31.3.11

Critiquitas 317: Imperativo Thanos, D. Abnett, A. Lanning y M. Sepúlveda, Panini 2011

Pues vuelvo al blog un poco obligado. Tranquilos. No es que quiera dejarlo. Es que entre que los post sobre el cine zombi preRomero me han agotado y que estoy últimamente con unas cosillas que me consumen bastante energía, no tengo ganas de postear. Que para mi cada post es un parto. Algunos múltiple. Pero como actualizo poco no quiero dejar pasar mucho tiempo porque os vais y, además, se me empiezan a acumular temas. Así que disculpad si este post acaba resultando una lectura árida.
Con este tomo termina el último ciclo cósmico del UM. No ha durado ni 5 años así que yo creo que habría que ser prudentes a la hora de hablar  del trabajo de Abnett&Lanning. No decir que ha sido bueno. En realidad ha sido un trabajo mediocre, si bien no se esperaba otra cosa de ellos. Entretenido, convencional, bien contado y con alguna cosilla notable. Lo único es que como no han contado con grandes dibujantes, apoyo editorial y pjs populares pues es Bendis y no ellos los que estan en el centro de Marvel. La historia no es mala idea pero es repititiva. Es cansado leer otra vez una historia donde todo el mundo se reúne a dar tollinas al malo de turno pero, a pesar de llevarlo crudo, se acaba triunfando a costa de cambios y bajas. Una pena porque el viaje hasta esta historia ha estado mejor que los anteriores. De hecho, los precedentes han sido lo mejor gracias al misterio y los requiebros con que A&L los escribieron. De todos modos a Imperativo Thanos no le pierde la reiteración sino la falta de emoción,  sobre todo por la previsibilidad del final y porque los pjs son meros clichés, y su simpleza, pues no daba para 7 grapas. De todos modos había material para haberlo hecho mejor. Quizás A&L no le pusieron muchas ganas al saber que Marvel dejaba de apostar por ellos.
Sepúlveda me parece que hace un trabajo flojo. Es un dibujante poco efectivo y atractivo muy influenciado por Pacheco. Lo más pobre de su trabajo es la narrativa, aunque puede ser que los guiones de A&L no le diesen muchas opciones. Apenas va más allá de las 4 viñetas por página y la composición es muy convencional así que no imprime ni emoción ni dinamismo a la historia. Además, privilegia la parte sobre el todo, tiene tendencia a las posturitas y hace demasiadas citas cinematográficas, de modo que el resultado de su trabajo más que una sucesión de viñetas es una serie de ilustraciones con poco sentimiento y singularidad. Todo esta quieto y suena de algo. De todos modos hay que destacar su atención a la gestualidad y que no se vio superado por el encargo. También, cuando el guión es simple y es una sucesión de clichés poco se puede hacer y menos cuando el estilo de dibujo es realista. Nada puede hacer por una historia nada original un dibujo poco original. Esto se puede ver muy bien comparando las páginas del prólogo de B. Walker. Aunque este dibujante también utiliza un estilo realista es mucho más dinámico y enérgico. Sin ser mejor que Sepúlveda es más vistoso y más singular de modo que al final es el que se lleva el gato al agua.
Pues un final que da pena porque es un tanto injusto. El trabajo de A&L no es tan malo como para que les quiten los juguetes y los guarden. Pero bueno, cada vez el mainstream vende menos y encima hay que resetearlo anualmente para que resulte interesante al gran público. Entristece el quedarnos otra vez sin el rinconcito cósmico del UM no tanto por el divertimento que nos proporcionaba A&L, ya que no era nada del otro mundo, sino porque el cosmos marvelita es muy interesante al contar con pjs interesantes, ideas kirbyanas y starlinianas y estar más abierto a la CF que las historias terrestres. Gracias a esta base, bien utilizada y bien conocida por A&L, algo cada vez menos habitual, los guionistas han podido hacer unas historias entretenidas e interesantes a pesar de ser sencillas y convencionales.  Lo mejor de ellas para mi ha sido que han revuelto el status quo. A&L fueron ambiciosos. Aprovecharon que no les controlaban mucho para hacer cambios así, aunque no han dejado nada para el recuerdo y han repetido esquemas, han dejado las cosas distintas a como estaban. Su paso se ha notado y eso siempre es de agradecer en un medio tan industrial.

3 comentarios:

Jose dijo...

Me llama la atención que en la mayoría de tus análisis casi todo es mediocre. ¿Qué entiendes que debe tener un comic para no serlo?
Es que me llama mucho la atención...

Saludos

Jose

lord_pengallan dijo...

No creo que sea raro. Lo normal es que la mayoría de lo que sea sea mediocre. Para no ser mediocre se ha de estar por encima o por debajo de la normalidad. Así de simple. Además, como la mayoría de los cómics de los que hablo son industriales es muy difícil no hablar de mediocridad. Un cómic tiene que ofrecer más de lo que se suele ofrecer para no ser mediocre.

D.L. dijo...

estoy de acuerdo en el hecho de que este proyecto de los guionistas no fue publicitado para nada por marvel. hay que pensar que esta miniserie compitio por el puesto de "gran evento cósmico de marvel" con la guerra del caos de hercules, la cual fue masacrada por la crítica y encima en esa miniserie se atrevieron a sacar al capitán marvel!! lo que era una parte central para aumentar la espectativa y el impacto de la imperativa de thanos. eso se llama impericia o competición inter editorial. y a eso hay que sumarle que robert kirkman al asumir en los 4F manifesto que estaba en desacuerdo que personajes realacionados con la serie esten siendo utilizados aqui y allá y pum! utiliza a estela plateada y a galactus el mismo mes que estan enfrascados en batalla en la otra miniserie (y tb el hecho de que se apresuro en sacar de vuelta a anhilus) y a eso se suma el hecho de que brubaker utiliza a nova en un momento que no podría haberlo utilizado bajo ningún punto de vista. y así podemos seguir.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog