13.2.06

Relecturas VII: Asterix el galo, Goscinny y Uderzo, Grijalbo-Dargaud 1980

Me he vuelto a releer por enésima vez este cómic. Hace muchísimos años que no leía Asterix, pero es que leí cada número varias veces durante mi infancia y adolescencia. El otro día tenía un rato libre y como no sabía cual escoger, pillé el primero de la cole, que no sé si fue el primero en publicarse. Desde luego, a juzgar por el guión y el dibujo, de los primeros si es.
En esta historia los romanos de uno de los campamentos raptan a Panoramix para torturarlo y así conseguir la receta de la poción mágica, naturalmente no lo consiguen.
En este número Goscinny esta definiendo el universo de la obra, por ejemplo aún no sale ninguno de los pjs femeninos, ni esta definido el herrero, ni su némesis el pescadero, en cambio si sale César. Es una historia muy sencilla y simple, casi un chiste de 48 páginas, lo cual tiene muchísimo mérito. Aunque el número esta a un nivel muy alejado de las posteriores, el típico humor de este cómic (juegos de palabras, gags, humor absurdo, anacronismos, etc.) si lo esta. Ya demuestra Goscinny que es un maestro del humor. Los giros que va tomando la historia a base de los engaños que Panoramix y Asterix tienden al "centurión" romano son graciosos (y eso que han pasado más de 40 años), inteligentes e imaginativos.
El trabajo de Uderzo esta bastante alejado de lo que será, aunque ya se puede adivinar su genial virtuosismo en el dibujo (de los mejores haciendo manos, una de las partes más complicadas de dibujar) en las caras y en las manos. En este cómic su dibujo es sencillo y simple, incluso tosco, plagado de convencionalismos, pero que domina perfectamente la gesticulación, lo cual ayuda enormemente al guión de comedia de Goscinny.
En fin, un trabajo flojo si lo comparamos con sus obras posteriores, pero es que todavía no estaba definido del todo el cómic. Por ejemplo aunque salen el bardo, el jefe, Asterix, Panoramix y Obelix, sólo Asterix y Panoramix ya tienen el aspecto que tendrán en toda la serie. El bardo es prácticamente irreconocible y va con gaita y el jefe pesa la mitad, al igual que Obelix. Por otra parte, los decorados y el vestuarios son muy sencillos y convencionales. Es un trabajo que no presagiaba el arte que alcanzó Uderzo en posteriores números.
Con todo esto, este cómic hoy en día resulta entretenido y poco más. Desde luego no se imagina uno al tenor de este título, lo genial que llegará a ser la colección, ni que Axterix y Obelix se convertirá en uno de los mejores títulos de todos los tiempos.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog