28.2.06

Relecturas IX: El Vigía nº1, P. Jenkins y J. Lee, Planeta DeAgostini 2001

Quién me iba a decir que este cómic se iba a revalorizar con los años? Supongo que lo mismo pensará Jenkins, que 5 años después su pj empieza a despertar interés y hay otros guionistas que contínuan su creación.
"El Vigía" es la presentación de un superhéroe que ha estado en Marvel desde el principio. Por eso, para explicar porqué un tipo tan superpoderoso nunca ha salido en los más de 40 años de existencia el universo, está esta maniserie de 6 números y 4 especiales publicada aquí en 2 tomos.
Jenkins cuenta una historia de supers de autor. Es decir, que cuenta una historia de género pero personal, sin estar sometida a las obligaciones del mercado y editoriales que tienen la mayoría de los cómics de este género hoy en día, que estan hechos exclusivamente para alimentar la máquina. Era una idea que llevaba metida dentro desde hacía años y por fin podía contarla. Este primer tomo esta muy bien, mejor que el segundo (que no he releeído aún) según recuerdo, pero no es una gran historia, por eso ha permanecido olvidada tanto tiempo y a mi no me ha dejado ninguna huella, no recuerdo como termina. Pero bueno, aunque no estamos delante de una obra maestra, que tampoco tiene la obligación de serlo cada cosa que se publica (cosa que muchas veces los que criticamos parece que se nos olvida). Bueno, vamos a lo que vamos, no os hago perder más el tiempo.
La historia de Jenkins esta muy bien construida y engarzada dentro del universo Marvel, eso es lo más sobresaliente, lo bien que Jenkins la integra. Su creación, ni chirría, ni es un pegote como muchas historias de retrocontinuidad. Jenkins plantea la desvelación del secreto que explica porque nadie sabe nada de Vigía de forma magistral. Con un toque a lo "Memento", Jenkins va desvelándonos el misterio a nosotros y a los iconos Marvel (Hulk, los 4 F, Iron Man, Spiderman, etc.) a la vez, de una forma tan interesante que se agradece el poder leerla en un tomo de seguido, porque la espera mensual hubiera sido muy dura. En fin, que Jenkins hace un gran trabajo logrando emocionar al lector con el misterio, la ominosidad y la épica que consigue plasmar en sus guiones, a la vez que se reflexiona sobre la condición de superhéroe y como esta evolucionado con los años. Muy bien.
Lee, dibujante que me gusta bastante, aquí no hace uno de sus mejores trabajos pero sigue haciéndolo muy bien. Un estilo personal que engancha bien con la personal historia de Jenkins. Tenemos de nuevo su precioso estilo desgarrado, compuesto por figuras silueteadas, líneas quebradas, ángulos rectos y manchas de negro que dan volumen, agresividad y personalidad a las figuras sobre una base realista. Con esta personal visión intenta dotar de onirismo a la historia (no se como explicaroslo, pero vamos, creo que si habéis visto antes el dibujo de Lee me comprendéis), cosa que va bien con la historia pero tal vez hubiese sido mejor otra solución. El hecho de que la gran mayoría de las viñetas tengan por fondo un degradado tratado con Photoshop generalmente oscuro, hace que el ojo no se dentenga mucho en cada viñeta de modo que este, no sólo no entorpece o enlentece la lectura, sino que la favorece. Al no tener nada en que fijarse la mirada del lector recorre rápidamente las viñetas quedándose con una sensación onírica, con esto quiero decir, que es como el recuerdo de un sueño, ese vago y vaporoso recuerdo de lo que has soñado que dificulta comprender esa sensación que nos ha dejado. El lector pasa página tras página espoleado por el sabio suspense que ha preparado Jenkins, sin recordar ninguna viñeta pero si que el dibujo es desgarrado y patético (en el sentido de triste, no de malo). En fin, un dibujo que no pretende impactar pero plagado de grandes detalles (la evolución de Vigía, Cloc) e impactante cuando es necesario (como el sidekick ya mayor o la atalaya). También demuestra su gran polivalencia, pues tiene viñetas que captan muy bien el estilo de Marvel de los 60, 70 y 90, que nadie imaginaba viendo ese estilo tan personal suyo. El coloreado acompaña muy bien, es sencillo, plano y a base de grandes manchas, de modo que no atrae la atención, pero contribuye a crear atmósfera.
La edición de Planeta es bonita, sencilla y práctica. Barata para los estándares de hoy en día. Una prueba de que antes no hacían las cosas tan mal.
En fin, todo esto, como espero que haya logrado que os imaginéis, convierte a este tomo en una buena obra, muy recomendable para cualquier aficionado a los cómics. Por lo que no dudo, si a eso le sumamos la vigencia del pj ahora mismo, que Panini debería reeditarlo ya mismo. No sé si será fácilmente encontrable o no, pero yo os incito a intentarlo, porque creo que el esfuerzo os será recompensado.

1 comentario:

morglum dijo...

pues si, esta obra tambien me gusto bastante cuando la lei. lo que me fastidio un poco fue el final que le dieron y que no desvelare por si alguien no se lo ha leido aun y le da por echar un vistazo a este comentario.

yo me alegor de que bendis recupere por fin a este personaje ya que es altamente interesante. es basicamente un superman pero con una caracteristica que no se si bendis usara, pero que lo hace muy especial y que tampoco voy a revelar porque es el gran final de la miniserie.

en fin muy criptico este comment, pero no quiero aguarle la fiesta a nadie como hace la mayoria ultimamente. lo odio

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog