16.3.11

Videados 98: El último hombre... Vivo y Soy leyenda

Dominado por el típico afán completista propio de todo coleccionista videé las 2 pelis estrenadas en España basadas en "Soy leyenda" para aprovechar mi reciente relectura de la novela, así como mi reciente revideado de la primera adaptación al cine de la misma. Tras esta nota autobiográfica, mis critiquitas de las mismas.

El último hombre... Vivo, B. Sagal 1971.
Yo prefiero llamarla como el original, omega man, porque me parece uno de los 10 títulos mejores de la Historia. Es la mejor peli inspirada en "Soy leyenda", si bien por poco. La había videado un par de veces pero hace tanto que la tenía muy olvidada. Empieza con una larga escena muda muy bien planificada que muestra al gran C. Heston recorriendo en coche una gran ciudad, L. A., que parece estar desierta salvo por él y una figura encapuchada misteriosa y escurridiza, la cual parece ser su objetivo. Es una escena cuyo contraste tanto con la novela como con la anterior adaptación revela cuales son las líneas maestras de las modificaciones que el guión de J. William y J. H. Corrington han hecho a "Soy leyenda". C. Heston conduce un deportivo, luego este Neville no es la figura familiar tanto de la novela como de anterior adaptación, posteriormente la peli nos confirma que es un soltero empedernido, y la subescena rápida del tiroteo que divide el comienzo en 2 (antes y después de los títulos de crédito) revela que en esta versión las armas de fuego sustituyen a las estacas. No hay vampiros pues. Por tanto, Omega man (el plano donde sale el nombre del actor y donde sale el título es el mismo, un primer plano de C. Heston, por lo que nos dice tanto la identidad del pj como que es el protagonista) es un hombre de acción así que la peli va a tener mucha más acción que la novela y la adaptación anterior. Esto le debió gustar mucho a C. Heston ya que así pudo exhibirse con un montón de armas distintas y demostrar que es uno de los mejores tiradores del Cine. Cuando dispara su mirada mata. Las balas sólo profanan cadáveres. También, el que la secuencia transcurra en pleno centro urbano lo diferencia tanto de la novela como de la peli de V. Price pues estas transcurren en los suburbios de L. A. Finalmente, tanto la tosca cassette musical que Neville pone en su coche como la música inicial no tienen ningún tono trágico o triste pero sí algo idílico de modo que ya se nos esta anunciando que la peli no va discurrir por las mismas emociones que "Soy leyenda" y "The last man on Earth".
A este buen comienzo le suceden un par de escenas que nos informan que en marzo de 1975 (en las fechas es la única adaptación cinematográfica fiel a la novela) debió de haber algún tipo de apocalipsis pues nos confirman que Omega man esta sólo y que el dinero ya no vale nada, la prueba más elocuente del fin del mundo capitalista. También vemos como el prota habla solo y que la ausencia de sexo heterosexual le pesa. Lo primero es una forma más adecuada para que una peli exprese soledad que la voz en off de la primera adaptación y lo segundo es algo que esta en la novela pero que la primera adaptación disimula. Después de estas escenas pasamos a una hoy sorprendente escena: C. Heston videando con gusto el documental "Woodstock" (el festival es de 1969 y la peli de 1970)! Al menos lo hace con una arma en la mano y un gesto que anuncia al pj que interpretó en sus últimos días. En medio del videado Omega man se solapa a un hippie: -Sólo hay que ver, hay que comprender lo que es realmente importante. La verdad es que si no podemos vivir todos juntos y ser felices. Si hay que tener miedo de salir a la calle. Si hay que tener miedo de sonreír a alguien, verdad? Qué, Qué manera es esa de seguir viviendo la vida?, lo cual nos deja claro que este film, al igual que su precedente, es una parábola. Por eso no es una obra de CF como la novela, pues si esta planteaba la acción 25 años en el futuro y no hacia referencia explícita al mundo bipolar, esta peli, como la anterior, la sitúa en su presente. De modo que ambas son advertencias y, por eso, fabulísticas. En este caso, una parábola que  al pensar que el pacifismo fue inútil, no frenó el apocalipsis,  refleja el desánimo de principios de los 70. A esta escena le sigue uno de los momentazos de la peli: Omega man cree oír un tlfn. Depresión y locura. Este bajón la peli lo compensa   poniendo la primera escena de acción acompañada de una bso enérgica. La cual nos comunica que los malos, aunque no son vampiros, sólo salen por la noche.
De aquí pasamos a un interior. A la fortaleza de Omega man. Una serie de escenas donde se inserta el, para mi, mejor momento de la peli: C. Heston aprieta el botón del ascensor y este gesto remite inmediatamente a la pulsación del botón nuclear. Como estamos en una peli de Hollywood hay que explicar las cosas. El misterio ha aguantado casi 12'. El problema fue una guerra sinosoviética que empleó, sorprendentemente, armamento bactereológico con lo que la mierda al final llegó a todos. La casa de Omega man es como un museo. En su intimidad C. Heston hace lo que es seguramente su último topless (en esta peli ya empieza a verse que incluso el tiempo puede con un ser legendario) y luego habla en voz alta consigo mismo y con un alter ego, un busto de César que lleva una gorra de plato militar, posteriormente sabremos que es de Omega man. Durante esta conversación oye ruidos de la calle y dice: -Vuelven a las andadas. Qué será esta noche? El Museo de Ciencias? Alguna biblioteca? Esto inmediatamente nos hace rememorar el carácter de museo de la guarida de Omega man. He aquí pistas de cual es el motivo del enfrentamiento. Parece que esta vez la dialéctica de la peli no es un tema de vampiros buscando presas. Inmediatamente después vemos a los malos llenos de vitalidad, no como los de The last man pero sí como los de "Soy leyenda" aunque estos no van ataviados como monjes medievales ni juegan con fuego. La escena sigue y vemos el careto de los jefes, pálido, lacerado y con gafas de sol en plena noche! Si son fotofóbicos cómo es que juegan con fuego? Se llaman entre sí hermanos, a Omega man Neville y a sí mismos La Familia, como C. Mason llamaba a sus acólitos. Precisamente lo de las sectas dementes es un fenómeno que empieza en los 70. Su discurso es anticientífico y antitecnológico. Por eso destrozan museos y bibliotecas y en la escena estan quemando libros y cuadros, lo que recuerda a las hogueras de vanidades de Savonarola. Por tanto, ya que tienen una ideología y modos monacales, no son vampiros sino una secta (-sociedad sagrada) de traumatizados supervivientes que por su salud han creado un relato que sintetiza el oscurantismo cristiano con la hermandad hippie. Lo que contrasta un poco con la visión positiva de aquel movimiento vista antes salvo que lo tomemos como una condena al hippismo fanático que negaba la modernidad y la sociedad. En esta escena vemos que el jefe de La Familia (el demente y tiránico típico jefe de secta) es el presentador que anuncia el fin del mundo en los flashbacks de la peli, Matthias (el nombre es el del apóstol que sustituyó a Judas) el equivalente al Ben Cortman de la novela y de la 1º adaptación. Lo cual refuerza el carácter de parábola que tiene The Omega man y confirma la austeridad de la producción. En esta escena se inserta un flashback que identifica a Neville como un científico, algo de la peli de V. Price, y un coronel, algo original de esta peli, y nos explica porque él no se ha visto afectado por la epidemia que ha matado a casi toda la humanidad y ha convertido a los escasos supervivientes en mutantes. Un flashback estúpido al no tener el detalle de incluir a gente sin mascarillas antigás, que no tenían porque servir pero hubieran demostrado un enfrentamiento serio contra la epidemia, y mostrar como el helicóptero donde viaja Neville se estrella desde gran altura. Una escena increíble que podría haberse salvado si hubiese servido para certificar la condición sobrehumana de Omega man, pero como termina con este inyectándose la cura experimental como medida desesperada deja la escena en una fantasmada. Pero bueno, es una parábola. Tras esto volvemos al presente para ver a C. Heston despejando a tiros a La Familia, la cual, ahora lo sabemos, quiere matarlo porque es el último representante (-el último de los científicos, de los banqueros, de los negociantes, de los que usan la Máquina) del sistema  (-la maldad) que ha llevado al apocalipsis. Necesitan asesinarlo para poner punto y final a la catarsis y así iniciar una nueva vida. Por tanto, la lucha entre Neville y los mutantes es, utilizando los términos de la peli, una lucha entre bárbaros y civilizados. Los primeros piensan que el posapocalipsis no se debe revertir buscando curas o reconstruyendo la civilización y que hay que rematar la faena destruyendo los vestigios de la era preapocalíptica. El fracaso es la oportunidad para empezar de nuevo. La mutación hay que aceptarla y sufrirla en silencio porque es la forma de prevenir contra la reproducción de los mismos errores. Así pues, "Soy leyenda" vuela por los aires. El tema de la normalidad, el cambio y la inversión es sustituido por el de la diferencia, el renacimiento y el enfrentamiento. La novela no ha llegado ni a los 20'. Al menos el tema de los mutantes es tan científico como los vampiros de Matheson.
Tras esto comienza el 2º acto. Como en la novela y la 1º adaptación, el Neville de esta peli tiene como rutina diaria el recorrer la ciudad eliminando a los mutantes. En esta ocasión termina en una tienda de ropa, en una escena que remite a "Zombi", donde unos maniquíes femeninos le recuerdan a Neville que es un hombre. Aquí aparece el pj femenino. La peli sólo ha aguantado la soledad de Neville 32', la peli de V. Price aguantó 61' (si bien el tramo central es un largo flashback). Pero, al contrario que la novela y su 1º adaptación, esta consigue escapar y Neville es capturado por los mutantes. Tras una escena judicial un poco tontorrona donde La Familia transmite los más convencionales y burdos clichés del pensamiento oscurantista (en este caso bastante razonables), se pasa a la ejecución de Neville. Una escena que evoca a los autos de fe pues C. Heston lleva el capirote de los condenados, lo que confirma la inspiración medievalista de los guionistas. Le salvan de la ejecución unos misteriosos humanos cegando a los mutantes con luz artificial. Si son fotofóbicos porque juegan con fuego? Una escena donde es inevitable plantearse por qué, si le salvan, le apuntan constantemente con un arma. A quién se intenta engañar. Al espectador? Con la liberación, unas escenas en las que por desgracia canta el doble de C. Heston, termina el 2º acto. La parte más floja de The omega man.
El 3º acto es muy difícil de creer ya que lo que en él acontece no tiene mucho sentido. El encuentro con la mujer, negra porque estamos en la época de la blaxplotation, y los supervivientes, que hacen aquí el papel de los neohumanos dada su juventud (no se ven niños entre los mutantes), hace que Neville se centre en construir en vez de en destruir. Ahora va a volcarse en la investigación científica, pues hay esperanza. En este clima de alborozo surge el idilio y con él las sombras. Cuando no se tiene nada no se puede perder nada, más  cuando se tiene algo... Ay! El desencadenante de la tragedia final es el pacifismo, algo curioso en una peli que pretende alertar sobre el belicismo. El intento de reconciliación no prospera porque los bandos son fanáticos. Esto hace que Neville recupere su rol militar. Por eso es ahora cuando saca del armario su uniforme. Ni en los flashback iba con él. Ahora que hay 2 bandos sólo puede quedar uno. A pesar del apocalipsis sigue sin haber espacio para ideas diferentes. Así llegamos al enfrentamiento final que tiene aire de Western pues es el bueno contra todos los malos. La cosa pinta mal. La peli empieza a remontar. A pesar de su poderío armamentístico Neville es traicionado por el destino (es ahora cuando se revela que es un pj trágico) y su casa, el último vestigio de una civilización perdida cual museo que es, destruida delante de sus ojos. Pero hay una oportunidad. Como siempre, al villano le pierden las ejecuciones públicas. Neville la aprovecha  pero al querer abarcar demasiado, la esperanza es así, las semillas de las tragedia plantadas al principio de este acto germinan, el amor le hizo bajar la guardia, por lo que es lanceado mortalmente al igual que el Morgan interpretado por V. Price. Con su muerte purifica a la humanidad de sus pecados y con su sangre le da una vía de salvación. Aunque los mutantes siguen vivos, los supervivientes parten a buscar un nuevo jardín en el que empezar, por eso la música final es alegre aunque ha muerto el prota. El penúltimo plano, la gorra de coronel de Neville, nos comunica que el ejército estadounidense nos ha salvado y el último plano, C. Heston muerto, recupera la cristología de la 1º adaptación subrayándola con su composición mezcla de piedad o de descendimiento y de El Cristo de San Juan de la Cruz de Dalí. Previamente una niña había preguntado a Neville si era dios, algo que desconcierta tanto a C. Heston como a nosotros. En fin, este, como Moisés, lleva a su pueblo a la Tierra Prometida pero no puede entrar en ella.  "Soy leyenda" ha sido porculizada otra vez. La tragedia y la crítica, como los vampiros la luz, no puede ser soportada por los estadounidenses.
Por tanto, "The omega man" es una peli modesta y mediocre que al buscar ser una parábola para su propio tiempo renunció a adaptar "Soy leyenda".  Esa dirigida con competencia y setenterismo (ese zoom loco y desbocado) e interpretada sólidamente por la pareja protagonista. C. Heston esta excesivo como siempre, pero él era especial y este pj, como muchos que interpretó, es un superhumano, por tanto, su intensidad esta plenamente justificada. La chica, R. Cash, también esta muy bien. Se enfrenta airosamente a su colosal parteneire y hasta se permite bromear sobre su hombría (muchos murieron por menos que eso). El resto del reparto esta bastante flojo pero poco podían hacer con los clichés que les tocaron en suerte. Al menos consiguieron hacer las tomas sin reírse de sus líneas. Por último, tiene ese aire entrañable de las pelis de serie B que reside en el cutrerío que traspasa la pantalla y en un guión incongruente (que es algo propio del cine comercial). Por tanto, hoy es una peli que ha de ser videada como si fuese un cuento que fue escrito para una audiencia que ya no existe.


"Soy leyenda", F. Lawrence 2007.
Es una auténtica castaña. A pocas pelis les basta 15' para despejar toda duda sobre que es una gran mierda. Pese al título en realidad es una versión de The omega man, aunque alguien debió exigir que el guión incluyese algo de la novela.  Así tenemos un perro, algo que no esta en la peli anterior pero sí en la 1º adaptación, pero de todas formas la novela no ha aguantado ni 1''. También tiene cosas de la peli de V. Price como lo de la radio. En esta peli el prota también es un militar científico y también experimenta con los "vampiros" (en su sótano cual mad doctor), pero tiene familia por eso conduce, por un NY saturado de publicidad (para cuando una ley contra eso? Las majors contra las descargas pero a favor de la publicidad intrusiva), ese coche familiar que debería quitarse de las manos de las mujeres. Como "Soy leyenda" es del siglo XXI no habla de guerra pero se ambienta en el presente (2009 el apocalipsis y 2012 los hechos de la peli). Lo curioso es que recupera el discurso oscurantista cristiano pero para validarlo. Aquí el apocalipsis parte de un intento fracasado de curar el cáncer. La ciencia no debería privar a la gente de su derecho a enfermar y a morir porque es una decisión divina dice la peli. Si hubiera sido pacifista o antiterrorista habría sido un arma bactereológica. Aquí, se carga contra la ciencia. Un discurso endeble porque esta devuelve lo que ha quitado. Así, es posible que el guión se reescribriese para acomodarse a las creencias delirantes de algún tipo con pasta. El Neville de esta peli no esta ni 1' solo pues ya aparece desde el principio con el perro y cuando este muere es rápidamente sustituido por la chica. Sí se conserva de la novela el que esta salido pero se hace con tan poca pericia que le hace parecer que esta loco. Una de las cosas que distingue a Neville es su entereza. Por otra parte, su familia muere en un accidente y no por la plaga y no es modesta sino ricachona (pedazo de piso que tienen en Manhattan) y privilegiada (ella puede escapar pero no los millones de neoyorquinos, menudo héroe de mierda).  Los malos, que tardan media hora en salir (en la de V. Price tardan 18' y en la de C. Heston 9'), son una especie de zombis rápidos virtuales y brutales por lo que son infieles al original sin aportar algo a cambio. No atrapan a Neville pero hubieran acabado con él si no hubiese sido salvado por los focos encendidos por la chica. La cual aparece a los 63' con una de las frases más estúpidas que se han escrito: -pero he encontrado bacon, seguramente uno de los mejores inventos de la Historia (cómo es que no ha salido un musulmán a quejarse?). El guión pasa de malo a lamentable. La chica, como en la peli anterior, lleva de serie un niño sólo que este no aporta nada. Si Spielberg lo borrase nadie se percataría. El chaval ve una de Shrek, el equivalente del "Woodstock" de la peli anterior pues Neville recita de memoria sus diálogos. Para qué? Pues para parecer más loco porque esa escena a diferencia de la de omega man no aporta nada. Aquí Neville y la chica mantienen una relación casta, como todo mesías serio con sus acólitas, a diferencia de la novela y las 2 adaptaciones anteriores donde hay tensión sexual aunque sólo C. Heston es capaz de consumar. Tras el discursito bobalicón sobre Bob Marley pasamos al de la Providencia. Ridículo y demencial al estar metido con calzador, la peli no ha transcurrido hasta ahora por derroteros cristianos, y con el estúpido argumento de que el dios de los cristianos destruye a casi toda la humanidad pero luego pierde el culo en salvar a los 4 que han quedado. Un discurso supongo motivado por la doctrina calvinista de los elegidos: dios sólo piensa salvar a unos pocos a los que ha elegido antes de nacer. Un credo cuestionable que lleva a la soberbia. Afortunadamente llega el final. Neville muere para proteger la buena nueva aunque esta vez no lanceado sino volatilizado en un acto de suicidio altruista que demuestra la falta de cerebro de los artífices de esta peli. Un mesías no evita la muerte pero no se suicida. Así, "Soy leyenda" es tanto la versión menos fiel de "Soy leyenda", ni siquiera hay un Ben Cortman o unos neohumanos, como  la peor peli inspirada en ella al tener un guión estúpido, una dirección sin personalidad, unas actuaciones lamentables, excepto la de A. Braga, y unos efectos especiales muy flojos.

7 comentarios:

PAblo dijo...

Bueno, es cierto que ninguna de las dos pelis son adaptaciones como tales y sí versiones a partir de la novela de Matheson.

De la primera tengo muy buen recuerdo y creo que el tiempo la ha acabado convirtiendo en un clásico aunque sea una peli que vaya de más a menos, mientras que la de Bruce Willis es infumable en todos los aspectos. Desde luego, la de Willis es muy inferior a la de Heston.

Impacientes Saludos.

lord_pengallan dijo...

No me gusta corregir a la gente que tiene la paciencia de leerse un post largo y denso y la amabilidad de comentar, menos si son seguidores fieles. Pero es WILL SMITH. Freud disfrutaría muhco con esa confusión :D

PAblo dijo...

Pengallan,

Lo tenía claro en mi mente pero, inconscientemente ,se me ha ido la olla con la asociación. Son cosas que nos suele pasar a la gente mayor un poco senil aunque también puede ser, siguiendo con la explicación freudiana que apuntas, que esté tan traumatizado con WILL SMITH (no puedo con el 99% de sus pelis, lo reconozco) que haya borrado su nombre de mi memoria. Soy un claro caso clínico ;-D

Impacientes Saludos.

Yota dijo...

En la de 2007 fue morirse el perro e irse a la mierda toda la trama.....

Ismael Fancito. dijo...

Gran reseña. Sobre todo lo del 'museo' y el ascensor; aunque también recuerdo que jugaba al ajedrez contra un perchero o un busto con uniforme y gorra de general. No sé si me lo invento.
Hay un libro titulado Luces iconoclastas que resulta cojonudo que describe el 'martirio' de las imágenes religiosas. Cuando lo leí me vino a la cabeza esta peli, por lo de la secta esta loca, pero también mucho de lo que escribía André Malraux acerca de la guerra y la vida humana. El estado de desesperanza del protagonista ante su 'museo'.
Por cierto, que hay un tebeito que homenajea a esta peli y que se puede descargar desde el blog de su dibujante, en mi blog portuñol tengo unas imágenes robadas:

Miguel B. Núñez

Ismael Fancito. dijo...

¡Jejeje! El recuerdo de la negraza acaba de despertar el de una historia cojonuda del Capitán América (en lamentable blanco y negro Verticiano) de Bill Mantlo. Shield blaxplotation y robotos asesinos. A ver cuando consigo ponerme a escribir alguna cosilla.

lord_pengallan dijo...

No te lo inventas, es el "busto de César que lleva una gorra de plato militar" del que hablo.

Las referencias literarias las desconozco pero parecen interesantes.

El cómic de Mantlo tiene buena pinta.

En fin, siempre es agradable leerte Isma. Gracias por los piropos.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog