Ir al contenido principal

Critiquita 463: Weird Detective, F. Van Lente y G. Vilanova, Editorial Hidra 2017


A mi la obra de Lovecraft me fascina, pero más por todo el potencial que tiene que porque sus relatos cortos me encanten. Por eso estoy atento a lo que sale en cómic sobre los mitos de Cthulhu. Lo normal es que sea decepcionante porque lo usual es la adaptación ramplona del relato de turno, para eso ya tengo el original (traducido), y si no la aplicación del esquema de un relato lovecraftiano sin añadir nada de la profundidad que el Loco de Providence dio a su obra. Por ello hay que celebrar este cómic aunque no sea gran cosa porque trabaja sobre lo hecho por Lovecraft sin caer en el fanfic o en la descarnada explotación disfrazada de homenaje. Es original, y eso viendo el percal es oro.

El título, Las estrellas están equivocadas, se ha caído en la edición española.

Está claro quel guionista (y rolero y escritor de algún modulo para algún juego de los mitos de Cthulhu) Van Lente ha disfrutado de lo que ha hecho Moore con la inmortal creación de Lovecraft pues se ve en esta miniserie de 5 grapas (la 1ª doble) una gran inspiración del Neonomicón. Asísabedor de que a diferencia del inglés y del escritor él no es un genio, inspirándose en La sombra sobre Innsmouth, En la noche de los tiempos y en el archicélebre En las montañas de la locura, plantea una historia sencilla y de manual policíaca con comedia (que es diferente a la parodia), cosa nunca vista en un cómic sobre la obra de Lovecraft, y usando ideas sugeridas por el Loco de Providence que si bien no son geniales (a mi jugando al juego de rol de culto de Los mitos de Cthulhu se me han ocurrido) por la razón que sea no han sido usadas jamás por un guionista de cómics (hasta donde yo sé). Así, con gran tino Van Lente, sin descafeinar los mitos de Cthulhu y sin adulterarlos, se inventa una historia de compañeros polis (una dellas una madre árabe lesbiana y el otro...) contra psycho un poco más compleja de lo habitual ambientada en el presente, que no es tópica porque los asesinatos tienen que ver con las célebres criaturas lovecraftianas. 

La dibuja Vilanova con un estilo realista rudo y la narra mediocramente así que el resultado es meramente funcional. Las expresiones son muy acertadas, algo raro en el cómic yanki, y algunas viñetas son memorables, pero va de más a menos, no ofrece gran cosa dibujando criaturas, es incapaz de hacer algo con lo onírico y no crea atmósfera. O sea, el dibujo vale para una historia tópica de polis pero no para una de Terror, tópica o no. 

Así pues este cómic (con un precio muy ajustado para una pequeña editorial a cambio de una encuadernación cutre para tanta página) va de más a menos, es simple y es rutinario PERO es gracioso, es ingenioso, es diferente, construye a partir de lo hecho por Lovecraft en vez de copiarle la forma pasando del fondo y es prometedor porque esta historia es una sonda. Si la cosa triunfa habrá más pues aunque la pareja de polis resuelve los asesinatos quedan cosas interesantes en el aire además de muchas otras posibilidades atractivas. Y es que Van Lente demuestra a todos los mediocres que explotan a Lovecraft sin piedad que los mitos de Cthulhu son más que unos clichés y unas fórmulas. Tienen muchas ideas que explorar y caben en todos los géneros, así que sin salirse de la mediocridad se puede ir más allá de los relatos cortos del Loco de Providence sin desnaturalizarlos. Por tanto, no hay razón alguna para seguir limitándose a adaptarlos por enésima vez (dalgunos he leído hasta 6 adaptaciones; la única adaptación aceptable es la de Breccia), cosa por otra parte absurda pues son muy poco visuales y dinámicos, a copiarlos sin alma o a disfrazarlos de ropajes modernos sin cambiar nada más y sin aportar algo. La cosa no es inventarse un monstruo nuevo o añadir más información porque es innecesario, sino hurgar en el Terror implícito en la obra de Lovecraft ya que para su época era intuición genial pero para la nuestra es evidente y por ello ofrece posibilidades nuevas.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…