15.3.06

Critiquita 33: JSA nº4, G. Johns, D. Goyer y L. Kirk, Planeta DeAgostini 2006

Bueno, nuevo tomo de la JSA en el que tenemos por un lado una saga que ocupa los 4 primeros números en la que leemos como Mr. Terrific, Marvel y Hawkgirl son arrastrados al pasado por un tirano venido del futuro (mira por donde en DC también tienen) primero a los 40 o 50, como no soy seguidor de DC ni idea, y luego al Egipto faronico, donde se encuentran a Black Adam se aprovecha para ahondar un poco más en este pj. Con un original viaje al futuro. llegamos al último (45 americano) del tomo, que es el prólogo a, supongo, otra saga en la que la resolución del misterio que persigue el Dr. Destino y una escisión del grupo crearán un antes y un después en él. Así que tenemos un final que pone las cosas interesantes y emocionantes.
Goyer y Johns en este tomo abandonan el tono sosegado, costumbrista, dramático y vanal presente en los anteriores tomos por un tono más clásico y propio del género. En este tomo tenemos mucha acción, aventura, fantaciencia, en fin, todos los ingredientes necesarios para un cómic de supers de toda la vida y menos mal. Menos mal, porque ya me empezaba a cansar la serie y en consecuencia a preguntarme hasta cuando la iba a seguir. Porque, aunque en un principio el tono costumbrista utilizado por los guionistas me gustaba bastante (sobre todo por la novedad) al final me estaba hartando, porque al abusar tanto de él estaba conviertiendo la colección en algo soso y aburrido. Esta bien que haya llegado, espero, un golpe de timón que le meta algo de ritmo y emoción al asunto que estaba siendo muy necesario.
Este cambio se concreta en el último número, en este, aparte de las sorprendentes revelaciones y suposiciones que se hace el lector en torno al asunto del Dr. Destino, que a pesar de mi ignorancia juzgó que es muy importante, se llega a una escisión a cuenta del dilema de moda en los inicios del siglo XXI (os informo que el tomo contiene números del 2003). Este dilema no es más que, si se deben aceptar los límites que impone el posmodernismo y lo políticamente correcto a la capacidad de defensiva o no. Más claro, guerra preventiva o no? Se deben respetar unas leyes que no erradican el crimen? El posicionamiento de algunos miembros en posiciones proactivas y políticamente incorrectas hace que dimitan. En fin, pues eso, espectaculares y sorprendentes acontecimientos que ponen algo de interes en la JSA. Con estos elementos este número ha asegurado que me compre el siguiente, luego ya veremos.
Aunque de todas formas me sigue sin convencer la JSA porque no es una cole de grupo a pesar de que debería serlo. A mi lo que más me gusta de este género son las coles de grupo (ese Alpha Flight postByrne y los Thunderbolts) y esta, a pesar de que tiene muchos miembros y en cada tomo se incorpora alguno más, no lo es. Porque cada número se centra en un máximo de 4 miembros, algunos incluso son protagonizados por uno solo, muchos miembros se pasan números sin aparecer, etc. Goyer y Johns son incapaces o no les interesa mostrar la JSA como un grupo, como un equipo y a mi eso me parece que le quita coherencia a la cole y eso hace que no se siga a gusto.
El dibujante es Kirk, que consigue la hazaña de dibujar el solito todo el tomo y no podía ser de otra forma, pues era el que más números americanos ha dibujado en la etapa Planeta. Kirk es un dibujante correcto y competente, con un estilo sencillo, realista, claro y limpio. La pega esta en que es un poco monótono debido a la simplicidad de su estilo y porque repite muchas posiciones y enfoques. Además, si a eso le juntamos que no es un gran narrador, pues muchas viñetaa las hace sin tener en cuenta la anterior, lo que resta coherencia y fluidez a las páginas impidiendo así, que el lector se sumerja en la lectura. En fin, un dibujante que no esta a la altura de lo que esta colección exige por prestigio y por los guiones que tiene (si los guiones no captan mucho el interés, el dibujo debe hacerlo), por lo que me sorprende que esta colección haya aguantado esta época en EE.UU. y aún siga y me hace dudar del futuro de esta colección en nuestro país, huérfano de fans de DC como la cosa siga así de anodina. Porque este cómic no destaca en nada, y encima el universo de DC siga siendo importante para seguir la cole, lo veo chungo.
En cuanto a la edición de Planeta como viene siendo habitual: un tomo de precio justo, cómodo y práctico para leer, con la peor portada de las 5 posibles, sin artículos de apoyo al lector neófito como yo y con errores en los textos imperdonables para profesionales y para una editorial de la potencia de Planeta, al menos son menos que en los tomos anteriores. Señal de que con el tiempo las cosas se estan asentando, espero.
En fin, tenemos un nuevo tomo, mejor que los anteriores, que funciona por lo convencional y por los detalles originales, sorprendentes e inteligentes que tiene, pero esto no basta para hacer destacar esta colección en nuestro apretado mercado. De hecho, si sigue así dudo de su viabilidad en grapa, porque cada vez más, en parte por culpa de Planeta, esta cole se vuelve apta sólo paras fans de DC o del grupo.
Por cierto, ya voy enterándome del universo de DC, mi escasa sapiencia en él ha bastado para averiguar que el Dr. Destino es el Sandman que mata Sandman en la cole de Gaiman y que sus esposa es la Hipolita que da luz al nuevo Sandman en la misma cole. Poco a poco, las piezas se juntan, aguantará el mercado hasta que todas lo hagan?

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog