16.2.06

Critiquita 23: El Cid, la espada de la reconquista, J.M. Lago, M.G. Pérez y A. G. Pinto, Almena 2004

Este es un librito de historia militar, a la que soy aficionado. Si, ya sé que esta afición no es nada popular, que debería callármela porque no me hace ningún favor y menos después del post anterior. Pero qué coño! Soy lector de cómics de supers y esto es internet, no sabéis quién soy!
En fin, a mi la historia militar me gusta porque me interesa la Historia y dentro de las múltiples facetas en que se ha dividido esta ciencia en el siglo XX, esta es la que más me interesa. Porque me parece una de las más humanas (guerrerar, mientras no se demuestre lo contrario, es algo tan humano como el Arte, por ejemplo) y lo suficientemente global como para englobar todas las categorías de la Historia. Como combate un ejército nos dice mucho de la cultura a la que pertenece el ejército, de sus ideas, de su religión, su economía, su sistema político, su sociedad, su tecnología, etc. Además, considero que la Guerra es el punto de encuentro entre la influencia de la humanidad sobre su propio destino y la influencia de las estructuras sobre el destino del Hombre. Se debate desde hace tiempo, si la Historia puede hacerla avanzar la acción humana o no. En este último caso lo haría por medio de fuerzas como la Economía, demasiado amplia y enorme como para que una persona puede determinarla.
Las batallas muchas veces han cambiado el curso de la Historia, bueno eso es un poco exagerado, bastantes batallas han determinado la dirección que debía la tomar nuestro futuro. Varias veces una batalla ha sido una encrucijada a donde ha llegado la humanidad y allí ha tenido que elegir una dirección. Pero las batallas, cosa que se suele olvidar, no las gana una sola persona, no las gana el jefe de un bando con su plan. Las gana él junto con sus subordinados. Es el ejército al completo por medio de la suma de sus acciones los que dan la victoria. Es en esta verdad, donde a mi juicio, se encuentran los agentes humanos con los agentes "suprahumanos", la Historia avanza por la interacción entre humanos y sus creaciones. Por tanto, las guerras son para mi una de las facetas más humanas de la Historia y donde mejor se ve esa interacción.
Este librito (lo digo por su corta extensión) es parte de una serie española que intenta hablarnos de la historia militar española tratando temas que la historia militar anglosajona suele obviar por serles ajenos. En mi opinión, esta serie tiene más de historia que de militar, pero bueno es difícil llegar a un equilibrio en temas donde apenas hay fuentes. A pesar de eso, estan bien, pues es difícil encontrar en una sola obra estos temas tratados con extensión.
El libro del Cid esta bien. Destacaría que es un libro fresco y original. Esta bien leer obras que no estan sometidas a la visión oficial o dominante de las cosas (este es inlcuso rebelde), los autores del texto interpretan algunos detalles de forma diferente dando un punto de vista nuevo que, ni es más cierto ni más falso que los tradicionales y por tanto, dignos de ser considerados verosímiles. También es loable esta visión o el intento de refutación, pues siempre viene bien al hacer reflexionar sobre las verdades asumidas muchas veces sin haberlas considerado, aunque en algunos puntos no estaría de más que argumentasen sus conclusiones además, de informanos sobre ellas.
El tratamiento de los hechos históricos que aquí se narran esta muy cercano a lo que se denomina la Historia Narrativa (que trata de hablar de Historia de forma amena, es decir, sin renunciar a la calidad de literaria y dándole un punto de relato o narración) y esto le pierde de vez en cuando, llegando a veces al campo de la subjetividad e incluso del delirio. A veces la relación de hechos históricos acaba en una historia de malos remalos taimados contra buenos buenísimos y nobles, algo muy poco científico. También suele pecar de dotar de visión histórica a los protagonistas de la historia , algo que nunca se debe hacer, porque es indemostrable que la tuvieran.
En suma, los autores conocen muy bien la historia del período tratado, demostrando además una maestría en la síntesis y la exposición de las características y los acontecimientos de ese período. De esta forma, el lector puede captar cuales eran las líneas maestras por las que discurría la vida en época del Cid sin tener que leerse páginas y páginas. Creo que esto es su mayor virtud. En contra esta que hay muy poco tratamiento de lo militar, vale que no conservamos ningún relato sobre las batallas del Cid con una profundidad parangonable a la de los historiadores clásicos, pero podían haber contado más sobre las armas y como se utilizaban, la logística y otros aspectos militares. También, en contra, esta el que veces se toca la subjetividad hasta extremos de sesgamiento.
Esta publicación siempre viene acompañada por unas láminas que representan a los guerreros del período tratado en el libro. En este caso, el ilustrador aún esta bastante verde en anatomía, movimiento y proporciones pero al que hay que felicitar por su interés en la fisonomía de sus figuras y por intentar individualizarlas, así como el que intente superar sus limitaciones. Por contra a la hora del color muestra ser un maestro. El resultado son unas láminas toscamente dibujadas, pero que cumplen bien su función de mostrarnos con veracidad el equipamento y el aspecto de los combatientes de la época del Cid.
En cuanto a la edición es un poco cara, pero como es una publicación para un público pequeño no hay otro modo, con todo, su precio es asequible. De todas formas, esta serie de libros no ha dejado aún su aspecto de principiante, editorialmente hablando. Aunque ha mejorado mucho en estos años, las abundantes erratas, faltas de ortografía y errores sintácticos son cosa del pasado, en el campo de la maquetación aún queda un trecho. Estan intentado mejorar, pero aún la maquetación es demasiado simple y sencilla (personalmente creo que deberían reducir los espacios vacíos). Pero lo peor de esta serie es el tema de las fotos que acompañan al texto. Estas no se suelen adaptar a la maquetación, provocando que su inclusión en el texto deje mucho espacio en blanco, lo cual se evitaría si se pensase más en donde y que ilustraciones se van a introducir. Es una pena, que en este número muchas ilustraciones sean grabados o cuadros antiguos que, a parte de no son muy veraces, se reproducen demasiado oscuras y a veces a un tamaño mayor del adecuado que provoca la pixelización de las fotos y que encima, no suelen coincidir con la maquetación, rompiéndola. Todo esto no le da aspecto de ser una publicación seria y profesional, lo cual les perjudica. Yo pido a los responsables o que trabajen seriamente este tema o que eliminen muchas de estas ilustraciones que estan fatalmente reproducidas y maquetadas y que no aportan nada, lo cual seguro que reduce páginas y a lo mejor abarataría el libro sensiblemente.
En fin, este librito de la serie me parece uno de lo más flojos, si bien es bastante serio, profesional y científico la verdad, es que lo que cuenta se puede encontrar en otros libros sobre el tema que se les supone menos interesados en lo militar. Aunque también cabe que esté equivocado, y que estos libros sean de Historia y ya esta. Pero bueno al que este interesado en este período o sea un fan del Cid, esta es un una obra sencilla que permite la comodidad de tener una obra que trate sólo este tema.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog