5.1.06

Critiquitas rápidas: La crisis carnívora, Okko y Elya

Aquí unas breves crítiquitas sobre 3 cómics europeos. Como fuí a unos grandes almacenes a por regalos para los Reyes Magos, no pude evitar leerme algunos cómics para ver si caen o no. He aquí mis impresiones, pero debo advertiros que no son fruto de una lectura reposada y breve reflexión, sino que son producto de una lectura incómoda, de pie, con personas pasando constántemente a mi alrededor rozándome, gente rebuscando a mis pies, barullo a mi alrededor, gente hablando por los móviles, niños pequeños deseando volver a casa, etc. Vamos que ha sido una lectura rápida.
Elya de Jerry e Istin, Rossell cómics 2005. Este cómic no me ha gustado nada y lo he sabido en cuanto lo he abierto. Dibujo rudimentario, tosco, rígido y simple junto con un color sencillo, con predominio de marrones no presagiaba nada bueno, pero nunca se sabe. Comienzo a leer y todo se viene abajo, pero sigo porque es gratis! Pero no me lo termino, como el final es previsible sólo me leo alguna viñeta de cada página final para ganar tiempo. Elya es la típica/tópica historia de fantasía de hoy en día, una variación del esquema tolkiano, vamos que nada nuevo (de momento) o que merezca la pena. Un mundo medieval exótico con tufillo céltico esta ocupado por 5 razas diferentes con sus propios dioses. Hace milenios tuvieron una guerra mundial por que el dios de una de esas razas quiso conquistarlo todo, pero los demás dioses le vencieron con gran sacrificio. Ahora, el malvado dios esta a punto de volver y como no podía ser de otro modo, cada uno de los otros dioses elige a alguien de entre sus adoradores para impedir esta resurrección. Es un número de presentación de personajes, historia y mundo con nada atractivo que ofrecer, y eso que el prota es una elfa a la que le gusta ir con poca ropa. En fin, una elfa (qué original), que es la que debe acabar con el malo (qué original), acompañada por un enano con otro nombre (qué original), un templario (qué original) y una especie de hobbit (qué original), son los representantes de cada las raza para intentar salvar el mundo (qué original). Vamos, un cómic que sólo puede gustar a los que nunca se sacían con historias de este tipo.
Okko de Hub, Rossell cómics 2005, 1 de 2. Este cómic es bastante mejor que el anterior, pero no mucho más original. Ambientado en un Japón medieval fantasioso cuenta una aventura poco ambiciosa, esta vez no hay que salvar el mundo ni nada, la que pasa un niño pobre que ofrece su vida a un ronin para que rescate a su hermana, que es geisha, raptada por unos piratas. A este ronin le acompañan un gran (de tamaño) tipo misterioso (un ser "feérico" o un humano?) y un sacerdote borrachín y mago. En fin una historia no original, pero bien contada por un fanático de Japón, con un dibujo y un color competentes. Una historia que gustará a cualquiera, sobre todo a los que le guste la cultura japonesa que esta bien reflejada.
Las ediciones de Rosell son buenas, un poco caras (y más si tenemos en cuenta la calidad de sus historias), pero es una editorial que acaba de empezar y esto es cómic europeo (ni manga, ni supers).
La crisis carnívora de Rivero, Moreno, Orbe y Aranburu, Norma 2005. Impactante es lo que mejor define a este cómic, su lectura te sobrecoge y ese sentimiento no se va, ni siquiera cuando lo cierras (después de mi se lo ha leído otro tipo y se ha quedado a cuadros, menuda cara a puesto, no sabía que hacer). Es original, audaz, seco, duro, violento, complejo y minimalista. Un buen cómic, me ha impactado más que cualquiera de los cómics que leí el año pasado. La historia cuenta como un padre lobo a quien unos carnívoros han matado a su cría, decide poner fin al mundo de comer y ser comido. Para ello inicia una serie de negociaciones con los grupos de carnívoros (lobos, felinos y reptiles) y con los herbívoros para que acepten un pacto por el que nadie será comido, ni siquiera después de muerto, a cambio de que los herbívoros abastezcan a los excarnívoros. Estas negociaciones es lo que cuenta este cómic, con un humor de calidad e inteligente cuando salen los herbívoros y sus protectores los perros y con un tono seco, duro y violento cuando salen los carnívoros. Pero también hay otras subtramas, confusas para mi (tal vez por no haber hecho una lectura cómoda no me he enterado bien) que se cuentan con flashbacks y flashforwards que a pesar de que no he podido integrarlas bien con la historia pintan muy interesantes. Supongo que en posteriores números se irá aclarando todo. El dibujo es sencillo pero expresivo, minimalista pero efectivo y con una excelente narrativa que encaja muy bien con la historia y le da más vigor. Por ejemplo el laconismo de los dos protas, el padre lobo y un tigre (parecen Clint Eastwood en la triología de Leone), es complementado muy bien con el estilo sencillo pero potente de los dibujantes. Todo esto, lógicamente, ha conseguido un cómic muy aconsejable, con momentos geniales (para mi algunas frases o la cueva de los reptiles) que promete mucho y que además tiene mucho que contar todavía (hay un peli en camino y todo). Quizás no sea adecuado para un regalo (para uno onanista si) porque puede que el destinatario te retire la palabra, pero merece la pena leérselo como sea. En cuanto a la edición yo la hubiera hecho más barata, en vez de con tapas duras, con tapas blandas. Más que nada para hacerla un poco más asequible y así animar al personal, que no estamos acostumbrados a comprar cómic español porque no nos fíamos de su calidad. En fin, leedlo, ni os váis arrepentir, ni os va a dejar indeferentes, yo estoy esperando más.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog