17.4.17

Guía de lectura de los inhumanos VI: Nocenti guionista



40. Los inhumanos: este imaginativo título pertenece a la novela gráfica de los inhumanos, uno de los últimos estertores de Marvel por hacer algo que se pareciese a un álbum francés. Aquí se publicó en grapa. Así estaba la cosa ya. Este es otro intento de Marvel de popularizar a estas creaciones de Lee&Kirby, si hubiera salido bien hubiera inaugurado otra serie para los inhumanos. No pudo ser a pesar de los esfuerzos de Nocenti y Marvel. Como vimos en el anterior post ella, entonces editora, tenía un ojo puesto en los personajes y al fin en 1988 pudo echarse al ruedo. Marvel le puso de cuadrilla al bueno de Blevins, un dibujante poco superheroico pero muy capaz y sensual, su Medusa quizás sea la mejor de todas, y elegante, y un color de Higgins que evoca a las acuarelas (efecto casi imperceptible en lo digital). Así, tenemos un guión complejo y ambicioso y un buen dibujo (aunque hace a los inhumanos demasiado monstruosos cuando para Kirby eran más híbridos, humanos con algún toque raro). Fue insuficiente como ya se ha mencionado. Y no es porque las cosas salieran mal. El trabajo de los autores es bueno, esto es lo mejor con diferencia de los inhumanos publicado en sus casi 25 años de existencia, se juntaron un buen dibujante y una notable guionista que fue más allá de los clichés y profundizó tanto en los personajes como en la cultura inhumana. No sé qué falló, pero seguramente el formato gastado, unos personajes que no interesa(b)an, unos autores de poco renombre entonces (y ahora) y una historia confusa y demasiado literaria, compleja y femenina, seguramente es la 1ª vez que sale un amamantamiento en un cómic superheroico, casi antiMarvel clásica, fueron elementos demasiado pesados. Aunque como veremos la cosa no fue en vano. La historia tiene un tono ecológico, un punto de vista femenino, por fin las protas son mujeres guionizadas por una mujer, su inspiración es la Materia de Bretaña (la idea es dar un Mordred a Rayo Negro) y su conflicto es la justicia entendida como equilibrio. La injusticia no es el acto maligno sino el acto desequilibrador. Por tanto la justicia sigue siendo una rectificación o un enderezamiento pero tiene un aspecto abstracto que lo aleja un tanto de la esfera cultural puesto que el equilibrio la contiene. No se trata de fundamentar una cultura sino de que una cultura debe encontrar un equilibrio con lo que la envuelve. Esta idea acerca a los inhumanos a los cazadores-recolectores, cosa que no es descabellada porque ambos practican un severo control de natalidad (que poco a poco Occidente va adoptando aunque a diferencia de inhumanos y primitivos él lo hace de forma informal). El cómic empieza fuerte, con una epidemia juvenil de suicidios por amor. La sociedad inhumana se muere asfixiada por unas leyes ancestrales tan milenarias como inflexibles (en cuanto a la terrigénesis volvemos a lo original, todo hijo de inhumano pasa por ello aunque no necesariamente de bebé, como demuestra Luna, si bien es lo normal; también cambia de aspecto el lugar donde se produce). No hay carnavales ni períodos de disolución que sirvan de válvula de escape a la frustración anual, y además el pasar en una década de vivir en una isla del Atlántico Norte a la Luna y de estar totalmente aislados y tener esclavos a relacionarse con humanos y abolir la esclavitud no las ha cambiado. Hay motivos para el malestar y para sentir que la tradición es obsoleta, sobre todo cuando la defienden vejestorios decrépitos. Esto nos lleva al Consejo Genético. Se le había nombrado mucho pero nunca había salido. Nocenti nos los pinta como unos ancianos bastante seniles y Blevins evoca a los malos de Cristal Oscuro. Forman un senado pequeño y tradicional que hace que Attilán recuerde a Esparta (no soy el único pues Nocenti habla de prácticas espartanas). Ostenta los 3 poderes entendidos de un modo antiguo o conservador, es decir, esos poderes incluyen la preservación de las tradiciones y ser censores a lo romano, o sea, guardianes de la moral. Attilán más que una monarquía es una gerontocracia. Este Consejo, como ya hemos visto, determina con quien uno se puede casar-reproducir por lo que el matrimonio por amor es algo que casi no existe en la ciudad-estado inhumana. Choca con lo que llevamos años leyendo de Medusa y Crystal, así que debemos entender que uno de los privilegios reales es no estar sometido al CG en lo referente al emparejamiento. Pero sí en el apareamiento porque el conflicto de la historia es que el rey preña a la reina. Así, cuando hacen pública su condición el CG dictamina que aborto porque, muy bien visto por Nocenti, RN es demasiado poderoso, su poder le supone una tara y su hermano está loco: los genes del rey son una amenaza para Attilán (recordemos que RN desde que salió en el Universo Marvel hasta este cómic ha destruido 2 o 3 veces su capital). No importa la terrigénesis porque con el tiempo la manipulación genética, orientada a salvar a los inhumanos de ser bioarmas/esclavos kree (esto encaja con lo dicho por Lee&Kirby para los que la niebla terrigen daba poderes, y, al alterar los genes, borraba de alguna manera lo hecho por los kree), ha hecho que un inhumano pueda desarrollar poderes sin pasar por ella, como, según Nocenti, Karnak (aquí cabeza de monstruo de Frankenstein cinematográfico gracias a Blevins; también este dibuja lo negro del pelo de Crystal como una cinta o diadema, yo siempre lo he visto así, pero la mayoría de los dibujantes lo pintan como si el pelo en esa zona fuese negro; por cierto, para qué los antifaces de algunos miembros de la familia real inhumana? Normalmente se dibuja a los inhumanos sin nada en la cara, mismamente aquí Blevins así lo hace, lo lógico sería que los llevasen fuera de Attilán para ser confundidos con superhéroes pero no dentro, es increíble la capacidad del cerebro humano para no reflexionar...), o, añado, el mismo RN, pues sus poderes vienen de que sus padres alteraron sus genes cuando era un cigoto (cosa de Lee&Kirby). Así la genética inhumana parece que fue el medio de independizarse de los creadores/padres/krees que les habían abandonado. El terrible fallo del CG es respondido por Medusa con una huida, y sus parientes la secundan poco después (Crystal deja a Luna con su padre y su niñera, que no es la de los 4F) como forma de protesta contra la preeminencia de la tradición sobre la libertad. Sólo RN/rey se queda en Attilán ya que está de acuerdo con la sentencia (política o autodesprecio?). Por parte oficial así queda este asunto pues, aunque Nocenti no indica paso del tiempo, Medusa se pira, como ya hizo al principio de los tiempos, al principio del embarazo y el cómic termina algunos días después de su parto, es un embarazo acelerado pero no a lo Ms. Marvel clásica, y RN pasa de perseguir a sus familiares. En un principio no es descabellado que Medusa huya a la Tierra pues, aunque la guionista lo ignore, es tan inmune a la contaminación como un humano normal (su sirvienta también debe tener esa suerte a pesar de Nocenti pues no se lo piensa 2 veces el seguir a su reina; desde luego su poder es metamorfosearse en animales de la Tierra), pero para los demás inhumanos es la muerte a corto plazo. Entonces, para que eso sea posible, la guionista hace a Crystal descontaminar el entorno, cosa que es el talón de Aquiles de la historia porque es fundamental para la misma pero no es posible creer a estas alturas que la inhumana no lo hubiese hecho antes (que lo tenía prohibido por oscuros motivos no es aceptable) y porque la guionista no explica claro y bien qué relación tiene eso con el antagonista de su historia (parece que los inhumanos no pueden purificar nada porque no son naturales). En fin, evidentemente los inhumanos van al culo del mundo para no complicar la historia con un entorno complejo y muchos personajes, aquí Nocenti se ocupa de todos, es un cómic coral y por eso la guionista hace avanzar la psicología de todos, especialmente de Karnak y Gorgon que empiezan a perfilarse como una pareja interesante que funciona por contraste, la bestia impulsiva y el pensador analítico; incluso de Tritón que aquí nada pinta pero la guionista se encarga de evidenciar que como ser marino quiere estar en el mar pero como ser social quiere estar en Attilán así que siempre vive insatisfecho, seguramente por ese desgarro es el inhumano más noble. A la Tierra también va a parar Máximus, lo único que puede retenerme son los límites de mi imaginación, fugado por amor, ahora que Medusa y RN se han peleado cree que tiene una posibilidad (recordemos que al principio de los tiempos él la pretendía), que tampoco es perseguido, del que Nocenti nos da el detalle de que el odio a su hermano es lógico ya que al criarse este aislado y con su futuro incierto le dio pie a creer que él sería el heredero al trono, hay que recordar que el personaje se volvió loco, no lo era de nacimiento aunque sí cruel y ambicioso; también nos hace ver que RN le dejó sin padres, a los que a pesar de todo quería mucho, lógico porque a diferencia de su hermano mayor se crió con ellos, sin cordura y, como se acaba de mencionar, sin Medusa. Gracias al análisis de la guionista casi 25 años después de la creación del personaje nos damos cuenta de que tiene razones sobradas para enfrentarse a RN, o sea, este mata (indirecta y accidentalmente) a sus padres confirmando su peligrosidad y le hacen rey?! También creo que Nocenti le escribe bien, si bien involuntariamente, porque es errático y al final no hace nada aunque él cree que sí. Un loco. Para mi que la guionista no supo construir la historia que había ideado. El caso es que los inhumanos fugados se empiezan agobiar en la Tierra y a volverse locos por lo que al final toman la decisión de volver a Attilán tras un intenso parto, se nota que el guionista es mujer, ya que si el hijo de RN nacía con el poder de su padre... Entonces llega RN, traído por Mandíbulas que ha llevado a un herido Tritón de vuelta a la Luna, no para detener sino para traer. Sin embargo entrega al recién nacido al CG. El final es abierto aposta. Nada termina. Mercurio y Crystal se han separado un poco más porque el 1º apoyó a RN, lo mismo pasa con la pareja real, Medusa no puede olvidar que RN pone su deber por encima de su hijo-familia; igual de incierto queda el futuro del príncipe recién nacido, que confirma la vigencia de la tradición. Nosotros los lectores, a diferencia de los personajes, sabemos que ha heredado el poder de su padre. Qué hará el CG con él pues es impensable que no lo descubra? Su misión es mantener Attilán equilibrada y sus reyes la han desequilibrado, mas está claro que Marvel no va a matar a un bebé y Nocenti se descubre a sí misma con Máximus entregándose porque su plan ahora es hacer que su sobrino, sangre de su sangre, sepa, y no olvide, que su padre estuvo a punto de matarlo... La respuesta al futuro inmediato del hijo innombrado de los reyes inhumanos, aunque parece raro, está en Daredevil.

41. Marvel Comics Presents nº 28: inédita aquí es una historia corta de tinte ecologista y por ello protagonizada por Tritón.


Mi portada Marvel favorita...

42. Daredevil 272-283: cuando Nocenti por fin pudo ser guionista regular sacordó de su historia sobre los inhumanos una vez que dominó la cole questaba escribiendo. Esta intrusión en una serie totalmente alejada de la sección fantacientífica de Marvel que tiene su origen en Kirby, no es megalómana pues tiene qué ver con el tema quentonces estaba tratando la guionista en DD: la rebelión. Qué justifica la rebelión? Cómo hacerla si creemos que las creencias de la oposición son respetables? En DD Nocenti sin que se le viese el plumero estaba reflexionando sobre el ecologismo y el feminismo en una sociedad capitalista y patriarcal, revelando que el choque entrambas parejas es un conflicto no solo social sino también generacional (es raro que teniendo este excelente precedente la Marvel de ahora esté introduciendo tan chapuceramente temas progresistas dentro del género superheroico) y, además, criticando abiertamente el militarismo y las operaciones sucias de un Reagan que acababa de dejar de ser presidente de EE.UU., y esto era el tema de la "novela gráfica" de los inhumanos: la pertinencia de la transgresión cuando la tradición es obsoleta o irracional. Sin duda una reflexión sobre su papel como mujer joven progresista y culta en el mainstream de los 80. La cosa se puede dividir en 3 partes.
Intro (272, 274): la intrusión inhumana en el cosmos de DD comienza a la antigua. Una subtrama que ocupa un par de páginas de cada grapa hasta convertirse en el argumento principal. En este inicio vemos que Gorgon no acepta la sumisión de la familia real al CG. No le parece bien (a Nocenti) el atentado contra la maternidad. Así vemos como Gorgon ahoga su frustración en alcohol e inhumanas en lo que es tanto un intento de olvidar como una conducta subversiva pues es consciente de que el mal comportamiento de un miembro de la realeza es lesivo para un régimen monárquico, que no es más que tradición. Nocenti lo deja claro pues Gorgon decapita la cabeza de la estatua que la representa (esto le mola a la guionista pues su "novela gráfica" sobre los inhumanos comienza también con una estatua: la Justicia) que está junto a otras que representan las virtudes de la monarquía inhumana (pureza, honor...). También nos enteramos de que han pasado meses desde que la familia real se reunió en Attilán y que Medusa está sufriendo una grave depresión. Luego vemos como Gorgon y Karnak descubren una pista sobre el destino del príncipe de los inhumanos en el inmenso archivo de la ciudad-estado lunar, que increíblemente es de papel, y como se lo comunican a Medusa, que no está por la labor de volver a rebelarse, pero Gorgon no ve otra forma de afrontar el asunto. Cuando llega el momento de subirse a Sierra Madre Medusa no puede. Ha decidido poner sus roles como reina y esposa por encima del de madre. Ya no va a luchar por el derecho a controlar su propio cuerpo para tener un hijo si lo deseaba (el monopolio del femenismo de las revindicaciones femeninas hace que sea sorprendente el que una mujer use el derecho a decidir precisamente para parir). Pero Gorgon y Karnak siguen adelante con el consentimiento de su rey (el que calla otorga) apareciendo donde está DD. El tema es que un labo secreto de la CIA especializado en genética intercambia información con Attilán!
Ultrón 13 (274, 276): en este momento a Nocenti le tocó danzar con un megacrossover de la época en el que una buena idea se resolvió de forma estúpida y por ello es olvidable. No obstante la guionista sacó de la ocurrencia oro. Nocenti decidió seguir rompiendo los esquemas de la cole del cuernecitos, lo que desde Miller ha de hacer un guionista de DD, y aprovechar la movida editorial para enfrentar al prota con Ultrón. Tampoco es que fuese algo nuevo, el cuernecitos ya se enfrentó a cara de perro con Hulk ahora no recuerdo si cuando Miller era su dibujante o cuando ya era su autor completo, y mucho antes a Namor. Con todo no hay que olvidar que DD tiene a Gorgon y a Karnak, 2 buenas némesis contra Ultrón, el 1º por su fuerza y el 2º por su capacidad de ver los talones de Aquiles de las cosas aunque esto no es explotado por Nocenti. Pero esto es diferente porque es meter fantaciencia en la cole más pedestre de Marvel. Quizás por eso para compensarlo el esquema de esta historia es clásico: superhéroe (urbano) contra supervillano (IA androide de adamantium) para salvar a una damisela en apuros. El caso es queste tríptico es uno de los mejores momentos de Daredevil (de Nocenti junto con la historia dotro megacrossover que no pegaba ni con cola con DD: "Inferno" y los nº siguientes) pese a que la guionista no pudo convertir todo su brainstorming (por ejemplo vuelve a hacer referencia a la Materia de Bretaña) en una historia coherente, a veces es poesía más que narración, y su final es forzado y convencional. Pero es que todo es tan raro, audaz y genial, tan estrambótico, tanto para Marvel como para DD. Tan abrumador... La excelencia desta historia viene de que Nocenti introduce a Ultrón de una manera que encaja perfectamente con el relato en curso de la cole. No es una intromisión/intrusión. En ella la guionista estaba hablando de perfección, de "programación", de Frankenstein, de fabricar armas y acababa de introducir una mujer manipulada para quencarnase el ideal patriarcal de ama de casa-puta (personaje desgraciadamente olvidado a pesar de lo original y lo potente que es pues también tiene superpoderes), así que es normal que el "hijo" de Pym acabase invocado. En esta ocasión viene con personalidades múltiples contradictorias que le convierten en un Hamlet. Mi creador no se da cuenta de que su creación es defectuosa. Eso confirma que soy defectuoso. Somos defectuosos [...] Ultrones 1 a 9 comprenden que todos los creadores son defectuosos. La creación es presuntuosa [...] Todos los creadores deben de ser destruidos. [...] Alcanzar la perfección es desvanecerse! Olé Nocenti. Así la guionista prolonga la reflexión sobre el cristianismo introducida por Miller en la serie dándole una vuelta de tuerca al monstruo de Frankenstein que de una forma u otra es todo superpoderoso Marvel. Múltiples circuitos. Múltiples pensamientos. Todo es posibilidad y nada. Cientos de cables, cientos de mentes. Perfección, imperfección. El punto de absoluto desvanecimiento es un mundo de infinitas posibilidades. Cientos de cabezas, cientos de mentes. Cientos de caminos hay. Pero uno solo para el Hombre, Destino. La historia de los inhumanos evidentemente se detiene en estos 3 nº porque son de acción, son una pelea, precisamente por eso no importa que la narración se torne poesía. Y así Nocenti subvirtió una vez más a Marvel, su cliché más idiosincrático, la pelea del mes para salvar a un inocente, se convierte en algo diferente. Evidentemente esto al típico fan de Marvel dentonces no le gustó. Sin embargo este enfoque personal, de autor, hace a la historia original y única y a la etapa una de las pocas sobresalientes que tiene Marvel. 
Mefisto (278, 283): el nº 277 es un fill in así que la cosa continúa en el 278. Karnak y Gorgon descubren que donde está DD no ha ido a parar el príncipe inhumano así que se marchan a la siguiente localización probable. Al final les acompaña cuernecitos y así les cae un marrón porque este está en el punto de mira de Mefisto, que se ha creado un miniyo y pretende instruirle tentando a un superhéroe. Así, Nocenti, tras insistir en su caracterización de Karnak y Gorgon, el 2º un tipo natural y el 1º un tipo estirado que siente aprecio-desprecio por su compañero, resolver rápidamente la trama inhumana a lo Superman (una nave inhumana con un ¿solo? niño a bordo se estrelló a las fueras de un pueblo perdido yanki pero el pasajero sobrevivió y fue adoptado por una lugareña) y descubrirnos quel hijo de Medusa y RN crece el doble de rápido que un crío humano (buena idea para evitar que la infancia se eternice como la de Franklin Richards, que está a punto de cumplir 40 años pero en los cómics aún no tiene 13, o la de su prima Luna, que fue creada hace 35 años y tiene como 8; el inhumano ahora tiene como 20), hace quel Infierno se trague a todos los personajes de la historia. Desta manera lo que sigue no tiene nada que ver con los inhumanos. En el Infierno los personajes se separan y son sometidos a pruebas. Karnak y Gorgon van juntos y la mente del 1º ve que para salir de su marrón personal hay que cambiar la violencia por la comprensión (la solución de Nocenti para el conflicto). El resto de su compañeros también supera su prueba así que se reúnen en torno a Mefisto, que se dispone a matarlos. Pero aparece por ahí Estela Plateada gracias a sus sentidos cósmicos y así, mientras los pesos pesados se pegan, todos ellos escapan físicamente del Infierno pues mentalmente ya lo habían hecho al superar la prueba a la que Mefisto les había sometido. Una vez fuera sus caminos se separan. Karnak y Gorgon se llevan al príncipe con ellos. 
Al final los inhumanos no pintan nada en Daredevil pero no importa porque han participado en el tramo más sobresaliente de una de las etapas más notables, originales y singulares de todas las que ha publicado Marvel. Nocenti hizo un magistral trabajo contando historias nada superheroicas y metiendo ideas progresistas sin que apenas se notase y Romita jr. y A. Williamson en las tintas hicieron uno de los mejores trabajos de estilo clásico del mainstream. El hijo de Romita sr. es un dibujante muy limitado pero tiene un estilo minimalista muy atractivo y una gran pericia compositiva y narrativa, y en Daredevil recibió un entintamiento elegante y expresivo así que da igual su incapacidad para hacer rostros femeninos y figuras humanas con las proporciones correctas o sin fallos anatómicos. Además plasmó notablemente las ideas sofisticadas de Nocenti y no sufrió nada teniendo que narrar las numerosas escenas estáticas de los guiones destos nº. En ese sentido es un magnífico ejemplo la estancia en el infierno, igual que los rediseños modernizadores de Mefisto y sus diablos. Ambos autores, el uno visualmente y la otra conceptualmente, trataron de modernizar al Mefisto de Marvel por considerarlo muy acertadamente ridículo para los tiempos posmodernos debido a que surge de una tradición caducada ya la 1ª vez que salió allá por los 60 del siglo XX, pero su genial propuesta no cuajó. Lo de Nocenti se comprende porque su interpretación de Mefisto es demasiado audaz e intelectual, pero la figura monstruosa y hermafrodita creada por Romita jr. tenía que ser hoy la canónica.

En fin, Nocenti supone un antes y después para los inhumanos. No sólo escribió los mejores cómics donde aparecieron en sus 1º 25 años sino que los hizo más humanos. Lee&Kirby crearon clichés y ninguno de sus sucesores quiso ir más allá. Nocenti les dotó a todos de calidez porque les hizo errar y emocionarse y les dio defectos. Convirtió la solemnidad y perfección de RN en frialdad, la abnegación romántica de Medusa en debilidad, la juventud de Crystal en rebeldía, el orgullo de Karnak en envidia, la monstruosidad de Gorgon en sensualidad, la nobleza de Tritón en distanciamiento y las tinieblas interiores de Attilán en exteriores. Esto no influyó en sus sucesores puesto que ninguno dellos estaba interesado en la caracterización y en la capacidad alegórica de las sociedades extrañas, pero el éxito de su trabajo revitalizó a los inhumanos de tal modo que en los 90 aparecieron más que en las décadas precedentes, llegaron a conseguir una maxiserie y todo, por lo que se puede concluir que es en Nocenti donde el experimento kree empezó su lenta escalada a ser los que es hoy, un producto poco popular, como siempre, pero importante para Marvel.

10.4.17

Guía de lectura de los inhumanos V: Nocenti editora


37. La Visión y Bruja Escarlata nº 10: los inhumanos aparecen como secundarios de la ruptura del matrimonio de Mercurio y Crystal. En el nº 7 de la maxiserie la inhumana se enrolla con un vendedor de casas porque el mutante no la dedica tiempo. En el 9 Crystal cae gravemente enferma, y así en el 10 aparecen los inhumanos pues tiene lugar en Attilán. Para este guión Englehart es asesorado por Nocenti, parece questaba interesada en hacer algo con las creaciones de Lee&Kirby. Esta historia confirma que los inhumanos controlan al máximo su población para caber en su ciudad-estado. También se rescata al Consejo Genético para sugerir que además de controlar el nº de hijos que un inhumano puede tener, controla cual dellos lo puede tener. Lógico más que nazi para maximizar el nº de inhumanos sanos en una comunidad pequeña y endogámica. El caso es que allí se descubre el pastel de tal modo que Mercurio se cabrea muchísimo, llegando a enfrentarse a los familiares de su esposa y todo, ya que la traición de Crystal le hace sentirse más sólo que nunca, un mutante entre cientos de inhumanos que no han terminado de aceptarle. En el nº 12 Crystal aparece curada y diciendo que, como el mutante ha desaparecido, le van a conceder el divorcio así que podrá retomar su relación con el humano (qué problema tiene con los inhumanos?) pues una princesa inhumana no puede ser adúltera. La motivación desto es que cuando Englehart volvió a Marvel se encontró con que Magneto era bueno así que decidió que el hijo deste se convirtiese en supervillano. Esta arbitraria y personal decisión a pesar de ser abortada es la que más ha influido en la historia de Mercurio.


38. Cuatro Fantásticos 306: La carrera de Mercurio como villano comienza al finalizar la citada maxiserie pero no se cruza con lo que nos interesa hasta este nº. Obviamente porque en estas alturas Englehart es el guionista de la otrora cole insignia de Marvel. El mutante, totalmente chalado, decide vengarse de Antorcha porque le dejó irse con Crystal, así que secuestra a la esposa del benjamín de los Storm y la abandona atada en un solar de NY (recordemos que es ciega). Pero no contaba con el genio de Richards, igual que los 4F no contaban con que Mercurio es capaz de lidiar con ellos. Afortunadamente para la familia el mutante está ofuscado así que al final consiguen derrotarle y capturarle. Esto lleva a Crystal a los 4F para informar a Mercurio de que el divorcio no va a ser fácil. Para los inhumanos la familia es sacrosanta, y más la real, por lo que no puede ser rota fácilmente. Aquí por fin se ve a la inhumana usar su poder sobre el agua y se la ofrece regresar a los 4F. La contaminación no es problema porque Richards basándose en Pym perfecciona la fórmula para que no sea tóxica. Finalmente en el 306 aparecen los inhumanos. Vienen a recoger a Mercurio porque a su pesar es inhumano, así lo dicen. El matrimonio con una inhumana nacionaliza (y ningún otro Estado quiere encargarse de él). Con ellos viene la 1ª niñera de Luna, la hija del mutante y la inhumana. Ha sido elegida porque su poder es modificar la atmósfera, es genial lo fácil que se torea el tema de la contaminación cuando conviene. En fin, la familia real se lleva a la Luna a su loco miembro político, no parece questo sea irónico. Menciono el espartano dibujo, respetado escrupulosamente por Sinnot, de J. Buscema porque me ha parecido, sobre todo por su elegancia narrativa y por su plasmación de poses casuales totalmente realistas, en eso es un sorprendente prodigio el nº 305, hermoso. El agradable espectáculo lo completa una agradable rotulación de forum. Grapas bonitas.

39. Factor X anual 2: aquí le quitan el juguete a Englehart pues uno de los objetivos deste nº es acabar con la carrera de supervillano de Mercurio. Por lo visto el mutante tenía fans en las altas esferas marvelitas. El problema deste anual es que como se hizo a la vez que el anterior, aunque se publicó un poco después, no encaja con él. La guionista, Jo Duffy, en la 3ª vez que tocaba a los inhumanos, la última se había centrado precisamente en los problemas de Mercurio con los inhumanos, debió contar sólo con el argumento de lo que iba a hacer Englehart y así ambos nº no encajan. Por otro lado su desconocimiento de la Marvel de los 60 también produce algún error anecdótico. El caso es que Mercurio se lanza a secuestrar a F. Richards que está en el parque jugando con Power Pack y un par de niños mutantes que Factor X ha sacado para que jueguen con ellos. Así, hay pelea. Los mutis y Mercurio, con F. Richards, acaban en Attilán gracias a Mandíbulas, que esta aliado con el 2º, donde vemos la 1ª incongruencia porque Luna está en la Luna y no con su madre. Vuelve a haber pelea, pero, aunque los mutantes son reforzados por la familia real inhumana, Mercurio vuelve a escapar gracias a su rapidez. Mandíbulas se lleva a Medusa. Entonces Rayo Negro se le ocurre que los dolores de cabeza que llevan un tiempo sufriendo los inhumanos de Attilán se deben a su hermano Máximus. No puede haber otra respuesta a que Mercurio esté aliado con Mandíbulas y haya secuestrado a F. Richards para llevarlo a la Luna. Por otro lado el mutante ha dicho que tiene un amo. Piensa mal y acertarás. Aquí está la 2ª incongruencia: Mercurio no puede estar libre porque se lo habían llevado a la ciudad-estado inhumana por ser un loco peligroso. Duffy cae en ella porque evidentemente no es consciente del problema, así que la solución tenemos que pensarla ntros. Lo dejamos para más tarde. Volvemos al cómic. El poder de Rayo Negro es capaz de rastrear el rastro energético que dejan las idas y llegadas de Mandíbulas (hemos de ver ironía en que un "humano" rastree a un "perro"?) así que pueden ir tras Máximus. Mientras la familia real inhumana y Factor X le encuentran, da tiempo para que este nos cuente su plan. Resulta que ha construido una máquina de control mental, de ahí que Mercurio y Mandíbulas sean sus secuaces, pero necesita a F. Richards para poder controlar con ella a todos los inhumanos. Vuelve haber una pelea en el que evidentemente salen ganando los buenos y en la que Mercurio se cura por el tormento que le supone ver a Medusa y Rayo Negro pelear entre sí y a un niño en peligro ya que eso le hace ver lo doloroso que es que 2 enamorados se enfrenten y que se avergüence de haber abandonado a su hija. El final deja claro que Mercurio queda exonerado al comprobarse questaba bajo la influencia de Máximus. Teniendo en cuenta que este supervillano siempre hace planes antinhumanos su control sobre Mercurio sólo puede datar desde queste fuera traído a Attilán en el nº 306 de los 4F. Cosa reforzada porque si su ausencia hubiera sido prolongada, la última vez que Máximus salió fue en el anual 12 de los Vengadores, donde volvió a atentar y a ser capturado, las sospechas hubieran llegado antes dado la coincidencia de la plaga del dolor de cabeza con su fuga pues de la Luna es difícil huir sin que se note. Así pues, el mutante sólo puede quedar exonerado de lo hecho en este nº. Pero como parece que su liberación le ha liberado del rencor demente los inhumanos lo perdonan ya que, después de todo, sus pasadas fechorías las sufrieron Vengadores y Fantásticos. Así, el poco interés de Duffy por ir más allá del cliché le impidieron cumplir con el encargo editorial de purificar a Mercurio, al menos lo devolvió al bando de los buenos: al final del nº este promete a su hija que se esforzará en enderezar las cosas con Crystal... En cuanto a como cuadrarlo todo. La conciliación entre lo que nos cuenta Duffy y el nº 306 de los 4F da como resultado el que Mercurio escapó de su confinamiento provocado por su locura violenta gracias a Mandíbulas, que estaba ya controlado por Máximus. Qué mal vigilan los inhumanos! Desta manera el desbarajuste editorial permite a Englehart conservar el año loco de Mercurio. No fue suficiente para él ya que lo ignoró por otro año más.

39. Cuatro Fantásticos anual 21: aquí definitivamente se corta las alas al Mercurio supervillano de Englehart. Da la impresión de queste anual es un mandato de Marvel al guionista para que rectifique de una vez. Al final del anterior Mercurio volvía a sus cabales, pero pese a ello Englehart, en los llamados aquí otrora Nuevos Vengadores que él guionizaba, decidió tratarle como supervillano aspirante a sustituir a Magneto, quentonces se había vuelto bueno. Por tanto parece queste anual es una decisión enérgica de Marvel para no tensar más la cuerda de la continuidad/credibilidad. Es parte de uno de los olvidables megacrossover ochenteros: "La Guerra de la Evolución", pero su tema es Mercurio y Crystal o Englehart envainándosela. Medusa y Rayo Negro se comunican con los 4F para informar a Crystal de que Mercurio ha dejado de ser un lunático y quiere intentar arreglar las cosas, así que debe volver a la Luna. Entonces se desata una pelea por choque cultural. Los estadounidenses 4F apoyan el dcho. a Crystal a hacer lo que le da la gana, la inhumana no quiere volver, mientras que los tradicionales inhumanos, además de defender su cultura, que es tan correcta como la estadounidense, y su Estado, Crystal es ciudadana inhumana no estadounidense, defienden las obligaciones sociales, el matrimonio, que son claves en comunidades pequeñas como una ciudad-estado de poco más de mil habitantes. La absurda pelea, sobre todo porque los bandos son viejos amigos, es interrumpida por una llamada de socorro de Attilán. La ciudad-estado se haya bajo ataque y los inhumanos, dirigidos por un Mercurio sin poderes (esto hace imposible obviar totalmente la rebeldía de Englehart pues los perdió en la historia de Nuevos Vengadores mentada), no se bastan para triunfar. Así, viajan todos, familia real inhumana y 4F, a echar una mano. La batalla se resuelve naturalmente a favor de los buenos, y entonces RN convence a Crystal de que se quede. Su problema es ciertamente personal pero también es social, una comunidad pequeña precisa que sus matrimonios sean irrompibles para ser estable y una princesa ha de ser ejemplar, y familiar, atañe a Mercurio y a Luna, la hija de ambos. Por tanto debe intentar arreglar lo roto pues al fin y al cabo Englehart lo hizo tan mal que la ruptura matrimonial del mutante y la inhumana parece puramente caprichosa, por tanto arreglable. Además ahora Mercurio es un héroe nacional. Pero la cosa no termina ahí. Este anual tiene una historia corta que se centra en al reconciliación guionizada por un tal E. L. Norton. Esta explica de una forma increíble la última incursión de Mercurio como supervillano (de ninguna manera se puede aceptar que cómics publicados un año después que otro ocurran en realidad antes queste último si no hablamos de retrocontinuidad), refuerza la idea de que Crystal debe intentar la reconciliación por ser princesa, inhumana y madre (se nota que la movida de Englehart escandalizó al staff de Marvel de su época), hace a Mercurio recuperar sus poderes (era tema de un bloqueo mental), muestra que la reconciliación no va a ser fácil, deja claro la importancia del matrimonio en la cultura inhumana (Mercurio es inhumano por estar casado con uno, o sea, en cuanto deje destarlo, dejará de serlo, eso pasaría si fuese infiel a Crystal) y da una pequeña victoria a Englehart, Mercurio no es alguien virtuoso, es rencoroso y soberbio. No es un supervillano, pero tampoco es un héroe.


[Inhumans Special 1 hacia el final de la aparición de los inhumanos en Daredevil que veremos apareció esta grapa especial. La incluyo aquí por 2 motivos. Su entintador es el odiado por todos V. Colleta, un clásico de Marvel que se retiró a principios de 1989, por lo que esta historia a pesar de publicarse en 1990 estaba terminada bastante antes. El 2º motivo es que no parece conocer los sucesos que se cuentan en los mentados cómics de DaredevilSupongo quel retraso se debió al fracaso de la novela gráfica, que se hizo en la misma época queste especial. Quizás podría ir después desta o incluso después de los acontecimientos de Daredevil pero en ningún caso en su lugar cronológico. Aquí se publicó en el Héroes Marvel: inhumanos junto con un par de historias cortas protagonizadas por los inhumanos elegidas al tuntún. Esta historia está escrita por el oscuro L. Mougin (no hay créditos en la edición española; el dibujante es R. Howell, el de La Visión y la Bruja Escarlata) y es un producto de la etapa Gruenwald en Marvel, cuando se intentaba atar todo. Algo absurdo y más en este caso porque esta historia trata de explicar porqué Medusa apareció como supervillana y qué es el Trikón, lo 1º data de 1966 y lo 2º de 1971, así que a finales de 1988 a quién le preocupaba esos cabos sueltos, quién no podía seguir leyendo Marvel porque esos misterios le impedían entender lo que estaba pasando. Yo esto me lo pillé porque no sabía lo que era porque a mi estas cosas de retrocontinuidad no me molan, ni siquiera en este caso que no inventa nada sino que trata dexplicar algo que no se explicó en su momento. Las cosas hay que hacerlas cuando toca no mil años después, cuando el hueco ha sido olvidado. Por tanto el comienzo desta historia narrativamente va entre el nº 147 de Thor y el nº 36 de Cuatro Fantásticos (volúmenes 1 obviamente). En fin, RN evoca la 1ª vez que su hermano le usurpó el trono. Máximus con sus poderes mentales, los mismos que había perdido el mismo que día que su hermano se convirtió en rey, mejoró la inteligencia de 3 Alfa-Primitivos (así nos enteramos de que esta raza artificial humana tiene unos 500 años, o sea, que fue creada en el 2º/3 del siglo XV y de que RN mejoró su situación, un absurdo intento de enjuagar al bueno de la historia porque qué más da eso si seguían siendo considerados cosas), estos se sometieron a las nieblas terrígenas y se convirtieron en el Trikón. Desta guisa lideraron la rebelión de los suyos que triunfó gracias a que Máximus tenía como seguidores a los inhumanos que no les gustaba la política de RN sobre los A-P. Pese eso Trikón es echado a la Zona Negativa por un uso sólo visto aquí del poder de Mandíbulas. Entonces Máximus expulsa de Attilán al clan real y reprime a los A-P de modo que vuelven a su condición original (menudos cabrón es la serpiente inhumana)Los derrocados se ponen a buscar a Medusa, que se ha perdido en la rafriega. El tema es que la lucha la ha dejado amnésica. Sus parientes no la encuentran porque a pesar de quel Himalaya está en el centro de Asia la futura reina inhumana ha acabado en París, donde se hace ladrona de joyas de guante blanco a pesar de tener un aspecto muy llamativo. Cansado de una búsqueda interminable Gorgon negocia con Máximus la vuelta del clan real a Attilán porque vivir fuera dallí es muy duro (los inhumanos son tratados por la humanidad como si fuesen mutantes) a cambio de traer también a Medusa (pero si eso es precisamente lo que quiere Gorgon!). Tras eso dalguna manera RN y sus parientes llegan a NY. Después? lo hace la futura reina inhumana, que se ha aliado con supervillanos tras un absurdo período en un deshabitado islote mediterráneo. Esto enlaza con lo contado caóticamente por Lee&Kirby. La familia real inhumana ha tardado 3 años en reunirse, el dibujo nos hace deducir que Crystal tenía unos 12 años cuando fue expulsada de Attilán (ya que no muestra ninguna característica sexual secundaria) y unos 15 años cuando la Antorcha se la encontró ya bien desarrollada. Pero el invento se estiró un poco más para contarnos con detalle como RN acabó recuperando el trono y porqué el secuaz de Máximus no lo hemos vuelto a ver. Así la historia termina poco después del célebre nº 48 de Cuatro Fantásticos explicando el origen del Trikón pero no terminando la historia donde aparecieron por 1ª vez ni explicando cómo volvieron de la Zona Negativa así que la cosa queda un poco absurda. No resuelve nada dese personaje; y sobre el pasado inmediato de los inhumanos a la 1ª aparición de Medusa no aporta nada que un lector no pudiese imaginar por su cuenta con el extra de complicar aún más la mayoría de las incongruencias provocadas por la disparatada forma de trabajar de S. Lee. Cómo Medusa reconoce a Gorgon si está amnésica? Por qué el clan real se instala en NY si lo que pretende es volver? Por qué temen al Buscador si es un servidor de Máximus con quien se han aliado para poder volver a Attilán? Por qué Medusa dice que huyó de la ciudad-estado inhumana y Gorgon dice que es otra deserción más? Por qué a Máximus le molesta el regreso de su hermano si lo hace con Medusa como ambos habían pactado? Cómo encaja eso de que Máximus dice que tiene la corona porque un accidente enmudeció a RN? Por qué tanto lío si era superfácil destronar a Máximus? Gruenwald, mejor no haberse metido en berenjenales.]

3.4.17

Critiquita 463: Weird Detective, F. Van Lente y G, Vilanova, Editorial Hidra 2017


A mi la obra de Lovecraft me fascina, pero más por todo el potencial que tiene que porque sus relatos cortos me encanten. Por eso estoy atento a lo que sale en cómic sobre los mitos de Cthulhu. Lo normal es que sea decepcionante porque lo usual es la adaptación ramplona del relato de turno, para eso ya tengo el original (traducido), y si no la aplicación del esquema de un relato lovecraftiano sin añadir nada de la profundidad que el Loco de Providence dio a su obra. Por ello hay que celebrar este cómic aunque no sea gran cosa porque trabaja sobre lo hecho por Lovecraft sin caer en el fanfic o en la descarnada explotación disfrazada de homenaje. Es original, y eso viendo el percal es oro.

El título, Las estrellas están equivocadas, se ha caído en la edición española.

Está claro quel guionista (y rolero y escritor de algún modulo para algún juego de los mitos de Cthulhu) Van Lente ha disfrutado de lo que ha hecho Moore con la inmortalidad creación de Lovecraft pues se ve en esta miniserie de 5 grapas (la 1ª doble) una gran inspiración del Neonomicón. Asísabedor de que a diferencia del inglés y del escritor él no es un genio inspirándose en La sombra sobre Innsmouth, En la noche de los tiempos y en el archicélebre En las montañas de la locura, plantea una historia sencilla y de manual pero policíaca, con comedia (que es diferente a la parodia), cosa nunca vista en un cómic sobre la obra de Lovecraft, y usando ideas sugeridas por el Loco de Providence que si bien no son geniales (a mi jugando al juego de rol de culto de Los mitos de Cthulhu se me han ocurrido) por la razón que sea no han sido usadas jamás por un guionista de cómics (hasta donde yo sé). Así, con gran tino Van Lente, sin descafeinar los mitos de Cthulhu y sin adulterarlos, se inventa una historia de compañeros polis (una dellas una madre árabe lesbiana y el otro...) contra psycho un poco más compleja de lo habitual ambientada en el presente, que no es tópica porque los asesinatos tienen que ver con las célebres creaturas lovecraftianas. 

La dibuja Vilanova con un estilo realista rudo y la narra mediocramente así que el resultado es meramente funcional. Las expresiones son muy acertadas, algo raro en el cómic yanki, y algunas viñetas son memorables, pero va de más a menos, no ofrece gran cosa dibujando creaturas, es incapaz de hacer algo con lo onírico y no crea atmósfera. O sea, el dibujo vale para una historia tópica de polis pero no para una de Terror, tópica o no. 

Así pues este cómic (con un precio muy ajustado para una pequeña editorial a cambio de una encuadernación cutre para tanta página) va de más a menos, es simple y es rutinario PERO es gracioso, es ingenioso, es diferente, construye a partir de lo hecho por Lovecraft en vez de copiarle la forma pasando del fondo y es prometedor porque esta historia es una sonda. Si la cosa triunfa habrá más pues aunque la pareja de polis resuelve los asesinatos quedan cosas interesantes en el aire además de muchas otras posibilidades atractivas. Y es que Van Lente demuestra a todos los mediocres que explotan a Lovecraft sin piedad que los mitos de Cthulhu son más que unos clichés y unas fórmulas. Tienen muchas ideas que explorar y caben en todos los géneros, así que sin salirse de la mediocridad se puede ir más allá de los relatos cortos del Loco de Providence sin desnaturalizarlos. Por tanto, no hay razón alguna para seguir limitándose a adaptarlos por enésima vez (dalgunos he leído hasta 6 adaptaciones; la única adaptación aceptable es la de Breccia), cosa por otra parte absurda pues son muy poco visuales y dinámicos, copiarlos sin alma o disfrazarlos de ropajes modernos sin cambiar  nada más y sin aportar algo. La cosa no es inventarse un monstruo nuevo o añadir más información porque es innecesario, sino hurgar en el Terror implícito en la obra de Lovecraft que para su época era intuición genial pero para la nuestra es evidente y por ello ofrece posibilidades nuevas.  

27.3.17

Critiquita 462: Thunderbolts nº 1, J. Zub y J. Malin, Marvel-Panini 2017


Esto no me lo esperaba. Cuando Marvel ultimó a este supergrupo de mala manera hace casi 3 años pensé que los Thunderbolts iban emprender la senda de Campeones, Defensores, Alpha Flight, New Warriors... Y los tenemos aquí, confirmando la sensación de que desde los 90 a Marvel la llevan majaderos, o lo que es más probable, nadie dura en el puesto lo suficiente como para que la dirección de la editorial deje de ser errática. Recordemos que la última vez que los Thunder se pusieron malitos en ventas la editorial decidió humillarles. Les quitó su título, se lo dio a otra cole que nada tenía que ver que lo malgastó, los desbandó y luego un año después los canceló. Y ahora nos encontramos con esto, que es lo que los seguidores del supergrupo pedíamos dalguna manera. El problema de los últimos Thunder es que sus autores no eran lo suficientemente chispeantes como para atraer y fijar a nadie y el grupo había cambiado lo bastante como para no agradar a los puristas. Por tanto, la cantada cancelación y subsiguiente pero sorprendente bajada de pantalones que es esto se hubiera solucionado con un cambio de autores en su momento. Como no se hizo así ahora tenemos el grupo de vuelta incluso más clásico que la 1ª vez que resurgió de sus cenizas provocadas por un experimento realizado por el papanatas de turno, el tipo de empleado que desde los 90 puebla las oficinas de Marvel, que es como decir: seguidores de los Thunder, reconocemos que todos los experimentos a los que sometimos la cole eran absurdos, inviables y ridículos. Entonces uno piensa, por qué tuvimos que sufrir tanto cuando ya os lo decíamos. En fin, supongo que esta resurrección es un intento de contentar con algo de clasicismo a la vieja guardia marvelita ahora de morros con bastante razón, aunque lo intenta de una manera un tanto absurda porque esa gente no reclama el final de los 90 sino el de los 80 (la época dorada de la editorial en calidad). Por otro lado esta vuelta demuestra lo que muchos decíamos, esto de la inclusión es puro postureo. Los Thunder no han venido con otro sexo, otra raza, otra cultura o menos años, ni siquiera con otro gusto sexual. Si el grupo original eran 4 hombres y 3 mujeres, 6 adultos y una joven, 6 blancos y una oriental y todos (presumiblemente) heteros, ahora tenemos 4 hombres y una mujer, todos blancos, todos adultos y todos (presumiblemente) heteros. En fin, al turrón, que es lo importante.


Estos 1º 6 nº me han gustado mucho. No son especiales pero tienen sabor clásico y son continuistas (y ven muy de refilón la nefanda "Civil War II"; no les despiste el título del tomo). Es por tanto un cómic con el que conecto. Así es como me gusta que se hagan. Los guiones están bien planteados, cada grapa es un capítulo con un decente cliffhanger, y aunque lo que pasa en un nº es ligero como es norma hoy, al menos es una microhistoria lo que permite recordarla bien de mes a mes. A esto hay que añadir que Zub escribe bastante, se ocupa un poco de los personajes, mete algún chiste graciosete y maneja bien todo el pasado del grupo, que es ya dilatado. Además no lo hace en plan fan service. Esto no es una serie para iniciados, se puede seguir perfectamente se conozca el grupo o no, se sea novato en Marvel o no, el nuevo lector no se va a perder ni se va a sentir fuera de lugar. Sólo le resultará menos satisfactoria que uno que conozca al supergrupo, pero no porque el bagaje aumente la calidad del producto sino porque lo hace amistoso. Lo cual hay que reconocer que es muy agradable viendo que nos podían haber hecho un Alpha Flight, grupo reformado y nuevo status y ninguna explicación (Zub se ríe de ello aquí aunque nadie ha explicado aún porque al Cubo le caen bien los Thunder). Esto en parte se debe a que Zub recupera alguna personalidad original y sobre todo la dinámica de grupo creada por Busiek que se ha mantenido siempre, si bien cada vez más alterada/degenerada, porque es buena, esto es, interesante. Así tenemos de nuevo a la Piedra Lunar maquiavélica en vez de a la zorra que en un alarde de machismo Ellis y Bendis forjaron... jugando con las mentes de sus compañeros para su propio beneficio y a Arreglador más malo que bueno. Atlas que llevaba desaparecido años y Mach X están más desdibujados y han sido cambiados por Zub para ser los Blue Beetle y Booster Gold del grupo. Los típicos simples, sólo que esta vez con la personalidad cliché del estadounidense obrero, es decir, casi todas sus frases incluyen la palabra cerveza en ella, que sirven para hacer chistes y meter al grupo en cómicos líos. No esta mal porque el actual líder de los Thunder, a diferencia de todos los anteriores, es un tipo torturado e inseguro. No tengo ni idea del Soldado de Invierno. No le he leído hasta ahora. Pero no me parece un mal fichaje para los Thunder. Me parece que cuadra perfectamente con el estilo de líder superheroico con problemas personales que el supergrupo ha tenido desde el Ojo de Halcón clásico, hoy desaparecido e irrecuperable (es una descripción no un lamento) y es un personaje interesante. Además, aunque eso de "el hombre en el muro" que se inventó Aaron me pareció una solemne memez insultante porque viene a decir que todos los superhéroes Marvel, incluso juntos a lo Starlin, son unos mierdas comparados con un humano tuerto, da a la cole una premisa de partida refrescante porque a estas alturas seguir con lo de los más buscados es ya difícil. Aunque sigue siendo posible tratar la idea original de unos supertipos luchando contra la sociedad para hacer lo que les viene en gana (ahora somos buenos así que no necesitamos pagar ninguna deuda a la sociedad que hemos porculizado durante años), el Universo Marvel ha perdido bastante maniqueísmo y los Thunder ya son demasiado archiconocidos como para plantear la duda sobre su conversión. Los que siguen siendo Thunder son simplemente gente marginada porque son demasiado autónomos como para pertenecer a los malos o a los buenos. No van a cambiar. Así pues la lucha por la redención hoy no tiene sentido y por eso las black ops independientes y la lucha secreta contra los abusos secretos de las agencias gubernamentales me parecen premisas que pueden dar muy buenas tardes en el momento en que Zub comience a explorarlas de verdad.

El elemento polémico desta vuelta no ha sido que un viejo personaje se ha vuelto negro, mujer, adolescente o homosexual porque sí, sino que para una serie clasicota se ha escogido un dibujante que tiene un estilo que es la antítesis deso. Supongo que a Marvel le escocía reconocer que se había equivocado con los Thunder. Por su estilo totalmente Image noventera Malin no ha hecho amigos. A mi jamás, ni siquiera en su momento, me ha ido ese estilo. J. Lee, el abanderado de tal atentado visual, me parece alguien bastante lamentable. Aún no entiendo que es lo que le impide usar las manos para dibujar. Pero Malin no me disgusta. Quién no tiene un Al Milgrom en su casa? No me parece ni siquiera mediocre y aunque su uso del estilo Image noventero fuese irónico no me parece aceptable tal opción, pero hay que reconocerle que no es un intérprete purista. Malin tiene algo de Liefeld, J. Lee y Charest, y seguro que de alguno más pero desconozco la Image de los 90, pero no practica la ausencia de perspectiva, ni los pies mignolianos, el baile de proporciones y el desprecio por el raccord que han hecho a Liefeld ser quien hoy es, el hazmerreír del negocio. Lo único que tiene Malin del estilo que evoca es la mala anatomía, por lo demás es un narrador claro y un tipo lo suficientemente listo como para convertir en estética lo que en los 90 era torpeza e incapacidad. Así, en mi opinión Malin hace un trabajo competente, dentro de sus enormes limitaciones y su total desnortamiento da expresividad a sus figuras, es dinámico y no es pretencioso. Para enjuagar la cosa el tomo se completa con un nº dibujado por un tal S. Izaakse que intenta emular a Maguire con bastante acierto. Convencional pero capaz y en el buen camino. Igual en el futuro hace algo y todo.

Así pues el regreso de los Thunderbolts es muy agradable (por qué no podemos volver a los tomitos tri/cuatrimestrales?). Estamos ante una serie meramente cumplidora pero dinámica, fundamentalmente de acción entretenida, modesta (cosa genial cuando los autores son mediocres porque evita la pretenciosidad y el fracaso), competente y clásica en cuanto a que no pretende inventar la rueda, la dinámica grupal es importante, avanza y siempre cuenta algo. Desde el fin de Loki yo no leía algo tan agradable y respetuoso tanto con el género como con el pasado de Marvel. Creo que habla elocuentemente de la calidad desta serie que moderniza inteligentemente las reglas del género, el que es una de las pocas series nuevas que va a sobrevivir al enésimo apocalipsis que la editorial ha de hacer porque se ha vuelto a equivocar con su política editorial (y no me refiero a que todo ha de ser añejo, blanco, masculino y hetero). Pero lo mejor destos Thunderbolts resucitados por desesperación no es que protagonizan una cole decente y sensata sino prometedora. Cierto que podría estar mejor dibujada y escrita, pero eso no es descalificante, sobre todo con lo que está cayendo desde que alguien creyó que Hickman es un buen guionista de superhéroes y que es mejor que el mejor guionista que Marvel tiene (Gillen) no escriba superhéroes, porque eso se puede decir de casi todas las de cualquier época

22.3.17

Relecturas CXI: Akira, K. Otomo, Ediciones B 1990-1996


Este cómic es uno de los que más me ha impresionado. Quizás por eso no lo había vuelto a releer desde que cambiamos de siglo. En su momento lo leí mensual e intensamente, y naturalmente después lo releí alguna que otra vez. Me parecía fantástico. O sea, se me quedó bien grabado en la mente. 

Empecé con Akira como se hacía antes, en media res. En el nº 17. Yo había empezado así a leer Cómic, desde Astérix y Obélix hasta Thor todo lo había empezado a leer por el 1º nº con el que me encontré ("Los laureles del César" y el nº 16 vol. I forum respectivamente; hay cosas que no se olvidan), y nunca me había supuesto un problema.  Por tanto no pensé que algo japo, estamos en los preliminares del manga, fuese diferente. Era el verano de 1991, no había mucho con el que entretenerse y la portada era atractiva. Ya pillaría lo anterior si eso. Y flipé. Lo malo es que era una historia de continuará, nada de autoconclusiva a lo francés o a lo yanki, esto duraba y duraba. Recuerdo que fue una angustia hacerme con ella. No eran baratos y tenía que pillar los 1º y la novedad del mes, y no había dinero para pillar los 16 1º de golpe. Tardé algo y la experiencia de lectura fue algo extraña ya que leía a la vez lo nuevo y lo viejo. Quién cojones iba a esperar? Los nº quemaban, tío! Y encima cuando estuve actualizado tuve quesperar casi 3 años a que la cole se reanudase a paso de caracol y más cara. Si como en 15 meses pillé 33 nº, luego necesitamos 12 para que se editasen los 5 episodios finales. Los que han empezado a comprar cómics en esta década no tienen ni idea de lo que es vivir intensamente. Lo de hoy es bacanal romana y lo nuestro fue la escasa ración diaria de un preso medieval, si a ellos los hubiesen alimentado con manjares claro.

Quién se puede resistir a un portada posapocalíptica tan chula titulada: "Emperador del caos"?

Como suele pasar el tiempo transcurrido ha borrado algo de su brillo. Leído hoy Akira no es lo que era aunque sigue siendo sobresaliente. Es de los 80 pero Occidente no lo cató hasta 1990. A pesar del retraso le resultó totalmente novedoso porque no había visto nada igual a pesar de que Otomo, su autor, se inspiró mucho en Moebius y en los superhéroes. Pero en Akira había, y aún hay, algo exótico para Occidente porque no deja de ser un manga de la Guerra Fría: miedo a las armas de destrucción masiva, crítica al militarismo y experiencia del apocalipsis. El guión, una vez conocido, es sencillo y convencional y sus personajes son arquetipos universales por mucho que al final se ponga místico. Pero a pesar dello es notable por lo bien que juega con el misterio, por los giros tremendos, terribles y sorprendentes que tiene y por su verosimilitud, emoción, dinamismo y ausencia de maniqueísmo. Es como serían los mutis Marvel si se hubiesen planteado en los 80 y de forma serie y adulta, sobre todo las 2 últimas características, aunque sin pasarse, no dejamos destar nunca en un thriller o en una de Acción. Aquí no hay delirantes heroísmos, visiones en B&N y maquillajes de la realidad. Los gobiernos maquinan, el presupuesto militar es prioritario, la sociedad es injusta y el bien mayor aplasta las vidas individuales. Lo que hace sublime a Akira, aunque hoy no brille tanto porque ya no descolla tanto, es el dibujo. Otomo es capaz de hacer que todo parezca real. Como los escenarios parecen de verdad, la historia se disfruta a un nivel superior al normal. Tampoco es que haya que ser realistas, pero si Akira se compara con el dibujo yanki de antes y de ahora no hay nada igual salvo Hitch, y este va sin negrita. Hoy no lo parece tanto pero en 1990 un lector de superhéroes no había visto en un cómic edificios que pareciesen edificios de verdad, vehículos que pareciesen vehículos de verdad, armas que pareciesen armas de verdad, cascotes que pareciesen cascotes de verdad, etc. Ni siquiera había visto sangre y violencia realista. Una de las cosas que más me impresionó del dibujo de Otomo es que emula perfectamente a Peckinpah o a Woo. En esto sigue siendo único pese a que se le puede copiar perfectamente. Desta manera, como digo, la lectura de Akira es intensa. No nos separa de la emoción un dibujo muy convencional y artificioso sobre todo en los fondos. La anatomía es funcional, pero el escenario, tío... La perspectiva, los detalles, los volúmenes, las sombras... Sólo en las obras realistas más sobresalientes del cómic europeo se puede ver algo así. Y luego está el a-bra-ca-da-bran-te nº 16. En él se puso Otomo el mundo por montera. A mi me dejó a cuadros; y sigue siendo un nº singular. Casi totalmente mudo y una destrucción que ninguna disaster movie con trillones de presupuesto puede igualar. Y en tus manos tío! Una puta locura. Dibujar todo eso es muy pesado, complejo y duro, y Otomo lo hizo. Porque la historia lo necesitaba y pedía. Hay muy pocos profesionales así. Creo que ningún occidental sería capaz dalgo semejante. Por eso ese nº sigue siendo alucinante. En los tomos gordos esto se pierde. Aunque sabia lo que pasaba a continuación, no imaginé que Otomo lo iba a dar todo. Nadie ha sido más gráfico que él sin ser necesario. Pero también es cierto que si el apocalipsis hubiera ocurrido entre nº, ahora Akira sería sobresaliente pero no alucinante. Así pues, aunque el nivel de sofisticación deste manga hoy no está a años luz de lo que se hace actualmente en Occidente, el nº 16 sigue hondeando en solitario en una cumbre que ningún Occidental siquiera ha oteado.

Así pues hoy Akira no resulta tan impresionante como antaño. La historia es la de un blockbuster, si bien más sólida, verosímil y coherente, los personajes aunque inolvidables son planos, el dibujo es eficiente y el cansancio hizo mella en él al final, pero aún es original, su narrativa clásica sigue siendo dinámica y magistral, su acción continúa siendo trepidante, sus giros se mantienen impredecibles y renovadores y su espectacularidad todavía es abracadabrante y tiene un buen final. Además no tiene ni una página mala, y estamos hablando de unas 2200. No hay ninguna cole de superhéroes cuya calidad sobresaliente aguante tanto. Otomo a pesar de lanzarse sin red y de las dificultades fue capaz de hacer una obra redonda, original e impresionante poniendo su arte al servicio de la historia y siendo modesto, sobrio y a la vez mu japo y universal o humano. Si no fuese así Akira no podría haberlo petado en Occidente a destiempo y ser hoy un referente mundial.

Así parece na pero el título ya...

Unas palabras sobre las ediciones porque es un tema que parece que no se puede obviar cuando se habla de Akira. Aunque la gente se pronuncie en realidad no hay edición perfecta. La mía, la 1ª española, falla en que está traducida del inglés, en que la encuadernación de los 1º nº no se planteó para la eternidad (ay si todos los nº fuesen como los últimos), en que el sentido de lectura es occidental y en que está coloreado (esto también en su momento lo hizo destacar porque ningún cómic por entonces estaba coloreado desa forma, por ordenador), pero las numerosas splash pages y viñetas que ocupan 2 páginas se pueden ver mejor que en ninguna otra edición y aunque el color no es el original, le gustó a Otomo sin duda porque es sobrio y funcional y, pese a que al final se convierte en un horror por su abuso de los brillos y degradados y su delictiva intención de dar volumen a un dibujo voluntariamente bidimensional, salva a muchas viñetas de ser una figura flotando en el vacío, Otomo trabajó como un japonés en huelga pero no en todas las viñetas, no es un maestro del entintamiento y al final fue ayudado por gente mediocre. Además esa edición contiene muchas viñetas del original así que se puede ver como es tal, esta combinación que es mejor que nada no la tiene ninguna otra. Así pues un tomo bien gordo, las ediciones disponibles ahora, no deja ver bien el dibujo, y si es en B&N, aunque queda manga también queda desangelado. No estamos hablando de tomos pequeñitos sino tipo álbum francés. La único mejora que ha traído el tiempo es una buena traducción del japonés (asociada al B&N). La edición perfecta pues sería en tomitos, a color (recoloreados los últimos 5) y con una traducción directa del japonés, pero en la época de los bacanales romanos esto no va a caer. Así que no hay que preocuparse por cómo es la edición. Todas son imperfectas. Escojan para leer Akira la edición que más cómoda les resulte.

15.3.17

ES UN MANTLO: Revindicando el Alpha Flight de Mantlo XII: FIN


En España AF sólo sobrevivió a Mantlo 4 nº/8 meses. Pero el fracaso no fue singular sino general. Las ventas de superhéroes Marvel habían bajado tanto al comenzar los 90 que forum tuvo que podar bien. Lo que pudimos ver de la nueva etapa es majo, incluido el insólito dibujo del nuevo y muy novato dibujante regular, y aunque desmantleliza la serie, a la vez es fiel a esta etapa. La continúa con naturalidad pero en otra dirección. Así Sasquatch vuelve a ser un hombre, la boda de Vindicador y Jeffries se cancela, los gemelos vuelven (pero Estrella del Norte tuvo quesperar un poco más a poder ser gay), las creaciones de Mantlo desaparecen, Talismán y Chamán son restaurados y vuelve Puck, pero Bochs ha quedado muerto y Heather Hudson indisolublemente asociada a Vindicador. Los otros cambios del desafortunado guionista, el matrimonio de Marrina y la muerte de Ave Nevada, se deshicieron pero en otras coles. Lo 1º a la vez quel desafortunado guionista encaraba su último semestre como guionista de AF (que en la serie no hubiese referencia a esto y que en la cole donde eso ocurre no apareciese el supergrupo canadiense habla bien del aislamiento de Mantlo en aquel momento) y lo 2º casi 10 años después de su marcha de Marvel.



Con el desfortunado guionista la serie pasó a venderse sólo en tiendas especializadas, pero él la mantuvo como la más vendida dentro desa categoría menos popular durante bastante tiempo. AF no comenzó a declinar hasta el nº 60 (aún así cualquier nº del desafortunado guionista prácticamente todos los meses desta década y parte de la pasada sería nº 1 del top Ventas, siempre más de 120.000), y es evidente que en eso tuvo que ver mucho con los numerosos dibujantes novatos (8 si añadimos los anuales a los nº regulares, 1 nuevo cada 4 meses, cómo ahora! con la diferencia de que ahora se admite ese vaivén) que tuvo la serie durante toda la estancia del desafortunado guionista, todo un bajón tras Byrne. Con dibujos pobres y sin estabilidad gráfica era imposible en aquellos años, los que van desde Watchmen a La Broma Asesina, que AF se mantuviese en el candelero sin ayuda editorial, y esta pasó: pudo haberle dado como dibujante a McFarlane (aquella época fue incapaz de ver que es una patata) ya que era canadiense pero no se lo dio porque Hulk y Spiderman estaban muy por encima della en la lista de prioridades de Marvel, así que a la serie le tocó D. Ross un canadiense que con justicia no ha pasado la Historia. Sólo Mignola rompe esta tradición de dibujantes nuevos y pobres porque aunque novato ya era bueno, si bien tenía un entintador que domesticaba su poco superheroico estilo, lo que resultaba en un dibujo mignoliano más que de Mignola, pero sólo hizo 3 nº (echó una mano en el 47) aunque se encargó de 8 portadas (29-34, 36 y 39) con estupendos resultados, demasiado poco, y S. Buscema porque era un veterano, pero fue fugaz (nº 33 y 34). Los otros son unos desconocidos salvo J. Lee, que no se lució en AF (a mi nunca me ha gustado salvo durante 3 locos meses) y no practicaba el estilo que le ha encumbrado por encima de sus méritos, pero sí mostró una productividad (era capaz de hacer fondos elaborados cosa que incluso dibujantes expertos son incapaces de realizar para una grapa mensual) y una corrección insólita para un novato. Por eso no duró mucho en la serie como dibujante (interior del 51 e interior y portada del 53, del 55 hasta el 62 y del 64; luego colaboró en las portadas del 65 hasta el 69, del 75 y del 87 hasta el 90). El principal problema de J. Lee es que su estilo no encaja bien con el de la serie. Sólo cuando lo entinta A. Milgrom la cosa se vuelve más seria y plástica de modo que sus últimos nº en la serie son los mejores dibujados de la etapa junto con los del principio de la misma. No obstante a lo dicho, todos los dibujantes que pasaron por la cole practicaban un estilo realista, así que AF tuvo coherencia gráfica. También, a juzgar por el hecho de que en casi todas las grapas hay páginas mudas, todos se entendieron con Mantlo y este se entendió bien con ellos, pero la torpeza y la impersonalidad anularon ese valor salvo en J. Brigman (interior del anual 2 e interior y portada del 45, 46, 49, 50 y 52) porque tenía maneras, su narrativa es dinámica, moderna y rica en recursos y plasmaba las emociones bien. Así, es una pena que la dibujante no cuajase porque hubiera sido una buena pareja del desafortunado guionista, y así ambos podrían haber emulado de algún modo la mítica pareja que formó este con S. Buscema que muchas buenas tardes nos ha legado en Hulk.



Cuando leí esta etapa de adolescente me encantó (llegué bastante tarde pero me hice rápidamente con ella), Mantlo convirtió a Alpha Flight en mi supergrupo favorito y me dio la vara con la que mido toda cole de superhéroes, especialmente las grupales. Ahora que la he releído tras muchos años de no hacerlo he de decir que aunque es irregular y tiene flaquezas, unas por la época y otras porque Mantlo era tan audaz como tradicional, es un trabajo distinto y admirable. Tiene tramos emocionantes, lo terrorífico domina sobre lo fantacientífico y la imaginación sobre lo convencional y sigue siendo absolutamente singular y transgresora por su cuestionamiento de la identidad y del poder y por su absurdo, 3 cosas que toda historia de superhéroes ha de ser y que se echa muy en falta hoy. Hay que dejarse de Millars y Bendises y empezar a releer a los maestros. Los que han hecho que los superhéroes aún se publiquen, porque sin los que fuimos criados por ellos esto se habría acabado ayer. Por tanto la etapa en Alpha Flight de Mantlo es una agradable lectura que tiene todo lo bueno, dinamismo y locura, y todo lo malo de los superhéroes ochenteros, falta de dirección y resolución rápida. Si el desafortunado guionista hubiera sido más ambicioso y consciente podría haber sido menos tradicional y así su estancia en la serie habría ganado, pero hizo que fuese una cole diferente, entretenida, siempre sorprendente y moderna para su época. Además hoy tiene la ventaja de poderse leer independientemente. Casi no necesita la etapa de Byrne para seguirse y desde luego no necesita dotras lecturas para disfrutarla. Con Mantlo la cole siguió siendo autocontenida, sólo tiene un crossover con Vengadores nº 272, y quitando las irrupciones de Lobezno las demás son cameos. Objetivamente el trabajo del desafortunado guionista sólo tiene 1 fallo: falta de supervillanos (si bien cargarse a muchos personajes tampoco es que sea acertado, entre otras cosas es lo que ha hecho que esta etapa se haya ganado el odio de los fans del AF de Byrne). Una cole de superhéroes no puede sobrevivir sin una galería de supervillanos que incluya un par de potentes y carismáticos archienemigos. Este fallo de diseño tenía que haberlo corregido el desafortunado guionista (sus sucesores tampoco lo han hecho) porque era lo suficientemente experto como para darse cuenta de él. Mantlo hizo bien en intentar que olvidásemos al caduco Amo del Mundo (fracasó) y en rescatar de la papelera de Byrne a las Grandes Bestias, pero se cargó a Podredumbre, no metió a ningún supervillano típico de Marvel, fue incapaz de dar entidad a las Grandes Bestias y metió tarde a Reinasueño. Una serie de superhéroes sin supervillanos está tanto coja como ensimismada. Así, aunque esta etapa tiene la ventaja de poder leerse independientemente de todo, aunque quizás Lobezno despiste un poco, no ha ayudado a AF a sobrevivir porque la falta de supervillanos en un universo compartido es debilidad. Nunca es bueno no salir de tu nicho. De todos modos seguramente quien más ha jodido al supergrupo canadiense ha sido Marvel pues durante casi 30 años años no le puso a AF un buen dibujante. Así, ni ayudó a los guionistas sucesores de Byrne y Mantlo ni atrajo al público. No obstante, eso de los supervillanos es evidente que no afecta a la etapa del desafortunado guionista. Ese fallo no impide que sea una lectura totalmente disfrutable tal y como está, desde luego en ella no se echa de menos a Doom, a Kang, a Apocalipsis o a Magneto, porque Mantlo bailó bien para ntros. el brainstorming  durante casi 3 años sin descansar, sin repetirse y sin apoyarse en clichés. Desta manera su etapa en AF es una de las mejores de la Marvel de los 80, la mejor década de la editorial. Es mucho mejor que etapas coetáneas tan prestigiosas como la de Byrne en 4F y la de Stern en Los Vengadores. Gana a la 1ª en madurez y a la 2ª en divertimento y a ambas en subversión y originalidad (si bien reconozco que estas 2 cosas no las quiere el típico marvelita). 


Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog