuenta que llevo desde los 8 años leyendo cómics de este pj) como para seguirse con interés, pero desde luego que no es de los mejores trabajos de este guionista y Nord podría hacerlo mejor.

24.6.06

Critiquita 72: Los Nuevos Vengadores nº 6, B. M. Bendis y D. Finch, Panini 2006

Me cago en la idea de las ediciones especiales que me condena a esperar hasta la 2º quincena del mes para comprar LNV. De nuevo, incumplen su compromiso de publicar las 2 portadas, lo cual revela que la decisión de las ediciones especiales fue tomada sin pensar. De todas formas, podría haberse intentado en serio o haberse callado.
Vamos a lo importante, en este número LNV descubren más cosas sobre lo que esta pasando y como suele pasar, en vez de resolver los interrogantes ya planteados, estas nuevas revelaciones crean más preguntas.
La labor de Bendis sigue mejorando número a número y por fin, en mi opinión tenemos un numero aceptable (será por qué Spiderman habla poco?). Ha creado una atractiva e intrigante trama que desarrolla bien, aunque a veces la fuerza para que vaya en la dirección que a él le interesa y no por la de lo razonable (que no vayan a por la Belova esa no es muy creíble, sobre todo, porque muy lejos no puede haber ido). Y como siempre dialoga bien, aunque el manejo de los pjs no sea muy bueno, pues maneja más iconos que personalidades. No satisface del todo, en parte porque 1/3 del comic es mudo (proproción demasiado alta para una grapa) y en parte porque el Finch es malo, malo, narrando y dibujando, que ganas de que se vaya. De nuevo Bendis demuestra que es muy bueno pariendo argumentos intrigantes y momentos espectaculares, pero que es incapaz de adaptarse a la grapa.
Pues como ya he anunciado antes Finch no me gusta nada, me parece malo y torpe. Reconozco que tiene voluntad y que quiere hacerlo bien, pero es un dibujante muy limitado, ya no es que no haga a sus figuras expresivas, es que no domina la anatomía. Sus rostros son espantosos y todos iguales, cúbicos con nariz y ojos pequeños (da asco el primerísimo plano de Belova). Es decorazonador leer el tebeo y ver, página tras página, que todos los pjs son el mismo!! Y la escena del interrigotario, es que no se ha dado cuenta de que lo que ha dibujado es a Spiderwoman a menazando a Belova de que le va a meter el dedo en la nariz y no lo que él quería? Ese detalle, el de no darse cuenta de que sus dibujos quedan confusos, es de dibujante malo. Pero no sólo eso, sino que tenemos que contentarnos con una narrativa chapucera (que son esas líneas luz de la viñeta 1 de la pagina 5?). Hace viñetas pequeñas con muchos y detalles y viñetas grandes muy simples, muchas de las viñetas importantes las hace pequeñas, hace unas composiciones de pagina horribles (da la sensación que cuando no sabe que viñetas poner pone un hueco en negro y ale, a seguir), no sabe que es una onomatopeya, etc. Además, no se lee el guión de Bendis, Spiderman tiene el brazo roto, pero nunca le dibuja de modo que se haga patente esa lesión y puedo seguir. Aunque, supongo que es por falta de tiempo para terminar (este mes trae una página más de lo habitual), mete muchas viñetas de su particular escorzo, en el que mutila parte del rostro de sus pjs para así ocultar que los dibuja como el culo, pero lo único que hace es potenciar el monstruosismo de estos. En fin, no sé que hace un dibujante de fill ins en una cole señera.
De nuevo Panini ha dejado con el culo al aire al pobre Clemente. Este anuncia que hay un complemento este y mes y no lo hay. Otra prueba más de los numerosos fallos de Panini que parece que no intenta arreglarlos porque se repiten y se repiten. Por otra parte, la distancia con EE.UU. es de 13 meses, no sería bueno meter un par de números dobles?
Pues eso, un número más de una cole que sólo puede satisfacer a los Marvel zombies porque no tiene nada de especial y su calidad deja que desear, no entiendo porque es un superventas.

23.6.06

Critiquita 71: Naruto nº 4-7, M.Kishimoto, Glénat 2003

Pensabais que no leía manga, eh? Pues lo hago, aunque hace mucho que no colecciono. La última fue "Blame" (preguntar a Yorkshire por ella) y menos mal que no era "Inu Yasa" o algo así.
Empezé con el manga cuando apareció por primera vez en España. Comenzé con "Alita" y "Akira" y desde entonces me hacía al menos con uno al mes, hasta el boom del manga, que fue cuando dejé de comprar. La razón es paradójica, se dejó de editar algo que me interesase. Para mi el boom del manga ha traído miles de mangas, pero principalmente para chicas o para adolescentes, los cuales no me atraen nada y que sepultan algo que pudiera interesar en el olvido. Pero bueno, vamos a lo que vamos. En mi biblioteca pública hay poco manga, pero uno es Naruto! Así que llevado por eso que se dice por ahí de que es un megasuperventas mundial, decidí asomarme a él. Por ahí hay un post mío sobre los 3 primeros tomos escrito en los tiempos primigenios de este blog, cuando aún no estaba asociado al Tebelogs.
En estos tomos asistimos a otro examen que Naruto debe superar en su carrera para ser el mejor ninja de todos los tiempos. Como no podia ser de otra forma cuando hablamos de ninjas, el examen es de grupo.
Este manga lo veo flojo (claro que no esta pensado para mí, que no me gustó Dragon Ball ni en su momento). Me explico su éxito pensando que es el DB de ahora. Con esto quiero decir que aquellos que hace poco más de 10 años eran demasiado pequeños para disfrutar de DB, ahora lo hacen con el de su época, ya que es innegable la inspiración de Naruto en DB. Vamos, que Naruto triunfa para mi porque esta cubirendo el hueco que DB ha dejado, solo que esta no es tan buena a mi entender e imagino que el tiempo me dara la razón. El trabajo de Mishimoto no tiene nada que destaque a excepción del diseño. A mi me parecen muy interesantes sus diseños de pjs y esa mezcolanza de cosas que forman el decorado de Naruto y eso, creo que es parte de la razón de su éxito, pues estamos en una era en que prima la imagen y si la tienes buena, ya no hace falta que te esfuerzas en llenarla de algo, en tener trasfondo. Naruto es un historia correcta, una historia más de ese esquema nipón que es ya un clásico: protas jovenzuelos que quieren ser el mejor en lo suyo y a ello se dedican en cuerpo y alma, a pesar de la cantidad tan alarmante, para un occidental, de sangre, sudor y lágrimas que ha de vertir en el proceso. Esta obsesión (que no es tan estadounidense como creíamos) de ser el mejor, el primero, el más fuerte, de destacar (a lo mejor es por vivir en una sociedad y una mentalidad tan grupal que la individualidad se ahoga), es el motor de estas historias que se mezclan con triángulos amorosos y demás recursos folletinescos o culebroniles para alargarla. Así que en cuanto al guión, Naruto no ofrece nada nuevo, ni historia original o intrigante (y para mi apenas entretenida), ni pjs chulos, ni una caracterización de pjs mas allá de los estereotipos nipones. En cuanto al dibujo lo mismo, aunque diseña bastante bien y sabe utilizar bien el B/N, lo cual le dota de cierto atractivo, no es un buen dibujante pues se pierde en cuanto tiene que hacer cuerpos enteros y es incapaz de sexualizar a sus pjs (quiero decir que los cuerpos de hombres y mujeres apenas se diferencian y su repertorio de caras femeninas es tan limitado como el de Otomo). Su narrativa tampoco es muy allá y en ocasiones confusa, lo ual para mangas de luchas es un gran hándicap.
Bueno pues eso, un manga que por calidad no merece el éxito que tiene, así que yo sólo se lo recomiendo a adolescentes y fanáticos del esquema nipón de superación personal. Bueno también a los que se entretienen con cualquier cosa o no le hacen ascos a nada, pero pinta que será una serie muy larga y no es lo mismo hacer una serie interminable de grapa que de tomo. De todas formas juzgad vosotros mismos, en la biblioteca pública de mi barrio, en 13 meses el tomo nº7 lo hemos cogido prestado 25 veces y yo he tenido que esperar 2 meses para poder cogerlo.

22.6.06

Critiquita 70: Astroboy, O. Tezuka, Glénat 2003

Como aficionado al cómic que soy, trato de leer (no de comprar, que si no sería gafapasta) todo aquello que es señalado como una obra histórica, y eso me ha llevado al único manga que tengo disponible de Tezuka. Es decir, lo que tengan de él en la biblioteca de mi barrio, que ha resultado ser Astroboy, curiosamente la obra mas conocido de este autor.
Este manga sigue una reedición japonesa de este material, en el que Tezuka prologaba su Astroboy teniendo en cuenta el desfase temporal entre el momento en el que creó a Astroboy y el presente de la reedición. En estos prólogos Tezuka hace una reflexión sobre las diferencias de su futuro y el nuestro, de como el veía que tendríamos un futuro mejor, es decir, nuestro presente (esto empieza a parecerse a una peli de viajes en el Tiempo), que el que nos ha tocado.
Bueno, en este manga asistimos a la creación de Astroboy (una historia parecidísima a la nefasta peli de Spielberg "AI", con lo que es evidente que un malvado occidental volvió a plagiar a Tezuka) y a su primera aventura, en la que se enfrenta a una malvada rusa que quiere la Luna para ella sola.
Astroboy como me temía, no le ha sentado bien el tiempo. Los tiempos desde los 60 han cambiado mucho, nos hemos vuelto más sofisticados, más complejos y menos ingenuos y claro, al ver obras, sobre todo de Ci-Fi, de aquella época no podemos evitar ver su ingenuidad y candidez. Eso es Astroboy, tanto en su dibujo (que no se parece mucho al manga de hoy en día, es mas bien una versión personal de los dibujos animados americanos de los 30 y 40) como en la historia y derivados (pjs, ambientación, etc.). Astroboy es ingenua y cándida en su dibujo simple y cómico e incluso austero, sin derroches formales de ningún tipo, al igual que la historia, que es muy sencilla para los estándares de hoy en día (aunque claro, su público era juvenil, franja de edad a la que desgraciadamente ya no pertenezco). De todas formas, como es la obra de un genio aún sigue vigente. Eso quiere decir que, aunque notemos el desfase temporal y su candidez actual haga muy previsible la historia, aún es una lectura entretenida si te dejas llevar (a mi me cuesta con esos dibujos tan pasados).
Pues eso, creo que es mejor probar con otro Tezuka más cercano en el tiempo y más adulto, porque esto yo sólo se lo recomiendo a los fanáticos de Tezuka y/o el manga o para los que creen que cualquier tiempo pasado fue mejor. De todas formas este manga en la biblioteca lo han cogido 22 veces en 16 meses, lo cual quiere decir que es uno de los comics más exitosos disponibles en ella.

20.6.06

Critiquita 69: Sandman nº 1, N. Gaiman y S. Kieth, Planeta DeAgostini 2006

He aprovechado que PDA publica de nuevo los primeros números de Sandman, que eran ya incontrables cuando Zinco comenzó a publicar Sandman como serie, para hacerme con ellos aunque ya me los había leído.
En este número empieza uno de los clásicos de los 90 y seguramente uno de las mejores obras de este 9º Arte, aunque todavía tiene que pasar bastante tiempo para asegurarlo. Aquí comienza todo, Sandman es apresado, por error, por un mago que además le roba sus tesoros dando comienzo a una lucha de paciencia.
Leer este número ha sido una delicia, lo tenía prácticamente olvidado. Pero sobre todo he disfrutado porque conozco la serie y la estoy releyendo ahora. Este conocimiento fresco que poseo, que ni Gaiman tenía cuando escribió estos números, le dan un aura especial. Darse cuenta de que Gaiman ya tenía todo bastante armado desde el principio, como su primera opción fue la de hacer una serie de terror para luego ir poco a poco cambiando hacia un fantástico muy particular y posmoderno, como al principio estaba muy integrado en el universo DC y luego lo iría abandonando, etc. Todo esto le aporta nueva luz y hace que valoremos de forma diferente este número, pues Sandman es una obra cerrada y pensada desde el principio, por lo que sólo se pueden descubrir ciertos detalles una vez conocida toda la obra. En fin, ha sido emocionante ver el inicio de una gran obra, pues cuando lo leí no sabía lo que Sandman iba ser.
En este número Gaiman ya demuestra lo buen narrador que es, son sus palabras las que marcan el ritmo de lectura y lo que nos lleva de página en página y no los dibujos haciendo así, una obra en la que la estrella absoluta es el guionista (supongo que en parte por eso DC optó por ponerle casi siempre dibujantes malos o pobres). Su derroche de imaginación y creatividad guiados por una basta erudicción y un certero humanismo, hace que sus lectores nos fascinemos ante este mundo, sus pjs y con su maestría a la hora de contar. En fin, un buen principio que no da una idea exacta de lo que se viene (venía) encima.
El cómic es dibujado por un Keith malo. Todavía no había afinado ese estilo que bebe del underground que le consagrará pocos años después . Pero no hace un mal trabajo con su dibujo expresionista y caricaturesco y con se peculiar narrativa sometida a la composicion de página. La pena es que su dibujo es demasiado tosco y limitado, pero le viene bien al guión de Sandman.
La edicion de PDA buena, bonita y barata, aunque parece que no van incluir las 2 portadas por número algo incomprensible de ser verdad. En fin, la enésima oportunidad para hacerse con una serie histórica del cómic americano que contribuyó a cambiar el mercado. Una obra decisiva en su momento, quizas tanto como Star Wars para el Cine. Es de agradecer que obras asi estén siempre disponibles, pero quizás es demasiado pronto para una nueva edición, el tiempo lo dirá.

19.6.06

Critiquita 68: Conan la leyenda nº 12, K. Busiek, C. Nord y T. Mandrake, Planeta DeAgostini 2006

12 números en 13 meses, esta es la prueba de lo difícil que se lo ha puesto a si misma PDA este año, al intentar sacar adelante DC y seguir sacando sopotocientas novedades mensuales. 12 números en 13 meses, que no es un fracaso, pero sí una prueba de que no han medido sus fuerzas (algo natural en la era de la subcontratación) y por eso han perdido entre otras cosas (y motivos) Wildstrom y ABC.
Bueno vamos a lo que vamos, en este número por fin Busiek deja de marear la perdiz y comienza la historia que iba anunciando en los últimos y flojos números. Así, Conan entra en la escolta del sacerdote estigio Kalanthes que esta en gravísimo peligro, pues Thoth Amon busca su muerte.
Por fin Busiek vuelve a tratar la serie como debe ser y se deja de historias policiacas anacrónicas, flojas e insulsas y volvemos a la Espada y Brujería, es decir, que vuelve la aventura y la acción, ya era hora. Tras un largo bache, Busiek vuelve a demostrar en este número que se la da bien este género. Tiene imaginación y recursos y sabe transmitir verosimilitud, lo que hace que sus historias sean interesantes y se puedan "saborear" cuando no le da por hacer experimentos. El único pero que le pongo, que es importante, es que Conan no es muy protagonista, no es como el Conan de la Marvel que era omnipresente y el motor de la aventura, en esta cole es casi un pj más.
6 páginas de este número las dibuja Mandrake el cual, aunque no es muy bueno con su estilo europeo, al menos no desentona con Nord, en parte gracias al colorista. Supongo que gracias a esa ayuda, Nord, con menos trabajo, puede hacer páginas más acabadas. Sea como sea, afortunadamente, en este número vemos menos bocetos y bosquejos que en los anterires pero todavía no me satisface. Nord tiene las cualidades para ser el mejor dibujante de Conan de todos los tiempos, pero al estar abonado al non finito, al boceto y la sugerencia en vez de a la rotundidad y la fuerza no lo está consiguiendo. Un año después (bueno 13 meses), no sé ya si es que Nord decide dibujar así de vago o es que es incapaz de hacer 22 páginas al mes. Y es una pena porque el dibujo de Nord tiene encanto, es atractivo. Es una mezcla sabia entre Frazetta y J, Buscema, es un buen narrador y tiene una preocupación por los decorados y el vestuario que hacen que su Era Hiperbórea sea más verosímil y real que la de cualquier otro dibujante de Conan. Por ejemplo, su plaza de Gravena es muy buena y tiene más trabajo y originalidad que cualquier escena similar de J. Buscema. Las montañas de este número también es un buen ejemplo, más espectaculares y reales que las de cualquier otro cómic del bárbaro (en parte gracias al colorista). También muy bien el pj de Kalanthes, tiene un diseño más rico e imaginativo que el de Buscema, aunque yo prefiero aquel, que tenía una personalidad mas sabia y pacifista que este, pero bueno no importa. En fin, que su dibujo imaginativo, creativo y verosímil y su capacidad narrativa bastante cinematográfica le da a los guiones de Busiek lo que necesita siendo entonces, un buen cómic. Pero Nord debería esmerarse más, si puediese terminar todas sus viñetas en vez de abocetarlas o bosquejar los fondos este cómic sería espectacular y estaría en boca (y en las casas) de todos. Una lástima ver el potencial pero no la culminación de este.
El color de Stewart se ha transformado al cambiar el dibujo sobre el que trabaja. Nord al acabar más sus viñetas en este número, ha hecho que el genial trabajo de Stewart sea más nítido y preciso. Me gustaba más antes, pero sigue siendo un trabajo espectacular y para mi el mejor de este tipo de entre los que se publica ahora. Es asombroso el dominio del color, las luces de Stewart y su virtuosidad técnica y más asombroso aún que lo mejor de un cómic sea el color. Pero es que este es magnífico.
Pues eso, que vuelve la Espada y Brujería y parece que con una historia interesante. El único pero para mi es que, Conan no necesita un nuevo pj femenino. Pero bueno, como esta es una nueva versión pues no pasa nada, pero esta especie de Red Sonja no aporta nada nuevo, al menos para los viejos aficionados.
En fin, un número bastante mejor que los anteriores, que hace que la cole no la deje como tenía planeado. Esperaré a ver como es esta historia para decidir si la dejo o no. Como Norma se ha hecho con W y ABC, necesito 2 eurillos más al mes para poder pagar los (sus) precios de un material que, visto lo visto, me va a llenar más.

18.6.06

Critiquita 67: Thunderbolts nº2, F. Nicieza y T. Grummet, Panini 2006

Nuevo tomo barato (super diría yo viendo como esta el mercado) de esta estupenda serie orientada hacía el lector de toda la vida, una pena que haya que esperar tanto entre tomo y tomo, la periodicidad trimestral de antes era mejor.
En este tomo, que toca de refilón a "Dinastía de M", cuenta la particular lucha de los Thunderbolts contra la nueva encarnación del Hombre Púrpura que ha controlado NY, incluido los superhéroes de esta ciudad (aunque claro, esto no se ve en ninguna otra cole). Los Thunderbolts consiguen derrotarle, y nosotros descubrimos que hay alguien manipulando al manipulador en un final tremendo, sorprendente y que deja las cosas muy emocionantes!
Nicieza sigue manejando la colección de buena manera, mezclando sabiamente la Marvel de ahora con la Continuidad y la Coherencia. Con unos buenos guiones y un competente manejo de los pjs, sigue profundizando en estos nuevos Thunderbolts. Perfila a los nuevos miembros pues son pjs sin desarrollar (algunos potencialmente carismáticos), muestra como han cambiado los antiguos y refleja como, todo eso hace que la forma de operar y las relaciones intragrupales sean diferentes al grupo de antaño. También hace unas historias más maduras, con pjs expeditivos (joder con el Hombre Radiactivo) y soluciones nada políticamente correctas para un grupo defensor del status quo, lo cual le aleja de esa seudopedagogía de la bondad que esta en todos los productos juveniles. En fin, un trabajo muy profesional en la mejor tradición del género, acción, aventuras, intriga y entretenimiento en raciones suficientes como para asegurar la continuidad de la serie y hacer fans.
Grummet no me gusta. Su estilo, aunque competente, no me mola porque me parece feo. Pero no obstante su estilo sencillo, realista y con muchos recursos para hacer el cómic dinámico y bien narrado ha hecho que me disguste menos que en el tomo anterior, un tomo más y estaré totalmente acostumbrado. Pero una pena, porque creo que esta cole merece un dibujante atractivo no un trabajador. En este tomo colaboran Sienkiewicz, que demuestra que ya no se toma en serio estos encargos, se limita a cumplir con una dosis leve de su arte, que no obstante basta para lo que se quiere contar. Y C. Richards, con un estilo simple y limpio pero atractivo (recuerda al Kirk de la JSA) que merecía un entintamiento más afín a su dibujo.
El tomo de Panini como el anterior, endeble y aústero para que sea barato. Muy bien, cómics baratos los que más me gustan, pero yo prefiero que la periodicidad no sea taaaaaaaaan larga. Qué tal números dobles en grapa bimestrales, Panini?
Aunque es un buen tomo, yo no he entendido bien la pelea con el Espadachín. Es su enemigo (raja a Atlas sin problemas, cosas que tiene ser iónico y, por tanto, vas a resucitar), pero en un momento de la pelea todos le dan inexplicablemente la espalda como si fuese su aliado y este aprovecha para cargarse a otros 2. Pero qué pasa? Qué no he entendido? En una pelea, y menos cuando es contra alguien que puede dominar la voluntad, la gente NO debe dar la espalda a los demás! Es qué soy el único que lee supers? Otro ejemplo de este "desmelene" de los autores, es el de Demonio Veloz luchando con el Espadachín!! Pero de que vas tío, tú eres un velocista no debes quedarte estático y en todo caso, tú supervelocidad no haría que puedieses hacer tantos ataques que el Espadachín estaría indefenso? Qué ha pasado que no me he enterado? Menuda despropósito! A este grupo en un torneo de Heroclicks les habrían dado por culo por tontos.
En fin, un buen cómic pero no para todos los públicos, porque aunque no se necesita saber nada del anterior volumen, su estilo clásico y su recurrencia al pasado Marvel (desde cuándo hay una Dra. Espectro?) no hace la serie muy asequible a los nuevos aficionados.

15.6.06

Critiquita 66: Héroe al cuadrado, J. M. DeMatteis, K. Giffen y J. Abraham, Norma 2006

Este cómic en un principio no me lo iba a pillar, en todo caso si las críticas fuesen muy buenas. No entraba dentro de mis planes ya que no soy fan de estos autores (aunque voy de camino) y un cómic de supers fuera de universos desconocidos y tal no me tira mucho. Pero llegué a la tienda lo ojeé, lo comparé con otras novedades y me lo acabé comprando a pesar del precio Norma, porque me daba buenas vibraciones.
El cómic va de como un universo es destruido por una pelea entre el mayor supers (un seudo Superman) y su mayor némesis y como esta pareja, acaba en otro universo paralelo donde no hay supers pero si estan sus contrapartidas ... que estan enrolladas!
El guión de este cómic es muy bueno, lo cual era fácil de prever porque DeMatteis y Giffen son buenos en su oficio. Este es quizás su proyecto más ambicioso, puesto que ahora tienen total libertad para contar lo que quieren. De este modo, se han motando una bonita historia donde pueden aprovechar su vena cómica (hay chistes traídos de sus JL como una relación entre villano y secuaz a lo Manga Khan y L-Ron), pero sólo para hacer más ameno los temas que tocan. A mi me parece este cómic más un historia romántica e intimista disfrazada de una de superhéroes que al revés y eso es en parte lo bueno del trabajo de estos autores en esta obra. Por que, aunque los autores escriben un cómic de supers, a la vez hacen un cómic sobre el amor y las relaciones de pareja y a la vez a través del humor y la existencia de supers en un mundo donde no los hay, hacen metagénero al cuestionarlo a veces, ridiculizarlo en otras, consiguiendo así una acertada y ácida reflexión sobre sus vicios y virtudes. Todo esto hace de él un cómic adulto o más maduro, supongo que en parte porque los guionistas ya son mayores y buscan hacer cosas diferentes y porque el público que les conoce y les tiene en alta estima ya no son tan adolescentes como antaño. El cómic como siempre bien dialogado y con mucho diálogo y una buena caracterización de pjs donde contrasta la unidimensionalidad de los supers con la complejidad de los pj más realistas, por lo menos por ahora. A mi me ha sorprendido el retrato del prota porque soy yo! Me reconozco en tantas cosas de las que piensa, hace o dicen del pj que me da vergüenza que el cómic este al alcance de cualquiera. En fin, que es un cómic con un guión sólido, con la intención de hacer cosas más ambiciosas que una típica historia de supers y con un trabajo muy profesional y bien hecho. Ya no debe sorprendernos que con las herramientas del género y con sus clichés se puedan contar cosas nuevas y originales, pues hace tiempo que es evidente que los editores y el marketing se estan cargando la frescura y la originalidad de los supers.
Abraham hace un buen trabajo y prueba que hay vida fuera del mainstream. Tiene un estilo sencillo, claro, realista y una buena capacidad expresiva con lo que puede plasmar bastante bien los guiones de esta pareja que exige mucha expresividad a sus pjs. Es un buen dibujante, pues domina bastante bien las perspectivas y la anatomía y un buen narrador, aunque su trabajo en este aspecto no es muy ambicioso. Un dibujante de calidad que contribuye a que esta sea una obra bastante buena. Lástima que no goze de entintador porque este estilo de dibujo gana mucho más si esta entintado y más, si el color del que va gozar es sencillo y claro. Pero sobre todo es una lástima, porque se aprecia en algunas viñetas la suciedad del original, lo que le da aspecto a veces de un cómic desmañado o sin acabar y resta fuerza a lo que se quiere narrar. Pero bueno, es precisamente esto lo que le hace no ser mainstream.
La edición de Norma pues muy Norma. Bonita, de calidad y práctica pero innecesariamente elitista. El tomo es caro en otra editorial de las grandes, su precio no habría superado lo 9 euros, que es lo justo. Estamos hablando de cómics no de obras maestras, por tanto no entiendo porque hay que sacar un producto popular al precio de un producto de élite. Que vale, que la calidad, que sólo se distribuye a las librerías especializadas (eso era antes, o es que la FNAC o la Casa del Libro lo son?), que la tirada es corta, etc a eso digo yo (vaya, se nota que leo Thor) nanananana, la pescadilla que se muerde la cola. Saca por una vez en tú vida un cómic a precio popular, con una tirada más amplia y sacrificando un poco de calidad (que un cómic que no es un clásico o una obra maestra no lo merece) a ver que pasa, si tienes razón seguro que todos los detractores de Norma nos callamos. No puedo olvidarme de la contraportada, una evidente prueba de que los editores leen los blogs y les hacen caso, lo cual no sé si es bueno, porque los potenciales compradores no son sólo los frikis y si se quiere que no acaben siendo solo ellos estas cosas se deberían cuidar. A ver cuantos saben de que va eso del BWAHAHAHA!
Pues eso, un buen cómic, una más que agradable sorpresa que se lee con mucho gusto y deja con ganas de más (menos mal que lo hay, aunque me duele pensar que será a precios Norma). Para mi la mejor novedad superheróica de Salón, aunque reconozco que ni he leído todas, ni lo haré en mi vida. Como digo una de las mejores novedades del Salón que gustará a cualquiera que le gusten los cómics y que se pueda dejar a la novia como una lectura más de su formación para ser la pareja perfecta. Si tenéis dinero, no lo dudéis comprADLO!

13.6.06

Critiquita 65: Orion nº 1, W. Simonson, Planeta DeAgostini 2006


Imagino que esta serie ve la luz por que el Cuarto Mundo de Kirby debe tener bastante éxito. A mi, la verdad es que el Cuarto Mundo me fascina, lo conocí por primera vez en la JLA de Morrison (una de las mejores etapas de una colección de superhéroes de todos los tiempos) y me parecieron unos pjs interesantísimos. Poco a poco, con algunas cosillas de DC que he ido comprando a ido aumentando este conocimiento, el cual me reitera más en mi fascinación por el Cuarto Mundo, pero paradójicamente no me compro lo de Kirby. Por qué? Porque no soy muy kirbyano, ya tuve suficiente con las BM Vengadores, Thor y Eternos. En ellas encontré un dibujante malo pero con la mayor capacidad para diseñar entornos y pjs que se ha visto jamás y con unas dotes de guionista bastante limitadas y pasadas ya (como que son del siglo pasado!!), que no estaban a la altura de una desbordante imaginación. Así que por eso he pasado de momento de esa cole (si tenéis el BM Thor 34 en ella tenéis mi opinión más desarrollada, pues Fonseca me dedicó todo el correo! Una auténtica lucha de titanes he de decir). Por esa fascinación que tengo por el Cuarto Mundo y por que Simonson es más de mi gusto he comprado Orion.
El tomo cuenta como la madre de Orion le hace unas revelaciones que, de ser ciertas, le obligarían a replantearse su vida, así que busca a su padre, Darkseid, para obtener confirmación. Por cierto, parece que estos hechos ocurren entre números del Cuarto Mundo de Kirby.
A mi W. Simonson me encanta, aunque claro, sólo he leído su Thor, que fue lo primero de supers que compré hará 20 años o así. A aquellos que no lo hayan leído les digo, para que se hagan una idea de su calidad, que es de los pocos materiales ochenteros que Viturtia se ha dignado a reeditar y que además esta preparando una nueva reedición para Panini! Con lo cual, comparar el trabajo de Simonson aquí con lo que hizo con Thor (su mejor obra y casi oro puro), no es justo pero lo voy hacer. La historia de este tomo no tiene mucha trama por lo que esta estirada y aunque comienza de forma interesante, poco a poco se va convirtiendo en una historia convencional donde la utilización de pjs como Los Repartidores la estropean debido a su absoluto anacronismo. Es una historia mínima en la que Orión va de un lado para otro pegándose con el que encuentra, una historia demasiado manida ya por lo que decepciona y más, ya que de Simonson se espera algo mejor. Es que es tan poca cosa que no tengo más que añadir sobre el guión.
En Orión vemos un Simonson con el mismo estilo pero más maduro, esto es más acabado y sólido a costa de una menor frescura. Un dibujo sencillo, un poco deforme, con una ligera influencia kirbiana, dinámico, con una narración muy buena pero sin brío, en parte porque se ha editado a un tamaño menor al concebido por el autor, con una utilización de la onomatopeya sobresaliente, algo que todo dibujante debería de aprender y una gran habilidad para componer cada viñeta y la página entera. El último número (que parece uno del mes mudo de Marvel) es paradigmático del tomo. Es una pelea entre Orion y Darkseid, si lo comparamos con ese mítico número de Simonson y S. Buscema de la pelea de Thor con Jormungard, vemos que Simonson por el camino ha perdido emoción y ha ganado en seriedad. Salvando las distancias, me parece un precursor de Romita jr.
En resumen, un guión convencional, sencillo y muy estereotipado, con un dibujo superior a este, pero que no llega a mejorarlo. Por lo que el resultado final no es más que otro cómic que sólo gustará a los aficionados de esos pjs.
La edición de PdA acorde con su costumbre, avisa que deja para el mes que viene las portadas y utiliza un color apagado, que igual es el del original, pero a mi me sorprendería que fuese así.
Mi valoración final es que es un tomo totalmente superfluo (será así el resto?), por tanto sólo apto para fans de Simonson o el Cuarto Mundo. En el tomo no hay nada que invite a seguirlo, ni una trama interesante, ni un trabajo espectacular, ni nada, lo cual me plantea un conflicto interior. La termino por que es 1 de 5, ya que me molesta tener por ahí algo suelto tan cerca del final? Pero es que son 7.5, con eso puedo comprar otro/s cómic/s que me llene/n más ... En fin, no sé, ojearé el siguiente número y decidiré, pero de momento os digo que si no os sobra el dinero, no lo empléis en esto. Desde luego llamarlo clásico es una exageración (por lo menos por ahora).

12.6.06

Critiquita 64: JLA/JLE nº 4, varios, Planeta DeAgostini 2006


Nuevo número de esta colección que evidencia el esfuerzo de PdA por cumplir su compromiso de publicar mensualmente esta colección, lo cual le honra.
En este tomo tenemos por fin, el nacimiento de la JLE y así a partir de ahora tendremos dos colecciones en un mismo tomo, un poco lioso pero bueno, seguramente por separado no tendría viabilidad editorial. En este tomo se retoma el tema de Byalya. La Reina Abeja por medio de diferentes maniobras (una distinta casi por número) intenta destruir a las 2 JL.
De nuevo a los guiones seguramente el mejor tándem que ha visto el género superheroico: DeMatteis y Giffen. Aunque este tomo es el más flojo de los publicados hasta ahora, cosa normal, siguen con su buen hacer sobre todo a la hora de contar aventuras, puesto que el humor sigue brillando por su ausencia, sobre todo en este tomo. No obstante, la historia "Al otro lado de la habitación ..." es lo más gracioso que he visto de momento en la colección, genial Blue Beetle acosando a WW, muy gracioso la irrupción de los khunds e hilarante el test para entrar en la JL (brillante el chiste del partido comunista). En fin, aunque el nivel ha descendido un poco, cosa normal, ya que mantener un estándar de calidad regular es imposible, los guionistas siguen contando historias interesantes, moviendo muy bien los personajes y buscándoles las cosquillas con lo que consiguen un producto muy entretenido lleno de diálogos que es lo mejor que PdA publica ahora mismo de DC. Otra cosa a resaltar de la labor de estos grandes guionistas es que, ahora que tengo la oportunidad de leer estas colecciones, me doy cuenta de que han influido mucho en el género. En estos 4 tomos encuentro fácilmente argumentos versionados por Busiek en sus Vengadores, por Morrison en su JLA y por Bendis en sus LNV, todo lo cual añade valor a esta colección y la convierte en algo imprescindible para los aficionados del género.
3 dibujantes se encargan del tomo. Maguire hace un buen trabajo con sus virtudes y errores habituales. A destacar la irrupción de los khunds como un trabajo magnífico de narración y expresividad. Templeton tiene un dibujo sencillote y limitado pero con amplios recursos narrativos que salvan un poco sus números. También, es un buen ejemplo para ver lo que ganan los guiones de DeMatteis y Giffen con un buen dibujante como Maguire, una buena forma de medir la gran labor de aquel dibujante. De la JLE se encarga un tal B. Sears que preludia el estilo de los 90 pero con unos pjs vestidos de forma muy ochentera. Hoy en día sus cómics se ven anacrónicos porque son pjs noventeros vestidos a la moda de los 80. De todas formas, con su estilo particular de proporciones superheroicas, figuras espigadas y una más que aceptable dominio de la anatomía y de la expresividad (más de los cuerpos, que de las caras) consigue que no se eche mucho de menos a Maguire. En fin, a mi me parece una buena elección para encargarse de la JLE.
La edición de este tomo es peor que la anterior. Se abandona lo de las portadas al principio de cada número y se meten en una galería en pequeño, en tríadas y tapándose unas a otras, un despropósito total. Pero el error más grave que espero que se corriga es, que la portada es transparente!! La cabeza blanca de Metamorfo deja ver las letras de la página posterior!! Bueno que las páginas interiores sean levemente transparentes pero la portada nunca, cojones. Supongo que ha sido intentando recortar gastos, no sé si para aumentar beneficios o para seguir manteniendo precios populares, pero os habéis pasado, ese no es el gramaje adecuado.
Bueno, pues eso, un nuevo tomo de una de las mejores (por no decir la mejor) colecciones de supers que hay ahora en el mercado español. Un clásico de verdad, con este tomo se me han despejado todas las dudas que tenía al respecto, que merecía una edición más cuidada, pero esto es España.

2.6.06

Videados 12: Snatch, cerdos y diamantes, G. Ritchie, 2000

Para mi, Snacth es un PELICULÓN. Tiene algo que me subyuga y me fascina hasta tal punto que, en cuanto la pillo en la tele, no puedo evitar quedarme a verla independientemente del momento en el que esté. La he visto 3 veces entera y no sé cuantas empezada, me la sé casi de memoria pero me sigue dejando clavado en el sillón en que cuanto aparece.

La película está compuesta por varias historias paralelas que giran en torno a un diamante y por ello, se cruzan y se descruzan entre ellas sin que los personajes sepan todo lo que está pasando. Es una comedia de enredo, nada familiar sino en la línea de Ocean´s eleven o El golpe pero en plan posmoderno y macarra a lo hooligan, ambientada en el mundo de la delincuencia londinense.

Me gusta todo en esta peli. Aunque reconozco que no es ninguna joya del 7º arte y seguramente el tiempo se cebará con ella, es innegable que es un obra de un acabado impecable. Es como una obra maestra medieval. Es decir, no es una obra arte pero reúne todos los requisitos para considerarla perfecta.

Todo en esta peli está a un buen nivel. La pieza fundamental es el estupendo guión. Es sólido, está bien desarrollado, nunca se complica ni complica, y encuentra la risa a través de personajes absurdos y situaciones acordes con ellos más que a través de chascarrillos y gags (aunque los hay y generalmente buenos). En suma, es un guión original y gamberrete bien administrado que sabe ser muy interesante a pesar de no ser un argumento novedoso o contar con personajes únicos al ser sorprendente e inesperado. Siempre está por delante del espectador de modo que este ve la peli con interés. En fin, un guión cinemtaográfico muy bien hecho que sabe captar y mantener al interés a la vez que ofrecer espectáculo visual. Con un guión tan bien hecho el resto es más fácil. Los personajes bien definidos y un casting impecable hacen que los actores encajen perfectamente en su papel. La dirección también es muy competente. Clara, precisa, espectacular y dinámica cuando es necesario (los combates de boxeo por ejemplo). Para terminar y hacer más potente el conjunto, una magnífica banda sonora que encaja como un guante con la peli y que en las escenas clave. Añade más emoción y fuerza, como debe ser.

En fin, Snatch es una gran peli entretenida, diferente, plagada de personajes absurdos y delirantes y por ello carismáticos, destaco el gitano (B. Pitt) genial y brillante, mi superhéroe favorito, me gustaría ser él, un personaje casi mudo (no sé como es en V.O. pero en castellano a los gitanos apenas se les entiende y menos a él) pero con tanta presencia que acaba dominando la peli, y absurdas y sorprendentes situaciones que no decaen en ningún momento y con un gran y redondo final, como deben de ser los de una comedia de enredo. Eso sí, es sólo para hombres. Snatch es de esas peli en las que los personajes femeninos brillan por su ausencia y la sensibilidad y el romanticismo nunca aparecen. 

1.6.06

Relecturas XVII: Fábulas y Reflejos, N. Gaiman y varios, Zinco 1994

Aquí estamos ante los números que más me han gustado de Sandman. A mi lo que más gusta del trabajo de Gaiman en esta serie, son sus historias cortas, sus cuentos modernos en que se mezcla sabiamente erudicción e imaginación y para mi, estos cuentos que componen "Fábulas y reflejos" son los mejores.
El primer número es mi favorito, pues contiene las dos historias que más me gustan de toda la serie, (la de veces que las he leído). Estas historias son el mejor ejemplo del porqué me gusta la serie. Son dos historias magníficas y brillantes. Históricas, pero no a lo jolibudiense, sino a lo británico, es decir, con mucho respeto y erudicción. La primera ocurre en la Revolución Francesa, en ella con tanta cabeza decapitada se ha perdido la de Orfeo y claro, hay que buscarla. En la segunda es un día especial en la vejez del emperador Augusto. En fin lo dicho, maravillosas, fascinantes y geniales historias que a pesar de la imaginación vertida en ellas la Historia no se ve alterada, y eso es para mi lo mejor, la capacidad de hacer grandes historias sin tener que cambiar continuidades o inventarse pjs. La siguiente historia, también bastante estimable, es la biografía del emperador Norton, le sigue otra buena historia, un cuento como los de antes, como los de Grimm o Andersen con moraleja y todo, que versa sobre un hombre lobo. 3 historias más completan "Fábulas y reflejos", una sobre Marco Polo, otra que ocurre en la Casa de los Secretos y la última, que recoge un pacto entre Sandman y Harun al Raschid, que ya no son tan buenas.
Para mi este es el momento culminante de la colección. Hasta el momento los guiones de Gaiman iban mejorando en calidad, a partir de estas historias, para mi gusto, el buen hacer de Gaiman va declinando, al principio de forma imperceptible, hasta llegar a los últimos números que me parecieron malos (aunque como hace años que los leí, igual cambio de opinión). De todos modos, aún no estamos en ese momento. En "Fábulas y reflejos" tenemos al mejor Gaiman de todos los tiempos y el mejor ejemplo de porqué Sandman es ya un clásico del cómic. Grandes y originales historias, magníficos diálogos que te atrapan, una desbordante creatividad basada en una británica erudicción y un buen conocimiento de la condición humana, en fin, no sé explicároslo en palabras o describirlo. Gaiman aquí hace un brillante y cautivador trabajo de autor que merece ser leído.
Cada historia es dibujada por un profesional diferente. La primera es de S. Woch, un buen dibujante realista y sencillo, excesivamente frontalista pero que hace un buen trabajo, la siguiente es de B. Talbot, un dibujante realista y frontalista pero más limitado que el anterior, que hace un trabajo honesto que desluce un poco él magnífico guión de Gaiman, le sigue S. McManus con una historia que se ajusta a su peculiar estilo redondo y limpio, después tenemos a D. Eagleson con un dibujo realista un poco limitado pero que defiende muy bien el guión de Gaiman, le sigue un particular J. Watkiss con un estilo fantasioso, sencillo pero complejo de figuras espigadas y buen narrador, quizás el mejor hasta ahora, le sigue una J. Thompson con su estilo sencillo, delicado y femenino pero demasiado limitado para un número de Sandman y termina P. C. Rusell, fantasioso, sencillo y sensual, bastante evocador lo cual hace que complemente muy bien a Gaiman.
Recomiendo "Fábulas y reflejos" como lo imprescindible de Sandman, sino queréis toda la cole, al menos esta parte si hay que tenerla. Son grandes historias que harán disfrutar a cualquiera que le guste leer y que nunca se agotan por mucho que las leas, lo cual demuestra su magistralidad. En fin, cuentos como los clásicos, que nunca aburren pues son inmortales, a cada generación le sigue gustando no importa el tiempo que pase, ni lo que cambie el mundo. Como se dice hoy en día un must have.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog