26.2.15

Critiquita 433: Marshal Law: Tribunal Secreto, P.Mills y K. O´Neill, DC-ECC 2014


A pesar de que me habéis demostrado que Marshal Law no interesa voy a escribir sobre él. Es puro completismo. Con esto termino todo lo que hay en Cómic de él. Quedan fuera 3 crossovers que ni tengo ni he leído ni se reeditarán.


La recopilación que ha editado ECC termina con un epílogo de P. Mills, el guionista. En él dice que el personaje podría volver, improbable porque lleva más de 15 años sin aparecer, O´Neill está muy entretenido con la Liga de los Hombres Extraordinarios y aquel es del 2012 y desde entonces nadie ha dicho nada. También, lo importante, que ha usado a los superhéroes para atacar a los falsos héroes, aquellos que el poder designa como tales pero, como más tarde se descubre, no son más que mentirosos, ladrones o pervertidos. Estoy contento de haber pillado la Luna pues en general la gente se ha quedado con el dedo, se toman los cómics de Marshal Law como si fuesen una despiadada burla de los superhéroes. Por ejemplo Mills dice que a sus compañeros guionistas de la época no les gustaba los susodichos por eso. Después añade que los editores no tenían problemas. Cómo es el dinero; y la ingenuidad de Mills, que cree que es porque apreciaban lo innovador y lo sarcástico. Marshal Law no es una despiadada burla de los superhéroes, aunque lo sea, lo que ocurre es que estamos hablando de cómics, Mills es un tío que se gana la vida como guionista de cómics sin tratar con superhéroes lo cual en el mercado anglosajón es difícil, y de que en cierto sentido ellos son falsos héroes pues ni se enfrentan a problemas/villanos de verdad ni realmente se puede decir que se arriesgan ya que tienen poderes. Así, tiene todo el sentido vestir de superhéroes los ataques al falso heroísmo. Por tanto tenemos que en la miniserie se criticaba las guerras imperialistas yankis modernas, en el 1º one shot las Black Ops y en el 2º los grandes empresarios.

En este tomo, que continúa la historia de zombis del anterior, se disfraza de superhéroe conservador y patriota de los 40 de DC, olvidando tanto la época como que eran infantiles, la crítica a la hipocresía yanki cuando se trata de dinero. No hay problema en no respetar la moralidad o en tratar con el enemigo. Lo que le interesa a Mills en esta muy floja historia es revelar que en los 40 EE.UU. tenía 2 caras. Por un lado combatía al Eje y publicaba cómics patrióticos y por el otro comerciaba con los nazis. Lo que pasaba es que un Estado nunca tiene una sola mente y que muchas ideas nazis ponían a la élite occidental de aquella época, el hacer negocios con los nazis era algo sólo al alcance y del interés de la élite yanki, pues después de todo el racismo, el anticomunismo, el antiprogresismo y el autoritarismo son ideas que permiten conservar el poder y el status quo. De esta forma esta historia es una suerte de preludio de La Liga de los Hombres Extraordinarios pues usa la ficción y la publicidad de una época para criticarla y tiene algo en común con Watchmen pues es una lectura crítica del género superheroico de los 40. La siguiente y última historia de este tomo que lleva su título es un díptico que para criticar, creo, el uso de la ficción juvenil para lavar el cerebro de la juventud para producir héroes que se sacrifiquen por el status quo, toma como blanco de las bromas a La Legión. También le cae algo a los mutantes de Marvel sin duda por ser su ficción juvenil más potente en aquella época y porque permiten a Mills criticar la adoración a la tecnología (el guionista inglés es un tío interesado en la psicología y los mitos). El esquema de la historia está sacado de la peli Alien. Aquí parece que hay una pauta. Cuando Mills no tiene muy claro que exceso del poder criticar, coge una peli de Terror como base. En el epílogo son mencionadas todas las historias para aclarar qué critican excepto la historia de zombis del anterior tomo y esta. No obstante la copia tiene más interés que la historia que le precede, Super Babilonia, por la acidez con que trata otra doble cara yanki: la asexualidad y el erotismo. Los cómics de superhéroes son fundamentalmente asexuales, pocos personajes tienen relaciones sentimentales, ninguno habla de sexo y, por supuesto, no hay desnudos sin algún tipo de censura, PERO las mujeres son físicamente hiperfemeninas (tetones, caderas prominentes, culos redondos, melenas y piernas largas), usan o ropas ajustadas o sexis y marcan pezones (en los 90, la época de Marshal Law, era norma, ahora es una opción personal que pocos dibujantes, los influidos por los 90, eligen) y la obsesión por la pelea y las armas fálicas grandes está claro que tienen algo de sexualidad heteromasculina. Así, es lógico que Marshal Law se acabase aquí. Era pura exploitation. Lo único que hacían Mills y O´Neill era repetir lo que habían hecho en la interesante 1ª miniserie. Tanto los temas como los chistes. Siendo incapaces de ver en Marshal Law algo más que un vehículo para vomitar su ira es natural que sus autores fuesen incapaces de desarrollarlo o de darle entidad. Así pues les honra que lo dejasen. Era muy probable que las continuaciones careciesen ya del mínimo exigible tal y como la historia de zombis alertaba.

No obstante el trabajo de O´Neill en Marshal Law es sobresaliente. Su expresionismo cubista, su fértil imaginación y agudo ingenio (consigue trascender su labor de dibujante metiendo grafitis, "publicidad" y lemas en las viñetas) no degeneraron como los guiones. Él es el principal interés y la principal atracción de Marshal Law. Su audacia y su capacidad para dibujar cualquier cosa a pesar de usar un estilo grotesco hacen divertido y sorprendente leer unos guiones demasiado obsesionados con la crítica y la parodia hasta el punto de ser crueles pues no están moderados contextualizando, en su época y en su función, lo que critican y parodian. Sin embargo, el estilo de O´Neill es una arma de doble filo para Marshal Law. Es tan grotesco y atrevido que radicaliza cualquier cosa que represente de modo que la crítica y la parodia de Mills acaban resultando excesivas, y por tanto más irracionales que racionales, lo que mina la seriedad y la credibilidad de los guiones. Con O´Neill cualquier crítica se convierte en gamberrismo así que es comprensible que Marshal Law se quemase tan rápido. 7 años solo, de 1987 a 1994 (2 crossover suyos son posteriores pero lo único que demuestran es lo quemado que estaba). Seguramente dado que sus ataques son realmente al neorepublicanismo yanki, también influyó el que estos a partir de 1993 dejaran de gobernar en EE.UU. (Tribunal Secreto se hizo al principio del 1º mandato de Clinton, cuando aún no estaba claro que un demócrata moderado es lo mismo que un republicano blando). 

Así pues un 3º tomo que, aunque pura exploitation pues toca la misma canción de nuevo, es entretenido. La ferocidad de Marshal Law por los agresivos dibujos de O´Neill y el atrevimiento de Mills resulta gratuita pero hace tragable una historia simple y copiada al incidir burlescamente en los aspectos que los superhéroes siempre omiten. Por tanto no es un mal final para un personaje que tiene cierta relevancia en el Cómic por ser crítica al poder (en el fondo Marshal Law no es más que rebeldía antiautoritaria: los superhéroes parecen provenir de las clases medias y altas y promover valores conservadores protegiendo al establishment escribe Mills en el mentado epílogo) y a la vez mainstream, así pues, lectura imprescindible para el aficionado a los superhéroes. Para pillar los chistes en su totalidad es necesario saber bastante sobre ellos.

19.2.15

Critiquita 432: Liga de la Justicia 3000 nº 1 y 2, K. Giffen, J. DeMatteis y H. Porter, DC-ECC 2014-2015


La premisa de esta nueva serie de superhéroes, nunca mejor dicho pues es de las pocas que actualmente se publica cuyo concepto se creó ayer, es que en el futuro lejano del Universo DC, mil años, los terrestres han decidido recrear con su avanzada ciencia a los famosos y legendarios superhéroes del siglo XXI porque su considerable progreso, se han expandido por el Universo y creado una sociedad bastante guay, no ha evitado que parte de ellos hayan caído en las garras de 5 seres superpoderosos locos y crueles y los otros estén permanentemente amenazados por estos, pero, como todos los planes científicos, la cosa no ha salido bien. El ADN que conservaban estaba corrupto de modo que las reencarnaciones (nunca mejor dicho) de los 5 principales superhéroes DC, Batman, Superman, Wonder Woman, Linterna Verde-Hal Jordan y Flash-Barry, ni son tan poderosas como antaño ni conservan todos sus recuerdos. Así, por ejemplo, Superman no recuerda a Clark, Batman es menos oscuro porque no recuerda el asesinato de sus padres y Wonder Woman es una guerrera sin bondad. Esta idea supone que la Tierra principal de DC, de momento, no tiene Legión de Superhéroes pues el siglo XXXI es el suyo y por aquí no aparecen ni ellos ni su futuro. Una pena porque ese supergrupo ha dado tardes de gloria y es muy importante para el género superheroico. El hecho de que los enemigos de esta futurista encarnación de la LJ recuerden a los 5 Fatales, un supergrupo archivillano de la Legión de Superhéroes, viene a confirmar lo que DC no ha dicho: ha criogenizado la Legión. En fin, la Liga de la Justicia 3000 se ha aprovechado de que a la Legión de Superhéroes la han mandado a Sevilla... La cosa por tanto es chula, bastante diría yo, pues tenemos unos superhéroes conocidos distintos a como son, un grupo disfuncional y poco poderoso enfrentado a unos despiadados seres superpoderosos, un futuro de Ciencia Ficción para explorar y la posibilidad de recrear cualquier superpoderoso de DC. A lo que hay que añadir la ventaja de la libertad autoral, al situarse en un futuro tan lejano esta cole es casi Otro Mundo de modo que el inmovilismo apenas tiene poder sobre ella.


Por tanto la teoría es chula, pero la práctica lo es? Los Superhéroes no son un ámbito profesional que proporcione un trabajo estable y duradero, por ello, que Giffen y DeMatteis aún sigan escribiéndolos tras 30 años (casi nadie que empezó con ellos está ahora en Marvel o DC) prueba sobradamente que son buenos profesionales (y empleados) y que aún no están decadencia, así que son un valor seguro tanto para los clientes como para los jefes. Por eso y por la premisa de la serie estoy aquí. Así pues decir que está cole está bien guionizada es casi algo de Perogrullo. Lo mismo decir que ofrece entretenimiento y lectura debido tanto a la verborrea que los ha hecho prestigiosos en el género como a su edad, su estilo es de otra época, es decir, un guión suyo equivale a 3 de Bendis. Giffen y DeMatteis no dejan viñeta sin globo y usan la palabra como motor narrativo por lo que nada delegan en el dibujo de modo que este se limita a servir al guión. En ese sentido este seguramente sea el título de superhéroes que ofrece más lectura de los que se publican hoy. Quizá sí sea novedoso decir que esta pareja ha decidido no repetirse. Esta cole no es un intento de explotar su obra más celebre, una sitcom de la Liga de la Justicia. LJ3000 tiene en común con aquella que su supergrupo es disfuncional y que sus miembros son tarados y no muy poderosos, pero no hay sitcom. Si bien la cosa ni es seria ni es oscura. Por tanto, la práctica bien PERO. Las pegas que yo pongo al trabajo de Giffen y DeMatteis son varias. La 1º, el inmovilismo de la serie. Hoy en día las cosas van muy rápido y es casi imposible que una cole, sobre todo sin pasado, llegue a su 3º año, aunque es cierto que esta cole usa personajes populares y se dirige al aficionado duro, aquellos para quienes Hal Jordan y Barry Allen son los auténticos Linterna Verde y Flash, así que creo que, ya que la serie tiene mucho potencial y libertad, debería ser más dinámica. Teniendo la posibilidad de traer una versión de cualquier superhéroe de DC sin tener la necesidad de conservarlo, que en 8 nº sólo hayan traído a Firestorm, que tampoco es que sea la alegría de la huerta, me parece muy pobre. Lo mismo que el que una misma aventura dure más de 2 tomos. En esto Giffen y DeMatteis demuestran que se han adaptado a los tiempos actuales. La 2º, apenas se incide en el vértigo temporal, cultural e identitario de los protagonistas. La 3º pega y última, los villanos son demasiado clichés. Que sean brutales, chalados y egoístas resulta a estas alturas aburrido y se contradice con su deseo de un imperio galáctico. Si pueden hacer todo lo que les de la gana, de ahí que desde la perspectiva humana parezcan locos, por qué gobernar? En fin, es una pena que, teniendo todo el futuro y no teniendo continuidad que respetar y ninguna cole (peli o serie de tv) que los limite, Giffen y DeMatteis en 8 nº se hayan dedicado a dar vueltas sobre lo mismo, que además es un tópico. Lo que hasta ahora han contado se podía haber hecho de forma más breve sin menoscabar la calidad. 

Porter, sustituido puntualmente en el tomo nº 2 por un competente aunque tosco Bemudez, es el dibujante regular de la serie. Es un tipo torpe al que no se le da bien la gestualidad, algo necesario para ilustrar los guiones de unos guionistas que se caracterizan por ser verborreicos y que hacen dialogar mucho a sus personajes, pero competente, muy trabajador y entusiasta, debe ser el único en el mainstream que realmente le encanta dibujar pues el tío se curra mucho los fondos a pesar de que lucen poco ya que Giffen y DeMatteis le hacen la puñeta metiendo muchos globos, y bueno en la Ciencia Ficción. No es que sea un genio, el tío es bastante convencional, por otro lado lo que busca una major, pero es bueno con la arquitectura futurista, la tecnología, la moda y las especies. Así pues, y gracias a un muy buen colorista, el apartado gráfico es bueno con el hoy raro valor de la estabilidad. Acostumbrado en Marvel a que cada nº lo dibujo alguien diferente, el que esta cole tenga un dibujante regular, competente además, es un plus. 


En fin, el comienzo de LJ3000 es interesante y entretenido pero peca de lentitud, en ese caso el pecado es más grave dado que tiene más libertad que cualquiera de sus compañeras, y de verborreísmo, no está desarrollando su potencial y sus autores no están bien sintonizados, así que creo que es insuficiente. La serie tiene mucho potencial y el que se convierta en una versión nueva de la Legión es chulo por lo que el hecho de que se limite a cumplir, con solvencia eso sí, no justifica su seguimiento. No hay que ser conformistas o borregos. Hay que buscar lo mejor cuando eso es posible y esta serie puede estar mejor porque Giffen y DeMatteis pueden ser más dinámicos y armonizar mejor con Porter, que es el que mejor lo está haciendo.

16.2.15

Superhéroes, empollones, estereotipos y mazmorreo


Del Imposibles Vengadores nº 21 de Panini (anual 1 EE.UU; de él también salió esto)

Es frustrante que el rolear siempre se reduzca a jugar al D&D. No todos los roleros somos mazmorristas!

Alguna de las formas de esos dados le recuerda a alguien la cabeza de algún sujeto?



11.2.15

Critiquita 431: Dossier Negro, A. Moore y K. O´Neill, Top Shelf-Knockabout-Planeta 2014

Por fin podemos contar con la pieza del puzzle que nos faltaba. 6 años después podemos dejar de tener un hueco, grande, en la continuidad de La Liga de los Hombres Extraordinarios. Este "Dossier Negro", parte cómic, parte prosa, surge de la necesidad de Moore y O´Neill de explotar su creación. No es una historia que estuviese pensada sino que dado que iba pasar tiempo entre la 1º parte de la LLHE y la 2º había que hacer algo para tener ingresos mientras tanto, y también contentar a los fans así como mantenerlos calientes. A Moore se le ocurrió que ese algo podría ser todo el material surgido de su basto proceso de documentación para hacer LLHE. Así, decidió publicar todo lo que un escritor elabora para una obra pero que no necesariamente va en ella. La historia anterior al comienzo del relato y las biografías de los personajes principales normalmente es lo que es ese material, pero cuando hablamos de Fantasía hay que añadir la cronología, los mapas y todos los detalles sobre los países y culturas que el autor ha imaginado. Todo ello no suele aparecer en las obras pero es necesario para que el autor no se despiste u olvide y para ayudarle a dar forma, solidez y verosimilitud a la historia fantasiosa que quiere difundir. En el "Dossier Negro" tenemos todo eso, pero dado que Moore ya tenía mucho relato avanzado cuando decidió publicarlo, lo que contiene no se limita hasta los momentos anteriores del inicio de la 1ª miniserie de LLHE sino que llega hasta a 1958, por lo que sobrepasa a la 2ª miniserie y la 1ª parte de la 3ª, que en el momento de aparecer esa obra en el mundo anglosajón estaba todavía por publicar. Así, este "Dossier Negro" es a la vez prólogo y continuación de todo eso por lo que ayuda a comprenderlo ya que añade información.
DOSSIER-NEGRO
Lo 1º que hay que tener en cuenta es que toda esa información metaficcional Moore la ha convertido en ficcional. Así, el "Dossier Negro" no son extras. No es simplemente la reproducción de las notas del autor. Es un relato, pero no uno escrito por el autor destinado a su público sino "escrito" por los personajes de ficción para sus compañeros. Así, en cierta forma, es una obra coral y sesgada pues no se nos transmite la información directamente sino a través de la subjetividad de sus "autores". Esto es lo que hace que sea una obra híbrida, parte cómic, parte prosa, y variada. La parte de prosa son los informes redactados por distintos agentes secretos (recuerden que los miembros de la LHE son agentes de una agencia de inteligencia) o testimonios redactados por testigos de las hazañas de la LHE. En estos últimos Moore hace el ejercicio artístico de imitar estilos de otros escritores, que es parte juego, parte homenaje y parte interés narrativo: reforzar la ficcionalidad  y la "historicidad" del Dossier pues el tema de LLHE es lo real que es lo imaginado. Así, emula a Shakespeare, a Woodhouse (un autor desconocido por aquí) y a Kerouac, por lo que sé bastante bien. Esta es la razón de que el Dossier sea tan complejo: diferentes tipografías, diferentes estilos, diferentes documentos. La parte de cómic principalmente es una narración al uso, es decir, Moore y O´Neill nos cuentan las peripecias de Allan, Orlando y Mina, los únicos miembros de la LHE victoriana vivos y en activo en 1958. El problema de que la información metaficcional esté bien integrada en la ficción lo solventa Moore  mediante el simple truco de crear el famoso Dossier Negro. Un documento de ficción como el Necronomicón que es el expediente en el cual la agencia de inteligencia de la Gran Bretaña de LLHE mete toda la información que consigue sobre las LHE que ha habido (recuerden: la barroca comandada por Prospero, la deciochesca comandada por Gulliver y la victoriana comandada por Mina, la más exitosa; también se nos cuenta que hubo una a después del final de la 2ª Guerra Mundial pero que sólo consiguió durar 1 año). Así, Moore convierte la metaficción en un objeto de ficción para poder informar de forma ligera y entretenida. Es, por tanto, una forma de superar de alguna forma sus pesadas notas de From Hell. Así, a la vez que Mina y Allan leen el Dossier, nosotros lo leemos también enterándonos, por tanto, a la vez que ellos, del origen, objetivo y desarrollo de las LHE.
La intención de Moore con LLHE (ahora que caigo hubiera sido más exacto decir caballeros a pesar de que en castellano esa palabra hoy en día remite más a guerreros medievales que a señores de una sociedad clasista) es integrar toda la ficción anglosajona en un mundo con su propia historia con la intención de revindicar la imaginación humana. Así, lo que ha hecho es apropiarse de toda la ficción anglosajona para darle la forma que él quería. Por ello no se pueden considerar a los personajes que salen en LLHE como nuevas apariciones de estos sino como versiones alternativas, por ello personales y originales. Moore no roba o copia sino que usa creaciones populares de una época para hablar de aquella y de la nuestra, sólo en la posmodernidad Mina puede ser líder y aventurera,  pues muchas siguen vigentes. Esto es vital entenderlo para poder seguir la obra. Por otro lado esto es todo lo que hay que saber. No es necesario conocer ni siquiera la mitad de todas las referencias y citas que Moore y O´Neill hacen en LLHE. Ni es vital para seguir el relato y ni para comprender las intenciones de los autores. Eso simplemente es un extra, un divertimento, un juego, un pasatiempo al que nosotros por edad y nacionalidad no podemos entrar, LLHE es muy inglesa y muy generacional por ello en realidad sólo los ingleses de la edad de Moore tienen la posibilidad de pillarlo todo, por lo que no nos debemos obsesionar con ello. Eso es un árbol y LLHE es un bosque. Para entender la obra no es necesario estar familiarizado con la ficción anglosajona en sus múltiples formas (que se remonta hasta el siglo +XI fecha de redacción del célebre poema de Beowulf que, si no estoy equivocado, es la obra de ficción anglosajona más antigua citada por Moore) que surge de la grecolatina (lo cual nos lleva a rebajar las fechas al -VIII a cuando se redactó la Ilíada, la 1º obra de ficción escrita de la cultura europea y por ello la más antigua de las citadas en el "Dossier Negro") y recibe influencias extranjeras de ahí que aparezcan en LLHE Quijote y personajes y elementos de Verne así como del expresionismo cinematográfico alemán entre otras ficciones no inglesas. Por ello no hace falta conocer a Godofredo de Monmouth, Shakespeare, Verne, Haggard, Stevenson, Wells, Lovecraft, Orwell, Burroughs y Moorcock, por otro lado leer algo de ellos no hace daño a nadie, por citar sólo las fuentes principales de Moore en el Dossier, a los que hay que añadir, ya que el siglo XX es el siglo de los espías y estamos hablando de documentos secretos, a Flemming y a G. Green, los autores ingleses de novelas de espías más populares de la 1ª mitad del pasado siglo XX.Tener conocimientos de algo siempre ayuda, pero Moore es un gran narrador, aunque elitista y adulto, por lo que siempre se asegura de dar a su lector toda la información que necesita para entender lo que él quiere contar. Si no, para qué hacerlo?
En ese aspecto lo que revela el "Dossier Negro" es el panorama donde se inserta la LHE victoriana. Comienza combinando el Génesis con los mitos de Cthulhu para dar una explicación, no necesariamente exacta (bastante parecida a la ambientación del juego de rol de culto Falkenstein), del porqué existen hombres extraordinarios y continúa con la vida de Orlando, que nació un poco antes de la mítica Guerra de Troya, porque es la forma que ha encontrado Moore para contar toda la cronología del mundo de LLHE. Importante porque revela que ha habido otras ligas: la de los guerreros aqueos que atacaron Troya (-XII), la de los caballeros de la Tabla Redonda (+V) y la de Robin Hood (+XII) así como muchos hombres extraordinarios, como el mentado Beowulf, y para demostrar que estos siguen ciertas constantes que les convierten en arquetipos, por ejemplo siempre hay un tío muy fuerte y violento (Ayax, Lanzarote, Hyde...) y otro muy astuto y mentiroso (Odiseo, Robin Hood, el Hombre Invisible...), y que estos siempre tienen un carácter ambiguo o caótico por su condición de híbrido por lo que más que héroes, plural de una palabra que hoy tiene un carácter bondadoso pero que no era así en los tiempos ancestrales, son extraordinarios. De ahí que Moore los escriba más salvajes que los originales. También nos cuenta que el origen de la las LHE modernas tienen su origen en Isabel I de Inglaterra, que en el mundo de LLHE tiene algo de hada, para mediar entre 2 mundos, el metafísico y el físico. De este modo, tras leer el "Dossier Negro", podemos comprender mejor a las LHE para poder pasar al siguiente nivel, la 2º parte de LLHE, más complejo: que el mundo de la LLHE está conectado al nuestro, lo cual sugiere que para el mundo de LLHE el mundo metafísico es el nuestro, que es el tema de "Century", que al haberlo leído antes aquí nos sonó un poco a chino ya que nos saltamos un paso y Moore es un tipo muy ordenado. Por tanto, el "Dossier Negro" es una lectura imprescindible para seguir LLHE, lo que compensa su origen fenicio.
En él Moore está a medio gas como narrador pero lo compensa deleitándolos con su saber, creatividad, audacia, inteligencia y talento. La historia de la Allan y Mina es funcional y sencilla pero el objetivo del "Dossier Negro" no es su historia sino su metahistoria, y en ella Moore está sobresaliente pues su forma de unir la ficción anglosajona y darle un aspecto coherente y sólido para poder contar una historia que revindique la imaginación y la Fantasía como motores de la humanidad, es genial, si bien no es un relato. O´Neill está perfecto como siempre con su estilo surgido de la unión del expresionismo y el cubismo. Es grotesco pero capaz de dibujar cualquier cosa rápido y claro por lo que es uno de los pocos capaces de afrontar el inmenso trabajo de dibujar esta historia tan compleja por desarrollarse en diferentes épocas y a través de distintos géneros y necesitada de un aspecto singular para diferenciarse de sus fuentes de inspiración, si bien la mayoría son literarias.

La edición de Planeta está al mismo nivel que estos autores pues no la caga editando esta compleja obra. Traducirla debe haber sido un infierno pero Diego de los Santos triunfa y por ello se merece salir del anonimato, la serie tiene muchas fuentes pero los rotuladores no se confunden o Planeta simplifica, la obra tiene un complejo diseño que los maquetadores reproducen sin problemas y las páginas en 3D están bien. Por tanto, la edición de Planeta no tiene erratas ni errores y por ello se me antoja una edición barata por el curro que ha tenido. Hay en el mercado obras del mismo volumen hechas con la misma calidad pero más sencillas de hacer y son más caras y no tienen 3D ni son de Moore, el mejor autor en activo actualmente. 

Así pues, aunque el "Dossier Negro" es más interesante que entretenido, facilita la comprensión de LLHE, una obra larguísima y complejísima que aún está por terminar por lo que no podemos hacer valoraciones definitivas sobre ella. Ahora lo que toca es leerse todo desde el principio y en orden para poder apreciar la cosa mejor.

5.2.15

Revindicando Dunyayi Kurtaran Adam (Ç. InanÇ 1982)


Esta película es conocida como "la Star Wars turca". Cosa que como todas las breves y rápidas descripciones de algo complejo, deforma más que retrata. Es cierto que esta peli roba muchos fotogramas del rancio film de Lucas, pero no es a la única que roba y también roba música de muchas pelis, en especial de Star Wars y de las de Indiana Jones. Así pues, el mote con el que ha pasado a ser popular en ciertos círculos es impreciso y reduccionista, Dunyayi es más que la versión turca del éxito de Lucas.

Después de decir que es la Star Wars turca siempre se añade que es muy mala, muy incoherente y muy cutre. No es así. Es inefable. Es decir, no se puede describir con palabras por lo que todo lo que se dice de ella es inexacto y subjetivo. Dunyayi es mala, incoherente y cutre sólo cuando le aplicamos el criterio burgués que nos ha enseñado Hollywood, pero ocurre que no pretende cumplir con esos cánones. Dunyayi es delirante y por ello esta más allá de la maldad, la incoherencia y la cutrez así como de la crítica. Hablar sobre ella es un poco inútil. Es algo sólo para tus ojos.


He intentado informarme sobre este esperpento para poder calibrarlo con justicia, pero lo poco que he encontrado es contradictorio y plantea preguntas en vez de dar explicaciones. Dunyayi es tan delirante que es imposible ver a través de ella. No se puede captar las intenciones de los autores ni las condiciones de producción. Sin embargo, hay unos pocos datos que se pueden extraer. Está claro que sus autores no tenían ni un duro, pero parece que eso era lo normal en el cine turco de la época. También está claro que está hecha para consumo interno, si no no se habrían atrevido a robar metraje y música a tutiplén, y que sus artífices conocían el cine de Ciencia Ficción y Aventuras estadounidense de los 15 años anteriores a Dunyayi pues comienza versionando el final de Star Wars, para luego pasar a versionar el comienzo de El planeta de los simios, protagonizada por el inmenso C. Heston, y después, de forma más libérrima, el comienzo de Rollerball para luego, y por fin, volar libre, aunque versionando y pirateando con regularidad. Otra cosa que está clara es que hay algo de soberbia en ella, no lo digo por su descarado robo, sino porque su protagonista, C. Arkin, un actor legendario en Turquía, el Héroe de Acción de allí durante décadas en todo tipo de géneros, es también el guionista que ha titulado su delirio de la siguiente manera: El hombre que salvó el mundo. Este actor tiene toda la pinta de ser una rara avis ya que practica las artes marciales y conoce el cine extranjero siendo nacional de un país provinciano y por entonces marginal. Quizás de aquí nazca ese delirio pues parece que este resulta de mezclar muchas cosas pero sin remover, como si le estuviera haciendo un martini a Bond. Lo último a considerar de Dunyayi es que tiene cierto erotismo, no olvidemos que estamos hablando de un país musulmán que hoy es bastante conservador. Aquí las pocas mujeres, aunque sosas, son jóvenes y guapetonas y van o con minifalda (y se las filma en contrapicado) o en bikini. Así pues estamos hablando de una peli audaz y rara que homenajea a su modo particular la década de oro del cine de Ciencia Ficción estadounidense (y antes, porque uno de los malos es una versión tosca de Robbie, el célebre robot de Planeta prohibido).

video
El Robbie turco haciendo de las suyas. Un cliché del cine pop turco en concreto y del Pop internacional en general es hacer que el malo mate criaturicas adorables. 

Empecemos por desmontar lo de la maldad de Dunyayi. La peli no tiene medios por lo que se hizo rápido y sin rectificar, es decir, sin pensar, pero aún así está bien hecha. El director sabe lo que está haciendo como demuestra la escena en que versiona el fabuloso comienzo de El Planeta de los Simios. Sabe manejar la cámara y el montaje. El problemilla que tiene, además de no tener medios, es que su estilo en general es un tanto rancio ya que remite a la sencillez, estatismo y frontalidad del cine pop de los 30 y 40, a los seriales cinematográficos que homenajean Lucas y Spielberg en sus pelis más célebres, si bien estilísticamente sólo el 1º.  Tampoco está mal interpretada. Su protagonista es mejor intérprete que cualquier héroe de acción más occidental. Es cierto que los extras dan pena, pero que paleto no queda mal en una peli?, así como algún secundario y el villano, pero también que la tradición interpretativa de los actores es diferente, remite más a la tele antigua y al cine mudo. No se puede decir que un intérprete del cine mudo o de la antigua tele es malo. La interpretación del cine mudo no es mala, es exagerada y gesticulera porque los actores no podían usar su voz y normalmente estaban en un plano lejano. La interpretación de la tele antigua no es mala porque sus actores sólo podían usar la cara ya que prácticamente todo eran primeros planos por lo que todo lo debían hacer con la cabeza. Así pues, Dunyayi no es mala, simplemente lo hace lo mejor que puede según sus propias reglas. En todo caso, se hacen montones de pelis al año que son malas por no estar bien dirigidas y/o interpretadas. Así pues, la verdad es que Dunyayi no es peor que la típica peli que se estrena hoy salvo porque ella tiene la excusa de que su presupuesto sólo tiene 2 cifras y que se rodó en 2 días. Así, decir que es mala es decir que es como cualquier peli al uso, y eso es injusto para la peli turca.

video
Homenajeamos los huevos de esta desconocida actriz turca.

Dunyayi no es exactamente cutre. Es pobre. No es cutre porque no quiere abarcar más de lo que puede o pasar por lo que no es. En ese sentido parece más la típica obra de teatro que montan los pueblos con todo hecho en casa o comprado en tiendas baratas y donde todo es buena voluntad y honestidad y se sabe que se cuenta con la indulgencia de público. En ese sentido Dunyayi me recuerda mucho al cine pop mexicano de los 50 y 60, que tengo entendido que continúa. Un cine de andar por casa para un público poco exigente a la vez que poco formado. Hay que tener en cuenta que Turquía es un país rural, pobre y provinciano, mucho más antes, y como ha cambiado eso desde algunos sectores sociales de allí se quiere dar un "giro conservador". Ese es el público al que quieren satisfacer InanÇ y Arkin. Esta peli no está hecha para nosotros, los ciudadanos occidentales que tenemos todas las comodidades, estamos integrados en la mejor área del planeta y estamos empachados de todo tipo de entretenimientos. Así pues, el escaso y penoso diseño de producción es cutre sólo a nuestros ojos, que hemos visto de todo. Dunyayi es para la gente de la Turquía profunda. De ahí que la Ciencia Ficción sea peculiar y esté rodado en un pueblo troglodita de la Capadocia, un lugar no muy diferente al culo del mundo donde creció Luke.

video
Para compensar el alto tono gay de la escena hablamos de mujeres. En Ben Hur, también con el gran C. Heston, no cayeron en ello.

Dunyayi no es incoherente es delirante. En todo caso no hay que olvidar que el cine estadounidense es de por si incoherente. La marca de fábrica del cine posmoderno de EE.UU. son los guiones llenos de agujeros, olvidos, contrasentidos y deux ex machina.  Así que no veo bien que quien tolera y celebra eso critique a esta peli porque le parece incoherente, que además supongo que se hizo sobre la marcha, como muchas pelis de serie B de cualquier nacionalidad (aunque Dunyayi es serie Z fuera de Turquía). Eso quiere decir que no se repasa y todo se adapta a las condiciones de cada día. Por ello sus guiones suelen ser incoherentes. Por tanto, no nos pongamos exquisitos. Dunyayi es tan incoherente como cualquier peli al uso. Además, esa característica no impide que cumpla con lo importante: es fácil de seguir, como las pelis estadounidenses que triunfan en Occidente. Los detalles no casan o se olvidan o se transforman, pero queda claro que Dunyayi relata la lucha del Bien contra el Mal y las peripecias del héroe se pueden seguir aunque no comprender. Por ello esta peli turca, con tiempo y dinero, habría sido mejor. No copia el argumento de Star Wars, en todo caso remite más a la antigua serie televisiva de Galáctica (de hecho los escasos stormtroopers de la peli lucen una versión tosca del traje de los cylon), lo que pasa es que cuenta también un conflicto cósmico. Dunyayi va "del Bien contra el Mal", como dice Triers al final de cada capítulo de su delirante Riget. A hostias ya que sin presupuesto y siendo el protagonista un artista marcial era la mejor opción. Además, al igual que Lucas se basó en los mitos, Arkin también lo hizo con la salvedad de que le salió mejor. En mi opinión porque la Turquía profunda está más cerca de los relatos orales tradicionales que el seudointelectualismo del joven Lucas (acabo de caer que Luke es la forma inglesa del nombre hebreo Lucas). Por ello el componente místico de Dunyayi está mejor conseguido que el de Star Wars. Aquí también el protagonista debe pasar un Viaje del Héroe para demostrar que tiene la humanidad y la capacidad luchadora precisas para conseguir los objetos sagrados capaces de derrotar al Mal, una espada gigante de juguete de color dorado que imita un rayo y un cerebro de plástico pintado de dorado, que el protagonista funde para hacerse  unas botas y unos guanteletes dorados que remiten a esos puños y pies de Hulk o la Cosa a la venta en jugueterías. Y en el cerebro está la brillantez de Dunyayi. Star Wars es escapista. A pesar de que en el fondo está su época, lo nuclear, en esa arma de destrucción masiva capaz de destruir un planeta, al final todo es convencional y vulgar. En cambio Arkin supo ver que todo está en el cerebro. La célebre "batalla por las mentes y los corazones" de los capitalistas y comunistas lo refleja Arkin perfectamente así. El que posea el cerebro humano ganará la batalla cósmica. Así pues, Dunyayi habla más de su mundo y está más comprometido que el entretenimiento infantil de Lucas, que no es más que soma.

video
Asesinando furries.

video
Asesinando furries... Dunyayi es una peli antiDisney?

video
Los FX de la peli. Esto es todo. Pero qué todo!

Por todo esto, aunque Dunyayi es delirante y no está dirigida a mi, en varios aspectos es mejor que Star Wars. Es cierto que Arkin se hace la picha un lío y que es nacionalista, machista y en el tema religioso barre para su casa (después de todo la bomba nuclear es un invento cristiano que amenaza a todos sin importar lo lejos que estén de Occidente, que aún hoy sólo la tiene un estado musulmán mientras que potencias nucleares "cristianas" hay más de 5), por otro lado el cine de Acción estadounidense es nacionalista, machista y cristiano, así que quién puede culpar a Arkin?, pero su componente mítico es más puro y supo ver, no como los estadounidenses, que el éxito no está en la fuerza y en tener armas grandes y poderosas. EE.UU. confunde el dedo con la Luna y Arkin, aunque patán, sabe, quizás porque practica artes marciales, que lo chulo no es tener poderes sino una mente capaz de producirlos.

video
La muerte del monstruo de la peli. A ver quién puede superarlo.

30.1.15

La página gloriosa que lo comenzó todo y su rectificación


Las páginas de este post son de la edición de Clarín de las 1ª 100 historias de Superman, la mejor edición en castellano de las mismas.

Esta es la 1º página de Superman. La 1º página de Superhéroes. La que comenzó todo sin saberlo. Se podrían decir muchas cosas sobre ella pero yo quiero comentaros sólo 3 cosas.

La 1º es subrayar su carácter mítico. No me refiero a que es excepcional sino que es una especie de mito. Los primigenios mitos son sencillos y directos, el arte narrativo no estaba muy desarrollado por entonces. Van al grano y no se meten en describir, en la psicología o en explicar las cosas Lo que quieren contar es lo que ocurrió, no por qué ni cómo ocurrió. Es también lo que hace esta página. De ahí el éxito de esos relatos. Su ambigüedad y vaguedad permiten discutir sobre ellos durante milenios o añadir cosas sin alterar los acontecimientos. Lo que perdura es lo que se presta a la reelaboración o la interpretación.  De la 1º viñeta, también de la 2º, se han sacado y se sacarán cómics enteros porque están preñados de acontecimientos. Para seguir la historia de Superman basta lo que pone en esas viñetas, pero eso no impide que al leerlas a uno le asalten mil preguntas: dónde está ese planeta? Cómo se llama? Por qué se esperó hasta el último momento? Quién es el científico? Quién es la madre? Hay más supervivientes? Así, a las 2 viñetas este cómic ya es un éxito. Aún contándolo todo genera interés y mil historias porque es breve y concreto. En tan solo 2 viñetas Siegel&Shuster alcanzaron el éxito. Crítico.

Es gracioso el final de la página, como los creadores de Superman, unos jóvenes a la vez sabios e ingenuos en aquel momento, quisieron ponerse serios. Vale que eran cómics, despreciados casi como hoy, vale que el objetivo primordial eran los niños, vale que vamos a optar por la Fantasía, pero pongámonos serios. Intentemos ser verosímiles. Hoy en día la explicación científica debe ir entre comillas pero en aquella época la gente era más crédula con estas cosas porque la revolución científica de finales del XIX revolucionó la vida tanto como la de finales del siglo XX, la diferencia está en que ahora somos más cínicos y globalmente menos ignorantes. Durante la Era Victoriana las ciencias habían demostrado como falso muchas cosas que Occidente había aceptado durante milenios de tal modo que se creía que todo era posible ya que el cambio había sido tal que ya no se podía tener certeza de nada. Ante ello tenías gente pesimista, como Lovecraft, y otra gente optimista, como Siegel&Shuster, que pensaban que la humanidad del futuro sería mitad saltamontes y mitad hormiga. La supervelocidad de Superman permanece inexplicable pero está claro que aquellos jóvenes judíos la necesitaban en un mundo que con el tren y, sobre todo, con el autómovil y el avión había descubierto la Velocidad. El Futurismo, que surge de ahí, es sólo 25 años anterior a Superman. Quizás por eso quien descubre al futuro Superman es un motorista. De todos modos Aquiles ya era tan rápido como un ciervo.

Lo último que quiero comentaros es la 3º viñeta. El origen canónico de Superman es que cayó en el culo del Midwest y fue "adoptado" por una pareja de paletos que eran mayores para tener hijos. Todo muy mítico pues muchos héroes son criados por parejas estériles, en general debido a su vejez. En cambio aquí parece que se crió en un orfanato. Al margen de preguntarse cómo es que un bebé tan extraordinario pasó desapercibido a las autoridades tanto políticas como científicas y de la incongruencia que hay entre levantar un sillón con 1 año y no descubrir hasta la madurez que se tiene una potencia muscular ultrahumana, es que cambia totalmente a Superman. Su origen canónico supone que este, al ser un indefenso bebé a pesar de su superfuerza, pues lo que nos hace débiles es nuestra mente e ignorancia, fue adoctrinado en los valores de sus educadores: protestantismo, austeridad, esfuerzo, desconfianza respecto a la élite, generosidad y mediocridad. Por tanto, es por sus padres que se convirtió en el filántropo de ficción más famoso y poderoso de todos los tiempos. En cambio, por esta página, parece que fue el propio Superman el que decidió por sí mismo el ser un protector de los oprimidos y de los indefensos. Esto lo cambia todo y creo que para mejor. Pero Siegel&Shuster rectificaron 13 meses después. 

La 1ª historia de Superman lo petó de tal modo que unos meses después se tomo la decisión de publicar un comic-book enteramente dedicado a él, sus aventuras se publicaban en Action Comics, un comic-book de historias cortas de aventuras protagonizadas por diferentes personajes, con una periodicidad me parece que cuatrimestral. A pesar de que National vendía paladas de su Action Comics, lo que ganaron Siegel&Shuster no fueron montañas de dinero sino trabajo fijo e indefinido así que no podían producir tantas historias de Superman al mes ya que hacían también otras cosas, todas ellas necesarias para vivir. El éxito no les permitió trabajar menos. En fin, que 13 meses después del nº 1 de Action Comics se publico el nº 1 de Superman con la siguiente 1º página:


En esta página y la siguiente Siegel&Shuster reelaboraron el origen de Superman. Y nos quejamos ahora de que cada cierto tiempo se recuenten los orígenes con las correspondientes modificaciones que coyunturalmente son necesarias. Si es un mal de toda la vida! Ahora sabemos el nombre del planeta de Superman pero seguimos sin saber nada de él, de su desastre, de sus habitantes y de los progenitores del susodicho. El motorista ha desaparecido. Los del orfanato se cagan con Superman, pero en vez de hacer algo oficialmente prefieren endilgárselo a una pareja de viejos, ni la seguridad de estos ni el porvenir del infante con unos vejestorios les importó, cómo ha cambiado la adopción, y como resultado tenemos que desgraciadamente fue el síndrome de Estocolmo lo que hizo que Superman se convirtiese en un vigilante justiciero y filántropo. No fue él mismo sino una educación basada en el miedo y la mentira lo que le inculcó su altruismo. Me gustaba más el Superman que hacía las cosas de motu proprio.

En fin, no había leído estas páginas hasta hace poquísimo y me parecen buenísimas. Una pena que Siegel&Shuster no se ahogasen en dinero por ello. Les pasó lo mismo que a los primeros futbolistas, cantantes o actrices porno: triunfaron en un momento en que se pagaba poco por lo que hacían. Es indudable que hoy Siegel&Shuster hubieran sido como los de Image. Se habrían forrado y se habrían forjado un prestigio que su evidente incapacidad y torpeza, no es el caso de los creadores de Superman, es incapaz de destruir salvo en el caso del nefando Liefeld. La razón por la que hoy no se reconoce legalmente a Siegel&Shuster como los creadores (luego propietarios) de Superman es que  no inventaron todo lo que hoy es canónico de Superman, como por ejemplo la kriptonita, pero estas 2 páginas hacen evidente que eso es una gran injusticia. Ellos inventaron un mito moderno a partir de la Ciencia Ficción y el Antiguo Testamento y por ello que no diesen con todos los detalles no es suficiente para negarles legalmente su creación, póstumamente ya. Es innegable que si Superman triunfó fue por todas sus ideas y que los añadidos posteriores, que por su brillantez se convirtieron en canónicos, simplemente son gemas que se añadieron a un alma de oro. Todo ya estaba en sus 1ª viñetas, lo demás fue abrillantar la veta de oro puro que encontraron Siegel&Shuster.

26.1.15

Una de breves: Martha Washington dies, F. Miller y D. Gibbons, Dark Horse-Norma 2015


Por fin, tras mil años, se publica el material inédito en España de Martha Washintgon (el mismo nombre que el de la esposa del célebre George Washington, dato que desconocía hasta el momento en que escribo esto). El problema que tiene comprar material estadounidense a Norma es que el modo de operar que tiene es antitético con la forma de funcionar de las editoriales de EE.UU., así como todo esto, historias cortitas que en conjunto son 4 grapas, no encajaba con sus criterios editoriales hemos tenido que esperar mil años hasta poder ver las historias cortas de Martha Washington (la 1ª es de 1995, la última del 2007). Además, a un precio desorbitado, casi prohibitivo: 15€ por 4 grapas!!, el doble de su precio en el mercado (el anterior título de MW, reeditado por Norma en el 2006, tiene el mismo formato y son 5 grapas a 14€, entonces había dinero a raudales y la grapa valía 1.7€). Nadie debería seguir el juego a Norma.


A mi esto me da igual. Tanto tiempo esperando ha dado lugar a que Miller estropeara su creación con su última historia larga con el personaje, Martha Washington saves the World, que seguía a una muy mediocre, Martha Washington goes to war, que a su vez precede a Give me Liberty. Obra que en su momento fue un éxito, si no de qué tantos cómics de MW, y que me entusiasmó hasta que la leí hace unos pocos años por 4ª o 5ª y ya no me parece notable aunque tiene muy buenas cosas. Así pues, la salida de esto ahora me pilla totalmente frío por lo que que ni me interesa el material ni me hiere gravemente el tema del precio. No obstante, la curiosidad estaba ahí así que lo he cogido y me lo he leído.

El tomo, como ya he dicho, son historias cortas a cargo de los autores de MW, el suertudo Gibbons y el decadente Miller, que se las han tomado como un divertimento. No lo menciono por criticar o protestar simplemente para decir que el interés que hay tras ellas no es el de aportar nada al universo de MW o de hacer algo notable, sino el de explotar al personaje para divertir. Así tenemos que son historias cortas bélicas y de CF que remiten a las de los años 50. Por tanto están en la línea de los Relatos ofensivos de Miller pero más flojas. Están bien hechas pero son historias intrascendentes excepto 2. Una en la que Miller mete a una especie de Capitán América en el mundo de MW y le sale un relato notable, emocionante y tierno al contrastar, con cierto cinismo, el idealismo y el heroísmo con el abuso y la mezquindad típicas de la humanidad y otro, que no es gran cosa, pero como se burla del plan de Watchmen tiene algo especial.

La última historia, a juzgar por su título: Martha Washington dies, es la última que se editará. En ella vemos una MW anciana y cristiana que ha sobrevivido a todo y que su mundo sigue igual de enmierdado que cuando era joven. La historia parece dictada por el reaccionarismo actual de Miller ya que parece decir que el mundo no tiene solución y que el heroísmo es muy limitado por lo que sólo cabe la lucha personal por ser libre. Además, su procesión de fe, monjas y cristos crucificados por doquier, y esos bárbaros misteriosos que asedian a una MW monja y a los suyos parecen remitir al choque de religiones que actualmente obsesiona a Miller ( y hay que recordar que la historia es del 2007, cuando Irak ardía con las tropas estadounidenses y sus mercenarios dentro y Al Qaeda todavía atemorizaba). Un final místico para un título de CF que, no obstante, siempre ha sido una crítica social a la sociedad de su tiempo: mezquina, materialista, cruel, jerárquica y vulgar. En cierta manera, suicida. No está mal aunque es algo confusa.

En fin, este es el material que se nos ha negado en nuestro idioma durante mil años. Quizás merece la pena, es mejor que las 2 últimas historias largas, pero no desde luego con las condiciones que Norma nos ha impuesto. Por otro lado, como he dicho, no aportan nada a la historia de MW por lo que no tenerlas o leerlas no dejan cojo al meollo de las aventuras de este personaje que nació con todo en contra: negra, pobre y mujer (fue creada a finales de los 80, pero el mundo no ha cambiado), por ello una de las heroínas más importantes del cómic estadounidense, para protagonizar la serie de historias donde probablemente se ve más claro el pensamiento político de Miller, su creador.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog