Ir al contenido principal

Grapas DC marzo (critiquita 233)

JSA nº 4, G. Johns y D. Eaglesham, Planeta DeAgostini 2008. Por el momento esta nueva etapa/volumen de esta cole no esta resultando gran cosa. Es mejor que lo anterior, pero la media no ha subido significativamente. Johns ha aprovechado el cambio para dar más acción y viveza a sus guiones, las líneas maestras de loar al legado y bucear en el pasado del UDC del volumen anterior, siguen. El resultado es un guión entretenido, pero un tanto insustancial y convencional. Un guión para gente convencida que quiere más de lo mismo. Me gusta Eaglesham. Como las coles que me suelen gustar son de segunda división, por lo que cuentan con unos autores acordes, por lo menos el dibujante, se me suele olvidar lo que es leer un cómic bien dibujado. Tampoco es que Eaglesham sea un fuera de serie, no domina bien la anatomía y narrativamente no es nada del otro mundo, pero tiene un estilo muy agradable e intenta ser espectacular y se lo curra, bondades que hacen que hacen que el ramplón guión sea más tragable y dulce. Mejor ejemplo que este número no lo hay, pues al ser pura acción, casi toda la responsabilidad recae en el dibujante, e Eaglesham, sale airoso al elevar la calidad del resultado final por el dinamismo de sus dibujos (comparen la estática y manida portada de Ross con la espectavular y dinámica de Eaglesham). Demasiadas veces se olvida que en un cómic es necesario un dibujo y una narrativa competente, no vale cualquier cosa, sino pensad en como sería Sandman si hubiese tenido no dibujantes buenos, sino competentes.
Justicia nº 7, J. Krueguer y A. Ross, Planeta DeAgostini 2008. Este mes me he saltado el número de la JLA porque he visto que es demasiado meltzeriano, así que esta es mi única ración de la JLA del mes pasado. La historia se ha animado y acelerado desde el número anterior, en mi opinión tarde, pero menos mal. De todas formas, la historia no resulta original ni novedosa por el tratamiento de los pjs como iconos y de la JLA como una institución toda luces y sin ninguna sombra. Un tratamiento frío, distante y encima, últimamente, muy visto. Sus autores no son capaces de darle a eso, algo especial como hizo Morrison. La historia se desarrolla lentamente y fríamente sin ofrecer situaciones nuevas, lo que deja a esta maxiserie como una historia más, sin nada identitario o diferencial a la legión de historias de este grupo. En fin, quizás hable mi decepción, ya que me esperaba algo mejor, pero creo que ya va siendo hora de que salgamos de esa espiral en la que estamos desde hace algunos años en el género, donde los superhéroes solo interaccionan entre ellos en un ombliguismo que lo ha despojado de todo lo heroico y aventurero. Por su parte, Ross, con su virtuosismo académico ya muy visto, es incapaz de hacer algo por la historia, es incapaz de darle calidez, emoción o cualquier cosa que compense la falta de garra y el exceso de lugares comunes de esta historia que parece nacida de la megalomanía de sus autores. Pero lo peor es que no compensa la edición. Ni el trabajo de Ross precisaba de mayor tamaño ,ni el interior compensa el euro de más de este formato.
Supergirl y la Legión de Superhéroes nº 11, M. Waid, B. Kitson y K. Sharpe, Planeta DeAgostini 2008. Primera baja de la grapa de DC no encubierta por la remodelación postcrisis, aunque en ningún lado del cómic, PDA se digna a avisar que este es el último número, que a partir de ahora se pasa a tomo. Me parece vergonzoso que oculten su fracaso o su exceso de optimismo. En fin, vamos al turrón. La cole había pegado un bajón en los últimos meses que justifica la mala acogida que ha tenido al juntarse con que las dos macrosagas que se ha montado Waid, esten casi calcadas. La cole ha tenido bastantes números entretenidos y gratos, pero en cuanto Waid ponía el peso del guión en desarrollar sus macrosagas, la calidad descendía en picado a niveles alarmantes. En esta última trigrapa el nivel sube un poco, pero no es un colofón digno a esta etapa que empezó muy bien. Waid ha pecado demasiado de correcto y de profesional, saliéndole bastantes números demasiado gélidos y convencionales, fallos que los dibujantes con los que ha contado no han podido enmascarar o aligerar, ya que también fallan en eso. Kitson es un dibujante correcto, pero con un excepcional sentido estético que le hace ser mejor de lo que es a primera vista, a cambio, su estilo es demasiado estático, limpio y clásico, no aporta mucha emoción y dinamismo, con lo que es incapaz de cubrir las carencias de Waid, de ahí que el "fracaso" de esta cole sea culpa de los 2. Sharpe es un dibujante de relleno en esta cole. Con un estilo clásico pero actual, que abusa de las poses y de la correción, tampoco es capaz de añadir algo al guión. Así pues, una grapa mejor que las anteriores e inmediatas, que no es mucho. Aún así, no deja de entristecer que ya no haya más grapas para esta cole con tanto potencial.

Comentarios

fer1980 ha dicho que…
No se a mi la JSA me esta gustando mucho más que el anterior volumen, ¿será algo psicólogico por lo de la grapa y tal?, por que la verdad es que la veo mucho más dinámica, e interesante, no tan "de manual" como el anterior volumen.

Sobre Justice, vale si. es lo mejor de la JLA que sale hoy en día....pero eso tampoco es decir mucho la verdad, una gran, gran, gran decepcion (aunque la culpa la tiene la extraordinaría Trilogia X y lo que esta gente hizo allí, claro uno espera maravillas y luego...)

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016

Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. …