3.3.06

Relecturas XI: Sandman nº 1 al 2, N. Gaiman y M. Drigenberg, Zinco 1991

Este es un cómic especial. Es uno de los cómics más importantes de la Historia, aunque quizás más en la línea de lo que fue "Stars War" para el cine, que en la línea de "Ciudadano Kane". Quiero decir, que fue una revolución mercantil más que artística. Sandman consagró Vertigo y con ello demostró que un cómic que no fuese de supers podía vender. Naturalmente esa revolución fue distinta en cada país, pero podemos considerar que aquí, como en EE.UU., si supuso un cambio importante. Hasta entonces prácticamente la mayoría de lo que se editaba eran supers. Sandman supuso un cambio de mentalidad, por fin teníamos los aficionados un cómic con el que podíamos enganchar a la gente que no leía cómics porque le tenían tirria a los superhéroes. Supuso una forma de acercar a la gente al Cómic y demostrar que no todo son supers, tanto en los cómics como en nuestras conversaciones de frikis. La verdad es que el inicio de los 90 fue una época revolucionaria en nuestro país, vino Sandman, los mangas e Image cambió la forma de hacer y ver a los supers. Bueno, al grano.
Los números 1 y 2 de Zinco no corresponden a la numeración americana. Los primeros números fueron publicados en otra cole de Zinco y no los tengo. Si Planeta los vuelve a sacar a un precio competitivo me los compraré. En fin, esos primeros números son utilizados por Gaiman para poner la cole en el punto que quería para empezar a contar las historias que tenía en mente a partir del número 1 de Zinco. Estos 2 primeros números son autoconclusivos y definen muy bien cual va a ser el tono de la serie. Tiene especial importancia el 2º que presenta a Nada, un pj de vital importancia para Sandman y que sera el leiv motiv de la mejor y más importante saga de la cole.
En ese número Gaiman sabe imitar magistralmente el estilo y el esquema de las leyendas y los ritos de iniación de las culturas primitivas para contarnos un mito. Es uno de los mejores trabajos de Gaiman y una buena definición de lo que quería hacer y era capaz de hacer. En estos números tenemos expuesto sin tapujos el tono literario, culto, almodovariano, gótico, adulto y filosófico que esta en la base de todas las historias de la colección. Gaiman hace un gran trabajo como guionista. Cuenta historias interesantes que desarrolla perfectamente, en las que maneja muy bien a los personajes a los que personaliza magistralmente. En fin, no sé que deciros sobre su trabajo, es brillante y por eso me resulta difícil describirlo.
Estos números son dibujados por el negado Drigenberg. Que tiene o utiliza un estilo rudimentario, sencillo y rudo que pasa de los fondos, aunque por lo menos se le da bien la gestualidad. Menos mal que Gaiman estaba haciendo un trabajo histórico desde los primeros números o esta cole no hubiera despegado. Parece ser que como era un cómic adulto no necesitaba y era mejor no tener un dibujante competente y profesional.
En fin, estos números son el comienzo de un mito, pues Sandman es una cole imprescindible para todo coleccionista de cómics y que gustará a todo el que le guste leer. Quizás la dificultad para los no iniciados sea el dibujo, un dibujo malo como este no hace atractiva su lectura y por tanto, hace difícil superar el prejuicio de leer un cómic con un dibujo que no gusta. Pero si se consigue superarlo, el lector se llevará una grata impresión. Intedtadlo, no le tengáis tirria por que lo mejor, lo de genial de verdad, esta por venir.

1 comentario:

- dijo...

Lo de vértigo era la caña, ponían dibujos como el culo para ir cambiando de dibujantes cuando les salía del rabo y que nadie se quejara. Algunas viñetas había que descifrarlas, entre lo que había antes y después te hacías una idea de lo que había perpetrado el dibujero de turno.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog