5.3.14

Aproximación informal a Alita ángel de combate/Gunnm parte VIIIa: El Pasado


Bueno, retomamos el tema. La parte de la obra aquí analizada comprenden los nº del 9 al 13 de Gunnm: Last Order publicados por Planeta entre el 2004 y el 2005.

Uno de los temas de Alita es la violencia. Al principio esta aparece como una consecuencia del desorden, pero en cuanto Alita sube a Tiphares aparece como algo humano. Por ello las sociedades ordenadas de esta obra lo son gracias a que la reprimen en el Hombre. Así pues, la cosa cambia y la violencia se convierte en una cuestión de libertad. En el desorden la violencia aparecía como la única opción de supervivencia, pero en cuanto Kishiro nos plantea sus utopías la capacidad de ser violento aparece relacionado con la libertad. La violencia es signo de libertad pero también de defensa de esa libertad. Si no podemos ser violentos ahora no podemos luchar contra un futuro tirano. Esto es la base del apego del ciudadano estadounidense conservador al derecho personal a poseer, que es algo más que tener, armas. Esto rima con el tema heroico de la 2º parte de Alita. En la 1º Alita era un ser egoísta, como todos, que luchaba por crear su propia identidad y por tener un sitio en una sociedad darvinista (este es el estadio en que se encuentra Sechs pues nos dice que a través de la lucha-victoria se define y se hace un nombre), en la 2º Alita es un héroe porque lucha por los demás, para redimir al mundo derribando una tiranía que proporciona prosperidad, seguridad e inmortalidad a cambio de la libertad y la opresión de los otros. Su control es tal que prohíbe el estudio de lo ya fabricado y ha hecho que ser ingeniero sea muy caro. Controlando el conocimiento anula otro factor de cambio. Esta unión de la violencia con la libertad incluye también el espectáculo violento. Kishiro lo plantea porque considera que el humano es violento por naturaleza. Así, en las sociedades ordenadas, sin violencia, es necesario sublimarla de algún modo. El mangaka propone 2: los sueños y el espectáculo. Así pues, si el Patio de los Desperdicios tenía el rollerball (que si no recuerdo mal también se veía en Salem), Jeru tiene el ZOT, el cénit de las cosas en siglas inglesas. El torneo de artes marciales típico del manga "para chicos". Un espectáculo violento que tiene como premio la libertad pues el equipo que gane podrá formar su propio estado independiente. Esto es algo contradictorio. Cómo una medida conservadora tiene como premio algo revolucionario? Pues porque en realidad el ZOT es tan solo un señuelo. Es la forma de atraer a los rebeldes/antisistema para acabar con ellos. Por eso durante su transcurso los participantes tienen inmunidad. No es que el premio los integre en el Sistema haciéndoles parte sino que el torneo está amañado para que las fuerzas del Orden, venusinas o jovianas, acaben con los rebeldes. Por tanto, el espectáculo violento perpetúa el Sistema de 2 maneras: elimina la oposición y la violencia subliminal de sus súbditos y, triunfando, demuestra a todos que tiene todo bajo control y que es el más fuerte.


El tema de la 2º parte de Alita es el heroísmo. Lo bueno que ha hecho Kishiro con él es no plantearlo ya asumido como suele hacer Occidente olvidando que un motivo arquetípico es la negativa del héroe a serlo. Es especial, en este caso tiene libertad, luego puede ejercer la violencia redentora, y es capaz, luego tiene posibilidades de éxito, pero no se siente así. No quiere dejar de ser normal, no quiere madurar y asumir la responsabilidad de ser quien es. Así, Alita no es un tipo intachable que reacciona violentamente ante una injusticia como el típico héroe de acción estadounidense. Es un ser humano normal, egoísta. Solo quiere su bien porque sólo piensa en él. Por eso el heroísmo que introduce Kishiro la lleva a tener otra crisis. El problema viene por la obligación de luchar en el ZOT contra unos héroes, los Guntroll. Estos son el equipo de un orfanato, es decir, protege a los niños de un sistema que ha prohibido el nacimiento (lo vimos en el anterior post de la serie). De este modo Alita se da cuenta de que si los gana, cosa que no duda, frustrará una buena causa (un estado que proteja a los niños dentro de sus fronteras sería algo bueno), cosa que ella no tiene pues lucha por ella misma. Pelea por rescatar a Luw pero su motivación es egoísta pues lo hace porque se siente en deuda con ella, ergo, no lo hace de motu proprio. Tampoco es heroica ya que no producirá un beneficio a la comunidad. Un héroe es simplemente el que ha realizado hazañas, por ejemplo Aquiles, y Héroe es aquel cuyas hazañas benefician a su comunidad, por ejemplo Heracles. Así pues Alita se enfrenta a un problema de responsabilidad. Ser un Héroe es cambiar la estructura del mundo, cosa que significa que será responsable de ese nuevo mundo como progenitor suyo que será. Esto abruma a Alita pues al ser egoísta es pequeñita y mezquina. Su experiencia vital la ha hecho desear el cambio pero luchar por él le da miedo. Por eso a estas alturas sigue siendo un Héroe en potencia. Por ello la solución a la crisis que toma es transitoria y egoísta: volverá a luchar por ella misma. Debo hacerlo [luchar] por mi. Sólo entonces es cuando soy capaz de ¡¡superarme a mi misma!! Alita a pesar de la crisis no puede transcender su egoísmo. Ella es la única causa capaz de hacer que lo dé todo en la pelea. Lo más terrible de esto es que luchar por uno mismo significa que todos los demás son enemigos. Sin embargo, hay una ventana a la esperanza. Si en la lucha uno progresa y el ser egoísta es inferior al Héroe entonces Kishiro nos está anunciando que Alita se convertirá en tal. Cosa que ya sabíamos pues eso era lo que revelaba su particular nacimiento ya que es una variación del arquetípico nacimiento del Héroe. Lo dije y lo repito: este siempre es un bebé rescatado por humildes mortales en parajes salvajes conectados con el Cielo. El relato más antiguo que conservamos de este episodio arquetípico es el del nacimiento de Sargón. Él fue encontrado en un río. Dónde nacen los ríos? En las montañas. Dónde moran los dioses antiguos? En las cumbres. También la Naturaleza salvaje es el hogar de los dioses. Así pues todos los Héroes son un avatar del Cielo, su progenitor es una divinidad que encarna parte de su esencia divina para redimir un mundo que ha degenerado hacia la injusticia. Nadie sabe porque los dioses lo hacen de esta forma tan complicada.

La violencia heroica, por tanto, es libertadora (de ahí que el manga nombre a Espartaco). Esto puede ser lo que explica esa identificación que hace Kishiro en su obra entre esclavo y guerrero que no comprendo. Dice la Sombra, el guerrero despiadado o desatado, de Alita: Lo único que puede hacer una guerrera esclava como tú es combatir hasta la muerte. Tú luchas para conocer qué se siente al ser libre. Cuando expandes tus límites, lo que haces es embriagarte de esa sensación de libertad. Aunque eso no es más que un espejismo, claro. Embriagaros es el único privilegio que podéis disfrutar los humanos esclavizados. Parece que Kishiro establece que todo prosistema es un esclavo y que la lucha es la única forma de liberación que tiene pues le permite romper los límites del Sistema, violencia-matar. Sin olvidar que la lucha es una metáfora para la superación, la victoria significa un progreso personal. Esto encaja en parte con el samurái pues este no era más que un servidor que en la guerra alcanzaba cierta libertad pues podía, por fin, mostrarse tal y como era. Sin embargo, aunque en el conflicto se liberaba de los límites que la paz impone en un guerrero, no dejaba de ser un servidor pues debía sacrificar todo por la victoria de su señor. Así que no sé. Esta idea clave de Alita no la pillo del todo.

Esta parte de la obra nos revela bastante del pasado del mundo de Alita, que lo encarna Kaelula Sungwis, transcripción japonesa de sangre celeste/azul en latín. Hablaremos de ella con detalle más adelante, aquí diremos que es una vampira húngara con una antigua relación con Trinidad que representa la cultura china, es decir, para los japoneses la cuna de la sabiduría y de las artes marciales. Esta es la jefa de Guntroll y se enfrenta a Alita en el ZOT. Un enfrentamiento clave ya que es entre 2 avatares celestiales. Kaelula derrota a Alita pero no puede concretar su victoria al ser incapaz de matarla. No es que sea bondadosa, es que su técnica perfecta y milenaria, su extrema longevidad le faculta para predecir todo lo condicionado de modo que puede derrotar a cualquiera porque los movimientos que responden a los ataques siempre son los mismos, no importa la capacidad del oponente, falla en el momento de la ejecución o descabello. Kaelula confunde el espíritu de la fuerza de voluntad de Alita con ella de modo que no mata el cuerpo de su enemiga. Algo tan místico sólo puede resultar revelador. En efecto. Al temer por su vida Alita rememora su otra vida, Kaelula fue la que la capturó cuando era Yoko, una hoja de afeitar, débil pero pura/inocente y peligrosa, por ello capaz de ser la responsable de la Matanza de Kamran. La vampira no la había reconocido porque Gally es una persona normal: alegre, triste, temerosa y límitada, una espada artesanal como las legendarias de Damasco. Lo que nos hace rememorar algo que he pasado por alto. En el rollerball Alita utilizaba una hoja de Damasco como arma y en Last Order también sólo que ahora es parte de su cuerpo. El reencuentro se debe al Karma. La conclusión de Kaelula es que Alita está protegida por el Destino. Lo que la ha hecho sobrevivir a todo es que está predestinada. Es decir, está en el mundo para realizar una tarea cósmica. Así pues se considera derrotada ya que no puede vencer al destino inconmensurable que espera a Alita. Uno al que quiere contribuir pues intuye que ambas buscan lo mismo, liberar al mundo de la tiranía de LADDER representada elocuentemente en una viñeta donde la gigantesca mano de Trinidad contiene a Kaelula y Alita. Una viñeta que cita a une episodio de la historia del Rey Mono, en ese relato la mano es de Buda. La intención de Kishiro es reflejar tanto lo crudo que lo tienen los héroes como mostrar a Trinidad como un tirano, pues se regocija de su poder, que sin duda caerá por su soberbia. Pero más importante que eso, Kaelula ve en Gally alguien capaz de matarla cuando madure pues su técnica sólo será derrotada por alguien que tiene la capacidad de elegir, gente que con su psique ya despierta cobra conciencia de sí mismo y del mundo. Otras revelaciones del pasado que obtiene Alita son referentes al Panzer Kust, el arte marcial marciano perdido que practica Gally. Fue creado por Tiger Sauer (tigre agrio/ácido en alemán) como técnica de lucha anticiborg y se enseñaba en la academia Grünthal situada en una colonia alemana sita en Noctis Labyrinthus, una región marciana, que fue destruida por LADDER de modo que las técnicas secretas del Panzer Kust se perdieron. Sus practicantes formaban una sociedad secreta de guerreros dividida en 9 grados. Alita es un "gran guerrero", el nivel 6º, el anterior a "maestro". El equipo Guntroll derrotado escapa al reino marciano de Limelya.

El ZOT continúa al igual que el plan de Alita y Weasel. Mientras se celebra una pelea Gally se introduce en el núcleo de LADDER provista del Fata Morgana, un programa para hackear Melquisedec. Un regalo divino y caído del cielo que hizo Kaelula a Alita por su victoria. Pero el plan inicial ha cambiado. Naturalmente el combate ha transformado a Gally. El plan no es robar el cerebro de Luw aprovechando el ZOT y huir sino seguir luchando hasta el final para obtener el premio. Durante esa misión se produce en la mente de Alita una disociación debido a que, en su infiltración, recorre el camino que tomó cuando era Yoko. Gally rememora un combate tremendamente gore en el que un impasible y delicada yo pasado suyo destroza a sus oponentes. Este laberinto evidentemente tiene su Minotauro. Este, antes de aparecer, pregunta por la contraseña que hay que saber para poder llegar a la cámara del tesoro. Espíritu? Oportunidad, espada? Vaina, Pistola? Sueño!!! Las 2 sílabas japonesas que forman Gunnm significan arma y sueño. Es el código secreto del Panzer Kust. De nuevo otro encuentro con el pasado. El Minotauro, un superviviente de la colonia que la conoce, nos ilumina sobre todo el rollo de Kamran. Grünthal fue contratada por los jovianos para sabotear Melquisedec con el programa Ginebra para acabar con los venusinos. Esa era la misión de Yoko la Cuchilla/Hoja de Espada, que consiguió, si bien el sabotaje no resultó como se esperaba. Los venusinos no fueron destruidos. Murieron casi medio millón de personas y Melquisedec se estropeó de modo que Jeru se desconectó de Salem y del resto de la galaxia. Este desastre naturalmente cargó tanto el karma de Alita que por eso es imposible matarla. Tiene que reencarnarse muchas veces para expiarlo. Sin embargo dio lugar al acontecimiento que cambió totalmente las cosas en el Espacio humano: la captura de Yoko por Kaelula, por entonces conocida como Viuda Azul, al negarse a suicidarse para no ser capturada. Su detención dio lugar a que venusinos y jovianos firmasen la paz, se formase LADDER y se destruyese la colonia marciana que albergaba la academia Grünthal. Así pues Yoko sí cambió la estructura del mundo. Su condena fue ser arrojada al infierno, el inframundo: la Tierra. Por ello no quedó desintegrada en la entrada, sino que estuvo en el vertedero del Patio de los Desperdicios como 200 años hasta que Ido la encontró reducida a un busto roto. Ante esta revelación Alita queda conmocionada pero se recupera aceptando a Yoko a pesar de ser responsable de la masacre de Kamran. Está orgullosa de sí misma. Así Alita cumple su objetivo: reunir o fundir sus 2 yos para poder ser una persona normal y así poder dejar los cielos para volver a la Tierra, el lugar de la gente normal, donde están sus seres queridos.

Bueno y aquí lo dejamos porque me he cansado. El final de esta parte la semana que viene. Palabra.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog