Ir al contenido principal

Videados 65: Excalibur, J. Boorman 1981



Esta es una de mis palis favoritas aunque, curiosamente, no la he visto muchas veces. Supongo que habrá sido para saborear mejor cada videado. La vi por primera vez de adolescente y me impactó profundamente. Nunca había visto una peli tan cruda, ruda y directa. En ella el sexo era turbador, la violencia dolorosa, el esplendor pálido, la decadencia sublime y el canto del cisne apoteósico. Por tanto, fue para mí un espectáculo que se me grabó a fuego, por lo que, junto con la maravillosa tetralogía de T. H. White "El rey que fue y será" (la mejor novela artúrica del siglo XX y una de las mejores de todos los tiempos), me convirtió en un fan de la Materia de Bretaña.
La he vuelto a ver recientemente, un lustro más o menos después de la última vez, y ya no me ha parecido tan espléndida. Antes me parecía una gran peli, ahora, más formado y maduro, "Excalibur", cinematográficamente hablando, ya no me parece tan brillante. Ahora es cuando me he dado cuenta de que fílmicamente es una peli normalita, que no contó con mucho dinero y sí con unos efectos especiales rudimentarios (aunque de la época). Pero no obstante, como relato y, sobre todo, como narración artúrica, sigue tan excelente como antaño.
Anáil nathrach (aliento del Dragón)
ortha bháis is beatha (encantamiento de Muerte y Vida)
do chéal déanaimh (tu augurio de la creación)
Lo mejor de "Excalibur" es el guión porque este es el sólido pilar sobre el que se edifica y lo que más contribuye al notable resultado final. Es una adaptación de "La Muerte del Rey Arturo" de Malory. Obra del siglo XV que es una síntesis de toda la ingente literatura medieval sobre el Rey Arturo y sus caballeros y uno de los pasos decisivos que la Literatura dio hacia la novela. Como esta obra tuvo un éxito arrollador se convirtió en el canon de la Materia de Bretaña, en su biblia, sobre todo en los países anglosajones. El cambio de edad relegó a la Materia de Bretaña hasta el siguiente cambio de edad. A partir del Romanticismo, Occidente volvió a la Materia de Bretaña para explorar el romanticismo y la psicología de los pjs, para expurgarla de todo rasgo legendario y simbólico (como a la Guerra de Troya) para convertirla en un fresco histórico, creyendo erróneamente que la verosimilitud y el historicismo son tan potentes y conmovedores como la carga mítica y utópica que tiene la fabulación medieval, para modernizarla, convirtiéndola así en algo anacrónico, o, como en este caso, para dar un significado moderno a lo legendario y simbólico.
 No tengo claro si Rospo Pallenberg (me encanta el nombre) adaptó el guión directamente de la obra de Malory o de una novela suya que adaptaba también aquella obra. Sea como sea, adaptar la obra de Malory es muy difícil no sólo por la tremenda extensión de la obra (creo que supera las 1000 páginas en castellano), sino también por la cantidad de acontecimientos y pjs que forman el tupido tapiz artúrico. Aunque no es muy complicado seleccionar los acontecimientos más importantes (o quizás lo parece después de lo hecho por Pallenberg), sí es difícil adaptarlos porque supone trastocar a muchos pjs, ya que es una obra más coral que de protagonistas (cada pj tiene su momento de gloria). Por eso, el elegir tan solo unos episodios supone eliminar pjs importantes, cambiarlos, fundir unos con otros o alterar su importancia. Por ejemplo, en la peli Gawain/Galván no es un pj tan importante como lo es en el Ciclo Artúrico literario (además de que algunos de los acontecimientos en los que participa en la peli no son propios del Gawain literario), en Malory es Galahad y no Perceval el que encuentra el Grial (el 2º lo hacía en las 1º versiones porque el 1º aún estaba por inventar) y la Morgana de "Excalibur" es también la Nimue (el affaire de Merlin) y la Morgause (la madre de Mordred) literarias resultando, en consecuencia, un pj muy completo pero diferente y hasta opuesto del canónico.
En fin, que la adaptación esta admirablemente hecha ya que sintetiza al máximo el asunto sin alterar para nada su fondo. Además, elabora un relato muy interesante con brillantes aportaciones propias que va de menos a más. También hizo muy bien en despojar la historia de medievalismo, cristianismo e historicismo (la lucha contra los invasores sajones), pues son los elementos más pasados y tangenciales, para poner en primer término el trasfondo mítico de la Materia Bretaña, que es lo atemporal de la leyenda, e introducir las interpretaciones o visiones modernas del relato, como la lucha entre la magia-paganismo-ancestralidad personificadas por Merlin y la ciencia-cristianismo-modernidad, que se presenta como el devenir histórico inevitable. De esta forma la adaptación remarca que la Materia de Bretaña personificada en Arturo, es un ideal y una utopía inspiradora aún vigente porque, al igual que en la Edad Media, deseamos vivir en un lugar donde reine la paz y la justicia social y ser gobernados por gente honrada, buena y sobresaliente.
El problema que tiene el guión es un problema irresoluble porque la síntesis inevitablemente tiene carácter episódico. Por eso la historia no se desarrolla fluidamente, sino a saltos, lo que provoca que no todos los acontecimientos reciban la atención que se merecen y todo quede un poco en el aire. Esto en parte es la razón por la que la parte central es la más floja y, a diferencia del principio y el final, no tenga entidad propia, siendo sólo un mero lazo entre aquellos 2 actos. También es el responsable de que los pjs estén muy desdibujados. Uther, Morgana, Merlin y Arturo (estos 2 últimos son los protas) son los únicos personajes propiamente dichos. Son los únicos de los que podemos deducir una personalidad y unas motivaciones. Aunque no por ello dejan de ser bocetos, ya que por ejemplo, el final de Merlin no está bien explicado (cómo exactamente se deja engañar por Morgana?) y Arturo, en el momento en que ha pacificado su reino, se convierte en un deus otiosus del que no sabemos nada hasta que vuelve a convertirse en un agente (como por otro lado pasa en todas las versiones). De todas formas, todos tienen su carga trágica (su humanidad, la que impide a Merlin ser un exitoso demiurgo y a los demás estar a la altura del ideal que encarnan) y no carecen de ninguno de sus atributos imprescindibles.


Boorman no lo hace mal. Es un tipo con el talento muy justito, pero lo compensa con una gran inteligencia. Su dirección, inspirada en Kurosawa y en la interesante Lancelot du Lac de Bresson, es totalmente funcional. Se limita a seguir el estilo clásico y así dirige la peli con solvencia y solidez, pero con pocos momentos de brillantez, autorales o imaginativos y donde muchas veces hay un plano medio cuando tocaba uno general y viceversa. Aunque hay que matizar esto, pues la peli contó con poco presupuesto y eso siempre condiciona a un director. El poco dinero se ve claramente en que casi todo esta rodado en exteriores, sobre todo en campos y bosques (de Irlanda) donde no hay que construir nada o pagar alquiler alguno, por no hablar del reciclaje del vestuario, escenarios, metraje y la utilización de la familia para papeles menores. También en que la dirección es bastante televisiva, es decir, predominan los planos medios y los encuadres son poco amplios porque no hay un despliegue de medios que llene la gran pantalla. No obstante, como digo, la inteligencia de Boorman supera las limitaciones como elocuentemente demuestra la notable batalla final (que recuerda a la magnífica batalla de "Campanadas a medianoche", notable peli, pues utiliza la misma treta). La niebla con la que esta rodada esta para disimular que se ha hecho con 20 o 30 extras y 3 o 4 planos fijos y largos, pero además, al ser una treta inteligentísima y exitosa,  tiene efectos dramáticos que mejoran lo filmado.
Quizás lo que más impide a "Excalibur" ser una gran película son sus actores. No hay interpretaciones brillantes y sus actores no son carismáticos. El más conocido en aquel momento era N. Williamson/Merlin (el genial Pequeño Juan de "Robin y Marian"), que hace la mejor interpretación. No hace nada extraordinario, pero resuelve bien un pj mítico con múltiples caras (mago, bufón, maestro, sabio, diablo) componiendo un original y fresco Merlin (potenciado por tener un vestuario que rompió con la tradición, nada de capirote y larga barba blanca) que a mi me gusta mucho. También esta bastante bien N. Terry/Arturo, siempre apropiado pero su tarea es fútil porque no posee el suficiente carisma y la presencia necesaria para hacer creíble un pj tan mítico y poderoso. Perceval/P. Geoffry, Morgana/H. Mirren (uno de mis mitos eróticos por su participación en este film) y Uther/G. Byrne estan sólidos. Los demás se limitan a no desentonar. Todo esto no estaría nada mal si no fuese porque los peores actores, N. Clay (el peor) y C. Lunghi (que curiosamente esta mejor cuando no está con Lanzarote), son los encargados de encarnar a Lanzarote y Ginebra, 2 de los 5 pjs cruciales. Por eso ellos tienen parte de la responsabilidad de que el tramo central de "Excalibur" casi se asome al abismo, ya que este esta consagrado a su amor adúltero (aunque el guión tampoco se lo ponía tan fácil como a los demás). Esta calidad interpretativa hace que merezca la pena ver la peli doblada pues, aparte de que la traducción de los subtítulos es floja (traduce encantamiento con fórmula y Arte con Ciencia!), los dobladores utilizan mucho mejor sus voces. Lo único es que el tono teatral que Boorman quiso que imprimiesen a sus actuaciones en el doblaje se pierde, pues aquí se optó por dar seriedad y gravedad al asunto.


Si hay algo que apuntala a "Excalibur" y la salva de la mediocridad de sus artífices es la b.s. y el diseño de producción. La b.s. cuenta con 4 de las piezas más maravillosas de Música Clásica que existen, el "O Fortuna" de Orff (muy apropiada para el film), la marcha funeral de Sigfrido y los preludios de "Tristán e Isolda" y de "Parsifal" de Wagner. Músicas muy conmovedoras e intensas muy bien utilizadas por Boorman. Junto a ellas, sin desentonar, están las composiciones de T. Jones, que están muy bien pues encajan perfectamente en las escenas que les toca acompañar (sobresaliente la del baile enloquecedor del principio y la que acompaña a los elementos fantásticos y mágicos). También destaca, y es uno de sus aspectos más característicos y sobresalientes de la peli, las armaduras. Elemento fundamental para que "Excalibur" resultase verosímil y sólida (sólo hay que compararlas con las de la interesante peli musical "Camelot" que adaptó las novelas de T. H. White), pues la dureza de la violencia y la magnificencia de los caballeros de la Tabla Redonda necesitaban contar con una panoplia creíble y atractiva. Unas armaduras góticas magníficamente fabricadas por T. English (la peli se sitúa en el siglo VI pero la tecnología que exhibe, imprenta y armamento, es del XV), que son unos de los pocos aspectos de la peli que estan por encima de la funcionalidad. También me gustaría mencionar los efectos especiales y los pocos decorados (ese Camelot contrachapado o la caverna del Dragón) que, aunque ahora resultan naif y cutres, refuerzan hoy mejor que nunca el aspecto irreal del relato al darle encanto y cierta verosimiltud a los elementos fantásticos. Para terminar mencionar la fotografía, que yo no la veo gran cosa pero fue nominada a los Oscar, y los maravillosos efectos de sonido. Gracias a ellos la espectacularidad e intensidad de los combates se magnifica al hacerlos más épicos y emocionantes además de contribuir a darles un realismo impresionante.
En resumen, "Excalibur" no es una gran peli (aunque el 1º montaje duraba 30 minutos más, por lo que la cosa podría cambiar), pues le pesa la mediocridad de sus artífices, su ochentismo (patente en su maravilloso cartel) y su falta de presupuesto. Pero a pesar de ello consigue ser una peli inolvidable por su tratamiento rudo y explícito del sexo y la violencia (la censura de EE.UU. le recortó 20 minutos), original por su acercamiento a un ideal de forma sucia, tosca y nada romántica (lo que contrasta mucho con la floja peli del Hollywood de los 50 "Los Caballeros de la Tabla Redonda", adaptación más fiel a la obra de Malory y totalmente contraria a "Excalibur", pues contó con un gran presupuesto y un elenco protagonista salido de lo más granado del star-system de la época), por la magnífica sublimación de lo trágico, lo épico y lo mítico del Ciclo Artúrico, por la fantástica adaptación de una historia tan basta como maravillosa y por unos últimos 45 minutos espléndidos, pues es donde se concentra los mejores planos y escenas de toda la peli. Ahí estan la impresionante caracterización de Mordred como un diabólico dios solar, el árbol de los caballeros ahorcados, la estancia de Perceval en el castillo del Grial (quizás lo mejor de la peli, maravilloso como las aguas le despojan de todo y le llevan hasta él), la batalla final y ese plano impresionante, tan kitsch como kurosawiano, donde Arturo y Mordred se matan mutuamente. De esta forma "Excalibur", a pesar de sus fallos, es uno de los mejores relatos de la Materia de Bretaña que existen y una película insuperable en su campo, pues es evidente que ha supuesto una sombra alargada y muy oscura que aún ninguna peli de ese estilo ha sido capaz de sacudirse. Así, "Excalibur" si se ve con complacencia y cierta entrega, es un espectáculo sobrecogedor y un relato emocionante que merece ser videado muchas veces.

Comentarios

Arioco ha dicho que…
Muy buen post. ¿Has leido la trilogia del señor de la guerra de Cornwell? A mi me gustó mucho pero también me gustaria una aproximación mas clasica a la historia. ¿Me recomiendas a White o a Malory?
Arioco ha dicho que…
¿O mejor Steinbeck?
Mar ha dicho que…
Hola!

Ésta es un peli que tb me impactó mucho cuando la ví por primera vez, hace la pera de años... y que tengo que visonar con el ánimo dispuesto, porque de lo contrario, pierde parte de la fuerza que guardaba en mi recuerdo.
Gracias por el post!!

Besitos
lord_pengallan ha dicho que…
Arioco la trilogía de la que hablas a mi me gustó bastante. Es de lo más reciente, de lo mejor que se ha publicado. No es muy artúrico pero es interesante, emocionante y fresca.
Lo de T. H. White te lo recomiendo vivamente. Es lo mejor de lo mejor.
A mi no me gusta mucho la versión de Malory porque no mediocriza a algunos de mis pjs favoritos. Es una novela larguísima y escrita para un público totalmente diferente a nosotros. Así que exige mucha motivación y cabezonería.
La de Steinbeck es una adaptación inconlcusa de la obra de Malory, no esta mal. Pero claro, esta inconclusa y aporta poco.
Buenas Mar :)
cabezueloestudio.com ha dicho que…
Hola muy buen post, aunque yo veo muchos aciertos en esta película. Aunque tienes razón en que fallan un poco sus actores.
He comenzado una sección en mi blog precisamente con una secuencia de esta película.

http://cerebrocosmico.wordpress.com/2011/07/02/la-secuencia-de-la-semana-excalibur/

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016

Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. …