11.9.07

Critiquita 198: JLA nº 1, B. Meltzer y E. Benes, Planeta DeAgostini 2007

Bueno pues vuelvo después de una agotadora semana de exámenes (no preguntéis). La verdad es que sin muchas ganas, pero bueno, me obligo porque si no, esto puede ser el acabose.He de reconocer que Morrison me atrapó por los cojones con su primer tercio de la JLA. Por eso, desde entonces, dado que soy un tipo particular (ahora no me digáis que no lo sabiais:), en vez de seguir fielmente a este autor, lo que hago es seguir a este grupo. Así que, después de esquivar la JLA post Kelly, vuelvo a pillar un nº 1 de la JLA (y van cuantos ya? 6 en EE.UU. y 4 en España?) a ver que tal. Y es que, no hay nada mejor que una buena cole de superhéroes protagonizada por un grupo de ellos.
Así tenemos el comienzo de un nuevo volumen de esta cole a cargo de Meltzer, el guionista de superhéroes más influyente de esta década a pesar de todos los esfuerzos de Bendis (jódete!:) y Benes, quien nos muestra que no todos hemos superado Image. Esta grapa incluye también un nº 0 a modo de prólogo, que es un resumen de la trayectoria anterior de la JLA y una explicación de porque DC sigue necesitando una JLA después de una Crisis que bla bla bla. Y luego el nº 1 propiamente dicho, que sirve para que Meltzer nos cuente, como si del "Diario de Patricia" se tratase, que su super favorito es Tornado Rojo (la verdad es que a mi me encanta su diseño desde cani).
Meltzer en este numero nos muestra sus credenciales, es decir, lo mismo que mostró en "Crisis de Identidad". Un gran conocimiento de los pjs y del UDC, sentimentalismo y ñoñería, una humanización de los super (excesiva para mi) y una historia más de misterio que de otra cosa. Espero que esta vez las trampas se las deje en casa. Lo mejor de Meltzer es que sabe tocar el corazoncito del aficionado medio al captar perfectamente la tragedia que es la vida de los superhéroes, por ejemplo, las viñetas que dedica a remorar la muerte de Superman, que hasta mi, que no soy fan de DC y que Batman me la trae floja, me emocionan. Así es como se hace un universo. El tema esta en que a los pjs los humaniza demasiado para ser héroes. Quizás a otras personas así les parezcan mas heroicos, ya que, a pesar de estar traumados y deprimidos, salen a hacer el bien a sus semejantes. Pero a mi, que me enseñaron en el patio del cole que los héroes no lloran, pues me sobra y lo encuentro totalmente innecesario e incluso erróneo. Con lo que tenemos demasiada palabrarería y poca acción. La historia empieza con ritmo lento, pero es el estilo de hoy. Hace una década o más, en este primer número ya habría habido hostias y explosiones como panes. Hoy tenemos una cháchara agradable de leer y ya, pero que es redundante para un aficionado de toda la vida y un tanto vacua argumentalmente hablando. Otro pero es que también se necesita un nivel alto en conocimiento del UDC para pillar todo. A mi, por ejemplo, las pistas que da Meltzer me resultan totalmente incomprensibles, ya que no conozco a los pjs que las encarnan. En fin, que es un número muy de hoy en día, en cuanto a su morosidad narrativa, y es bastante para iniciados, pero por otra parte esta bien escrito y Meltzer conoce donde esta metido así que no pinta mal, pero no todo se puede basar en el melodrama.
Benes retrotrae a los tiempos en que era imposible escapar del feo y torpe estilo de Image. De modo que su dibujo tiene ese amerimanga (esos ojos!), esa idealización caricaturesca y deforme del cuerpo humano y esa incapacidad para hacer pjs que no sean jóvenes con cuerpos esculturales que caracteriza esa corriente, lo único que no tiene es que no esta aquejado de posturitis. Lo raro en esta asunto es, que Benes es un buen dibujante y un narrador competente y clásico, como para gastar semejante estilo. Sólo hay que fijarse en lo bien que hace las manos (estas, junto con los pechos femeninos naturales, son las partes más difíciles de dibujar del cuerpo humano) para ver que tiene mano (mejor que cualquier de su escuela) y leer el cómic sin hacer caso de los bocadillos, para darse cuenta de su narración. En fin, a mi me ha parecido un dibujante notable e inquieto, mejor que la media, que solo necesita renunciar al horroso estilo Image para explotar. El nº 0 tiene una ensalada de dibujantes. Lo típico para números de este estilo. Como en toda ensalada, hay cosas mejores que otras. Pero aquí el resultado es atractivo gracias a que se ha reproducido el aspecto de los pjs que tenían en las epocas remoradas (gracioso ver la evolución del traje? uniforme? de Batman) y se buscó a dibujantes con un estilo que retrotrateyese a la época donde se ambienta su parte de la historia.
En resumen, este es un nº 1 típico de hoy en día. Apenas presentación de pjs (aunque también, quién, hoy en día, no conoce a Batman, Superman y WW), explicación mínima del argumento de la historia y la apuesta por el misterio (que empieza a hastiar) para enganchar en esta época sobresaturada de ficción. Pero no esta mal, naturalmente no es la polla, esta muy lejos de serlo. Pero esta bien hecho, es de agradecer que DC haya puesto lo mejor que tiene en ella (aunque a mi esta pareja no me gusta) y demuestra que hay mimbres para tener una grapa entretenida y grata de leer cada mes.

3 comentarios:

Bruce dijo...

La JLA es el grupo más grande de cualquier editorial

fer1980 dijo...

Bueno todavía no lo he leido pero por lo que cuentas el Meltzer de siempre, emotivo, intentando llegar al corazon de los lectores y con historias más bien poco superheroicas.

PD: Creo que no es Bendis quien quiere ser el "guru" del comic del superhéreos actual yo más bien apostaria por Mark "pretenciosidad personificada" Millar.

lord_pengallan dijo...

Bueno, no me refería a que Bendis quisiera ser el más grande. Sólo que a pesar de todo lo que esta haciendo en Marvel, de momento, la historia que más cola ha traído es Crisis de Identidad.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog