28.7.15

Los secretos de lucha más mortales del mundo...


Anuncio aparecido en la 1ª edición del Giant Size Avengers nº 4. 

Estamos en 1975.

Sorprende que al enumerar sus victorias en death matches! ponga un etc. Aburrimiento o es que no le costaron nada esas victorias? Las victorias siempre se enumeran al completo, no se resumen en un etc. Sorprende que se anuncie algo que es secreto. Sorprende que las autoridades estadodunidenses no les importe que sus ciudadanos se conviertan en mortales luchadores. Sorprende que Marvel no tenga reparos en incluir un anuncio que hable de matar en sus productos juveniles. Sorprende que los padres estadounidenses no viesen inadecuado un anuncio que pretende convertir a sus críos en letales luchadores. Sorprende que una actividad física se pueda aprender leyendo sobre ella. Sorprende que el Conde Danté no le importe tener un montón de competidores letales.

La publicidad en los cómics siempre ha sido muy demencial antes de los 80, cuando nadie se preocupaba de lo que se anunciaba y las técnicas publicitarias no habían evolucionado casi desde finales del siglo XIX, pero probablemente este anuncio sea uno de los más disparatados. Es tan exagerado que es absurdo. Ahora, el Conde Danté (su vida es casi tan delirante como su anuncio) tiene una buena imagen y el carné mola. Ay, hecho de menos aquellos tiempos en que el rosa era el color de los tíos duros y letales. 

23.7.15

Lee, Los Vengadores y Twilight Zone



1ª página del nº 1 de Los Vengadores vol. I EE.UU. 1963.


1ª página del nº 2 de Los Vengadores vol. I EE.UU. 1963.


2ª viñeta de la 4ª página del nº 2 de Los Vengadores vol. I EE.UU. 1963.

You unlock this door with the key of imagination. Beyond it is another dimension - a dimension of sound, a dimension of sight, a dimension of mind. You're moving into a land of both shadow and substance, of things and ideas. You've just crossed over into the Twilight Zone.
Cierras esta puerta con la llave de la imaginación. Más allá esta otra dimensión, una dimensión sonora, una dimensión visual, una dimensión mental. Te estás introduciendo en una tierra tanto de sombra como de sustancia, de cosas e ideas. Acabas de cruzar a la Twilight Zone (traducción propia).

Opening de la 4ª y 5ª temporada de Twilight Zone. 1963-1964. 

Ya sabemos lo que hacía Stan Lee los martes por la noche en el primer semestre de 1963 y los viernes por la noche en el 2º. El nº 1 de Los Vengadores se creó al final de la 4ª temporada y el nº 2 al principio de la 5ª y última.

17.7.15

El doctor Doom y el Eclesiastés



La ambigüedad siempre nos obsesiona porque al ser criaturas que buscan sentido no la toleramos. Por ello tratamos de eliminarla. Lo atestiguan cientos de interpretaciones de la Biblia que pretenden haber borrado la ambigüedad de un conjunto de textos inventados, manipulados, contradictorios, metafóricos, vagos en los momentos clave y descontextualizados generalmente. Es imposible convertir la Biblia en un texto unívoco pero la gente no deja de intentarlo. De todo lo que he leído de Marvel la viñeta más ambigua con que me he topado es la 3ª de la página 7 del nº 258 de los Cuatro Fantásticos vol. I EE.UU. La de arriba. Todo es culpa del último cajetín: Falla los casos rápidamente. En casi todos los juicios es justo... (traducción propia). Qué cojones quiere decir la última frase? Especialmente después de comparar a Doom con Salomón, el juez sabio por excelencia para judíos, cristianos y musulmanes. Quiere decir que hay casos que ni Salomón/Doom son capaces de resolver justamente, que Doom, como villano que es, moralmente se ve obligado a no ser siempre justo para no ser tomado por un héroe, o que Doom es injusto aposta para parecer chungo, un dictador arbitrario? Teniendo en cuenta lo serio que es no se puede considerar que ser injusto aposta es su forma de bromear y teniendo en cuenta lo megalómano que es evita que sus errores sean públicos. La caracterización de Doom que hace Byrne en su etapa no ayuda porque es ridícula ya que intenta hacer serio y admirable a un villano pop, cruel, vanidoso e infantil. El resultado es demasiado grotesco. Y qué casos son los injustamente resueltos? Porque Latveria es en extensión y población parecida a Luxemburgo con la salvedad de ser una dictadura totalitaria y no un paraíso fiscal. En cierta forma es como esa Valaquia fantástica de Vlad donde sólo había una pena para los delitos: la muerte, el sueño húmedo de Dracón. Aristócrata ateniense arcaico al que en una reforma judicial se le fue la mano con la pena de muerte y cuando le pidieron explicaciones dijo que la había puesto a tutiplén porque esta le pareció justa para los crímenes menores y no había encontrado otra mayor para los graves (Plutarco, Vidas paralelas: Solón XVII). En fin, Doom es justo cuando quiere o hay cosas que ni él puede resolver con justicia? Estará siguiendo el versículo 7:16 del Eclesiastés: No seas demasiado justo ni demasiado sabio, por qué habrás de destruirte? Sea lo que sea que signifique.


Esta es la siguiente viñeta. Cierra la escena. La traducción incorrecta es de la edición en grapa de forum, que es la misma de El juicio de Galactus. No sé si es la que se utilizó en el coleccionable. La de Panini es buena.

13.7.15

Thor pijo



El Thor marvelita ha sido siempre un pijo. Es príncipe. Incluso cuando su padre quiso enseñarle humildad le puso de médico con clínica privada (bien es cierto que en EE.UU.). Como tal iba bien repenaíto, afetaíto y trajeaíto, aunque con garrote en vez de un elegante bastón de ébano u otra madera cara. Así que el que Simonson le convirtiese en obrero fue toda una revolución. El autor estadounidense se adelantó a su tiempo quitando la identidad mortal de Thor, pero como no se puede ser superhéroe sin tener una doble identidad, a través de Furia, le convirtió en obrero (nº 341 EE.UU.). Nada de traje, corbata, zapatos, pelo corto y afeitado apurado; vaqueros, camisetas ajustadas, botas, pelo largo recogido en una cola de caballo (supongo que Simonson no tuvo huevos de ponerle trenzas), barbas (si bien no al principio) y... para hacer el chiste, unas gafas. Esos son los precedentes de esta viñeta (la 6º de la 5ª página del primer anual de los Nuevos Vengadores/West Coast Avengers). Así, no entiendo en que estaban pensado el dibujante M. Bright y su entintador-tutor G. Isherwood cuando crearon esta viñeta. El Thor marvelita parece un Rajoy joven y musculoso que regresa de un paseo por el paseo marítimo, incluso le ponen raya a un lado a pesar de tener el pelo largo recogido!, más que un obrero de la construcción. En el fondo siempre ha sido un pijo.

6.7.15

Haciendo tragable a Galactus: El juicio de Galactus de Byrne (forum 1992)


Hace poco vi El juicio de Galactus tirao de precio y, como tenía entendido que es una obra clave para entender a Reed Richards, uno de los personajes clave del Universo Marvel, me hice con él. Como es parte de la celebrada etapa de Byrne en Los Cuatro Fantásticos me esperaba una buena obra, pero en realidad es bastante chorra. Es lo que son casi todos los cómic mainstream de aquella época, infantil.

Este cómic es fruto de un fugaz experimento de Marvel allá por el siglo pasado. Habiendo encontrado en Europa el concepto de novela gráfica, entendido esto como una historia breve autoconclusiva editada con calidad (y supuestamente notable), intentó reproducirla, pero pronto cayó en la mediocridad. Ni tenía los suficientes autores notables ni el mainstream da suficiente libertad a sus obreros. Así, la cosa se transformó. Se remontarían sagas publicadas en grapa que para entonces eran prestigiosas. Así, entre otras, nació Elektra saga y el cómic que nos ocupa, un remontaje de las grapas 242 a 244 y 257 a 262 del vol. I EE.UU. de Los Cuatro Fantásticos. Byrne quitó de esos episodios todo lo que no estaba directamente relacionado con la trama del juicio de Galactus con bastante manga ancha. Me imagino que porque Marvel había impuesto un nº mínimo de páginas abultado ya que la "novela gráfica" podía haber tenido la mitad de páginas perfectamente y así haber incluido 3 páginas que creo necesarias pero que Byrne decidió excluir. La 1ª es la 2 ª página del 242 en el que se explica que el misterioso meteorito lo cabalga Terrax, un super aficionado a los 4F no la necesita pero el resto sí, y las 2 1ª del 244 ya que la "novela gráfica" hace referencia a unos hechos que se dan allí, así que su inclusión evitaría la sensación de: me he perdido algo, que está ya para siempre en ese pasaje.


En fin, que haya paja no altera demasiado el producto, aunque igual esto es porque el precio por el que lo adquirí era de risa. No la hace peor porque el tema es que como guionista Byrne aún era novel y estaba muy influido por la tradición. Esto es malo porque hizo que siguiese el modelo tradicional cuando ya estaba caduco como en esos momentos, 1ª mitad de los 80, estaba demostrando Miller en su 1ª estancia en Daredevil (de ahí surgió la mentada Elektra saga), y W. Simonson, aunque este no de forma tan contundente. Así, el problema de los 4F de Byrne es que son demasiado sesenteros. Sus guiones son para niños. Los personajes son simplones y todo es demasiado maniqueo. Además, Byrne no ha conseguido jamás ocultar la pretenciosidad porque su soberbia no está edulcorada con la simpatía como la de Lee. Así, todo el rollo metafísico que es el meollo del juicio de Galactus, que no es más que un juicio al Universo, queda ridículo por la prosa artificiosa con la que se narra y pueril por la superficialidad y brevedad con la que es abordado. Seguramente estoy siendo duro porque el relato no se concibió para consumirse aislado sino como parte de una historia río que se hace sobre la marcha y sólo pretende entretener un rato, así que ni nadie esperaba gran cosa ni Byrne pensaba que estaba haciendo Historia. El caso es que el camino hacia el juicio es entretenido aunque depauperado por su infantilismo. Byrne es dinámico y domina el cambio de escenario, pero esta historia imita el "El destino del Fénix", el relato que le hizo famoso, sus personajes son planos, sus diálogos artificiosos porque no son sinceros sino que imitan, tiene demasiados clichés, su Acción es espectacular y agónica pero de broma pues no tiene consecuencias dramáticas y fuerza demasiado los convencionalismos: a Terrax, un extraterrestre, se le ingresa en un hospital mortalmente herido y allí se le cura sin que Byrne haga mención a que en EE.UU. no hay Seguridad Social (quién paga?) o que aparezca allí el gobierno o los 4F. O sea, una ambulancia recoge de motu proprio un herido extraterreste tras una espectacular pelea superheroica en el lugar y no solo no da parte a las autoridades o a los superhéroes, sino que le invita a recuperarse. En estos detalles, numerosos, no me resisto a mencionar otro: los 4F paran solitos a Galactus, pero toda el imperio galáctico skrull, toda la flota skrull, toda la ciencia skrull y todos los superpoderes skrull no pueden hacer lo mismo, la historia se pierde. Así, El juicio de Galactus no ha pasado la prueba del Tiempo. Tiene su valor porque es importante para la historia del Universo Marvel, al menos de momento, ya veremos dentro de unos meses. por ejemplo aquí se produce un hecho capital que es la destrucción del mundo-trono skrull (nº 257), pero como clásico deja mucho que desear,


Gráficamente tampoco es gran cosa. Aquí Byrne no está tan bien como con la Patru ni como lo estará posteriormente. Seguramente la inexperiencia de ser autor completo perjudicó su capacidad como dibujante como lo hizo con Miller en su mentada etapa de Daredevil. Ahí el autor loco tuvo que acabar limitándose al storyboard, aquí Byrne simplificó su estilo porque no tenía suficiente tiempo para pensar, escribir, dibujar, negociar con los editores y, en el tramo final de esta historia, ser también el autor completo de Alpha Fligth. Así, aunque no hace nada mal, su dibujo es notable, y explota la sensualidad que le caracterizará (sólo hay que ver las 2 1ª páginas que en realidad son las 2 1ª del nº 244) y que me impresionó mucho de adolescente, todavía no es el autor adulto, que en su caso es no ocultar la sexualidad de sus personajes, y sofisticado que será, que es el auténtico responsable de que el nombre de Byrne sea respetado. Aquí simplemente es un trabajador eficiente con talento lo que significa que hace lo mismo que los demás pero más atractivo.

A pesar de lo anterior el cómic tiene su gracia, aunque no (me) invita a leer el resto de la etapa de Byrne. Originalmente la historia se llamaba "El juicio de Reed Richards". Se cambió a El juicio de Galactus porque en realidad a quien se juzga es a este ser cósmico. Reed Richards en realidad es un chivo expiatorio pues se libra al demostrar que Galactus no está mejor muerto. Al conseguir que aquel ser cósmico sea aceptado por todas las culturas extraterrestres, es decir, dejen de considerarle culpable, Richards es declarado inocente. La impotencia a veces lincha al que no ha sido. Nos olvidamos de que cada uno es responsable de sus actos, el genocida no es Richards sino Galactus, y que no hay destino, nada está escrito, la salvación de Galactus no conduce inevitablemente al genocidio skrull. El motivo de todo esto es que a Marvel le incomodoba un Galactus sanguinario. El cosmos marvelita no podía tener un ser cuya dieta fuese planetas habitados. Había que darle algo de transcendencia para edulcorar la crudeza que hace demasiado realista la ficción. Así, esta historia no surge de Byrne sino de los editores de Marvel de aquel momento.


Lo 1º que hizo Byrne fue debilitar a Galactus, esto es, humanizarle (242-244). Esto fue cambiado por mandato editorial, especulo pero entre el Galactus patético y el divino hay un año entero, demasiado tiempo para que la cosa obedezca a un plan. Así pues la irrupción de Galactus debía ser impactante. De ahí surgió la idea de que consumiese el planeta-capital skrull. Para los viejos marvelitas eso debió de ser impresionante. Byrne aumentó la fuerza explosiva de ese momento narrándolo de forma cruda (257). El acontecimiento es terrible por la total indiferencia de Galactus respecto al destino de los skrulls así como por la total impotencia de estos. Después, una vez que ya se tenía al Devorador de Planetas de vuelta, había que justificar esa posición. Esto ocurre tras un intervalo larguíiiiiismo pues Byrne no retoma el asunto hasta el nº 262. El problema es que el plano mortal e inmortal se han confundido. Los mortales toman a Galactus por uno de los suyos, después de todo ya han alcanzado la capacidad de destruir planetas. Así, lo que hace Byrne es hacer bien nítida la división para que Galactus no vuelva a ser visto como alguien vulgar. En esto triunfó. Byrne separó los dos planos dando 3 pasos ascendentes. 1º Richards se defiende de forma chorra pero típica de los racionalistas. Si Galactus no es bueno ni malo entonces es neutral (?), pero no puede serlo porque mata (?), por lo que teniendo en cuenta que el Universo es un Cosmos, es decir, un lugar ordenado, tiene que ser bueno aunque a los mortales se les escape la razón (?). Como esto evidentemente es flojo se acude a un dios. A Odín nada menos. Este 1º chantajea emocionalmente al jurado contando la trágica historia de Galactus para luego dar una justificación cósmica a su existencia. Galactus es una Fuerza de la Naturaleza que al ser inteligente tiene un propósito: probar a los mortales. Así, es parte del Cosmos y, por tanto, Richards se ha comportado como un ecologista. Esto naturalmente sigue resultando flojo. Así que aparece Eternidad, que decide hacer una revelación a todos los mortales ya que el tema está lejos de su entendimiento. Así, empatizan con Galactus, gracias a que se les permite sentirse como él, de modo que pueden comprender que su existencia tiene un propósito. Galactus es necesario para que el Universo Marvel alcance su destino. No se revela cuál es este pero bueno... Finalmente, para hacer la cosa más tragable, se dice que Galactus es el único que no tiene libre albedrío y a correr. Galactus hace lo que tiene que hacer porque obedece a un propósito transcendente y no lo hace por gusto, así que es un buen tipo al que hay que compadecer porque está jodido. Por tanto, no es un asesino ni un ser que hace lo que quiere (el leitmotiv de los superhéroes es que el poder bueno es el limitado). Galactus no es ninguna de las 2 cosas porque entonces sería una alimaña y, por tanto, habría que matarle por pura supervivencia y con ello el Universo Marvel perdería poder simbólico, que es el secreto de su éxito.  

1.7.15

En la realidad y en la ficción las cosas son iguales. No se imitan, se reflejan. Grecia, la crisis del Euro y los desviantes de Marvel



Viñeta 3º, página 6ª, nº 10, Los eternos. Kirby no era un visionario sino alguien que sabía lo que vale un peine y con experiencia en la vida... Así son los humanos! Mmm la traducción (es la de la Biblioteca Marvel aunque se haya vertido sobre el escaneo de una grapa de la edición original) suena mal...


Traducción propia del original: Así es la forma desviante de hacer las cosas! El plebeyo es sacrificable (los de abajo no somos prescindibles porque eso es decir que lo son los impuestos y las corveas)! Es la Estructura y aquellos que la gobiernan lo que debe ser salvado! Así es la forma de las sociedades jerárquicas de hacer las cosas!

23.6.15

ES UN MANTLO: Micronautas en forum


Quizás Los Micronautas sea la mejor obra de Mantlo. En España apenas hemos podido vislumbrarla. El inicio fue publicado primero por Vertice y luego por Surco. Desconozco hasta donde llegó, quizás sólo la etapa de Golden. Algunas crónicas dicen que el inicio es la parte más floja porque Mantlo no empezó a espabilarse hasta verse sin la red del enorme talento de aquel dibujante. Que no fue hasta después de la primera derrota de Karza que Los Micronautas no tomó una trayectoria ascendente que la llevó a ganarse un crossover, pero fuera de las coles, con la joya de la editorial, la Patrulla X. Los que crecimos con forum no sabemos si esas crónicas son ciertas porque nuestro conocimiento de Los Micronautas únicamente comprende los nº del 18 al 25, quizás no enteros.


Forum publicó estos nº, algunos en 1986 y algunos en 1987, como complemento del grueso de los episodios, del 4 hasta el 14, de su edición de La Guerra de las Galaxias (nº 32-38 y 45-50 EE.UU. y la adaptación al cómic de El Imperio contraataca)Los Micronautas pronto me interesaron más que el plato principal porque el material marvelita e Infantino estaban muy alejados de lo que un niño consideraba propio e interesante de La Guerra de las Galaxias. Quitando el maravilloso nº (10/38) de Golden, por otra parte también fuera del canon, era un material mediocre y alejado de las películas. Así, el coleccionismo de esa serie lo impulsaron los Micronautas. Una lástima que forum no lo viese pues estaba claro que la serie no iba a llegar muy lejos porque esos cómics no respondían a la idea que los niños teníamos de La Guerra de las Galaxias.

Leídos ahora me parecen mediocres. Mantlo no acertó con las parejas de los Micronautas procedentes de la Tierra Marvel. Sólo salvaría la historia "Ojos de niño", la 1ª, porque el guionista tuvo la genial idea de contarla como si fuese un relato de Terror. Admito que de pequeño también me gustó el enfrentamiento entre los Micronautas y John el raro. Ese Bicho convertido en un monstruo. La cosa es interesante en los complementos de Los Micronautas, "Relatos del Microverso". Estos estaban en la Tierra Marvel, pero la acción en su tierra natal no se había parado. Esta parte, la de pura Space Opera, era y es tremendamente atractiva. El Microverso es extraño pero a la vez muy familiar y el barón Karza es realmente un villano terrible. Así, tanto ayer como hoy esas páginas me parecen notables. No tienen nada especial, es fantasía pop rutinaria, pero la juguetera, Mantlo y Golden acertaron plenamente con los diseños. Son familiares y extraños, repelentes y atractivos, por tanto, poderosos visualmente. Cualquier historia bien hilvanada que les diese vida, triunfaría. Lástima que no la pudimos y seguimos sin poder verla porque la cosa terminó abruptamente, justo cuando en el Microverso las cosas estaban a punto de alcanzar el punto de ebullición por las maquinaciones del terrible y loco Shaitan, el hermano de Acroyear. Doble lástima porque nos quedamos sin poder conocer las interesantes personalidades creadas por Mantlo, A mi me encanta Bicho porque siempre me han gustado los personajes alegres con un fondo de tristeza. Nada hay más patético y heroico que un payaso triste. Pero los spartakanos me parecen también muy atractivos, esa demencial marcialidad y esa castrante costumbre es fascinante. Los seudorrobots, Biotrón y Microtrón, no me gustan, demasiado infantiles y fallidos recursos cómico y de contraste con los personajes orgánicos. La pareja protagonista me parece floja. Me dice algo Marioneta por su rebeldía pero Rann es un héroe demasiado genérico para resultar interesante, aunque la vaciedad es un valor para aquellos que buscan identificarse.

Sin embargo, los nº de la serie publicados por forum no fueron el primer contacto de los españoles que crecimos con esa editorial con los Micronautas pues antes, en 1984, la susodicha editó el crossover con la Patrulla X (si bien para mi fue al revés). No sé exactamente cuando se sitúa en la serie pero desde luego lejos de los nº editados como complemento de La Guerra de las Galaxias pues el grupo es distinto. Hay gente nueva, gente que no está y personalidades diferentes. La miniserie me parece magistral. Creo que el principal mérito se debe a Claremont pero porque era el guionista de oro para Marvel y por ello tuvo que tener más peso y autoridad en la historia como se ve en que los Micronautas son secundarios no coprotagonistas.

La historia que tejieron Claremont y Mantlo es buena a pesar de ser tópica. La profetización de Onslaught le da un sabor especial, pero la historia está sólidamente armada en torno a una fórmula y protagonizada por una pareja tremendamente interesante, Karza y Kitty Pride. Una jugada maestra que permitió a los guionistas sacar todo el partido a lo melodramático, a lo psicológico y a lo erótico que el simple y tópico conflicto tenía dentro. Así, aunque es una historia industrial, se lee con interés. El carisma de los personajes, el contraste de los emparejamientos y el "aliar" a Karza con los buenos hizo al plato estar siempre rico. En este caso el secreto está en la salsa y en ese momento tanto Claremont como Mantlo estaban en el momento álgido de su carrera como cocineros.

P. Broderick dibujó todo Los Micronautas salvo un nº, el 4/18, que lo hizo un irreconocible Chaykin. Fue un habitual colaborador de Mantlo y es un Golden menor. Tosco y mediocre pero eficaz y trabajador. Su dibujo carece de belleza, pero su estilo caricaturesco y atención al detalle es ideal para representar lo fantástico, por eso es  mejor en el Microverso, fuera de allí sus dibujos no lucen, así que, aunque viejuno, no ha quedado atrás. La miniserie la hizo B. Guice. Un dibujante sencillo y torpe pero eficiente. Su dibujo anodino no perjudica a la historia pero tampoco la ayuda.

Esto es casi todo el material forum de Los Micronautas. Falta su participación en Secret Wars II. Una pena que sólo tengamos esto pues se vislumbra que el trabajo de Mantlo en esta serie fue potente. A pesar del Tiempo y estar influenciado por La Guerra de las Galaxias sigue teniendo frescura y originalidad. Por tanto, el deseo que surgió en mi en 1987 sigue ardiendo, quiero leer esta epopeya galáctica entera algún día.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog