21.11.06

Critiquita 124: JL Elite nº 1, J. Kelly y D. Mahnke, Planeta DeAgostini 2006

Esta maxiserie me había picado ligeramente la curiosidad, la suficiente como para ojearla a ver que es. En mi caso (como ya sabéis) me gusto lo que vi, pero no estaba muy convencido de comprarla debido a la avalancha de novedades que se avecina este último mes del presente año y el próximo semestre. Pero al final, la compré porque lo que veía en sus viñetas me atraía, había sido "capturado" por su canto de sirenas y ya no podía escapar.
Esta miniserie de 6 grapas dobles (en su encarnación española) trata sobre una división especial de la JLA. Lo que tiene de particular es que su contribución al "Bien" es encubierta. Es decir, que se encarga de infiltrarse entre los villanos y así frustrar sus planes desde dentro. Hay que decir que parte del interés que tiene esta maxiserie es que superhéroes reconocidos de toda la vida, Flecha Verde y Flash, participan en este grupo que traiciona los "mandamientos" del Superhéroe.
J. Kelly es un buen profesional, no tiene ideas geniales ni despliega un arte descomunal, pero sabe como se deben hacer las cosas. En este caso se mete de lleno en el subgénero de moda, aquel en el que los superhéroes borran de su lista el "ser políticamente correctos", que fue inagurado por Authority y en el que de vez en cuando el mainstream cae. Obras como esta que nos ocupa o el tomo de la JSA, "Reino negro" son ejemplos de ello, lástima que Marvel aun no haya decidido coquetear con él oficialmente. Aquí Kelly lo hace bien, sabiendo mimetizar el típico lenguaje bravucón, agresivo y rimbombante del subgénero a la perfección ("La JLA es un club para anormales creídos que se aferran a la capa de Superman para salvar la vida", "aniquilamos naciones para alimentar la Historia", "hace algo más que parecer un puta?" o "gruñó dos veces y luego dio a luz un becerro de tres cabezas" son buenos ejemplos) y presentarnos los típicos psicópatas que sustituyen hoy en día a los malos de los cuentos infantiles, sobre todo en EE.UU. Además de esto, se inventa una historia interesante y saca partido a unos pjs bastante atractivos, pero desconocidos, entre los que destaco al Mayor Desastre, villano que la JLA*JLE convirtió en pj simpático, por lo que se ha pasado de bando aunque sin cambiar métodos. El otro pj, el mejor de todos, es Al-Shelikh (saudita, con lo que ese significa para los estadounidenses), ignoro si es inventado para la ocasión o no, pero es un pj humano encargado de organizar y dirigir a esta JL. Un pj que teme y por eso odia a los metahumanos y a través del cual Kelly reflexiona un poquito sobre el superhéroe y su condición ultrahumana que puede ser una tentación para no seguir la moral (interesada) del 1º mundo (y más, si se hace pasar por malo y actua al margen de la sociedad), que le aporta más profundidad y un punto de distinción que mejora la historia. Aunque Kelly abusa del maniqueísmo cristiano llamando a los¨"buenos" ánegeles" y a los villanos "demonios". Así pues, Kelly hace un buen guión, bien dialogado, un buen manejo de los mismos, una historia original para el género bien llevada y un enfoque novedoso y mas autoconsciente de lo habitual.
Mahnke hace un trabajo al mismo nivel que el de Kelly. Con un estilo realista, una preocupacion bien solventada por dotar de expresividad a sus figuras, unas proporciones cuasi anoréxicas y un gran talento para las máquinas, es capaz de dar forma a las palabras y conceptos de Kelly. Una narrativa clásica y unos fondos trabajados completan su aportación a este cómic, lo que contribuye a hacerlo un producto interesante. Lástima de un color apagado con predominio de azules y marrones que hacen un poco soso el resultado gráfico final y deslucen el dibujo de Mahnke (sólo hay que comprobar el interior y la portada).
Es la primera grapa que tengo de la nueva PDA y no me parece mal, aunque su endeblez hace que haya que tener más cuidado a la hora de guardarla. Lamentablemente el traductor de este cómic no sabe escribir en castellano, por lo que dificulta un poco la compresión de la historia (a un pj se le llama de 4 formas distintas) y enlentece su lectura con algunos bocadillos un poco obtusos.
Pues eso, un cómic del que ya dice algo en su favor que en PDA hayan decido editarlo. Es de hombres de bien señalar que este cómic viene preludiado por un cómic de Superman, no sé si inédito por aquí, y por los últimos números que hizo Kelly para la JLA. Si bien no son necesarios para seguir la maxiserie (yo ni los tengo, ni los he leído) parece que son bastante enriquecedores. No es una especie de Authority como se ha dicho, pues si estan sometidos a la moral del género. En suma es entretenido, interesante, fresco y correctamente hecho. Pinta bien, se lo recomiendo a cualquier aficionado al género, sólo resta que Kelly y Mahnke no bajen el listón en lo que queda de serie.

4 comentarios:

Ternin dijo...

Yo staba dudando entre este comic y el nº 1 de Green Arrow y me he decantado por el segundo por cuestiones de gustos. Soy fan de la JLA pero esta serie me parece más de relleno que de otra cosa. Un saludo.

Observador dijo...

Pero hombre de dios, el numero que le precede es el famoso Action Comics 775 y es un gran tebeo. Aqui se publico en el tomo JLA 5, acompañado de... ¡la JLA de Claremont y Byrne! Puaggh, puahgg y más que puagh. Si puede hacerse con ese tebeo por otros medios no lo dude, le gustara.

lord_pengallan dijo...

La serie no tiene pinta de ser un relleno, pero hay que ver como evoluciona. Aquí también sale Flecha Verde (se le llamaba así antes, no?)

morglum dijo...

como que marvel no ha coqueteado con los heroes al estilo authority?

y los ultimates que?

con respecto a esta cole no opino, que sigo fiel a mi voto de comprar lo menos posible de DC, no por falta de ganas, sino de dinero.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog